miércoles, 1 de julio de 2009

Cuatro recomendaciones de lecturas veraniegas


Hola a todas y todos:

No nos estamos despidiendo hasta el final del verano pero sí queríamos dar cuatro recomendaciones de cuatro libros muy distintos. Por que sí.

La primera recomendación es el libro de Ildefonso Rodríguez "Escondido y visible 1971-2006" que recoge la poesía reunida del leonés, hasta ahora complicada de encontrar. Edita Dilema Editorial y prologa Antonio Ortega. Es un libro largo, casi 600 páginas, pero bien editado. Para los que se preguntan si es posible escribir una obra grande al margen de los grandes premios y editoriales, aquí está la respuesta. La poesía de Ildefonso, por su modernidad, por su oficio, por su ritmo, por su capacidad de transmisión poética, es de lo mejor de su generación, que es decir mucho mejor que la inexperiencia posterior.

El segundo libro que vamos a recomendar se titula "Mendigo" y es una antología que publica Renacimiento de Jesús Aguado. Es muy interesante la poesía de Jesús que parte de lo aparentemente confesional pero que traspasa a lo mágico e irreal, poesía de mirada de poeta. La selección de poemas, acertada, la realiza Juan Bonilla.

El tercer libro que recomendamos es "La marcha de 150.000.000" de Enrique Falcón, editorial Eclipsados, que reúne por primera vez este poema épico a dos columnas (una de citas y notas) en el que el poeta expresa su rabia y su pensamiento ante las injusticias del mundo, en una poesía profundamente social y reivindicativa, sin que por ello deje de ser poesía y poesía buena. Además de los versos y prosa poética de Enrique destacan también las ilustraciones de Enrique Cabezón.

El último libro que vamos a recomendar es "La aldea de sal" de Ledo Ivo, con traducción de Guadalupe Grande y Juan Carlos Mestre. Es un libro hermoso de este poeta brasileño poco conocido en nuestro país, con una obra abundante en su lengua original y en el que Guadalupe y Mestre hacen una buena selección de poemas, algunos de ellos de una calidad muy elevada. Edita Calambur.

56 comentarios:

Hoja de roble dijo...

Queridos Addison de Witt: està muy bien que recomedeis libros al margen de premios literarios i capillitas, però, para que la recomendación fuera autenticamente imparcial, me gustaría saber vuestros nombres auténticos. ¿Quiem me dice a mi que no estais recomendando vuestros propios libros? Creo que, además, dar la cara redundaria en vuestra nota de imparcialidad (ya que soys tan dados a dar este tipo de notas) subiera, pues es muy fàcil criticar el "stablishment" anònimamente, però no se sabe si formais parte de él algunas veces (es decir, si también chupais del vote) o si estais verdaderamente aptarte. Tambíen iria bien poder leer leer la lista de poemas que vosotros habeis escrito, pues es muy fácil ver la paja en el ojo ajeno però... Dicho eso, debo decir que me gusta mucho como depellejais a la gente que gana premios. Ya que se llevan la pasta, como mínimo un par de tortas también, no? En fin, un saludo.

Hoja de roble dijo...

Así que habeis considerado mi mensaje autopromoción, verdad? PUes sí, era autopromoción. Y anónima además, ¡qué feo! Bueno, en principio estoy trabajando en lo del jamón... però me gusta tanto que creo que me lo comeré yo! Ya digo, me muero de curiosidad por ver qué clase de poemas escribis vosotros...

Ben Clark dijo...

Querida Hoja de Roble, somos muchos los que quisiéramos saber (aunque sólo fuera por curiosidad) quién es (o quiénes son) Addison de Witt. Sin embargo, en mi opinión, no es en absoluto necesario que nadie revele su nombre para poder recomendar cuatro libros. Recomiendan cuatro títulos, pues estupendo. Debo intuir que eres catalanoparlante, com jo, pero te pediría que, al participar en un foro literario (y sobre todo si vas a pedir nombres y exigir cosas) evitases en la medida de lo posible las faltas de ortografía. Porque realmente son prescindibles.

Anónimo dijo...

XX dice:

Totalmente de acuedo con Ben Clark.
Totamente en desacuerdo con Hoja de Roble a quién también le recomiendo que revise su ortografía de forma urgente.

A mi me mata la curiosidad de saber qué escriben los Addisson.
Visto el panorama es totalmente recomendable que sean anónimos por su propio bien.

Y gracias por las recomendaciones de los Addison.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Deseos: a Hoja de Roble que mejore su ortografía y a Ben Clark que deje de torturarnos con sus poesías.

Addison de Witt dijo...

Somos todos los libros que recomendamos. Incluso los que criticamos. Somos todos ellos y ninguno.
Realizamos nuestras valoraciones en base a la calidad a lo escrito y olvida los nombres que los acompañan. ¿Qué importancia tienen?
Lee y aprende un poco.

Anónimo dijo...

XX dice:

Addisson creo que allí esta la clave y la diferencia entre poetas y poetas. Olvidarse del yo y de los nombres y darle importancia a la poesía.
En una presentación que hizo mi profesor de poesía, dijo que él como poeta no importaba nada. Que lo importante era la poesía.

¿Joan esta Usted por allí? ¿Anonimito estas demasiado callado, dónde estas???

Un saludo

Joan dijo...

Si se fijan, el número de participaciones cuando se habla de premios es mucho mayor que cuando se habla de recomendaciones. Es el eterno problema de tener un número de poetas mayor al número de lectores de poesía. Unos cuantos son unos perfectos analfabetos.

Y luego siempre aparece alguien cuyo principal obstáculo, además de demostrar su incultura en su escritura, y su impericia pública como poeta en su blog de turno, es no ser el poeta recomendado. Patético e infantil.

Ignoro cuantas personas habrán ido a leer algunos de estos libros pero recomiendo especialmente la poesía reunida de Ildefonso Rodríguez y no puedo estar más de acuerdo en su reivindicación como uno de los mejores poetas de su generación. Un buen ensayista y músico, además.

La poesía de Falcón es demasiado política para mi gusto. Y en especial en ese libro. El libro de Ledo Ivo no lo he leído. Lo haré.

Lean ustedes un poco también.

Anónimo dijo...

Hola

Sr. Joan soy XX quería preguntarle si quiere responderme.

- ¿Cuál es su autor preferido?

- ¿Qué es para Usted la poesía, o qué finalidad tiene para su entender la poesía (si es que tiene alguna finalidad? O mejor como definiría la poesía?

- Referente a la poesía social: ¿Hay algún autor de poesía social que le guste?


Me interesa saber su opinión.
Y le diré que también tengo curiosidad por conocer su poesía. Pero claro eso no es posible.



Un saludo y gracias

Anónimo dijo...

willyimagine dice:

muchas gracias por las recomendaciones, tengo la impresión de que en estos 4 libros hay más poesía que en 4 meses de suplementos culturales..

conozco la obra de jesús aguado, muy interesante, variada e imaginativa. pero sobre todo recomiendo el libro de enrique falcón: pocas veces he visto un proyecto tan ambicioso, potente y logrado. poesía de la buena, lo que ciertamente no es fácil de conseguir con temas políticos (pero cuando se consigue a mí, al contrario de a joan, me interesa especialmente).

por lo demás, estoy de acuerdo con joan, una pena que interesen más las rencillas que los buenos libros. intentaré hacerme con ildefonso y con ledo, a quienes no conozco pero tienen buena pinta.

un abrazo!

Nadie dijo...

No entiendo lo de "demasiado política", pensé que lo que importaba era que la temperatura poética no se perdiera... ¡aunque se intente ser cívicamente útil!

España, aparta de mí este cáliz, es demasiado político, está marcado por las circunstancias, y no por eso deja de ser poesía arrebatadora.

joan dijo...

Intentaré aclarar lo que quise decir. Cuando dije "demasiado política" me refería a que en no pocas ocasiones a lo largo del libro prima el mensaje político sobre el mensaje poético. Con esto quiero decir que parece que el inicio del proceso por el cuál se vierte al lenguaje el verso está condicionado a una intencionalidad política a la que, en una segunda vuelta, se le trata de dar una apariencia poética. El resultado es un verso muy político pero escasamente poético.

A lo anterior no ayuda precisamente la segunda columna que acompaña al libro. Hay momentos en los que se cae directamente en la propaganda seudomarxista e incluso vienen recuerdos anteriores a la caída del telón de acero. Hay un cierto sovietismo en algunos pasajes que me inquietan.

Todo lo anterior me sobra. Su ubicación natural sería en un libro de ensayo salvo que el poeta tuviera una capacidad genial, algo que no ocurre.

Respecto a su pregunta, XX, ya sabe que soy poco dado a dar recomendaciones. Creo que hay buenos poemas políticos pero los poetas que han escritos poesía política han errado en un porcentaje mucho mayor que acertado. La tentación al panfleto y al cartel es demasiado cercana.

Anónimo dijo...

XX dice:

Supongo que en ello reside el reto, escribir poesía sin llegar a ser panfleto político. Complicado.

De todas formas yo me voy a leer las cuatro recomendaciones.

Lo poco que he leído de Enrique Falcón me gusta. Y un fragmento que leí de la marcha también me gustó bastante.

Las otras 3 recomendaciones, no conocía dichos autores.



Con las obras completas me ocurre muchas veces que me canso. Pierdo la perspectiva del poemario como unidad. Creo que voy a leer alternativamente los poemarios para que esto no me ocurra.
Ahora mismo estoy leyendo el libro Ondulaciones de J.U. Ullán

De todas formas Sr. Joan yo pienso que es bueno que existan los blogs aunque muchas veces lo que se exibe no sea de la mejor poesía. No todo el mundo tiene la misma formación y escribir poesía es sumamente dificil.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

willyimagine dice:

Interesante tema el que se abre..

Hay, para empezar, en críticos como Joan -tan acertado otras veces-, una separación artificial entre lo político y lo poético. Toda poesía es política, incluso "demasiado política". Otra cosa es que los temas explícitamente políticos suelan llevan consigo -como bien dice Joan- "la tentación al panfleto".

Sin embargo, en mi opinión, la poesía de Falcón sí logra una gran calidad poética y no se puede decir -salvo fragmentos aislados- que sea lineal, discursiva o panfletaria. Su potencia épica es algo que se agradece en la inanidad de hoy en día, sobre todo porque ese tono épico no es directo y superficial, sino que se suele expresar con versos de gran belleza y apertura de sentidos ("hurgar en la tormenta con tus dedos de niño", "y yo he sido esta selva palpitante de lagartos", "ha llegado esta risa a mis ventanas como un dios que pasa frío", citando un poco al azar).

Eso en lo referente a la columna principal, porque otro tema es la columna de citas, que, aunque con dudas, cada vez me parece más prescindible: entorpece la lectura principal con referencias concretas que no son necesarias (al hablar de una persona que pasa frío entre ruinas, no se gana nada concretando que se trata de "Bashir Ahmad, cirujando de uno de los hospitales de Bagdag..").

Aunque esto nos llevaría a un tema mayor: ¿debe la poesía apuntar sólo a lo universal, a lo general, o caben en ella los datos concretos? Creo que cabe todo dentro de la poesía, pero a condición de no necesitar notas a pie de página para entenderlo. De otra manera, un poema actual se asemejaría a uno antiguo que ha perdido potencia para un lector actual por verse obligado a recurrir a las notas explicativas.

Ahora bien, yo diría que este "distanciamiento" ha sido voluntariamente buscado por el autor, a la manera de Brecht en su "teatro épico", buscando que el lector no se deje llevar acríticamente por la fuerza inmediata de las palabras, exigiendo una lectura reflexiva, y no una simple catarsis estética.

Si esto ha mejorado o perjudicado el resultado final, es un tema a debatir.

Anónimo dijo...

XX dice:

(Me atrevo a opinar)
Yo creo que si se quitan las referencias más directas, evitando nombres o situaciones concretas llegaremos a tener un poema más universal y la funcionalidad del mismo se multiplica. Porque dándole ese tono más universal se puede aplicar a más situaciones cotidianas sin nombrarlas. Creo que la función de la poesía social crecería en poder evocativo y perdería el tono panfletario.
Aunque dudo que la poesía tenga ninguna función en realidad, si no es la de ahondar en el lenguaje más que en la realidad cotidiana.
Eso si creo que se pueden utilizar cualquier tema para hacer poesía siempre que el tratamiento sea poético o sea verdadera creación sin mimetismos.

Bueno un saludo me voy, hasta luego.

joan dijo...

Tampoco está en mi ánimo, querido Willy, iniciar una diatriba contra el libro de Falcón, que sin duda tiene momentos acertados como los que señala. También tiene otros muchos momentos alejados de la política que acusan una propensión excesiva al lenguaje metafórico, no siempre acertado:

"Que mi libro de aortas te dispare
te deje en la camisa un arpón de abrazos..."

"Abrimos entonces el libro del disparo
y estalló el sudor de las mujeres como una bala abierta"

¿No hay un cierto denominador común entre muchos de los poetas valencianos, barroquismo, alcanzado a través de un lenguaje recargado en lo metafórico? No es tanta la distancia que separa a un Carlos Marzal de un Enrique Falcón.

La lectura del libro se me hace repetitiva en no pocas ocasiones (¿no cree que le sobran unas cuantas páginas?), pesada, que no potente, en su concepción épica (épica no lograda, en mi opinión, por la falta de tensión, entre otras muchas cosas) e incluso recargada en muchas partes del discurso más poético.

Todo ello sin obviar la parte pontifical y neocristiana, parte que se me atraganta especialmente por las enormes contradicciones ideológicas en las que incurre, y que se añade al discurso marxista.

No estaría de acuerdo en que todo poesía es política. De hecho la poesía política suele perder el primer sustantivo pero veo difícil establecer una manera objetiva de discutir sobre el tema.

Entiendo que los señores de Addison mencionen este libro ya que parece que el poeta es de su interés. Y es un libro por encima de la mediocridad publicada. Pero tiene la pretenciosidad de los primeros libros sin serlo (trata de meterlo todo en un mismo saco), el exceso de los mismos, una carga propagandista que no es menor y un lenguaje poético recargado que no es precisamente un ejemplo de modernidad.

No quería hacer una diatriba y al final he terminado diciendo que el libro es antiguo en lo ideológico y en lo formal. Lo siento.

PD - Al anónimo que aconseja que el señor Clark deje de escribir poesía le pediría que aclarara sus razones. Yo le sugeriría a Ben simplemente que se cambiara de género. Igual que los poetas buenos son incapaces de escribir sin hacerlo de forma poética sea cual sea el género que escriben, en el caso de Clark le pasa lo contrario. Sea lo que sea lo que lea de él, todo me suena narrativo y novelesco. Para mí, es usted un narrador, no un poeta. Ninguna de las dos cosas está por encima de la otra pero es importante saberlo si es que su círculo de amistades es demasiado fiel para decirle lo que piensa (o simplemente piensa que la narrativa es poesía). El que acorde la narración a patrones de métrica clásica no deja de hacer que sus versos sean en realidad líneas cortadas de un relato. Me sorprende que su amigo Colinas, que tanto insiste en la prueba de juntar los versos para saber si se trata de poesía o no, le sea tan fiel a su poesía y tan infiel a sus creencias. Pero de las incongruencias de Colinas podríamos hablar durante horas y sería tan aburrido como la poesía que ese señor escribe.

Nadie dijo...

En ese sentido, veo mucho más fresca la propuesta de Jesús Aguado, sin menospreciar la de Falcón: sus poemas sí que están vivos por sí mismos, aunque podrían hervir de referencias... cuando dice "Estábamos ahí / a salvo del estar y del ahí", cualquier aprendiz de filósofo puede apreciar una referencia a Heidegger, pero una personita normal que no lo reconozca puede ver "ahí" unos versos muy sugerentes

robespierre dijo...

Muy bueno, otro debate abierto por parte del señor JOAN: la diferencia entre poetas y narradores. Es curioso, pero la tendencia a la narratividad aumenta según disminuye la edad de los pretendidos poetas, a más juventud, menos poesía.

Una amiga me prestó el término "poetas vagos" para referirme a estos narradores en columna. Impera en sus historias la anécdota vacía, el pastiche, el deshogo, la violencia verbal, la autocompasión, el odio macarra, la gracieta sexual... Y ego, mucho ego.

Todos están obsesionados con Carver, Fante y ¡cómo no!, el manido Bukowski... ¡qué modernos! No les saquen de ahí, porque no han leído más.

Son los bukowskianos, los poetas de "no ficción" (tremendo subtítulo), los perfopoéticos, las niñas que enseñan pezones y carmín en las fotos de las antologías, los de la barba trasnochada y el sombrero, los de la cerveza en mano, como si el símbolo les fuera a dar el halo poético del q no disponen.

Es una pena, su estética es tan pobre y tan ramplona que durará muy poco. Por blogs y pubs pueden ustedes descubrirlos. Son legión.

Curiosamente las dos últimas referencias que he visto por prensa on-line (Público y ABC) sobre poesía han tratado de ellos. Lo cual significa que los verdaderos poetas están en el buen camino. La prensa es para los políticos y las vedettes.

Pero es una buena noticia para los poetas de raza: con este futuro, va a ser muy fácil distinguirse.

Lo malo es que a críticos/poetas vejetes como Antonio Colinas o L. A. de Cuenca les hacen gracia. Como no han pisado un bar en su vida, les hacen gracia el descaro y los escupitajos y los vómitos. Este es un término muy utilizado por estos jóvenes y pretenciosos "poetas": yo es que cuando escribo, vomito.

Ya se nota, ya.

Nadie dijo...

tampoco generalice, señor: hay mucha mediocridad, como siempre la ha habido, pero también hay jóvenes menos (auto)complacientes

Anónimo dijo...

Querido Nadie:

Si no generalizáramos, no habría posibilidad de debate en el ser humano. Nadie abriría la boca, ni siquiera usted.

Por supuesto que no estaba generalizando, se da por hecho entre personas inteligentes que siempre hay alguna excepción. No distraiga la atención del mensaje sólo porque le haya picado.

Salud.

Anónimo dijo...

Y conoce usted poco del asunto si cree que Antonio Colinas y Luis Alberto no han pisado un bar en su vida...

Anónimo dijo...

Mendigo, me parece un libro sinceramente malo. Me extranna que los Adison lo recomenden, cuando tenga el libro a mano dare mis razones por las que estoy en desacuerdo con esta recomendacion.

P.D.: no puedo evitar las faltas de ortografia estoy fuera del pais.

Perpleja dijo...

Esto que comentaré no tiene nada que ver con el tema del post, pero quería compartirlo a ver si me ayudan a entender ... Por casualidad doy con el blog de una poetisa asturiana llamada Yose Alvarez Mesa http://deyose.blogspot.com/ Resulta ser que esta señora, miembro de varias asociaciones culturales y de escritores, gana por año decenas de premios literarios, menores, eso sí, pero dotados de metálico. En lo que va de 2009 lleva ganados 21 premios, con versos de este calibre:

ya no abrigo esperanzas para darles calor
ni las mimo y las crío entre algodones
ni las voy recogiendo una a una por los rincones
reuniéndolas en el centro de la sala
para que parezcan más

¿Es normal esto en España?
Personalmente no me da por los concursos, pero es evidente que nadie debería perder tiempo y dinero en enviar nada.

david dijo...

La verdad es que hay grupúsculos de poetas menores que entre ellos se presentan a premios regionales donde van recogiendo sus aguinaldos. Hoy mismo he recibido en mi correo las noticias del día de ayer que llevan la palabra premio de poesía y aparecen los habituales del grupo de CR (Ciudad Real en este caso), aunque no todos provengan de allí: José Luis Morales, Francisco Caro, Pedro Antonio González Moreno y, en segunda derivada, Sonia Fides. A la tal Sonia, que le dan el premio Nicolás de Hierro, y que se presenta con el seudónimo de su blog para que no haya dudas de quién es, le dan el premio sus propios amigos Francisco Caro, Pedro Antonio González Moreno o Morales, en la ciudad natal de dos de ellos.

El premio Villa de Roda lo ha ganado José Luis Morales y en el jurado figuran varios amigos entre los que aparece primero Pedro Antonio González Moreno. Bien.

Curiosamente, en la misma noticia aparece un nuevo premio que habría ganado esta vez Francisco Caro, aunque de momento es imposible averiguar los nombres de jurado.

Sería interesante que en las próximas ediciones de valoración de los premios también los Adisson se encargaran de estos premios menores donde ocurre exactamente lo mismo que en otros premios, también es dinero de todos, y la cara de vergüenza ajena que se nos queda es similar.

joan dijo...

Sin duda los hay, señor Nadie. Estaba hablando de tendencias. No nos la cojamos con papel de fumar, por favor.

Lo que cuenta David no es ninguna novedad para lo que estamos en el mundillo. Es un pequeño grupúsculo, con alguna conexión a Luis Alberto de Cuenca, unos cuantos caminos conducen a él, sobre todo en el caso de Pedro Antonio y de Morales. Poéticamente no hay nada interesante en ninguno de ellos pero en premios de segunda y tercera fila se mueven muy bien.

Anónimo dijo...

willyimagine dice:

Siguiendo el tema de la narratividad en poesía, coincido con Robespierre en el cansancio que producen los jóvenes de pose bukowskiana y poemas superficiales y vacíos.

Pero me parece que este hecho no debería desacreditar a todos los poetas de la "tendencia narrativa". Pondré un ejemplo: no conozco poeta tan radicalmente narrativo como Manuel Vilas y, sin embargo, creo que su poesía es de un gran nivel.

Es verdad que la narratividad puede considerarse como un rasgo antipoético, pero es que una gran parte de la poesía moderna, desde Baudelaire por lo menos, se construye explotando los recursos de lo no-poético. La opción contraria es extremar lo poético, con Mallarmé por santo patrono, una opción igualmente válida pero que a mí personalmente me interesa menos. También hay opciones intermedias, sin duda.

En definitiva, que en la modernidad un poeta por narrativo no es peor poeta (ni mejor tampoco).

PD: Sobre el tema del libro de Falcón, me alegra que haya habido intervenciones tan lúcidas y justificadas como las de XX y Joan. Está genial poder cambiar puntos de vista con vosotros.

Anónimo dijo...

XX dice:

Willymagine leeré a Manuel VIlas para ver lo que dices.

Lo que dices del tema de la narratividad en los poemas, tal vez sea una tendencia más en estos momentos. Pero creo que si muchos de ellos ahondarán en lo poético y al escribir luego revisarán lo escrito podrían sacar buenos poemas o mejores.
Yo no creo que sea bueno que los poemas sean tan narrativos. Creo que entonces lo que hay que hacer es escribir narrativa. La peosía es sugerencia, si utilizamos la narrativa perdemos ese poder evocador que tiene la poesía. A ver si me explico, cuando al leer un poema en sus varias re-lecturas el poema crece creo que es porque es sugerente y el lector lo re-interpreta y el poema se va abriendo. Si le quitamos el poder evocador de la metafora y de la imagen y encima le metemos un montón de narración dejamos de tener un poema. Y creo que como he dicho antes, es importante para llegar a ello profundizar en la revisión y detenerse a mirar el poema a ver si es poema o no lo es.

Además creo que el poema es una respiración, dudo que escribiendo un poema narrativo podamos encontrarle la forma adecuada de cadencia. Esa respiración que late cuando lo leemos.

Bueno no sé, siempre estoy intentando escribir y siempre dudo de lo que escribo.


A mi lo que me gusta de este blog es eso, el poder hablar de poesía. Lo de los concursos no me interesa tanto aunque yo no sabía que el tema concursos funcionaba de esta manera tan lamentable. Pero aún siendo un panorama decepcionante me da igual.

Un abrazo.

joan dijo...

Oiga, Willy, usted y yo tenemos los gustos invertidos. ¿Leyó el último libro de Manuel Vilas? ¿Sí, ese al que le dieron unos de esos premios Visor tan limpios? Yo no sé la poesía que encontrará usted ahí pero yo lo devolví a mi librero. Es tan tan narrativo que se olvidó de la poesía. Deberíamos tener derecho no sólo a la devolución del dinero sino a una indemnización por el tiempo perdido.

Prosónimo dijo...

Rafael Cadenas: "la poesía de hoy está en la prosa."

joan dijo...

Ahora me comparará usted a Rafael Cadenas con los prosistas aspirantes a poetas que he mencionado. Hay que ser muy prosónimo para decir algo así.

SONIA FIDES dijo...

Estimado David:

A la tal Sonia Fides, como usted le dice y que soy yo, no le ha dado ningún premio un amigo suyo, si habla infórmese bien porque yo "gane"(y lo entrecomillo porque según usted me lo regalaron) el premio mucho antes de abrir mi blog. Y yo no conocía a nadie del jurado, los conocí el día de la entrega de premios en Piedrabuena.Siento fastidiarle la estadística pero se ha colado.

Atentamente.

Anónimo dijo...

Venía a decir José Ángel Valente en "Ideología y lenguaje", Las palabras de la tribu, Tusquest, que caer en cualquier tipo de formalismo, ya sea estético, ideológico, o por "moda", origina una institucionalización del lenguaje y, por ende, de la palabra poética. Se produce así el "secuestro" de la palabra, y es "maniatada" por "el bien público". La naturaleza de la palabra poética verdadera residiría para el poeta gallego en su "carácter clandestino", su capacidad para surgir del subsuelo de la realidad sobreponiéndose a la "tiranía" impuesta por la "ciudad". Como el símbolo del "limo", tan presente en sus versos, la palabra poética verdadera es un organismo de origen desconocido que "aparece" -porque es una aparición, una revelación- y sobrevive en lugares inhóspitos. Como las flores de invierno.

Gracias por este blog y la labor que ello supone, y por todas las opiniones favorables o desfavorables, porque nos hacen sentir que hay más huellas en el desierto.

at war dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, anónimo. Sólo hay que ver el artículo de seudocrítica que hace Ainhoa Saenz en el gutural hoy viernes para ver que nunca la crítica de poesía oficialista había caído tan bajo. No sólo tienen el gusto donde la espalda acaba su nombre sino que escriben mal, han leído poco, no han entendido lo que han leído...Es un desastre. Vergüenza ajena produce profesorcillos como éstos escribiendo de lo que no saben. Que se vuelva a su querida biblia y deje la poesía de una vez.

Anónimo dijo...

Sí, Ainhoa en su línea de patetismo.

Pero como noticia curiosa del día pondría esta con la que no puedo no estar de acuerdo:

"Ángel González era un hombre acobardado, estaba aislado, nadie conocía su poesía."

http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009071700_31_783186__Oviedo-Angel-Gonzalez-hombre-acobardado-estaba-aislado-nadie-conocia-poesia

Pena que no se quedara aislado.

at war dijo...

Cualquier poeta que viviera en España en 1975 con 18 años o más y no haya pasado por la cárcel es para mí un cobarde. Todo sus discursos posteriores son los típicos de cobardes. ¿Por qué no se metían con la dictadura cuando tenían que hacerlo y jugaban mientras al premio del Opus, Adonais para más detalles? No es de extrañar que su comportamiento sea el que es y ha sido. Lamedor del culo del poder en todas sus manifestaciones y orificios. Y así son sus jóvenes secuaces.

Anónimo dijo...

... y sin embargo, toda esta maquinaria oficialista consigue lo que se propone: que una gran mayoría de lectores de poesía de este país siga sus dictados y lean con fervor todo lo que sale de la dadivosa mano de Chus Visor & co. ¿Hasta ese punto hemos llegado? ¿Dónde está la igualdad de oportunidades? Ya no hablo sólo de los premios. Las críticas en grandes medios, las prácticas xxxxxx de algunas editoriales...me cuesta creer, me resisto a creer que todos los lectores/escritores aceptemos el statu quo así como así, y hay que empezar a cambiar las cosas sabiendo llegar a los lectores, intentando que abran los ojos y busquen más allá del premiado de turno. Tiene que haber alguien importante entre tanta xxxxxx dispuesto a modernizar la lectura de poesía en España. Alguien con huevos y sentido común. No puede ser todo, todo el mundo poético un nido de ratas.

victor dijo...

Por favor, ¿se pueden llevar ya al señor Montero de Santander? ¿Qué hemos hechos los cántabros para sufrir esto? Y lo más importante, ¿qué hemos hecho para sufrir a la fauna de besadores de pies, brown-noses y similares que le acompaña y se apunta a sus cursos con la esperanza del nuevo premio? Todo el mundo se ha dado cuenta ya del fracaso de Operación Triunfo. ¿Dónde podemos quejarnos de estos nuevos triunfitos y su carismático líder?

¿Y tenemos encima que ver una de las chozas donde vive el colega?

http://www.eldiariomontanes.es/20090720/cultura/destacados/poesia-individualismo-solidario-20090719.html

Individualismo solidario. Pues solidarízate y regala una de tus mansiones. Esa misma valdría para 5 familias. Con un mucho de suerte te quedas en la novela.

¿Alguien sería tan amable de pasar la lista de asistentes al curso? Es para predecir el futuro. Gracias.

Viktor Gómez dijo...

Acertadísimas elecciones.

Al menos 3 de los 4 libros los leí ya. El último ayer, el de LEDO IVO.

Seguís en muy buena forma.

Un abrazote,

Víktor

Anónimo dijo...

Tiene que haber alguien importante (decía un anónimo más arriba) que arroje un poco de luz sobre el patético panorama poético nacional en el que, como bien comentáis, lo que importa no es escribir bien sino relacionarse bien. De todos modos, lo que me parece más triste es lo de los premios ya que, en este caso, además se juega con la ilusión y el dinero (la mayor parte de las veces público) de mucha gente. ¿Sentirá ilusión el poeta lameculos de turno que recibe un premio que ya estaba amañado de antemano? ¿Es posible tan desmesurada dosis de cinismo? Dicho todo esto, vuelvo al principio del mensaje donde decía que tiene que haber alguien que, con cierta autoridad o más bien con cierta capacidad para aglutinar lectores, comience a denunciar el lamentable estado de la poesía española actual. En este sentido, me gustaría abrir un pequeño debate sobre el libro "Postpoesía" de Agustín Fernández Mayo. Agustín, aunque es más conocido por sus novelas y por toda la movida de la generación Nocilla, escribe un ensayo acerca de la poesía reciente en nuestro país y la verdad es que pone el dedo en la llaga en muchos de los aspectos que venimos comentando en este blog dede hace ya bastante tiempo. Otra pregunta que me hago es qué necesidad tenía Agustín de reflexionar acerca del truculento mundo de los poetas; en cualquier caso es de agradecer que tipos como él se mojen. Un saludo.

joan dijo...

Nunca, amigo Victor, en la historia de la poesía española, ésta ha girado tanto en torno a un sólo poeta, y nunca ha sido este poeta tan malo.

Y nunca ha habido unos poetas jóvenes tan serviles al poder.

Tenía mucha razón At War cuando hablaba del franquismo y de lo bien que se llevó la generación del 50 con el régimen. Es verdad que la mayoría pasó por el opusino premio Adonáis y que ninguno lo habría ganado, o se habría llevado un accésit, si hubiera pasado por la cárcel o hubiera sido realmente crítico con la dictadura.

¿Qué tiene que ver el franquismo con los jóvenes de ahora? Mi teoría es sencilla: la mayoría de personas que lucharon de verdad, frente a frente, contra el franquismo o bien fueron asesinadas o bien tuvieron que marcharse. La mayor parte de la población se acorbardó e incluso tomó el franquismo como un mal menor. Los jóvenes poetas de ahora, en mucho casos, son hijos o nietos no de los valiente sino de los cobardes. Llevan en sus genes la cobardía de todo un pueblo que aguantó 40 años una dictadura y que luego votó una constitución que es una farsa de la democracia.

Y por eso imitan a sus mayores, tragan lo intragable, aceptan lo corrupto, empapan sus labios y son incapaces de decir lo que piensan, si es que piensan. Son los hijos de los hijos de la cobardía. Y en este estado de mierda han dejado la poesía.

Anónimo dijo...

Ergo, ¿sólo los verdaderos, es decir, los valientes antifranquistas pueden hacer buena poesía? Vamos, Joan, me defrauda usted.

Nadie dijo...

por fin el apocalipsis, ya era hora. y somos todos tan cobardes que lo acataremos pronto.

en fin, me extraña que el docto joan pase por alto la temporada en la cárcel de pepe hierro.

yo pienso lo contrario, fíjate: pienso que los jóvenes (algunos) de ahora, con una visión globalizada y crítica de la sociedad y la historia, están haciendo una poesía asombrosa. Este es uno de los mejores momentos de la poesía española. ya se verá con más claridad en unos años...

y en cuanto a lo de fernández mallo, como ya me he cansado de teclear, digo que mi opinión no anda lejos de esta:

http://www.dvdediciones.com/vacaciones_lopezvega.html

atchús!

joan dijo...

Sr. Nadie,

Hablaba de la generación del 50. Para mí, y para muchos otros colegas, Hierro pertenecería más a la generación de postguerra. Discutible pero no me ponga las orejas tan pronto.

Lo que sí es cierto es que pasar por la cárcel no es condición suficiente. Y ahí está Hierro para demostrarlo. Si conoce usted su biografía sabrá que para el régimen Pepe fue un símbolo de que todo rojo podía ser devuelto al redil y encauzado. Por eso, entre otras cosas, le vino encima el premio nacional de poesía en 1953, una época en la que la dictadura todavía mataba con escaso pudor (en el 47, fecha de su Adonáis, era peor, es verdad).

El libro que recomendaban de Fernández Mayo me parece malísimo. Estoy de acuerdo con el enlace y hasta con Luis Antonio, que ya lo escribió en El Cultural. Si tiene que venir un salvador, al menos que sepa algo de poesía. Ese hombre, me refiero a Mayo, es todo marketing pero no ha escrito un verso en su vida. Y debe haber leído bastante pocos.

Nadie dijo...

en eso sí estamos de acuerdo. el ensayo de mallo (cuánta rima interna) no es que sea un quieroynopuedo, es que ni siquiera quiere (cuánta redundancia).

propugna una revolución desde la información (r. i.), es decir, que se autoriza a sí mismo a lanzar afirmaciones categóricas sin tener más que datos cogidos por los pelos.

eso, más o menos lo que decía martín.

abrazos para todos y poesía, por favor

pd.: estoy acojoan, digo, acojonado: google me pide "rambod" como palabra de verificación

joan dijo...

Un tipo con los huevos de José Antonio Barroso, pero con una fuerza mediática algo mayor, sería deseable:

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/07/23/espana/1248374790.html

También que fuera poeta.

anonimito dijo...

En la línea de los señores Joan y Mr. Nadie, el libro de Agustín es un fabuloso ovni ortopédico-intelectual que siembra de confettis el desierto. El análisis que hace de la poesía española contemporánea es tan paupérrimo que sólo demuestra una cosa: el desconocimiento absoluto que el autor demuestra en la materia. Pero a la ignorancia se une la supuesta heterodoxia redentora, la reivindicación de un ente nouménico salvífico: post-poesía, ni más ni menos.

Ya han "inventado" el post-rock, el post-cine; ahora, la post-poesía. El hecho de que esta entelequia sea, en el fondo, algo muy antiguo (ensayado, como poco, por las vanguardias), no parece importar al autor: el caso es apuntarse a la moda oportunista de acuñar rótulos que apenas disimulan un discurso vacío, arbitrario, con un nulo rigor intelectual. Agustín Fernández Mallo debería dedicarse a otra cosa o al menos leer a José Luis Pardo, Miguel Morey, etc., para aprender a argumentar y desarrollar unas premisas.

Pura pirotecnia sin gracia, porque ni siquiera admite ser leído como broma.

joan dijo...

Anonimito, ¿has estado rodando un largo? Dichosos los ojos que te leen.

at war dijo...

Pues tenéis Agustín para rato. Al menos en el gutural, que se lo inventó hace ya un tiempo. Ahora lo sacan hasta en Metrópoli, opinando de lo que haga falta.

Todo se explica con los antecedentes y presentes del presi. No sabe de poesía pero que no se cansa de hablar de ella y es capaz, además de frecuentar jurados visores, de decir que García Posada es un buen poeta.

No sé por que todo esto me recuerda a los tomos de Superhumor. Tengo claro quien haría las funciones que Francisco Ibañez eligió para el superintendente Vicente. Y no hace falta explicar quien sería Mortadelo en esta historia.

Menos mal que existe el Manga.

Jorge Ampuero dijo...

No conocía a los autores. Ojalá y los pueda leer por aquí. Interesante blog. Los linkeo en el mio.

Saludos...

anonimito dijo...

Joan,

últimamente, más bien filmo en corto. El formato breve y la delgadez del trazo rigen mi destino.

Me alegra comprobar que sigues en forma.

Abrazos, amigo.

joan dijo...

Tu sí que sabes, amigo anonimito. Ya nos pasarás algún enlace o lo que sea.

Abrazos

Anónimo dijo...

XX dice:

Hola; mando este poema de Juan Eduardo Cirlot

***
Yo soy un ser humano a pesar mío.

El espacio plateado de mi espíritu
penetra en el espacio gris del mundo.

¿Hasta cuándo?

***

Un saludo veraniego, sin fuegos en los bosques a ser posible.

Anónimo dijo...

Vaya, vaya, qué iniciativa más saludable la vuestra. Sólo una crítica, creo que las valoraciones de objetividad son muy altas. Unos cuantos premios literarios son corruptos, sectarios y castradores. Conozco muy pocos casos en los cuales no se esconda detrás la dulce fascinación de las influencias y el pesebre. Remueven las tripas de la gente honesta y decente, esta es la verdad. Enhorabuena por la iniciativa.

Anónimo dijo...

David, Joan, llevan ustedes razón en que no hay nada extraordinario en el grupo CR. Llevan razón en que Pedro A. y Morales son amigos entre sí y mios, llevan razón en que hemos ganado algunos premios secundarios y otros no tanto. ¿Conocen ustedes los poemas de La Roda? ¿Son mejores o peores que los suyos? Lo mejor es que lo podamos tratar, pues nos conocéis, con un vino delante cuando nos volvamos a encontrar en el mundillo. Es mejor de tú a tú. Siempre.

Un abrazo de Francisco Caro.

joan dijo...

Claro, nos tomamos unos vinos y vemos como preparamos los siguientes premios, ¿no?

Pues no le conozco personalmente, señor Caro, aunque los amigos e Internet hacen milagros. No tiene usted edad ya para estar con los premitos de provincias colegueando con sus amigotes. Es una mera opinión personal tan poco respetable como la actitud de ustedes (y la de muchos otros, claro).

No sé por qué pero si tengo que elegir entre un castellano, siempre me quedaré con los de Castilla la Vieja. Generalizaciones de viejo.

Anónimo dijo...

Gracias por su respuesta, Joan. Puede que tenga Ud. razón en la validez de su opinión, en la de mi actitud y en la de los premios. Anoto que si tiene que elegir "entre un castellano", lo prefiera del Norte. Del sur son los defectos. Siempre.

(He tecleado Joan en google y no sé nada de usted. Perdón).

Francisco Caro.