lunes, 10 de marzo de 2008

Premios Gilgamesh y Arthur Rimbaud a los mejores poemarios de 2007 traducidos al castellano

Hola a todos y todas:

Hemos decidido comenzar por dar a conocer en primer lugar los premios Gilgamesh y Rimbaud a los mejores poemarios editados y traducidos en España, dado que al final nos ha resultado más "sencillo", y además, tenemos la sensación de que las mayores expectativas están en los premios a los mejores poetas españoles, así que dejaremos estos últimos para el final.

Sin duda, ha habido unos cuantos poemarios publicados en 2007 que habrían estado en esta lista si no hubieran sido reediciones. Entre estos podemos nombrar a Ungaretti, a Gottfried Benn, a Ives Bonnefoy, a Philip Larkin, a Stephen Spender o Auden por nombrar a los más conocidos.

Antes que nada, muchísimas gracias a las editoriales que han colaborado de manera desinteresada prestándonos su material, y muchas gracias también a los que habéis votado a la lista de mejores poemarios traducidos.

Estos han sido vuestro votos, que al ser vuestra decisión no vamos a comentar. Al final de esta larga entrada, tendréis los datos pormenorizados tanto de vuestros votos como de los nuestros, en un apéndice.


Premio Nacional Gilgamesh, votado por el público, a los mejores poemarios traducidos al castellano en 2007 (por orden de mayor número de votos)

1º.- William Carlos Williams (1883-1963) por "Cuadros de Brueghel". Norteamericano. Edita Lumen. Traducción de Juan Antonio Montiel.

2º.- Seamus Heaney (1939) por "Distrito y circular". Edita Visor. Inglés. Traducción de Dámaso López.

3º.- Adonis (1930) por "Primer cuerpo…último mar". Edita Huerga y Fierro. Sirio. Traducción de Rosa Isabel Martínez Lillo.

4º.- Adam Zagajewski (1945) por "Antenas". Edita Acantilado. Polaco. Traducción de Xavier Farré.

5º.- François Cheng (1929) por "La escritura poética china seguido de una antología de poemas de los Tang". Chino. Edita Pre-Textos. Traducción de J. Delmont y E. Montejo.

6º.- Anne Carson (1950) por "Hombres en sus horas libres". Edita Pre-textos. Canadiense. Traducción de Jordi Doce.

7º.- Jorie Graham (1950) por "La errancia". Edita DVD. Norteamericana. Traducción de Julián Jiménez Heffernan



Premio Nacional Arthur Rimbaud a los mejores poemarios traducidos al castellano en 2007 (por orden alfabético de autor)

Los siguientes poemarios fueron votados unánimemente por todos y cada uno de los cinco miembros del colectivo. Hacemos un breve comentario de cada libro sin que pueda llegar a hablarse de reseña.

- Adonis (1930) por "Primer cuerpo…último mar". Edita Huerga y Fierro. Sirio. Traducción de Rosa Isabel Martínez Lillo: Como dijimos en su día cuando realizamos la crítica de este libro, "Primer cuerpo...último mar" es un poemario que trata sobre todo del amor, aunque por supuesto va más allá de él, o mejor dicho, explora otros territorios adyacentes. Lo mejor del poemario se encuentra cuando Adonis, como ha hecho de manera más profunda en otros poemarios como "El libro", se vuelve complejo, creativo, innovador, hermético, torrencial, místico, surreal y profeta. Es cuando la poesía de Adonis se convierte en visión, "ru'ya", en "un salto hacia afuera del orden establecido", cuando Adonis se hace grande. Cuando nos recuerda que el sufismo y el surrealismo tienen mucho en común. Es ese Adonis, que encontramos por supuesto en este libro, aunque nos hubiera gustado verlo en toda su presencia, el poeta extraordinario y sublime.

- Al Berto (1948-1997) por "El miedo". Edita Pre-textos. Portugués. Seleccionan y traducen Cidalia Alves dos Santos y Javier García Rodríguez: Ya habían sido publicados poemas de este libro. De los tres libros editados antes sobre el autor, "La secreta vida de las imágenes", por Amarú, y "Una existencia de papel", por Pre-textos, contienen poemas también incluidos en esta antología. Pero el libro tiene más de tres cuartos de textos no reeditados y por tanto puede participar. "Canto del amigo muerto" y "Luminoso afogado" se publicaron en un mismo libro de Celya y no aparecen en este libro. En este singular autor se confabulan de una parte irracionalismo, de otra malditismo, más vital que literario, hedonismo, patetismo, erotismo, un cierto nihilismo, todo ello envuelto en un celofán transparente y ensuciado, propio de ciertas prácticas sexuales. Es decir, una combinación explosiva que la mayoría de las veces, sobre todo cuando abandona el territorio narrativo y se sumerge de lleno en el lírico, hace que la poesía entré directamente en vena de manera extraordinariamente lírica. Un poeta maravilloso.

- Denise Levertov (1923-1997) por "Arenas del pozo". Edita La poesía, señor hidalgo. Selecciona y traduce José Manuel Rodríguez Herrera. Esta sorpresa nos la chafó, para bien del editor, Babelia y Martín López Vega. Como dijimos hace poco en la crítica de este libro, un poemario que aúna a la vez mística y cotidianidad, capaz de atrapar la epifanía del momento espiritual y sensitivo. En él, los lectores encontrarán esa iluminación de revelaciones que ayuda a sobrevivir, a sobrevivir en espíritu a la vez que en cuerpo. Alta poesía.

- Hilda Doolittle (1886-1961) por "Helena en Egipto". Norteamericana. Edita Igitur. Traduce Alfredo Martínez: H.D. nos contó en este maravilloso poemario la versión femenina de la eterna heroína griega. A modo casi de respuesta a los Cantos de Pound, Helena en Egipto es un tratado de modernismo imaginista de una tensión lírica casi inconcebible para un poemario tan largo. Cada vez que se relee este libro, aparecen nuevas y escondidas joyas que todavía lo iluminan más. Esta Helena mucho más profunda y verdadera que la de Homero, se sumerge en las profundas formas de peregrinaje interior y de autoreconstrucción y logra convertirse en uno de los personajes femeninos más complejos de la historia de la literatura. Una historia épica sin historia, visionaria, de un lenguaje sencillo, que constituye una de los poemarios que mayor profundidad han alcanzado a la hora de entender la psicología del personaje, todo escrito de una manera profundamente lírica y poética.

- Jorie Graham (1950) por "La errancia". Edita DVD. Norteamericana. Traducción de Julián Jiménez Heffernan: Escrito por una de las poetas norteamericanas más importantes de los últimos 30 años, "La errancia" es Jorie Graham sin añadidos ni complementos. Es una poesía compleja, casi hermética a veces, de largos poemas en las mejores ocasiones, que deben ser leídos como quien bebe un whiskey de muchos años, con lentitud, sin prisas, con ganas de volver. Jorie es maestra en retórica en Harvard, y con esa base teórica monumental que tiene, retuerce la sintaxis y nos corta a mitad de frase, o nos deja un espacio en blanco para nosotros pongamos la palabra, o comienza a mitad de verso, todo con un dominio exacto de lo que hace, de donde está una vez acabado su triple salto mortal. Con una visión poética majestuosa, elegante, en donde la religión, casi obsesiva, se intrinca en la cotidianidad o en imágenes absolutamente originales, Jorie se transforma en una iluminada que habla una poesía tan compleja como grande es la recompensa de su entendimiento.

- Varios por "La diferencia entre Pepsi y Coca-Cola. Antología de poesía norteamericana contemporánea". Edita Vitruvio. Selecciona y traduce Julio Mas Alcaraz: Es curioso que la primera vez que leímos en castellano a Jorie Graham fue en esta antología, a la que meses más tarde se unió el libro de "La errancia". De los diez autores que nos propone el traductor y antólogo, dos poetas ya habían sido en parte traducidas al español, Sharon Olds y Louise Glück, y Billy Collins que salió casi a la vez en un libro de Bartleby, al que al final del año siguió un libro también de DVD. El resto de poetas incluidos en este libro son: Robert Hass, James Tate, David Lehman, Tony Hoagland, Dean Young y Denise Duhamel. Algunos de estos otros poetas verán a la luz próximamente nuevos libros, lo que de alguna manera confirma el acierto a la hora de elegir los poetas. Además, el mismo acierto se consigue en la selección de poemas, que sin duda están entre los mejores de cada uno de los poetas seleccionados. La mayoría de los poemas son auténticas obras maestras que deberían de estudiarse en cualquier escuela de poesía. Y algunos, en contra de la opinión de algún mediático, son poemas a la vez maravillosos y divertidos. Por lo demás, cada poeta consigue conservar su voz original, riesgo que siempre suele aparecer en las antologías traducidas, y cada poeta es muy distinto del resto, lo que convierte al libro en algo rico, lejos de maniqueísmos de escuelas. La antología es bilingüe. Un excelente retrato de la mejor poesía norteamericana del momento.

- William Carlos Williams (1883-1963) por "Los cuadros de Brueghel". Edita Lumen. Traduce Juan Antonio Montiel: Aunque hemos encontrado alguna crítica a la traducción de este libro en Internet, ningún poemario es perfecto y mucho menos una traducción, la importancia del libro y el ser una novedad ha contrarrestado los posibles y en todo caso pequeños defectos de traducción del poemario. Además, el poemario es bilingüe por lo que se puede apreciar en toda su fuerza la sonoridad y ritmo del "variable foot" que inventó este médico que pasará a la historia por su poesía. A veces irregular, algo común en sus poemarios, sin embargo "Cuadros de Brueghel" contiene algunos de los momentos más inspirados del autor. Sus poemas, como suele ser habitual, son breves, concisos, encabalgados con la precisión de un cirujano, sensoriales frente a la reflexión, lo cotidiano visto casi fotográficamente, sin adornos, visual, tal cual. Puro WCW. Poesía.


Accésit Premio Nacional Arthur Rimbaud a los mejores poemarios traducidos al castellano en 2007 (por orden alfabético de autor)

Estos poemarios fueron votados por cuatro de los cinco miembros del colectivo:

- Billy Collins (1941) por "Navegando a solas por la habitación". Edita DVD. Norteamericano. Traduce Eduardo Moga: Este poemario bilingüe es una recopilación de poemarios anteriores del autor. En él quizás encontramos al Collins más prototípico: metáforas brillantes, finales muy cuidados, un afinado sentido del humor, lo cotidiano llevado a veces a lo más profundamente lírico, casi a lo sublime. Collins no tiene buena prensa entre sus colegas. Vende demasiados libros para ellos y es muy claro en su poesía. Lo cierto es que es tan claro como difícil de imitar. Lorca o Alberti también fueron poetas populares que escribieron unos cuantos poemas al alcance de un lector normal de poesía, y eso no significa que el poeta sea menos poeta. Tan buen poeta es Billy Collins como Jorie Graham. Y el que no sepa disfrutar de ambos se está perdiendo una poesía muy buena.

- Georg Johannesen (1931-2005) por "Antología poética". Edita Bassarai Ediciones. Noruego. Traduce Francisco J. Uriz: La antología de Johannesen se divide en 5 partes, además de los cuatro poemas de Tu Fu. Sin duda, la más relevante, y uno de los poemarios más importantes para la poesía del siglo XX en Noruega, es Ars moriendi, un poema dividido en sietes semanas, los siete pecados capitales, en donde cada día es un poema distinto de tres estrofas de tres versos. Aparentemente difícil, la ausencia de rebuscamientos léxicos así como de retórica hace que la dificultad sea menor, y la lectura del poema se abre a múltiples significados y referencias de una manera natural, nada forzada. Al final del libro el propio poeta dedica un par de páginas a darnos claves de la simbología del poemario, pero puede leerse perfectamente sin la ayuda. En el resto del libro, bilingüe, se incluye tanto lo que podría considerarse una continuación de Ars moriendi, Ars vivendi, como otros poemarios muy bien seleccionados que nos presentan a un poeta mucho menos simbólico que en los Ars pero de una extraordinaria intuición lírica para la imagen y el verso. Un poeta muy interesante, inédito, hasta lo que nosotros sabemos, en España.

- Ghérasim Luca (1913-1994) por "El inventor del amor / La muerte muerta". Rumano. Edita La poesía, señor hidalgo. Traducción de Eugenio Castro: Contiene dos poemarios: "El inventor del amor" y "La muerte muerta". De muy interesante se puede calificar el rescate de este poeta surrealista, políticamente incorrecto y de gran sentido del humor, bastante negro a veces, que emigró a Francia y escribió en francés parte de su obra. Aquí se presenta la versión francesa de los poemas a parte de la versión en castellano. Perteneciente al grupo de Bucarest, que a mediados de los años 40 produjo una especie de renacimiento del surrealismo desde su aislamiento forzado, surrealismo que proponía como novedad una mayor implicación del arte en la lucha por cambiar el mundo. "El inventor del amor" tiene algo de manifiesto poético pero sobre todo es un canto al amor, sin duda original, por cuanto tiene de violento e intranquilizador, de reinvención del propio amor, y de locura en el sentido de extremo. "La muerte muerta", por otra parte, trata en mayor medida de la propia muerte, aunque comienza con un acto amoroso, como espejo de contrarios del primer poemario, y nos habla de la soledad y del suicidio, aunque siempre con un inteligente y corrosivo sentido del humor. En resumen, un poeta que además entretiene, sorprende, lúcido, genial y divertido. Un magnífico re-descubrimiento.



Finalistas Premio Nacional Arthur Rimbaud a los mejores poemarios traducidos al castellano en 2007 (por orden alfabético de autor)

Estos poemarios fueron votados por tres de los cinco miembros del colectivo:

- Anne Carson (1950) por "Hombres en sus horas libres". Edita Pre-textos. Canadiense. Traduce Jordi Doce: Auténtico melting pot el de Anne Carson en este libro. Acude por una parte al ya antiguo oficio de cambiar de espacio-tiempo a los mitos grecolatinos, a la intertextualidad, salvaje en ocasiones, neologismos, irracionalismos, pura posmodernidad. Una parte importante del texto difícilmente entraría en la categoría de poesía por su acentuado prosaísmo incluyendo géneros tan dispares como el cuento o el ensayo. Pero es en los momentos verdaderamente poéticos, de una clara naturaleza fragmentaria y yuxtapuesta, poemas fracturados a propósito, desubicados de su semántica y sintaxis en cada giro, en donde Carson logra los mejores momentos de su libro. En el peor de los casos, Anne Carson hace pensar, aunque no sea poesía. En casi ningún momento encontraran los lectores un ritmo poético, ni siquiera dodecafónico. Pero es de agradecer el enorme riesgo que Anne asume en cada libro.

- Anne-Marie Berglund (1952) por "El alba en pedazos". Edita Alhulia. Finlandesa. Traducción de David Guijosa Aeberhard: Poeta de poemas cortos, a veces de dos versos, esta finlandesa que escribe en sueco presenta un poemario algo irregular en cuanto a calidad pero en el que hay un buen número de poemas de factura notable. Muchas veces es una sola idea, una breve reflexión, incluso una frase, la que constituye el poema. Otras veces, en poemas más largos, la poeta se atreve a introducir imágenes surrealistas y lo hace en el momento más adecuado. Y en otras la poeta nos sorprende con un giro social inesperado o con un detalle cotidiano marcado por un único verso. Hay también una cierta mirada existencial que a veces se manifiesta de manera expresionista. En definitiva, una poeta con un estilo muy peculiar y muy definido. A destacar el excelente poema que comienza con el verso "Nuestra madre muere en la cruz".

- C.K. Williams (1936) por "Reparación". Edita Bartleby Editores. Norteamericano. Traduce Jaime Priede: A veces, si uno lee superficialmente a C.K, puede llegar a creer que está leyendo prosa y no verso. Pero este poeta tan bueno está solo jugando con nosotros y tarde o temprano llegará la poesía en ese mismo poema y lo hará de manera deslumbrante. Con versos algo más cortos de lo que acostumbra, "Reparación" es uno de los mejores poemarios de C.K., que brilla sobre todo con su forma rica y detallada de describir el mundo que le rodea, sea para reflexionar sobre el mismo o casi por el mismo y maravilloso hecho de la contemplación.

- Henrik Nordbrandt (1945) por "Armenia". Edita Bassarai Ediciones. Danés. Traducción de Francisco J. Uriz: Un poemario original que gira en torno al holocausto armenio perpetrado por los turcos a comienzos del siglo XX, pero que sirve como muestra de la estupidez y la irracionalidad de cualquier guerra. Apenas dividido intuitivamente por los espacios de las hojas, el poema se desarrolla de manera casi ininterrumpida, manejando con enorme habilidad las partes más narrativas para dotarlas siempre de un componente lírico. Aunque a veces peca de un excesivo alargamiento del poema, hay momentos de verdadera genialidad por parte del poeta, que construye un juego de espejos, metáforas, narraciones y horrores que conecta directamente con nuestra situación actual y con fenómenos tan corrientes ahora mismo como el exilio. Memoria de la historia versus memoria personal, Armenia es un poemario que se lee de una sola vez, escrito por uno de los mejores poetas nórdicos vivos del momento.

- Sebastiano Grasso (1947) por "El talco bajo las bailarinas". Edita Huerga y Fierro. Italiano. Traducción de Fabio Rodríguez Amaya y Nieves Arribas Esteras: Esta magnífico poemario de amor sobre Giuliana, que tiene voz en el poemario a diferencia de otras amadas, y al que el protagonista contesta en cada poema, es un poemario de amor epistolar. Poesía en prosa, apasionada y erótica en fondo y forma, moderna en su uso del lenguaje, desprovisto de cualquier adorno innecesario, Sebastiano logra por una parte que su prosa sea verdaderamente poética y que la narración subyacente, la historia de los dos enamorados a lo largo del tiempo, nos interese. En la segunda parte, el sujeto masculino transforma todo su amor en un odio adolescente y creíble, mediocre, y por tanto, real. Un excelente poemario, prologado por José Saramago.

- Wislawa Szymborska (1923) por "Dos puntos". Edita Igitur. Polaca. Traducción de Gerardo Beltrán y Abel A. Murcia Soriano: Termina el poemario como anuncia el título. Con dos puntos y el vacío. En su segundo poemario tras la consecución del nobel, Wislawa nos presenta un poemario con algunos poemas excelente como "La cortesía de los ciegos" o "Monólogo de un perro con la historia" que si se hubieran mantenido en el resto del libro habría sido un libro claramente ganador. Su poesía continúa siendo aparentemente simple, sucinta, de una enorme dificultad, sin embargo, en la traducción por lo "cotidiano" de su lenguaje, por la búsqueda de rimas más o menos evidentes. Quizás esa cotidianidad, su lucidez y aparente sencillez, es lo que ha hecho de ella una poeta popular, como lo fue Frost. Un libro que, a pesar de los altibajos, se queda acaba demasiado pronto.

- Yannis Ritsos (1909-1990) por "Testimonios II y III". Edita Icaria. Griego. Traducción de Román Bermejo: La segunda y tercera parte de Testimonios nos presenta al Ritsos de poema corto, alejado de los largos monólogos dramáticos de otros poemas. Es el poeta que habla de la vida que le rodea quien se pronuncia en estos testimonios, sea como observador de su propia existencia, como reflexión del pasado griego en su confluencia con el presente, o como anecdotario. Y lo hace Ritsos muchas veces mezclando la fantasía dentro de la realidad como si en realidad fuera una sola, soñando despierto en su sencillo mundo para transformarlo a su antojo, punteando con brillantes imágenes algunos de los versos, otras veces dejando caer el peso del poema enteramente en su reflexión u observación. Uno de los mejores poetas griegos del siglo XX.


Semifinalistas Premio Nacional Arthur Rimbaud a los mejores poemarios traducidos al castellano en 2007 (por orden alfabético de autor)

Estos poemarios fueron votados por dos de los cinco miembros del colectivo:

Christoph Martin Wieland (1733-1813) por "Juno y Ganímedes". Edita Bartleby Editores. Traducción de Ibón Zubiaur.

Nathan Zach (1930) por "Continente perdido". Edita Visor. Traducción de Jenaro Talens.

Park Je-Chun (1945) por "La canción del dragón y otros". Edita Verbum. Traducción de Ming Yong-Tae.

Apéndice

Distribución de los votos recibidos por los lectores:


Votos Total Votados


318 209
William Carlos Williams (1883-1963)
78 24,53% 37,32%
Seamus Heaney (1939)
64 20,13% 30,62%
Adonis (1930) 62 19,50% 29,67%
Adam Zagajewski (1945) 49 15,41% 23,44%
François Cheng (1929) 37 11,64% 17,70%
Anne Carson (1950) 34 10,69% 16,27%
Jorie Graham (1950) 22 6,92% 10,53%


Votos de cada uno de los cinco miembros del colectivo Addison de Witt:


Miembro 1

Adam Zagajewski (1945) Antenas
Adonis (1930) Primer cuerpo…último mar
Al Berto (1948-1997) El miedo
Anne Carson (1950) Hombres en sus horas libres
Anne-Marie Berglund (1952) El alba en pedazos
Billy Collins (1941) Navegando a solas por la habitación
C.K. Williams (1936) Reparación
Denise Levertov (1923-1997) Arenas del pozo
Georg Johannesen (1931-2005) Antología poética : Ars moriendi, Ars vivendi y otros poemas
Hilda Doolittle (1886-1961) Helena en Egipto
Jorie Graham (1950) La errancia
Nathan Zach (1930) Continente perdido
Park Je-Chun (1945) La canción del dragón y otros
Varios La diferencia entre Pepsi y Coca-Cola. Antología
William Carlos Williams (1883-1963) Los cuadros de Brueghel


Miembro 2

Adonis (1930) Primer cuerpo…último mar
Al Berto (1948-1997) El miedo
Billy Collins (1941) Navegando a solas por la habitación
Christoph Martin Wieland (1733-1813) Juno y Ganímedes
C.K. Williams (1936) Reparación
Denise Levertov (1923-1997) Arenas del pozo
Georg Johannesen (1931-2005) Antología poética : Ars moriendi, Ars vivendi y otros poemas
Ghérasim Luca (1913-1994) El inventor del amor / La muerte muerta
Hilda Doolittle (1886-1961) Helena en Egipto
Jorie Graham (1950) La errancia
Park Je-Chun (1945) La canción del dragón y otros
Varios La diferencia entre Pepsi y Coca-Cola. Antología
William Carlos Williams (1883-1963) Los cuadros de Brueghel
Wislaya Szyborska (1923) Dos puntos
Yannis Ritsos (1909-1990) Testimonios II y III


Miembro 3


Adonis (1930) Primer cuerpo…último mar
Al Berto (1948-1997) El miedo
Anne-Marie Berglund (1952) El alba en pedazos
Denise Levertov (1923-1997) Arenas del pozo
Georg Johannesen (1931-2005) Antología poética : Ars moriendi, Ars vivendi y otros poemas
Ghérasim Luca (1913-1994) El inventor del amor / La muerte muerta
Henrik Nordbrandt (1945) Armenia
Hilda Doolittle (1886-1961) Helena en Egipto
Jorie Graham (1950) La errancia
Nathan Zach (1930) Continente perdido
Sebastiano Grasso (1963) El talco bajo las bailarinas
Varios La diferencia entre Pepsi y Coca-Cola. Antología
William Carlos Williams (1883-1963) Los cuadros de Brueghel
Wislaya Szyborska (1923) Dos puntos
Yannis Ritsos (1909-1990) Testimonios II y III



Miembro 4

Adonis (1930) Primer cuerpo…último mar
Al Berto (1948-1997) El miedo
Anne Carson (1950) Hombres en sus horas libres
Billy Collins (1941) Navegando a solas por la habitación
C.K. Williams (1936) Reparación
Denise Levertov (1923-1997) Arenas del pozo
Ghérasim Luca (1913-1994) El inventor del amor / La muerte muerta
Henrik Nordbrandt (1945) Armenia
Hilda Doolittle (1886-1961) Helena en Egipto
Jorie Graham (1950) La errancia
Sebastiano Grasso (1963) El talco bajo las bailarinas
Varios La diferencia entre Pepsi y Coca-Cola. Antología
William Carlos Williams (1883-1963) Los cuadros de Brueghel
Wislaya Szyborska (1923) Dos puntos
Yannis Ritsos (1909-1990) Testimonios II y III


Miembro 5

Adonis (1930) Primer cuerpo…último mar
Al Berto (1948-1997) El miedo
Anne Carson (1950) Hombres en sus horas libres
Anne-Marie Berglund (1952) El alba en pedazos
Billy Collins (1941) Navegando a solas por la habitación
Christoph Martin Wieland (1733-1813) Juno y Ganímedes
Denise Levertov (1923-1997) Arenas del pozo
Georg Johannesen (1931-2005) Antología poética
Ghérasim Luca (1913-1994) El inventor del amor / La muerte muerta
Henrik Nordbrandt (1945) Armenia
Hilda Doolittle (1886-1961) Helena en Egipto
Jorie Graham (1950) La errancia
Sebastiano Grasso (1963) El talco bajo las bailarinas
Varios La diferencia entre Pepsi y Coca-Cola. Antología
William Carlos Williams (1883-1963) Los cuadros de Brueghel

31 comentarios:

Jordi dijo...

Más que interesantes los resultados.

Los del público, como era de esperar, dominados por las grandes editoriales. Me sorprende ver a Anne Carson entre los ganadores, siendo tan vanguardista como es. Hay nivel claramente.

De los ganadores, me parecen todos de gran nivel. Quizás, curiosamente, sea el libro de Cuadros de Brueghel el que menos me interesa, no tanto por el libro como por el autor.

Y entre los accésit y finalistas, varios libros que no he leído. A primera vista, por el comentario de los addison, tienen muy buena pinta el libro de Ghérasim Luca o el de Georg Johannesen, libros desconocidos para mí.

Enhorabuena a los premiados, a los currantes que habéis hecho esto y gracias por las ideas de libros para comprar para la Semana Santa que se acerca.

Luisa dijo...

Me alegra por una parte que se hayan apartado las opiniones parapoéticas sobre determinadas editoriales y que se haya votado con total independencia. No esperaba, si soy sincera, ver a DVD votada doblemente, o a Visor en segundo lugar de la votación del público. Esa objetividad es la que os dará más prestigio como web, creo.

Y respecto a los libros, poco tengo que decir porque hay muchos, más que en el caso de Jordi, que no he leído. Desde Anne Carson, pasando por la antología norteamericana, Al Berto, y por supuesto, los nórdicos, Luca, etc. Para mí, el mayor valor de la página, a parte de su labor como contrapoder que puede ser más o menos acertado dependiendo de la ocasión, está en descubrir libros buenos de poesía. Ojalá los premios a los españoles también muestren este equilibrio y buen hacer.

Helena dijo...

Ya era hora!!!!!!!!!!

Parece que ha valido la pena el esfuerzo.

Mi querido Adonis en la tercera posición pero con doble título. Toma :p. Y mi alter ego con todo un premiazo para ella sola. :))

Siguiendo a Jordi, creo que estas próximas fiestas voy a tener unas cuentas lecturas nuevas. Ahora toca encontrar los libros, Jordi. Seguro que algunos no es tan fácil.

Pues nada, que enhorabuena a los premiados, bueno a los editores y traductores porque algunos de los premiados o están lejos o muy lejos, y a seguir así, manteniendo el nivel de edición y traducción de poesía en España en niveles tan elevados. Gracias por vuestro trabajo.

Besos

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Jordi sobre el libro de William. Reconozco la dificultad de traducción pero el libro me patina en español. Pero es el libro más votado. Así es la democracia. También me habría gustado ver un poco más arriba el libro de C.K., que como señalan los Addison, necesita una doble lectura para apreciar la multitud de matices líricos de una poesía aparentemente prosaica.

Por lo demás, he leído al resto de ganadores y me parecen muy justos. Habrá que leer a esos finalistas y accésit. Enorme trabajo el que habéis hecho y enhorabuena.

Anónimo dijo...

Menudo esfuerzo hacéis y cuanto os lo agradecemos. Yo por lo menos estoy aprendiendo muchísimo de vuestra página, sobre todo para orientar nuestras lecturas, porque a muchos autores aún ni los conozco.

MUCHISIMAS GRACIAS, un abrazo.

Eduardo dijo...

Parece que la realidad poética es bastante más plural de lo que algunos nos quieren hacer creer, ¿no?. Menos mal que el pensamiento único y el bipartidismo tienen una válvula de escape en Internet, con sitios como éste. Una república independiente de la poesía. Gracias chic@s.

Pepo dijo...

Buen trabajo, la verdad. Los editores tendremos que esmerarnos todavía más.

Vanesa dijo...

Yo quiero dar las gracias sobre todo a los editores que os partís literalmente el pecho por sacar los libros adelante, a los traductores que hacéis este trabajo más por amor al arte que por otra cosa, y por supuesto a páginas como ésta que nos sirven como mapa de lo que ocurre en el fragmentado mercado editorial de poesía. Así que, Pepo, creo que más que esforzaros vosotros, lo que nos toca a los poetas es comprar libros de poesía a saco, y disfrutar de una lista tan recomendable como la que nos presentan hoy.

Anónimo dijo...

Realmente parece complicado para mi pobre entendimiento que a alguien le pueda gustar Billy Collins y a la vez Jorie Graham. Es como ponerle un paño de ganchillo a un sillón de diseño italiano. Pero bueno, para gustos, los colores.

La votación del público me parece decepcionante. Grandes marcas pero poca chicha. ¿William Carlos y Seamus Heaney como mejores?. La votación de los Addison está un poco mejor pero sinceramente no creo que haya habido siete grandes poemarios traducidos que merezcan estar ahí. Los accésit y los finalistas ya tienen algo de broma, con los poetas escandinavos, muy flojos para mi gusto.

Esperaba más.

Carlos dijo...

Siento discrepar con el anterior compañero. Hasta las microreseñas me parecen buenas. Estáis en un nivel impresionante y los resultados son una muestra clarísima de objetividad, criterio y profesionalidad. Felicidades.

Me encanta Collins. Y Graham. Y no soy bipolar.

un amigo dijo...

Es curioso pero me encuentro este blog casi por primera vez por recomendación de un buen amigo, y descubro a Denise Levertov entre los ganadores de su premio. Y parece que hasta ahora no era demasiado conocida entre ustedes. Como buen mejicano no puedo callarme y tengo que decir que esa maravillosa señora vivió en esta tierra tres años, volvió en varias ocasiones, y desgraciadamente su madre murió aquí. No se si estará en la antología que allí han publicado el poema "Death in Mexico", pero es uno de sus mejores. No lo encuentro online para ponerlo aquí pero les voy a poner otro, que también está relacionado en parte con la memoria de su mamá. Perdonen que lo haga en la lengua materna de la poeta, y perdonen también si les digo que el título es uno de los mejores que jamás he leído:

The blue rim of memory

The way sorrow enters the bone
is with stabs and hoverings.
From a torn page
a cabriolet
approaches over the crest of a hill,
first the nodding, straining head of the horse
then the blind lamps, peering;

the ladies within the insect eagerly
look from side to side awaiting the vista—
and quick as a knife
are vanished. Who were they? Where is the hill?
Or from stoked fires of nevermore
a warmth constant as breathing hovers out
to surround you, a cloud of mist
becomes rain, becomes cloak, then skin.

The way sorrow enters the bone
is the way fish sink through dense lakes
raising smoke from the depth
and flashing sideways in bevelled
syncopations.

It's the way the snow
drains the light from day but then,
covering boundaries of road and sidewalk,
widens wondering streets
and stains the sky yellow
to glow at midnight.

Reporteros sin fronteras dijo...

Queridos compañeros:

Como buen blog que promueve la libertad de expresión quería decir a todos los lectores que Reporteros sin Fronteras pone hoy en marcha el primer Día Internacional por la Libertad de Expresión en Internet.

Con ese motivo, la organización renueva su operación “24 horas contra la censura” y llama a los internautas a movilizarse en el sitio http://www.rsf.org/rubrique.php3?id_rubrique=21

Actualmente hay 63 ciberdisidentes entre rejas por haber usado su derecho a la libertad de expresión en la Web. China sigue siendo la mayor cárcel para periodistas digitales y bloggers.

Para denunciar la censura ejercida por los gobiernos, y reclamar más libertad en Internet, Reporteros sin Fronteras hace un llamamiento a manifestarse en nueve de los países enemigos del Net. Durante 24 horas, desde el miércoles 12 de marzo, a las 11 horas, hasta el jueves 13 de marzo, a las 11 horas (hora de París), los internautas podrán crear un avatar, elegir el mensaje de su banner y tomar parte en una de las cibermanifestaciones que tendrán lugar en Birmania, China, Corea del Norte, Cuba, Egipto, Eritrea, Túnez, Turkmenistán y Vietnam.

La organización publicará también su nueva lista de los “enemigos de Internet”, y hará pública una versión actualizada de la Guía del ciberdisidente.

En la primera edición de las “24 horas contra la censura” se movilizaron cerca de 40.000 internautas, haciendo que evolucionara el mapa de los “agujeros negros de la Web”. ¡También ahora podemos tener un peso en las autoridades que amordazan lo que debería ser un lugar de intercambio libre, y conseguir que la operación sea de nuevo un éxito!

Gracias por dejarme este espacio para dirigirme a todos y viva la poesía para siempre.

Anónimo dijo...

Como portugués, me satisface que la obra de Al Berto vaya siendo paulatinamente más y más reconocida como uno de los mejores poetas del siglo XX. Y no lo digo porque sea de mi país sino por su capacidad de crear un estilo propio que aunaba romanticismo, surrealismo y realismo sucio. Es una pena que Al Berto no haya podido conocer en mayor medida el enorme eco de su obra, pero al menos los que lo conocimos tenemos la tranquilidad de que su obra se irá haciendo más grande con los años. Gracias por su votos.

Helena dijo...

Si, yo también discrepo de anónimo. Es como si en arquitectura sólo te pudiera gustar William Pereira o César Pelli y no pudieras mirar o entrar en un edificio que no fuera posmodernista. O como si no te pudiera gustar Velazquez y Egon Schiele a la vez. Siento decir que esas autocastraciones y dualismos me parecen de personas con una escasa formación artística.

Anónimo dijo...

Dedicado a quien no le gusta la poesía escandinava:

Semana de trabajo
...
Martes

Me rompo la crisma en cada escalón
Me enveneno en todas las cocinas
Me cuelgo en el desván

Me cuelgo en la percha del vestíbulo
Me ahogo en el baño pero cuando tiro del cordón
oigo una tos hueca: Tú no puedes salir

Pero yo pregunto: ¿por qué
manan dos hilillos de sangre
del enchufe?


Georg Johannesen

Eduardo dijo...

Pues otro para nuestro amigo:


es verdad que estoy aterrorizada
por mis últimos
alaridos, que vienen de un lugar
de la habitación que no sabía que existiera


Anne-Marie Berglund

sara dijo...

Buenísimo también Lo malo de la poesía de Collins que publicó Bartleby.

El mejor libro traducido del año es el de Stephen Spender. Lástima que sea una reedición. Pedazo de poeta que pide unas obras completas traducidas ya.

C. dijo...

Vivan los nórdicos si los traduce Uriz.

Anonimote dijo...

Cuando terminéis los premios, por favor, necesitamos una contracrítica de la crítica de Ainhoa de hoy al último premio Loewe. Parece que apuesta un año más por llevarse los premios a las peores críticas del año.

anónima dijo...

"Este Loewe lo hemos ganado todos". Maravilloso endecasílabo para terminar una reseña. ¿Quiénes sois todos?.

Tengo ganas de devolver y no estoy embarazada. ¿Alguien se lo explica?

Anónimo dijo...

Que pena que no pueda haber elecciones democráticas para elegir a nuestros representantes en la crítica. Algunos, y algunas, iban a estar por tiempo indefinido en la oposición.

Helena dijo...

Bueno, antes de las vacaciones, una poesía de la antología premiada. Me encanta Duhamel pero no tengo tiempo como para copiar los poemas que me gustan de ella.

Lo de Ainhoa hay que tomarse como una broma para no hacerse mala sangre.


El Desfile y después del desfile


El desfile fue un poco triste,
tres o cuatro brujas pequeñas, un pirata,
un dálmata, un gato negro, un par de dados.
No había ni siquiera una banda o un bastón de majorette.
Un único coche de policía lideraba el paso y el resto de nosotros,
pasteles de crema con conciencia comunitaria, nos arrastrábamos
esperando que el espíritu nos sacudiera.
Una cucaracha estaba hablando a una diosa polinesia
y mordisqueando su corpiño.
Era un día oscuro en el centro
conforme nos perdíamos en el espacio.
Y luego volvimos a nuestras casas
y nos sentamos y lloramos sobre nuestras manos,
algo sobre no haber tenido una madre
o un padre, y esto no nos convertía
en monstruos de la naturaleza o algo parecido, y yo
acariciaba tu cabeza y mirábamos
por la ventana a los riesgos venideros innecesarios,
una actividad que nos encantaba.
Era como caminar por la noche con un bebé
o caerse dormido de un burro
y escupir desde un acantilado. Por lo demás,
hemos renunciado por completo a aficiones muy comunes
como llevar camuflaje en un bosque de pensamientos perdidos.

James Tate

Jordi dijo...

Pues yo voy a poner un poema de ese loco delicioso y divertido que debió ser Gherasim Luca, aunque reconozco querida Helena que has puesto el nivel difícil con ese poema de esa antología tan variopinta como lleno de poesía y brillantez que es La diferencia entre...En éste poema Luca habla de su primer intento, real, de suicidio, cuando todavía era joven. Lo consiguió finalmente a los 80 años saltando al Sena, cuando fue desahuciado de su apartamento por razones supuestamente higiénicas.

I. Trato de suicidarme estrangulándome
con ayuda de una corbata que ato
al pomo de la puerta

He dejado sobre la mesa una carta
que me parece de una comicidad irresistible
La ausencia de toda razón perceptible
halla en mi suicidio «a causa de la miseria»
una réplica groseramente económica
pero llena de encanto

De todas las razones aparentes
invocadas por los suicidas
esta me ha provocado siempre
una repulsa especial
debido a su carácter esclavista, masoquista
y claramente contrarrevolucionario

No podía dejar una carta
más desconcertante sobre mi cadáver

Para él la sola palabra «privaciones»
resume toda la languidez
y la beatitud del miserable

Aunque saque la lengua
con una involuntaria tendencia
satírica antagónica
mi arribista cadáver supera
gracias a esta carta
el primer grado de la escala social
Un vértigo en el que reconozco mi pasión
por la intoxicación, por la asfixia
por la desaparición de las certidumbres

Llevo las manos a mi garganta
probablemente para impedir el estrangulamiento
pero el gesto es tan violento
que se diría que quiero rematarlo
No me he puesto una corbata desde hace ocho años

(Anotación inmediata)

Gherasim Luca

Montse dijo...

Voy a aportar mi pequeño granito de arena a esta recolección de textos ganadores con unos pocos versos de un semifinalista, el coreano Park Je-Chun, en un libro que tiene poemas muy buenos, y otros no tanto, pero que es muy interesante:

Edad de Piedra
.
.
.
Mi ataúd tiene una ventana de vidrio
y a través del cristal puedo contemplar las formas
que se abalanzan sobre mi cuerpo.
Aquí, las lombrices parecen reptiles
y los insectos dinosaurios.
Sin embargo, lo que más me aterra son las raíces de las hierbas,
porque ya no son las mismas que cosquillean en los saltarines pies desnudos
o las que acarician suavemente las espaldas al acostarnos.
Aquí, las raíces son como sierras afiladas
que abrazan mi ataúd como si lo exprimieran.
.
.
.
Park Je-Chun. La canción del dragón y otros poemas. Verbum

David dijo...

Pues nada, siguiendo la lista de libros, aquí pongo un poema de C.K. Williams de su libro Reparación, publicado por Bartleby:


RABIETA

El chillido de un niño afuera en la calle, no de dolor o
miedo,
más bien uno de esos sonidos inarticulados
pero vívidamente expresivos de una trompeta indignada:
algo desea que se le ha negado,
algo quiere ahora postergado.

Lo normal que debería ser llevar de forma preventiva ese
alarido
siempre contigo: todas las funciones que podría realizar,
su equivalente en palabras resulta tan abultado,
absorbe demasiado tiempo emocional,
ocasiona una atenuación tan en sordina, tan mitigada.

Y en nuestro grito al cosmos, elevar nuestra exasperación
ante lo imperfecto, nuestras teodiceas, ideales traicionados:
mantener la dura pulpa de ira dentro de nuestra propia ira,
toda esa necesidad de desagravio para tanto deseo
absurdamente frustrado.

Jose Mª dijo...

Nivelazo en los poemas. ¿Qué tal William Carlos Williams?. Cuadros de Brueghel. Lumen.


LOS CAZADORES EN LA NIEVE


El panorama es el invierno
montañas nevadas
al fondo el retorno

de la caza se acerca la caída de la tarde
por la izquierda
los fornidos cazadores traen

de vuelta la jauría el letrero del mesón
colgando de una
bisagra rota es un ciervo un crucifijo

entre sus astas el helado
patio del mesón está
desierto salvo por la hoguera

enorme que flamea al viento atizada
por mujeres que se agrupan
en torno a la derecha más allá

de la colina hay trazas de patinadores
Brueghel el pintor
preocupado por todo esto escogió

un arbusto azotado por el viento como
primer plano
para completar su pintura

jack quiere a sally dijo...

¿cuándo salen el resto de votaciones? dijeron que antes de las vacaciones y ya estamos en ellas... me muero de los nerrrrrvios.

Addison de Witt dijo...

Querido Jack:

Salvo milagro de última hora, no nos va a dar tiempo a dar los resultados hasta dentro de unos días. Está siendo complicadísimo. A buena hora...

Os vamos a dejar luego un post con un par de regalos por si alguien tiene ganas de leernos esta semana. Pero las votaciones tendrán que esperar un poquito más.

Perdón por el retraso. Y felices vacaciones a quienes tengan la suerte de irse.

Raúl dijo...

Genio. Al berto.

EL PEQUEÑO DEMIURGO

escribo barco y una quilla hiende el vastísimo mar
y los árboles crecen de los espacios de niebla
entre mirada y mirada se mueven
animales presos a la tierra con sus plumajes de hierro
y de rocío de oro cuando la luna se eclipsa
comunicándoles el celo y la nómada alegría de vivir

pienso otoño o invierno
y el fuego resinoso de los pinares se escurre sobre el rostro
sobre el cuerpo en tímidos gestos
éste es el tiempo
del capricornio reducido al escondrijo tatuado
en el ala mineral del ave en pleno vuelo y digo nubes
relámpago hierba aguas
hombre
escalofrío océanos sal exhaustos cuerpos
trashumantes pasiones digo
y surge irrumpe se escurre se yergue se mueve vive
muere
mas que nadie piense que es sencillo nombrar
colocar y desordenar el mundo

para que no se apague esta trémula escritura
necesito el sueño y la pesadilla
la proximidad vertiginosa de los espejos y
pernoctar en el fondo de mí con las manos sucias
por el arduo trabajo de construir los gestos exactos
de la alegría que por descuido dios abandonó al cansancio
al fin del séptimo día.

Al berto. Pre-textos

Anónimo dijo...

sí, sin duda alguna, Al Berto era un genio y su poesía una de las más destacadas de la segunda mitad del siglo XX -y no solo en Portugal. Con todos los respetos para el resto de títulos, "El miedo" es una referencia ya ineludible. Ganará, si hay justicia, el premio nacional de traducción.

Anónimo dijo...

El libro de Jorie Graham está bien si no tuviéramos que pasar por esos prólogos tan insufribles como pedantes que escribe el intertextual Julián Jiménez Heffernan.

Como dice Jorge Reichmann:

"Si la pedantería no fuese tan siniestra..."