martes, 30 de marzo de 2010

Lecturas recomendadas para las vacaciones


Hola a todas y todos:

Vienen las vacaciones y es posible que algún loco quiera comprar un libro de poesía y leer. El número de novedades se ha ralentizado un poco debido a la crisis. Aqui dejamos cinco recomendaciones que han caído en nuestras manos:

- Joan Vinyoli. "Y que el silencio queme por los muertos" (Antología poética). Traducción de Carlos Marzal y Enric Soria. Edita Pre-Textos: Más que interesante antología bilingüe del poeta catalán. Es cierto que Vinyoli no es un gran renovador de la poesía, pero sus poemas son una buena muestra de que se puede ser clásico, buen poeta y estar alejado de cursilerías y clichés. Acertada reivindicación.

- Wallace Stevens. "Poemas tardíos". Versión de Daniel Aguirre. Edita Lumen: Este libro, realizado con poemas sueltos nunca publicados en vida del autor, no supone una traición a Stevens. El poeta no los publicó probablemente por falta de tiempo y porque no hay en ellos la coherencia temática que puede existir en Harmonium o en La Roca. A pesar de ese carácter más disperso, estos últimos versos demuestran en varios casos la genialidad de uno de los mejores poetas del siglo pasado.

- "Cuerpo plural", antología de poesía hispanoamericana contemporánea. Autor: Gustavo Guerrero. Edita Pre-Textos: Interesante antología de poesía de autores vivos, varios de ellos jóvenes, hispanoamericanos. Una vez que las antologías han abandonado pretensiones de canon es interesante leer esfuerzos como el de Gustavo Guerrero por sacar voces menos conocidas y a la vez válidas. Por supuesto que faltan nombres y sobran algunos pero hay buena e interesante poesía en este libro. Acertada además la inclusión de un DVD con lecturas y entrevistas.

- "El azor en el páramo", antología de 68 poemas de Ted Hughes. Traduce Xoán Abeleira. Edita Bartleby Editores: Ted Hughes ha pasado de ser uno de los poetas más leídos en lengua inglesa en nuestro país, ya en 1971 Plaza&Janés sacó una antología del autor, a un progresivo olvido. Parece acertada la reivindicación de su poesía en esta antología en la que destaca la acertada selección de poemas.

- "Habitaciones. Poema del tiempo que no pasa". Louis Aragon. Edita Hiperión. Traduce Gabriel Albiac: Aunque no es una novedad, sí es una tercera edición muy reciente en una editorial que no suele reeditar con frecuencia sus libros. No hace falta comentar mucho sobre un poeta como Aragon, aquí muy alejado ya del surrealismo que le hizo famoso (genial en "El movimiento perpetuo") pero conservando todavía su enorme talento.

44 comentarios:

Ricardo Costa Brizuela dijo...

Gracias por la recomendación, saludos desde Buenos Aires.

PAPO

Anónimo dijo...

ah! cuando no hay carnaza la gente se aburre y no comenta, ...qué bien, un poco de calma para leer un buen libro. Gracias Addison por las sugerencias.
Ángel

Amparo Bernal dijo...

Gracias queridos Addison. Me hubiera gustado también que en las recomendaciones figurará alguna autora. Que paseis buena Semana Santa. Besitos. Y una foto muy de penitencia, je je.....

joan dijo...

Buenas recomendaciones, adddisones. La antología hispanoamericana, efectivamente, tiene unos cuantos nombres interesantes y que desconocía. Del resto me quedo con la poesía de Vinyoli. No entiendo por qué Pre-Textos ha tirado de Marzal teniendo a Enric Soria, que sobra para traducir 7 libros de estas características en solito. El p. marketing imagino. De hecho, en algunos poemas se nota una cierta marzalización, que es lo peor que se le puede notar a un traductor: su estilo. Pero la poesía de Vinyoli es lo suficientemente fuerte como para aguantar una legión de marzales.

Ted Hughes me sigue sin interesar demasiado aunque en antología me suena mejor. Entiendo por qué ha dejado de estar de moda (habría que preguntarse por qué lo estuvo en su día). Compararlo con Hill me parece un crimen de lesa majestad.

Pásenlo bien.

marta dijo...

Geniales recomendaciones. Louis Aragon me encanta. Las traducciones que se le han hecho no han sido demasiado buenas, pero espero que mejores. Del resto del libros me apetecen todos menos el de Ted Hughes, personaje que aborrezco.

Anónimo dijo...

Leí hace tiempo Habitaciones, de Aragon, y me pareció un libro extraordinario. A Vinyoli también lo leí (quizá en Lumen, no recuerdo) y no me pareció gran cosa, la verdad. Wallace Stevens es un fuera de serie maravilloso y extraño. Me fascina que no se sepa muy bien cómo lo consigue, pero lo cierto es que lo consigue. Pese a la enorme calidad de su poesía, me sigo quedando con sus estupefacientes Adagia.

A Hughes no lo he leído más que de pasada, y no me ha atraído lo suficiente para profundizar más en él.

En cuanto a la poesía hispanoamericana, está claro que lleva muchos años siendo más interesante que la poesía española, quizá porque allí no se den las condiciones que hacen que la poesía española (parafraseando a César Vallejo), ay, siga muriendo.

Álvaro Fierro.

maría dijo...

Si Ted Hughes no hubiera sido el marido cabrón de Plath, su poesía nunca habría sido conocida. Es un segundón y el silencio en el que estaba tras la moda debería haber continuado. La traducción adolece además de los mismo problemas que señalasteis en el caso de Plath y consiguen que Sylvia y Ted suenen demasiado parecidos cuando en el original no tienen nada que ver.

Si esto parece el típico mensaje de un loco de Plath, van desencaminados. Esta mujer tampoco habría pasado a la historia si no llega a ser por su suicidio.

El resto de recomendaciones me parecen acertadas en especial la de Stevens.

Anónimo dijo...

no soy de Plath, ni sé si soy una loca, pero me duele un poco que digas eso de Sylvia Plath, no sé tampoco argumentar, ni mucho menos defenderla, (¿de qué? por otra parte),pero tiene versos que a mí me parecen radicales, por ej.:
"Tócala: no se contraerá como una pupila,esta jurisidicción con forma de huevo, clara como una lágrima".
"Y seguí durmiendo como un dedo doblado."
No, no me parece que sea famosa suicida por suicida.
Gracias por algunas recomendaciones, como la de Wallace Stevens
Un cordial saludo
carmen

Anónimo dijo...

Plath tiene algunos poemas muy buenos y otros más normales. Pero es una poeta muy interesante. Su marido es cierto que se vio beneficiado por la fama de su mujer pero también se vio perjudicado por ella. Sí es verdad que su poesía lleva mal el paso del tiempo.

Anónimo dijo...

¡Ay, me temo que la gente conoce más la poesía de Plath/Hughes que la de nuestro Vinyoli! Si hubiera escrito en inglés o en cualquier otra lengua con buena visibilidad, todo el mundo fliparía con él.

El otro dijo...

Ignoro a la mayoría de los poetas y la poesía que me fascina olvido a sus autores.
Me alegro de poder tener una referencia que llene mis vacios.
Gracias

maría dijo...

Tienes razón en el caso de Vinyoli, anónimo, y en el de muchos poetas que no escriben en castellano. Pero el españolismo poético sigue siendo poderosísimo y lleva a los altares una y otra vez a figuras poéticas que nunca ocuparían esa posición si no fuera por su nacionalidad. Es más, a pesar de traducir tanto, los poetas españoles leen poco a los extranjeros, y más poco todavía a los que se salen un poco de la norma.

Anónimo dijo...

Y tanto. Sólo hay que ver lo insoportables que se ponen las instituciones con los centenarios. Este año toca Miguel Hernández y Luis Rosales. Dentro de tres años veremos quién se acuerda de ellos. Como pasó con el centenario de Cernuda. Puta política.

Generación trueque dijo...

Cambio siete Castaños, Luques, Médeles, Reyes, Andreus, Santanas y Rheis por una sola Plath. Y regalo con el cambio antologías de Pandoras, feroces, supuestos radicales, la que viene de Prieto de Paula, la de las blogueras, Villena, Abril, la poesía reunida de Méndez Rubio y el blog completo de Viktor.

Razón en este mismo blog. Le dejo mi correo a los Addison. Se admiten ofertas a la baja, es decir, incluyendo otras antologías y poetas.

Anónimo dijo...

Vale Trueque, pero no creo acertado meter en el mismo saco a las castañomedelesreyes et al. con Andréu si es que de Blanca hablamos. Ni soy de Plath ni de Andreu, pero en estas dos poetas sí se puede encontrar algo distinto, sin que se caiga la cara de verguenza o te partas de risa o te de sueño como pasa con los-las que has mencionado.Andréu fue un milagro que me parece que por desgracia no nos ha durado mucho, pero nadie ha escrito como ella en aquella época, y sin embargo hay muchos, como Mestre, que siguen escribiendo como ella. Lo malo es que ella ahora no escribe como ella, sino desde una "serenidad" y no sé qué más rollos de ONG y niña buena.
De Vinyoli por lo poquísimo que he podido leer traducido en la red, me parece que podemos seguir prescindiendo de él, me recuerda a ese Colinas "serenísimo" y cansino, contandonos cosas moralizantes y "constructivas para la humanidad", ay que santurrones son ...cómo vamos a leerlos aunque sean del país, teniendo a Aragon y a W.Stevens para devorar bien bien.
Un cordial saludo
carmen

Generación trueque dijo...

Por un libro bueno que publicó hace 30 años y cuya paternidad ha sido comentario público durante todo ese periodo de tiempo, ¿merece algún respeto literario? Venga ya. A la recicladora de papel con sus libros.

Anónimo dijo...

¿Cuando saldrá a la luz el caso Gürtel de la poesía española?

mario dijo...

Más interesante, y mejor traducido, es el libro también de Hughes que acaba de sacar Lumen: Gaudete. Un poemario en prosa bastante mejor que la mayoría de versos clásicos del poeta inglés.

Mani pulite dijo...

Y los que podrían dar ejemplo, dan todo lo contrario una y otra vez:

Jornadas de homenaje en el centenario a Luis Rosales. Detrás el Ministerio de Cultura. Lo dirige Felix Grande y mete a sus amigos Mestre, Gamoneda, Manuel Rico, a su mujer Francisca Aguirre (estoy deseando ver esa valoración del premio Miguel Hernández por vuestra parte) y al comodín Luis Alberto de Cuenca. Es curioso que para un poeta que convivió tan bien con el franquismo sólo haya un pepero. Todo lo demás muy psoe.

No dais ejemplo y así no vamos a ningún lado, gamonedianos, mestrianos y demás amigos del gobierno.

http://www.secc.es/media/docs/CONGRESO%20LUIS%20ROSALES%20FINAL.pdf

Anónimo dijo...

Lo de Grande y su mujer lo entiendo, pues eran íntimos amigos de Rosales (si escribo sobre mi gusto, el libro de Félix Grande titulado "La calumnia" fue de los mejores que he leído....a mí es que me gusta mucho cómo escribe Grande, tanto su poesía como su prosa). No sé quiénes son amigos de Luis Rosales, pero me consta que Félix y Paquita (que así es como se llama su mujer, no Francisca) eran amiguísimos.

También aparece en el programa, entre otros, Antonio Hernández, que pienso que por lo mismo, por su amistad con Luis.

Lo de Gamoneda lo puedo entender (porque no sé si conocía a Luis) como para darle categoría a las jornadas. Y lo de Mestre, porque está de moda, supongo.

Creo que el más indicado para dirigir estas jornadas es Félix Grande. O mejor dicho, no se me ocurre otro mejor para tal dirección. Pero es una opinión.

Os dejo un comentario que acabo de encontrar sobre este libro que señalo en internet, porque creo que es sincero:

"Por último, no se puede dejar de mencionar su libro La calumnia (1987), en el que defiende a Luis Rosales de los varios y malintencionados ataques que recibió a propósito de la detención y asesinato de Federico García Lorca, que se había refugiado en casa de los Rosales en Granada. En su obra está presente una honda angustia existencial, una gran preocupación por el hombre y por la injusticia sobre la que se alza la sociedad..."

Creo, también, que estas jornadas estarán bastante bien, pues tendrá bastante de flamenco y soy fanático del flamenco (otro lazo de unión entre Rosales y Grande, ambos han contribuido bastante al flamenco).

Como es cuestión de gustos, creo que me encantarán las jornadas, y que habrá gente a la que no, es obvio.

Mani Pulite dijo...

No es cuestión de gustos, anónimo. Que Félix conociera a Rosales no tiene ninguna importancia salvo que las jornadas adopten la forma de un programa de corazón de T5. Hay gente en España que sabe muchísimo de Rosales, mucho de su obra, no que comiera paella los domingos con él, y ninguno de ellos está. A cambio están los colegas de Félix, su mujer, Mestre, Gamoneda, Rico... Es la pandilla de enfrente con los mismos modos y actitudes que la pandilla de al lado. Nada les diferencia de los visores salvo que no controlan Visor pero si lo controlaran, te aseguro que su comportamiento sería el mismo que el de Prado, Montero y demás.

Disfruta de las jornadas que pagamos todos organizadas de una manera tan amiguil y con tan poca gente que sepa algo de verdad de Rosales, aparte de su marca favorita de whiskey.

Anónimo dijo...

Eso de criticar a alguien por lo que podría hacer en vez de por lo que hace....No sé, no veo yo que Grande sea igual que los Visores, como tú dices. Criticas que si estuviera en el mismo lugar haría lo mismo....no sé, no soy futurólogo, pero lo dudo (presunción de inocencia tan sólo). Y eso sí, el que quiera saber de Rosales, que lea libros. Las jornadas son para otra cosa, precisamente para saber qué contaba Rosales cuando comía paella, anécdotas, su poética; también su poesía, pero eso está con los ensayos ya en los libros. Lo que no viene casi nunca en libros es lo que me interesa y que, además, creo que es interesante, en general. Y en cuanto a lo del gasto del dinero público en estas cosas, cuando cambie la programación de las televisiones públicas criticaré eventos como éste financiado en parte (en parte, habría que mirar con qué cantidad hemos participado) con dinero público.

Resumiendo, que creo que no son comparables, unos actúan mal para con la poesía adueñándose de todo, convirtiéndolo en un negocio sustancioso de dinero y de fama, y haciendo con ella lo que les plazca, de forma casi dictatorial diría yo, y ¿otros podrían actuar de igual forma?, eso sería presuponer mucho ¿no?

Mani pulite dijo...

No es criticar por lo que podrían hacer. El Cervantes a Gamoneda, el nacional a Olvido García Valdés o a Mestre no son casualidades sino hechos. Algunos premios que este grupo se ha dado a ellos mismos tampoco son casualidades. Siempre que tienen la oportunidad la aprovechan para colar a uno de los suyos. Lo único que les diferencia de los visores es que tienen menos oportunidades que los otros porque controlan muchos menos premios.

Lo de Rosales es tan sólo un pequeño ejemplo. Si no se puede hacer un congreso literario porque se puede encontrar en un libro, nos cargamos todas las conferencias del mundo. Y para contar anécdotas me parece que hay sitios más adecuados como una taberna o un restaurante. A mí me interesa la obra de los poetas. Su vida privada, sus cotilleos, me importan un rábano.

No existe un solo referente ético visible en la poesía española. Es lo único que en el fondo quería decir.

Anónimo dijo...

Rencillas aparte, acabo de descubrir este blog por casualidad y lo seguiré con interés. Felicitaciones a los miembros del equipo y a todos los que enriquecen con sus comentarios y aportaciones el contenido del sitio. R.

Anónimo dijo...

Alguien ya sugirió este libro, Mejorando lo presente, de verdad me parece un libro importante, documentado, plural y sanamente polémico. En cierto modo, tras haberlo leído, creo que borda y aborda muchas cuestiones de las que aquí se ha discutido hasta el infinito y más. Las alternativas son otras, y reflexiones como ésta gritan que es hora de pasar a la acción desde donde sea, como sea. Los Addison ya han planteado un camino, pero están muy solos. Hace falta…. Cito:



“Evidentemente estas confusas circunstancias oscurecen prestigios concretos y siembran dudas sobre la idoneidad del sistema actual bajo el que se organizan los premios literarios.

Lo más grave de dicha situación, sin embargo, es la paulatina pérdida de confianza por parte de los lectores; algo que no puede ser provechoso para la industria del libro. El desinterés por el lector asiduo, que a mediano plazo implica un suicidio comercial, también representa desprecio por el ciudadano contribuyente, cuando sus recursos son mal canalizados. Pese a que en su origen sus fines fueran propiciar el descubrimiento de nuevos autores y obras de interés, el vigente sistema de premios y conmemoraciones contribuye a mantener una situación anómala, pues representa la ineficiente subvención a un sistema editorial que desconfía de los productos que comercializa”.



+++



“Entre el oligopolio mercantilista y el clientelismo, estas circunstancias contribuyen a profundizar la crisis general de las humanidades, pues no sólo son contraproducentes para poetas y lectores, sino que tergiversan la función del Estado con respecto a la cultura, impidiendo, como hemos dicho, la consolidación de un mercado más autónomo y robusto.”



+++



“En realidad, todos los problemas de la institucionalidad poética en España a inicios del nuevo siglo parten de este conflicto radicalmente estadístico: el sistema cultural no reconoce, en la actualidad, que los productores y consumidores de poesía se han multiplicado. Dicho crecimiento exige obviamente otras estructuras que, al no existir, fomentan un profundo desacuerdo. Un desacuerdo que se expresa en las críticas a prácticas y estéticas que, al estar canonizadas o en vías de serlo, usufructúan los beneficios de un sistema incapaz de diferenciar las instancias que merecen apoyo público de otras que legítimamente corresponden a la iniciativa privada.”



+++



Mejorando lo presente. Poesía española última: posmodernidad, humanismo y redes.



Martín Rodríguez Gaona

Anónimo dijo...

Bueno, ya en esta recta final de los comentarios a esta entrada, lo único que voy descubriendo es que de aquí en adelante tener que elegir quiénes se sientan a la mesa a comer paella para que cuenten lo que en vida jamás se me permitirá por mí mismo... Lo de "siempre nos quedrá París" queda en una obra peliculera. Lo importante ahora es que "siempre nos quedarán los acompañantes comedores de paella". Dichosos quien se rodee con ellos porque se le posibilitará la oportunidad de que alguien una vez habble de ellos, aunque hayan muerto.
En cuando a los addison, gracias por las recomendaciones y el malabarismo equilibrado de este blog. Gracias siempre por esta ventana limpia de humos y gases.

Salvaje Oeste dijo...

¿No se ha publicado ningún libro de poesía española actual que valga la pena? ¿Hay que resignarse a leer sólo traducciones y antologías?

Anónimo dijo...

It's time to emigrar de este país. El único problema es, ¿dónde ir?

Anónimo dijo...

Caballero Bonald en sus memorias habla de "la inmanente cursilería de Juan Ramón Jiménez, la autocompasión engorrosa de Cernuda, las incursiones de Guillén en algún que otro ripioso secarral, los amaneramientos retóricos de Lorca en la invención de una mitología andaluza, el mimetismo de coplero de Alberti".

caña, ¿no?

Anónimo dijo...

Por la parte que me toca, yo recomiendo "Los Archivos Griegos"de Blanca Andreu, que acaba de salir hace un mes y ya se ha agotado y reeditado. Por algo será.

Y no es un libro"sereno". Es muy variado y en ocasiones cañero.

Digais lo que digais, la autoría de sus libros es incuestionable, ya que hay numerosos testigos que pueden dar fe de cuándo y cómo los escribió.

Verdaderamente, usar ese argumento me parece el colmo de la insidia.

Desde aquel libro Andreu ha escrito unos cuantos, que no serán tan malos como decís cuando han elegido el poema más extenso de "Elphistone", la "Fabula de la fuente y el caballo", para cerrar la nueva edición de una antología donde en su día colaboraron desde Federico hasta Machado pasando por Juan Ramón: "Las Mil Mejores Poesías de la Lengua Castellana".

Por otra parte, me parece absurdo que discutáis lo del homenaje a Rosales. Habrá sucedido lo natural: posiblemente el homenaje lo habrá propuesto el propio Félix Grande, que era íntimo suyo y que le debe la vida, ya que le colocó en los Cuadernos Hispanoamericanos.

El, como Miguel Hernández, que fue amigo de Rosales , también era pastor, un pastor de Tomelloso.

Lo que pasa es que Félix Grande tiene muchísimo más cuento que Miguel Hernández.

Ese sí que es santurrón, por no decir impostado, y blando.

Sin que eso obste para que "Blanco Spiritual" sea un gran libro y para que haya escrito maravillas en ocasiones.

Y ahora pregunto¿ qué tiene de malo, si te encargan-o tu gestionas y te lo conceden-el homenaje a un poeta amigo tuyo llamar a quien te parezca bien?

¿O Félix Grande tiene que llamar a los que a vosotros os parezcan bien? ¿Vosotros, que no conocisteis a Rosales de nada, tenéis que estar `por encima de lo que él considere que puede ser mejor para homenajear a su amigo poeta ?
¿Es eso?
¿Aunque esté currándoselo él?

¿ O acaso tiene que llamaros a vosotros para que habléis de Rosales?
¿Sí?¿Tiene que llamarte a ti, Anónimo?

Pues deja tu teléfono.

Anónimo dijo...

"Por la parte que me toca, yo recomiendo "Los Archivos Griegos"de Blanca Andreu, que acaba de salir hace un mes y ya se ha agotado y reeditado. Por algo será".

Pequeño error: la calidad no se mide por las ventas. Según esa regla, Zafón uno de los grandes novelistas actuales, cosa que parece más bien discutible.

"Y no es un libro"sereno". Es muy variado y en ocasiones cañero".

Tan cañero que hubo que dejarlo en el anaquel. No cabe duda de que el libro es dinamita pura.

Anónimo dijo...

Pues ahora vengo a enterarme de que los acompañantes paelleros son los que han de homenajear a los paellados... Y en cuanto a la Andreu, pozí: ¡Vayan razones que das para que deba considerarse importante! Por esas razones que tú aportas, ¿qué es Andreu entre mil? ¿La que cierra ese tomo? Y por la misma regla de tres: ¿qué importancia quien lo abre, y quien está al medio, y en la página 49? ¿y en la 832? ¿y en la 623? Mamá, ¿por qué yo no estoy entre esos mil? Y mi madre le dijo al juez: señor juez, ¿en vez de ser 1000 nada más no podrían ser 1001? Y el juez contestó: por mí ojalá fueran 20.000

Anónimo dijo...

UNA CURIOSIDAD SOBRE EL COMENTARIO ANTERIOR:

¿Sabeis quién fue el culpable de que en esa antología aparezca Campoamor ? Nada más y nada menos que Federico García Lorca.

Tal vez ese dato fue el que movió al pobre García Montero, poeta simple donde los haya, a hablar de Campoamor, revindicándolo en una entrevista.

Lo que quizás ignora García Montero es que Federico se empeñó en que incluyeran ¿"El tren expreso"?o algún poemo de ese jaez, porque decía que el lector de poesía también tenía derecho a reírse.

Addison de Witt dijo...

Nos ha llegado esta noticia referente a una posible renuncia de Pacheco al Cervantes:

http://lapollaenverso.blogspot.com/2010/04/manifiesto-de-apoyo-jose-emilio-pacheco.html

Sería tan importante para la poesía hispanoamericana que esta falsa democracia cuyo jefe del Estado fue elegido por Franco recibiera una patada en los huevos de esta magnitud que, aunque improbable, dejamos el enlace. El Premio Cervantes se da a personas a las que previamente se les ha consultado sobre su "receptabilidad", lo que nos hace dudar de la veracidad de la noticia.

Independientemente de lo que dijera Pacheco al Gobierno, necesitamos un golpe moral de esta magnitud. Que Pacheco renunciara al Cervantes, como se debería renunciar a exhibir en el Reina Sofia o en cualquier centro que lleve el nombre del tardofranquismo, sería un primer golpe a la línea de flotación del casposo panorama nacional literario, tan lleno de babas como de genuflexiones.

Ya sabéis que pensamos lo mismo respecto a los premios nacionales, pero eso es otra guerra...

Animos y suerte a Pacheco si es verdad.

Anónimo dijo...

Pues yo sí pienso que Los archivos griegos es un buen libro de poesía, no es la obra de un genio, evidentemente, pero tiene algunos poemas muy bellos.
Un saludo

borbónica dijo...

Si Pacheco renuncia al Cervantes, me afeito el bigote.

joan dijo...

Os olvidáis, o a lo mejor no tiene nada que ver, que Pacheco recibió el Premio reina Sofía de Poesía Iberoamericana hace sólo unos meses. No sé que razones le podrían llevar a no aceptar el Cervantes una vez que ha pasado por el aro borbónico con la cabeza adecuadamente agachada. Lo veo altamente improbable. Aquí de momento nadie ha tenido huevos u ovarios para decir NO a un premio príncipe de Asturias, o a la entrega del Cervantes por el rey o al propio premio Sofía. El español, y el hispano en general, se distingue por su cercanía al poder. Dudo mucho que Pacheco haga una excepción una vez recibido el Sofía. Si así fuera, desde luego sería importante pero tendría que explicar por qué aceptó el Sofía y ahora no acepta el Cervantes.

Me suena a bulo gallináceo para alimentar la débil "leyenda" mejicana.

Anónimo dijo...

Al anónimo que piensa que en "los archivos griegos" de Andreu hay algunos bellos, decirle o hacerle ver que muchísimos libros hay algunos poemas bellos. Hasta en los míos puede encontrar alguno aunque sea... ¿Y?

desde méxico con amour dijo...

No hay ninguna posibilidad de que Pacheco renuncie al Cervantes. 0%. No hay vuelta atrás. Además, puedes llevar un jersey de apariencia cutre y que no sólo no lo sea y que te guste más un euro que a un tonto un lápiz. Todo es posible.

La semana que viene Pacheco volverá a pasar por el aro monárquico-hispánico por segunda vez en menos de seis meses. Ver para creer.

anonimito dijo...

Lo de Pacheco es un bulo, sin duda. Sólo hay que recordar la alegría con que recibió la noticia del Cervantes. Había euforia en sus gestos y declaraciones. Parece harto improbable que renuncie; ojalá lo hiciera, claro.

Pero habrá que esperar a que le den el Cervantes a Juan Goytisolo. Ahí sí que hay alguna posibilidad de rechazo.

Sobre "Los archivos griegos": para este lector, kitsch y sembrado de imágenes convencionales; poco menos que una almibarada exaltación de la belleza panmediterránea, entendiendo belleza como sucesión de tarjetas postales o un Odyseas Elytis degradado. Asombra un libro tan conservador, incluso retrógrado. Demuestra que al lenguaje normalizado se puede llegar desde diversos ángulos, no sólo desde la poesía de la experiencia. También desde cierta búsqueda trascendente y contemplativa se puede llegar a escribir con un lenguaje perfectamente banal, sin ninguna quiebra o fisura en el discurso, y desentendiéndose de la poesía más fresca e innovadora que se está haciendo en Sudamérica, Estados Unidos o la misma Europa. Inconcebible evolución desde los primeros e interesantes libros hasta esto. Uno de los peores poemarios que he leído en mucho tiempo.

Antes alguien ha dicho que Mestre sigue escribiendo como Blanca Andreu. Es inexacto e injusto para con Mestre. La distancia de calidad entre ambos poetas es más que evidente e insalvable. Su poesía es, también, muy distinta.

joan dijo...

No creo que Goytisolo rechazara el premio, anonimito. Tiene un discurso que a veces tiene poca coherencia con su manera de vivir. Goytisolo no es precisamente un marginal y ha tenido y tiene muy buenas relaciones con el Ministerio de Cultura de varias legislaturas. Además es un cervantino convencido y estaría muy orgulloso de llevar ese premio encima suya. No sería candidato a un Príncipe de Asturias, que rechazaría, pero sí lo veo aceptando, con toda su incoherencia, el Cervantes porque es, de los premios grandes, el que tiene un menor peso franquista (aunque lo entregue el heredero del franquismo y jefe de toda esta farsa).

Y estoy de acuerdo con tu valoración del libro de Blanca. Pésimo, como casi todo lo que llevo leído este año.

anonimito dijo...

No lo había pensado así, Joan. Agradezco tu punto de vista. No sé por qué, creía que Goytisolo podría ser una opción, tus matices y observaciones me resultan muy valiosos. Seguiremos como en la canción de Cohen, waiting for the miracle...

Anónimo dijo...

La farsa de los premios... sólo hay que ver que si se premia a Pacheco, o se pretende premiar a Goytisolo, ya se deduce lo demás, lo que hay detrás, en esos jurados de "entendidos", de "expertos", premian en su ignorancia lo que hay, y el listón se baja casi al nivel de una redacción de primaria;no han leído salvo panfletos, no han leído a los maestros muertos, ignoran a las fuentes, y se sorprenden,y por eso le encuentran cierta gracia a estos brujuleantes y pringados "colaboradores".

De Pacheco, salvo su faceta de traductor, en concreto de Eliot, que me parece maestra.

juan andres dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.