martes, 14 de agosto de 2007

Contracrítica a El Cultural segunda quincena de Julio 2007

Bueno, ya nos tocaba hacer algo, y ha sido difícil reunir a todo el colectivo, pero lo hemos conseguido.

En general, como todos los veranos, está siendo un aburrido estío en los culturales. A todo esto, ¿alguien ha visto leer El Cultural o Babelia en alguna playa española?. Si es así, por favor mandar una foto y la publicaremos.

Comenzamos con el número aparecido el 19 de julio de 2007.

Lo más interesante del número es la referencia a los escritores de la mal llamada generación Nocilla. Nuestro blog de momento sólo hace contracrítica de poesía, pero el artículo resulta interesante para los que seguimos la novela española:

http://www.elcultural.es/Historico_articulo.asp?c=21006

A continuación Francisco Diaz de Castro nos presenta el premio Hiperión que ganaron ex-aequo Álvaro Tato y Luis Bagué Quilez. La contracrítica sobre estos dos libros ya la hicimos en mayo cuando Manuel Rico realizó la crítica para Babelia.

http://criticadepoesia.blogspot.com/2007/05/contracrtica-de-babelia-poesia-tercera_28.html

No conocemos ninguna razón por la que Francisco no sea objetivo respecto a Hiperión.

Objetividad del crítico en este caso: 8/10

Sobre la crítica, realiza una minuciosa descripción del aburridísimo libro de Álvaro Tato "Cara máscara" para terminar con un párrafo de crítica donde al menos Francisco se moja y escribe, entre otras cosas, "libro desigual", "el ingenio de tantas ocurrencia ahoga"...Cuesta a los críticos decir que un libro de poesía es malo, pero Francisco, a pesar de un cierto titubeo, de una manera muy delicada se atreve a decirlo.

La crítica a Luis Bagué Quilez es más breve pero más directa y se basa en la incapacidad de comunicar emociones que tiene este profesor universitario. No podemos estar más de acuerdo.

La segunda crítica la realiza Antonio Colinas sobre un libro que no es un poemario sino un ensayo sobre la obra de Pablo Neruda: "Pablo Neruda, un corazón que se desató en el tiempo". Para todos los que amamos al poeta chileno, es un libro muy recomendable, con excelentes ensayos sobre aspectos muy diversos de la vasta obra del genial Neruda. No hacemos contracrítica por no tratarse de un poemario.

Seguimos con el número aparecido el 26 de julio de 2007.

Comenzamos por un breve comentario a los poemas inéditos que el Cultural publica de los siguiente autores: José Antonio Muñoz Rojas, que adelanta un poema de Sombras (que publica Pre-textos en noviembre); José Manuel Caballero Bonald, Joan Margarit; Clara Janés (del futuro Peregrinaje); Luis García Montero (de Vista cansada, que verá la luz en 2008), Carlos Marzal y Joaquín Pérez Azaustre. Destaca el escaso atrevimiento de este canon veraniego, todavía lastrado por el peso de la llamada por algunos "poesía de la experiencia". Y destaca también la presencia de un autor joven, Azaustre. Era o es columnista de La Razón, ¿no?.

Realmente esta selección de inéditos es muy floja. Clara Janés lo suele ser siempre y tan sólo se reafirma ("El amor se ha llevado la cosecha / como un pájaro"). Luis García Montero, que nos presenta un anticipo de Vista Cansada, su nuevo libro para 2008, efectivamente cansa la vista. Si este es uno de los mejores poemas de su nuevo libro, qué horror: "me dices con los ojos cansados de mirarme", "te dolía la casa", "rodabas por el humo de la noche / igual que el sueño roto de la mesa". Malísimo. Bastante mejor en su prosa poética está Muñoz Rojas. Igualmente en forma Caballero Bonald. Marzal se vuelve a confirmar como el poeta más interesante del grupo de los de siempre. Azaustre no nos dice nada, qué novedad. Y Margarit, tan de moda en cierto círculos, nos sigue aburriendo.

Qué selección más atrevida. Qué vanguardia. Si esto lo leyera una persona extranjera que no conoce en profundidad la poesía española pensaría que nos hemos quedado anclados en algún punto no especialmente brillante del siglo XX.

La siguiente crítica es un artículo de Antonio Colinas sobre una biografía, en esta ocasión, de Rainer María Rilke, La Belleza y el Espanto, buen título, escrita por Antonio Pau. Para todos los interesados en la obra de este genial poeta, la biografía es imprescindible, está escrita con gran minuciosidad, y sobre todo acompañada de textos bilingues de Rilke que nos van desvelando poco a poco su trayectoria vital y lírica. Aunque no es un poemario, y por tanto no hacemos contracrítica, es un libro muy recomendable, incluso como introducción al poeta.

Por último, Ainhoa Saenz de Zaitegui, realiza la crítica de otro libro ya contracriticado en este blog, "Conversaciones entre alquimistas", de Jorge Riechmann. La crítica es desalentadora y revela el nivel de algunos de nuestros críticos en España. Cada afirmación va acompañada de un ejemplo en el que la propia crítico parece quitarse la razón a si misma, y alguna de sus afirmaciones, "dogmático porque puede", "epítome del pensamiento único" (¿es una ironía?), "...poesía absolutamente moderna. Rimbaud estaría orgulloso" nos parecen inquietantes. Cada semana a peor y a peor.

7 comentarios:

Ana dijo...

Lo más interesante de este verano en el cultural ha sido, para mi, ese canon veraniego, de casera y cola, que nos ofrecieron en Julio. Sólo faltaba Felipe Benitez Reyes para terminar con nosotros.

Curioso que la única poetisa de canon tan tristón sea Clara Janés. Olé. Y el único joven un columnista de la Razón. Con lo fácil que hubiera sido poner una chica mona, señor Ansón, con acento en la o.

Y resulta especialmente estremecedor el poema de Montero. Está peor que nunca, que ya es decir.

Entre eso y las críticas de Ainhoa vamos a tener que buscar un nuevo uso para el papel de este suplemento. Lástima que no sirva para liar.

Bienvenidos por cierto.

Anónimo dijo...

Uffffff.... Por los que escriben mal para casar la vista.

Enhorabuena por el blog, despeja la mente tropezar con observaciones coherentes. Menudo jolgolrio la poesía mediática española.

Saludos

Anónimo dijo...

Bueno, Marzal destaca entre sus compañeros de grupo porque lo tiene bastante fácil si lo comparas con García Montero o Benitez Reyes. Pero todo este grupo de la experiencia y la corbata y el dinero de loewe en el bolsillo serán muy mediáticos y la crítica gregaria les lamerá la oreja con dedicación pero como poetas son muy flojos. ¿Cómo se puede centrar la poética en el "yo" con la vida tan aburrida que tienen estos señores?. Que pena que Montero no se haga también novelista como el resto del trío. Al menos escribiría menos.

Esto es España dijo...

Señoras y caballeros, agradecería que me dijeran el error de cultura elemental contenido en el siguiente fragmento:

"Se niega la metafísica:
“Cualquier lugar puede ser el paraíso, también éste”
(“Todas las promesas de paraíso son falsas”)."

Vale que Sainz de Zaitegui califique a González Iglesias como Poesía con mayúsculas, la mejor de su tiempo (no me parece mal poeta, pero no hay que pasarse). Vale que diga que Chantal Maillard es frívola (su poesía es áspera, pero de una gran hondura intelectual). Pasen todas estas cosas. Pero con esto ya demuestra de manera definitiva lo ignorante que es.

SOLUCIóN: la disciplina que se encarga de la vida ultraterrena se llama Escatología, no Metafísica. El estudio de un supuesto paraíso se daría en aquella, no en esta.

El ¿Cultural?

Silvia dijo...

Se os ha pasado un comentario en la sección de breves de poesía, que realiza, cómo no, Ainhoa Saenz Zaitegui. Dice nada más y nada menos:

"Estamos fuera de nuestra jurisdicción: para reseñar Última sangre (1968-2007) de Félix de Azúa (Barcelona: Bruguera, 2007) no se requiere un crítico literario, sino un forense. En este osario yacen las obras completas del barcelonés, unas publicadas, otras inéditas, todas muertas. En el año 2007, experimentos como el poema Assimil no son transgresión, sino autoparodia. Y es que la de Azúa siempre ha sido poesía-yogur, con fecha de caducidad inminente. Versos difuntos que ninguna reedición es capaz de resucitar."

No me gusta especialmente Felix de Azua pero creo que en primer lugar hay una clarísima falta de respeto (seguro que no es tan atrevida con un columnista o crítico de El Mundo) y en segundo lugar, no hay ninguna razón, ni débil ni sólida, detrás de la crítica. Ignoro si la poesía del señor Azua tiene fecha de caducidad pero la crítica de esta mujer es tan vacía como el yogurt que mi gato limpia todas las mañanas.

Anónimo dijo...

Saludos y bienvenidos

Sáenz de Zaitegui cansa y molesta por lo que ya han señalado otros aquí: hace afirmaciones demoledoras que no sostiene con argumentaciones. Y además todo es blanco o negro. Es inadmisible esa falta de matiz en un crítico.

Anónimo dijo...

Se os ha olvidado la reseña de Carlos Pardo por Túa Blesa y el libro merece la pena. Aunque la crítica es floja.