martes, 2 de febrero de 2010

Premios a mejores poemarios 2009


Queridos amigos:

Fumata
blanca (o más bien turbia). Los miembros del colectivo han llegado al máximo consenso que han podido. El premio Ausiás March va a parar a José María Millares Sall por su excelente libro Cuadernos. Descanse en paz el poeta olvidado, como muchos otros buenos poetas perdidos y arrinconados. Los dos accésit han sido para Francisco Ferrer Lerín y para Óscar Hahn. Como finalistas han quedado: Ángel Cerviño, Benito del Pliego, Eduardo Milán, Enrique Falcón y Julia Piera. Enhorabuena a todos, y al resto que han recibido un voto. Y por supuesto, quienes no lo han recibido por favor que piensen que ésta es sólo la opinión de 5 individuos con sus virtudes pero con sus muchos defectos. Seguid escribiendo y no os desaniméis por nuestra más que refutable opinión.

Muchas gracias a todos por vuestra participación, a las editoriales, a los autores, a quienes contestaron nuestra encuesta particular...A todos muchas gracias y hasta pronto.



Premio al mejor libro del año - Premio Ausiás March:


José María Millares Sall. Cuadernos (2000-2009). Calambur: Ha habido bastante unanimidad a la hora de votar el libro póstumo de Millares Sall como el mejor del año. Contención discursiva y retórica, profundidad existencial en su lenguaje, visionario, poseedor de un profundo dominio del léxico, emoción lírica...Poesía desde el comienzo al final. Es cierto que repite el esquema de finalización de poema buena parte del libro y que no es un revolucionario prosódico, pero Millares Sall se confirma en este libro como uno de los mejores poetas españoles de la segunda mitad del siglo XX. El injustificado olvido que ha sufrido por parte de la crítica y el tardío rescate de su obra nos llevan a pensar que puede haber más Millares Sall escondidos y es una de las razones para seguir con este blog. Debería ser premio Nacional 2009 pero no lo será. Sería como reconocer que la crítica ha sido ciega y boba durante decenas de años. Al margen de que el carácter político del premio impida que una editorial, en especial una que no es Tusquets ni Visor, repita.



Accésit del premio Ausiás March (tres votos):

Francisco Ferrer Lerín. Fámulo. Tusquets: Hemos coincidido todos en señalar éste como el mejor libro que ha publicado Tusquets durante el año. Es como si cada doce meses, el año pasado con Concha García, el anterior con Chantal, la editorial sacara un libro que se sitúa afortunadamente en la orilla opuesta a Marzal, al último Colinas, a Vicente, etc. Los miembros del jurado que han votado el libro destacan lo singular de la voz de Lerín, su capacidad para hablar del presente de una manera intemporal, su vigor y resistencia lírica. Quienes no le han votado hablan de postculturalismo, de exceso de nombres propios que rompen la supuesta intemporalidad esgrimida por los otros, de un sentido del humor demasiado peculiar y del prosaísmo de los versos.

Óscar Hahn. Archivo expiatorio. Poesías completas (1961-2009). Visor: Quienes han votado a Óscar Hahn piensan que la obra del chileno es una de las fundamentales de su generación por la diversidad de voces que ofrece, por la profundidad de su mensaje así como por el rigor formal y a la vez moderno de su poesía. Creen además que quienes no le han votado no han sido objetivos en su voto, toda vez que Hahn ha entrado a formar para siempre del universo Visor. Quienes no le han votado, por el contrario, piensan que la obra de Hahn, "como la de otros muchos poetas sobrevalorados", pierde enormemente cuando se junta toda su poesía. Las cacofonías serían demasiadas y el nivel de su lírica muy irregular tanto dentro de los propios poemarios como comparándose entre ellos. Además piensan que los excesos expresivos del poeta resultan especialmente cansinos en un libro tan extenso.


Finalistas del premio Ausiás March (dos votos)

Ángel Cerviño. El ave fénix sólo caga canela (y otros poemas). DVD: Los que han votado este libro destacan su originalidad temática, y a veces formal, así como un sentido del humor inteligente. También valoran los poemas en prosa que ocupan la segunda mitad del libro. Los que han decidido no votarle hablan del abuso de la metáfora, de un exceso de imágenes y de un exceso de figuras retóricas basadas en la repetición. Ambos grupos coinciden en la capacidad del poeta para titular poemas.

Benito del Pliego. Merma. Baile del Sol: No tuvimos claro si incluir o no este título al ser una especie de reinvención de la reedición. Al final lo incluimos aunque se admiten quejas al respecto. Los miembros del jurado que no le han votado opinan que la herencia de Ullán en la poesía de Benito es todavía demasiado evidente y que necesita adquirir una voz propia. Además señalan cierta vacuidad semántica y el peligro de la anorexia lírica. Los miembros del jurado que sí le han votado consideran que los otros miembros están sesgados en su apreciación por el nombre que aparece como redactor del prólogo del libro. Creen que es posible que Benito no haya logrado todavía su voz definitiva, especie de oxímoron ésto último, y que la poesía de del Pliego es profundamente lírica, concentrada y cargada de significados.

Eduardo Milán. El camino Ullán. Amargord: Aquellos que han votado a Milán creen que el libro es uno de los mejores homenajes que ha recibido el poeta hasta la fecha. Destacan lo que para ellos es una voz poderosa dentro de la poesía hispanoamericana, voz de gran personalidad que aúna la memoria y el virtuosismo formal. Quienes no le han votado hablan de falta de progresión en la poesía de Milán, de repetición de esquemas formales como la elipsis y de que su poesía les produce indiferencia emocional. Las opiniones han sido muy encontradas respecto a este poeta y a este libro.

Enrique Falcón. La marcha de los 150.000.000. Eclipsados: El caso de Enrique Falcón es similar al de Benito del Pliego. En este caso, la reedición es mayor y está sujeta a debate. De nuevo las posiciones han sido muy enfrentadas por lo que se refiere al libro. Por un lado se alaba la ambición del proyecto así como su capacidad para "socializar" la poesía sin que el poema deje de serlo. En el otro lado, precisamente se critica este punto. Se piensa que el mensaje predomina sobre la forma, y el resultado se acerca más a la diatriba política y social que a la poesía, de forma que el lector debe de ir "recogiendo escasos versos" entre los poemas.

Julia Piera. Puerto Rico Digital. Bartleby: Los miembros del jurado que no votaron a Julia alegaron que su poesía bebe excesivamente del automatismo y tiene una escasa capacidad de comunicación lírica. Aquellos que sí la han votado piensan que su propuesta estética es arriesgada, cada vez más propia, y que el resto del miembros del jurado se han quedado demasiado parados en los primeros poemas del libro y no ha profundizado en los más extensos, donde la poeta muestra su verdadera fuerza lírica y "prueba" que su poesía no es sólo formalismo postmoderno sino que hay una base comunicativa a la vez que poética.


La votación de los cinco miembros del colectivo ha sido la siguiente:


Miembro número 1

Autor Título Editorial
Agustín Calvo Galán A la vendimia en Portugal Amargord
Alfredo Juan Felix-Diaz Si resistimos Rialp
Antonio Vega ¿Y si pongo una palabra? Demipage
Begoña Montes Zofío Viernes de barro Vitruvio
Diego Mille Notario Poemario para un extraño Idea
Dolan Mor El libro bipolar Diputación de Zaragoza
Francisco Croissier Sobre jardines sin nombre Baile del Sol
Francisco Ferrer Lerín Fámulo Tusquets
Jacinta Negueruela Cuerpos varados Devenir
Jorge Eduardo Eielson Sánchez Poeta en Roma Visor
José María Millares Sall Cuadernos Calambur
María Auxiliadora Álvarez Las nadas y las noches Candaya
Rafael Calero Palma Versos de alambre de espino Alhulia
Ramón Cote Baraibar Los fuegos obligados Visor
Xoán Abeleira Animales animales Bartleby


Miembra número 2


Autor Título Editorial
Alberto Santamaría Pequeños círculos DVD
Ángel Cerviño El ave fenix sólo caga canela DVD
Carlos Doniz Álamo Namibia Baile del Sol
David González Loser Bartleby
Eduardo Milán El camino Ullán Amargord
Fermín López Costero Memorial de las piedras Melibea
Francisco Ferrer Lerín Fámulo Tusquets
Javier Moreno Acabado en diamante La Garúa
Jesús Aguado Verbos Zut
José María Millares Sall Cuadernos Calambur
Juan Gelman De atrásalante en su porfía Visor
Julia Piera Puerto Rico Digital Bartleby
Óscar Hahn Concierto del desorden Visor
Rafael Espejo Nos han dejado solos Pre-Textos
Juan Manuel Roca Biblia de pobres Visor


Miembro número 3

Autor Título Editorial
Alejandro Céspedes Flores en la cuneta Hiperión
Ben Clark Memoría Huacanamo
Benito del Pliego Merma Baile del Sol
Eduardo Milán El camino Ullán Amargord
Enrique Falcón La marcha de los 150.000.000 Eclipsados
Guillermo Saavedra Del tomate: breve hipótesis Pre-Textos
Javier Moreno Renacimiento Icaria
José María Cumbreño Diccionario de dudas Calambur
José María Millares Sall Cuadernos Calambur
Julia Piera Puerto Rico Digital Bartleby
Maite Dono Circus girl El Gaviero
Ricardo Moreno Mira Abrxia 365 Huacanamo
Teresa Martín Taffarel Del tiempo y las sombras Candaya
Verónica Aranda Alfama Fundación J. Hierro
Vicente Luis Mora Tiempo Pre-Textos


Miembra número 4

Autor Título Editorial
Ángel Guinda Poemas para los demás Olifante
Benito del Pliego Merma Baile del Sol
Carmen Garrido Ortiz La hijastra de Job Renacimiento
David Benedicte Biblia ilustrada para becarios Isla Varia
Eli Tolaretxipi El especulador Trea
Javier Vela Imaginario Visor
Joan Margarit Misteriosamente feliz Visor
José María Millares Sall Cuadernos Calambur
Juan Antonio González Fuentes La lengua ciega DVD
Juan Carlos Elijas Delfos El Bardo
María de Luis Viento de otoño Huerga y Fierro
Oscar Aguado La habitación del extranjero Amargord
Óscar Hahn Concierto del desorden Visor
Sara Herrera Peralta De ida y vuelta Difácil
Valerie Mejer de la ola, el atajo Amargord



Miembro número 5


Autor Título Editorial
Ángel Cerviño El ave fenix sólo caga canela DVD
Antonio G. Villarán Nocaut Cangrejo Pistolero
Daniel Samoilovich Molestando a los demonios Pre-Textos
David Vázquez Para este viaje no necesito alforjas Alhulia
Enrique Falcón La marcha de los 150.000.000 Eclipsados
Francisco Ferrer Lerín Fámulo Tusquets
Jordi Royo .@-dreams Bassarai
José Luis Parra Fernández De la frontera Pre-Textos
José María Millares Sall Cuadernos Calambur
Juan Manuel Uría Transformaciones Baile del Sol
Juan Payeras Modos de ver un horizonte Fecit
Moncho Martínez Castro Cartografía de Nayundes Trea
Óscar Hahn Concierto del desorden Visor
Sergi Gros Las rendiciones Huacanamo
Tomás Segovia Aluvial Pre-Textos

82 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por el trabajo y las recomendaciones, chicos.

Anónimo dijo...

Muy interesante, Addison de Witt, muchísimas gracias por vuestro trabajo. Tomo nota, creo que habéis escogido muy bien. Un abrazo.

josé dijo...

Hay varios libros que no he leído, entre ellos el ganador, pero otros que sí. Me parece curiosa la elección de Milán como finalista cuando su poesía es repetitiva hasta la saciedad y sus ensayos vacuos y llenos de un lenguaje artificial. Creo que el libro de Falcón no debería haber estado nominado por ser una reedición. Para mí los dos mejores sería el libro de Ferrer Lerín y el de Hahn, en especial éste último. Estoy de acuerdo con lo que dicen quienes le habéis votado en el colectivo. Es un poeta grande. Y también me alegro que la tomadura de pelo de Maillard no haya recibido ningún voto.

José María Cumbreño dijo...

Estimados amigos: Gracias, en general, por vuestro magnífico trabajo. Nos hacen falta en la poesía española más proyectos como el vuestro. Y gracias, en particular, al miembro número tres por otorgar un voto a un libro mío.
Un saludo.

m. dijo...

No parece que el año haya sido especialmente bueno en lo poético. Los libros que destacáis son de lo mejor, es verdad, pero dos de ellos ya habían sido editados de una u otra forma. Es de alabar que destaquéis, sin embargo, libros poco corrientes. Que ni Marzal ni Reyes ni Carnero ni Siles hayan logrado un sólo voto es motivo de esperanza para la poesía.

Anónimo dijo...

Disculpad una duda: ¿El libro de Hahn no es una obra completa? ¿No se trataba de votar sólo libros nuevos? Quizá me despisté en algún punto,

gracias por el esfuerzo

Anónimo dijo...

Tener una referencia de un grupo crítico (no diré independiente pero al menos) no alineado, es siempre una buena noticia para la poesía. Gracias por destacar estos libros.

Pero ya que asumís la necesidad de la crítica de la crítica, me sorprende que después del enorme trabajo de selección que lleváis a cabo terminéis presentando vuestras deliberaciones de la manera en que lo hacéis. Honestamente, si esto es lo mejor que podéis decir de los libros que os han gustado, agradezco que no compartáis lo que pensáis sobre los demás.

Otro asunto: algo no cuadra; pensé que se pretende premiar a los mejores libros del año, pero... da la impresión de que consideráis la trayectoria de los poetas tanto como el libro publicado. ¿A qué vienen esas referencias sobre la obra anterior de Milán? ¿Qué significa en este contexto que la voz de del Pliego este o no en formación? Estas consideraciones no hacen crítica del libro, sino de los autores, o cuanto menos, del resto de su obra.

Gracias otra vez, y ahí quedan las preguntas.

Addison de Witt dijo...

Hola

A la pregunta que hace un anónimo respecto a Hahn, el libro es su poesía completa y de Hahn se habían publicado pocos poemarios en España hasta la fecha. Por eso se decidió incluirlo. Si fuera la poesía completa de Maillard, por ejemplo, no valdría porque ya ha sido publicada. Pero si es una poesía completa en la que se presentan un número importante de libros inéditos en España, o que están descatalogados, entonces sí se considera.

Al segundo anónimo, esto no es una página de venta de libros ni una de esas revistas, digitales o no, en la que un amigo hace la crítica a un amigo y el mundo es rosa y Disney a la vez. Hemos querido además mostrar nuestras deliberaciones, resumidas, porque es algo que echamos de menos de los jurados de poesía. En la antigua propuesta de código deontológico para premios de poesía proponíamos que las deliberaciones o bien se grabaran via web-cam o bien las transcribiera un notario. Así se vería el momento en el que el editor dice: No hay ningún premio que me guste. Pero X acaba de terminar libro y lo tengo aquí para que lo veais...Nuestra forma de presentarlo ha sido una modesta forma de seguir nuestras propias normas.

Lo que comentas sobre la obra anterior es interesante. Es verdad que se valora un libro pero siempre valoramos también lo que representa ese libro respecto a la obra anterior. Es algo que encontrarás de manera recurrente en nuestras críticas. Valoramos que el poeta busque nuevos territorios y que se arriesgue. Y valoramos negativamente los poetas que escriben una y otra vez el mismo libro. Un artista debe arriesgar o deja de serlo. O al menos eso pensamos nosotros.

Anónimo dijo...

MAGNÍFICO "LA HIJASTRA DE JOB" DE CARMEN GARRIDO ORTIZ, UN VIAJE HONDO, PLENO, UN POEMARIO QUE VALE LA PENA CONOCER.
ENHORABUENA POR VUESTRO TRABAJO DE SELECCIÓN.
ANDRÉ CERISY

Ángel Cerviño dijo...

Una lectura atenta es el mejor premio que puede recibir un escritor, ...gracias por la parte que me toca.
Estoy totalmente a favor de que se publiquen las deliberaciones (leer/argumentar), es más, me saben a poco.
Abrazos surtidos.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Estimado colectivo: hace poco tiempo que os descubrí y por lo tanto poco tiempo que os sigo. Sin embargo ha sido medianamente suficiente como para poder ponerme un poco más al día sobre el panorama de la poesía OFICIAL y actual y de una forma que siempre resulta gratificante, más "objetiva", menos "vendida", en resumen más limpiamente posible.
Es por todo esto que os estoy sinceramente agradecida, así que, sin pretensión de incomodar, aprovecho esta última entrada para haceros llegar mi agradecimiento y mi sincera felicitación por vuestro hacer.
Que la contemplación del panorama me haya producido casi verdadera naúsea física, no por esperada (algo conocida), menos impactante, no es culpa vuestra, evidentemente. Nunca el mensajero tiene la culpa de la realidad que transmite.
Ahora bien, nada más comenzar a seguiros se me ocurrió una pregunta casi retórica que haceros, y ahora, tras este tiempo, por fin me decido a planteárosla.Ésta es: ¿no os resultaría, humana, es decir, también poéticamente, más rentable dedicar parte al menos de vuestro esfuerzo, que considero más que loable, a intentar bucear en lo que otros seres humanos están intentando hacer en el campo poético? Y por esos otros me refiero claro está a aquellos que no se conocen, que no consiguen publicar, que tal vez sólo puedan disponer de este medio para hacer oir su voz, quizás perseguidos o empujados por un asomo de conciencia en su quehacer sin más beneficio que el de intentar cumplir con un deber que nadie les impone. Hay "gente" que verdaderamente se está dejando el pellejo en ello y, tal vez, pienso, sean merecedores de ese atisbo de respeto que el hecho de una atención por parte de entendidos demuestra.
Es cierto, yo me dedico a escribir poesía, a hacerla me digo, a intentar hacerla al menos, y pudiera extraerse de mi comentario que la pregunta os la hago desde una perspectiva particular, pero no es esa mi pretensión, ni mi intención, ni mi primer ni casi último interés (probablemente mi poesía se convertiría en carne para albóndigas una vez vista por vuestros ojos, y por mucho que anhele una crítica entendida, es también muchísimo el interés por velar una por un mínimo atisbo de ilusión en este quehacer. Os digo esto en la confianza de que entenderéis el tono de broma "relativo" en el os escribo este paréntesis) pero es que resulta sobrecogedor, de verdad, contemplar el despelleje de algunos, algunas voces que de verdad merecen la pena, el esfuerzo, la valentía, la humanidad y el amor al quehacer poético que destila su trabajo y comprobar una y otra vez cómo esto no sirve ni llega a ningún lado. Entran, sinceramente, ganas de llorar, por tanta injusticia y por tanto empeño valioso humano dejado en el olvido. Tanta Poesía casi perdida del todo.
¿Qué va ser del acto poético?, ¿A qué más tendrá que enfrentarse para lograr sobrevivir además de al embarramiento con los tópicos, las inutilidades de los entendimientos y las connivencias oficiales que la bombardean? La Poesía y los que logran hacerla.

Ya sé que no soy redentores ni hacedores de milagros, pero ya que vuestra inicativa consigue efectivamente hacer esa raya en el agua en el maremagnum casi podrido, no debeis extrañaros si de alguien que cree verdaderamente en la Poesía como último bastión de lo auténticamente humano surge este atrevimiento al intentar sugeriros que miréis también para "otro lado". Tal vez en él, en este otro lado, esté germinando, o incluso esté ya hecha esa poesía que verdaderamente merece la pena el respeto, como mínimo, de una atención.
Sin más, sólo para reiterarme: Muchas gracias por vuestra labor.

Sofía

anonimito dijo...

Llegaron las votaciones... En primer lugar, agradecimiento por el esfuerzo y la tarea de lectura y selección.

Me ha gustado especialmente que este año mostréis las deliberaciones, que se escenifiquen los bastidores: el disenso en lugar del consenso visible. Esto demuestra un elevado sentido ético, además de convertir vuestras votaciones en una especie de dispositivo de ex-posición contemporáneo, posmoderno: la votación exhibe su propia urdimbre oculta, es un artefacto que da cuenta de su propia representación e incorpora su refutación, sus fallas tectónicas, sus asombros y balbuceos. Ha sido muy enriquecedor asistir a esa pluralidad de voces que se ciernen sobre un mismo acontecimiento poético y dan cuenta de él desde su singularidad interpretativa, sin apriorismos axiomáticos, sin obedecer a taxonomías académicas o a otro criterio que no sea el de cierta inexpugnable libertad exegética. Incluso aunque se tratara de un ejercicio de heteronimia de efectos meticulosamente calculados, sería más que saludable y aleccionador. Valiente y muy de agradecer.

En cuanto a los resultados, hay mucho donde reconocerse. En otros casos, como el de Oscar Hahn, quizá me he perdido algo, confieso que en ese volumen apenas me han atravesado cinco o seis poemas, el resto se me reveló inconsistente, como me ocurre con la poesía de Charles Simic, del que apenas acierto a encontrar retazos, brillos diseminados aquí y allá. Por eso se me hace extraño que sea tan apreciado o considerado tan grande (por cierto, parece que en poesía el tamaño es bien importante, más allá de otras consideraciones; el pensamiento falocrático, el androcentismo invencible, atraviesa todas las categorías de pensamiento, y es tanto más difícil de desactivar cuanto más se adhiere al automatismo inconsciente con el que segregamos discurso). No obstante, quizá me he perdido a Oscar Hahn, quizá aún me resulta opaco y no he logrado localizar la fisura que me conducirá hasta su núcleo sólido, vibrante. Habrá que reelerlo haciéndose un poco más lento, más adelante, para tantear y corregir esa lectura quizá desenfocada. También con Simic. Últimamente, al leer poesía, si algo no me gusta, activo el principio de sospecha: ¿qué me estoy perdiendo? ¿Estoy comprendiendo realmente? ¿Qué mecanismos de defensa he activado frente a aquello en lo que no me reconozco?

Más arriba alguien deslegitima el trabajo de Eduardo Milán en tres adjetivos. Ésta es la terrible asimetría del arte: una obra puede construirse lentamente, a lo largo de toda una vida, con gran sufrimiento, en una oscuridad ferozmente habitada e interrogada desde el ultraje o el dolor, y luego ser despachada con un par de palabras apresuradas. La tiranía del adjetivo. A falta de otras herramientas, incurriré en la misma estrategia, hermenéuticamente deshauciada por el pensamiento riguroso, pero fácil recurso puesto que no me he puesto a pensar en la tensión específica que propone en pensamiento de Milán: para mí es una voz lúcida, comprometida, inteligente... No diría que se repite sino que decanta sus perplejidades en sucesivas variaciones, tonalidades, modulaciones... poesía indagatoria de los propios pliegues del decir y que acontece en el desplegarse de su propio ritmo, en la interpelación al lector, en la necesidad de compensar, también, la irreparable orfandad.

salud

Anónimo dijo...

Permitidme que deje este enlace del artículo que sacamos sobre Millares y su libro Liverpool en calidoscopio.net
¡¡Me alegro mucho del premio!!
Un saludo, Sonia Antón Ríos

http://www.calidoscopio.net/2008/06Julio-Agosto/Letras02.html

Anónimo dijo...

A los Addison gracias por esta tremenda labor.

A Sofía: La poesía tiene algo de eso, de abismarse y dejarse la piel para casi nada, sino la satisfacción de intentar escribir lo mejor posible. Sin más, sin nada a cambio. Es un camino a recorrer. Y a veces uno se encuentra acompañado con blogs como este, con sus moradores anónimos.

Anónimo dijo...

Duro e imprescindible trabajo. Muchas gracias a todo el colectivo y un agradecimiento en especial al miembro número 5 por su voto para mi libro: una profunda alegría y una motivación especial para seguir adelante, algo que para un autor desconocido no tiene precio.

Un abrazo y gracias de nuevo,

Juan Payeras.

joan dijo...

Yo no sé si doy las gracias o no por mi posible voto o no, pero a lo que habéis comentado me gustaría tan sólo añadir un par de cosas.

De vez en cuando, algún poeta que no ha recibido una buena crítica en este blog me cuenta su rollo personal: que si el anonimato, que si el partidismo, que si estos son el grupo de Valladolid extendido, que si son el grupo de Valencia extendido, que si los resentidos, los ignorados, los que publican en editoriales de 2ª fila, etcétera. Y no puedo sino esbozar una sonrisa, no porque sepa quienes sois, que ya sabemos que lo sé (ventajas de estar medio muerto) sino porque es el propio poeta quien comunica su resentimiento a través del ficticio resentimiento de los otros. Casos similares se dan cuando las quejas proceden por el poeta amigo, forma de extensión de nuestra amistad a los límites de bipedismo.

Creo además que hay que tener los huevos/ovarios bastante grandes para poner arriba a dos libros de dos editoriales, Visor y DVD, que han recibido no pocas hostias por parte de los Addison. Tal y como está la poesía española actual, más tribalizada que nunca, que exista alguien que puede valorar un buen libro independientemente del profundo malestar que le puede causar el editor, sus acciones o incluso el personaje autor me parece especialmente destacable.

También me parece destacable que un grupo de locos decidan leerse más de 260 libros en busca del puto vellocino de oro. Cuando esta gente se canse y se vaya veremos quien tienes narices para hacer ese trabajo gratis y sin ningún atisbo de beneficio.

Y por lo que respecta a lo que decía el anónimo, comentar lo malo de los libros que nos gustan (no sé si habrá sido votado o no, ignorado o no, me da igual) me parece un síntoma de inteligencia. La mayoría de poetas que conozco quiere que le digan en qué pueden mejorar (aunque sea supuestamente). Sólo un poeta necio cree que su escritura es inmejorable, no acepta críticas y las que escribe sólo contienen flores y saliva, reducidas a su tribu o a la tribu a la que quiere pertenecer. Siento si alguien se da por aludido y enhorabuena por el trabajo.

Sofía Serra Giráldez dijo...

A Anónimo que me responde.
Gracias ante todo.
Por supuesto que sí, el acto poético es fundamentalmente un camino de conocimiento, al menos desde mi perspectiva, un "arriesgo" continuo y con la única posible recompensa del cántico hecho. No hay nada que pueda sustituirla ni siqueira igualarla, ni reconocimiento, ni premios ni publicaciones y mucho menos dinero. Pero ésta es la posición del autor, y aquí, ahora ciertamente te hablo desde ella.
Sin embargo, cuando yo les he planteado la sugerencia a este colectivo hablaba desde nuestra posición social como también seres humanos que son los poetas. Este colectivo es precisamente donde actúa. No es un colectivo "cantor", su acto no es poético, su acto incide en el ya canto elaborado y expuesto, y ahí es donde pienso que su responsabilidad debe actuar. jamás el autor, pero siempre el crítico, el lector...el mundo hacia el que canta y desde el que canta el poeta.
Se trata tal vez de intentar poner una pica en Flandes, pero, ¿no sería posible ir eliminando ya tópicos equivocados sobre el hecho del ser de poeta? El poeta es un ser de su mundo que tiene la habilidad o talento o la velentía para, sin perder, y más en una sociedad como la nuestra, su posición en el mundo, poder desplazarse hacia ese límite que le permite realizar el canto poéico. puede ser médico, econmista o amo de casa, fontanero o jardinero, hoy en día casi todo el mundo tien acceso a la "cultura", el saber medianamente escribir, leer libros más o mneos valiosos, en defintiva, estamos ante un ser humano más preparado para al menos en potencia saber percibir, extraer, concluir, preguntar...cantar. Es mucho más probable que los diversos conocimientos técnicos que posibilitan la utilización de una serie de recursos estén más al alcance de cualquiera que por ejemplo en la generación de nuestros abuelos. Pero es que no podemos olvidar que la mayoría de los poetas de todos las épocas fueron "muy hombres de su tiempo". Unos arrastraron una soledad más épica y otros un juicio más aclamatorio, pero no es justo hasta el siglo XIX cuando el poeta se convierte en una especie de ermitaño que posteriormente llega devneir en el endiosamiento tan sibilinamente usado por todos los mercadeos. Nos encontramos entonces que lo que fue en primera instancia sólo una tendencia más o menos hija de su época luego se ha convertido en casi fundamento para el hecho del ser de poeta. y ahí es donde quiero incidir con el hecho del tópico. por supuesto que el poeta, siendo poeta tiene que estar solo, no hay otra forma posible de hacer poesía, pero esa soledad no queire decir que tenga ser tratado injustamente y mucho menos por parte de quienes beben de él. Ese ser solitario puede ser padre de ocho hijos y estar realizando poesía rodeado de gritos, balbuceos y olores a pañales. ya no. Ya hoy en este siglo no sirve de los que nos vistieron.
El poeta es siempre poeta, escriba o friegue los platos.
E igual que no sirve eso, no sirve el acto injusto como corona de laurel del acto poético.
Jamás el poeta debe clamar por justicia por su obra o su papel, pero yo me dirigía a un colectivo que no es poeta, sólo crítico y contracrítico, al menos en este blog, su papel.
Si queremos seguir contemplando casos como el de Viñals, en años como éstos en los que hasta el vecino del quinto es reconocido por plantar una receta en un blog de cocina, o,lo que es peor, por llevar su historia personal a la gran pantalla en escenarios casi impúdicos por lo pervertidores de la esencialidad humanas, si queremos seguir contemplando cómo los avances en el progreso humano sólo consiguen incidir en lo más anodino y peor que tenemos, sigamos apostando por sólo hacer lo que hasta ahora se ha hecho, esto es, refrendar con crítica o contracrítica supuestas injusticias cometidas contra poetas verdaderos, en vez de arriesgarnos a traspasar ese límite y mirar en otros lados, ese traspaso del límite que señala la poesía es el único camino para el verdadero y deseable progreso humano.
Un cordial saludo, Anónimo

santiago dijo...

Yo quiero también dar mi más sincera felicitación a vuestro trabajo, leer 260 libros es como picar una zanja día a día y lo que me sorprende gratamente, es que se hace de manera gratuita, hoy casi nadie se mueve de manera desinteresada, todo el mundo trata de rascar.

Respecto a la poesía, tengo claro
que es imposible vivir de ella, pero también puedo decir que es imposible vivir sin ella.
Felicidades

colorprimario dijo...

Lo dicho: vuestra labor es hermosa y necesaria.

Ni que decir tiene que ese voto que me ha dedicado el miembro del jurado número uno, me ha hecho sentir lo más cerca del reconocimiento poético que he estado a estas alturas de mi vida.


Abrazos para todos. Se les quiere.

Diego Mille Notario.

baile del sol dijo...

Gracias por vuestro trabajo y por el reconocimiento otorgado a varios de nuestros autores.
Un abrazo.
Baile del Sol

Anónimo dijo...

Anonimito: A mi si me gusta bastante Charle Simic.

Sofía: he leído tu respuesta a mi comentario. Estoy de acuerdo contigo. El otro día escuche una conversación que no tiene nada que ver con la poesía, pero el que hablaba decía que la palabra tiene mucha fuerza, que la palabra tiene un poder por sí misma. Y me quedé pensando en la poesía.
Pienso que la poesía no es solo un entretenimiento, el poeta si es poeta se posiciona en su escritura. La escritura siempre es un compromiso. Y en ese sentido tienes razón.

Escribo y no siento ninguna frustración por no ganar un premio. A mi lo que me gusta es escribir y sobre todo leer.

Saludos.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Con mis disculpas por delante por volver a hablar, pero habida cuenta de que tengo la sensación de que ayer me desvié de la intención que me perseguía al plantear la sugerencia a este colectivo, vengo ahora a intentar matizar. Como el tema es denso y complejísimo y una ya padece cierto cansancio en este hábito del intento por explicar algo que para algunos está mínimamente claro, voy a atreverme a hacer este gesto. Les copio y les pego un fragmento de correo cruzado por casualidad con un compañero de estas lides, poéticas/creativas e internaúticas con la esperanza de que aporte cierta luz, ya que mis palabras puede que no lo hayan hecho.
Con mis disculpas ante todo, por el tono, espero se comprenda está escrito en lenguaje coloquial habida cuenta del conocimiento personal entre los interlocutores, y mi agradecimiento por este lugar a las personas que lo hacen posible, lo dejo:
"Ahí ando con el colectivo de la contracrítica poética intentado que a unos expertos les de por echar su mirada a este mundo, al de internet, en vez de tanto entretenerse en lo ya publicado, donde hay ya tanta morralla como en este lugar (habida cuenta además de la facilidad de la autopublicación en papel hoy en día más el lío de las subvenciones), sino que lleva el marchamo de lo publicado, lo premiado, lo oficial, sin que eso en realidad signifique que ése sea el auténtico acto creativo. Pero como vivimos bajo el hándicap de que aún se piensa que los que hacemos aquí somos más novatos que los que hacen "allí", cuando pueden apreciarse trayectorias artísticas de mínimo, una década, o lo realizamos por puro divertimento o entretenimiento,(je, me gustaría que leyeran esa reflexión tuya del principio: tarea, sobre todo, de voluntad y esfuerzo, como muy bien dices, incluso, muchas veces, de sacrificio. ¿Qué nos impulsa, pues, a perseverar, a seguir por este camino que tan ingrato se nos muestra casi siempre, pero sin el casi?) pues así este mundo de internet se ve infectado por ese poderoso virus del todo vale. Aquí, al parecer no hay forma de establecer un filtro de cierta calidad más que el que uno sea capaz de interponer entre sí y "lo demás" y entre sí y lo propio que hace. Y al final depende de cada uno, de la perceptividad de cada uno y el respeto de cada uno por los demás, ofrecer lo que considera es digno de poder ser ofrecido."
"Ya internet no es el mundo de los que carecen (de afectos, de satisfacciones), de los frustrados (ahora ya se ha conseguido que cada uno vaya con su nombre y apellido por delante, se ha podido por fin defenestrar al anonimato), sino tal vez de lo que intentan ofrecer lo mejor que de sí pueden extraer...por lo menos creo que por esa senda andamos algunos"
Con todo mi respeto, un saludo a este colectivo en el que aprecio, por eso me atreví a hablar, conciencia sobre las cosas que realmente importan.

Sofía

Anónimo dijo...

Hola, soy Álvaro Fierro. Concurría con un poemario. Aunque no he recibido votos, quiero agradecer la atención prestada y la labor que realizáis.

Aprovecho para comentar brevísimamente dos libros que elegisteis en vuestra sección de poesía y que no me han gustado.

- Mendigo, de Jesús Aguado. Es un poeta que lo juega todo a una carta: el ingenio. En ocasiones sale airoso, pero lo que abunda es poesía que no va a ninguna parte. Asegura haber residido en la India y esto no le ha dejado huella que consiga reflejarse en su poesía.

- Escondido y visible, de Ildefonso Rodríguez. Poesía automática sin ningún asidero para el lector y que no llega en absoluto. Esto ya lo había hecho antes en España, y mucho mejor, Miguel Labordeta, por ejemplo. No entiendo que se pueda recomendar este libro.

Saludos, y adelante.

Anónimo dijo...

Álvaro, en vez de preguntarte porque los Addison recomiendan dos libros de dos autores reconocidos por críticos de diverso pelaje quizá deberías preguntarte por qué no te gustan esos libros, por qué piensas que la escritura de Ildefonso bebe del automatismo (nada más lejos de la realidad) o por qué tu libro no ha sido votado y no tu obra no ha sido reconocida. Sólo desde la autocrítica más exigente se puede avanzar.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Sinceramente, después de leer algunos de los comentarios de por parte de personas que se suponen "poetas", después de haber pasado por este hilo y aún habiendo indagado sobre la poesía de algunos de los nombrados, los comentaristas, y después de haber recibido correos en los que se me felicitaba por lo dicho, cosa que me llenó de alegría porque jamas nadie me ha felicitado por "decir", y de tristeza a la vez (¿Por qué no fueron capaces esos poetas de decirlo aquí en público?), sinceramente como digo, a una se le han quitado las pocas ganas que le quedaban de seguir intentando que su poesía se vea algún día en papel impreso. Y si decide seguir en la tarea del intento será sólo por deber, no por ilusión.
Parece, y suelo ser buena concluyendo, que el hecho de publicar en papel, y todo lo que ello implica en una sociedad como la nuestra, provoca la perversión de aquello que sólo hace posible la poesía,la congruencia con lo que se es como ser humano y poeta, por muy contradictoria que pueda ser la naturaleza de cada uno.
¿A dónde ha ido la valentía, el respeto y sobre todo, esa congruencia qu se supone hace posible que las personas sean capaces de dar con la poesía?, porque no es otra cosa lo que hace el poeta, evidenciarla ante los ojos de los demás, algo así como lo que realiza este colectivo, sino que una vez que el carácter de las fuerzas competitivas entran en juego, ¡zas!, de un plumazo desaparece el fundamento del hecho de ser de poeta. Se evapora, se desvanece..¿tan poco arraigado está?, ¿tan liviana es su naturaleza que por unos dimes y diretes su esencia puede pervertirse?
No es posible dejar de creer en ella para quién continuamente sabe contemplarla, pero me poregunto qué ha hecho de malo la poesía para tener que soportar tanto perjuicio sobre ella.
Señores , y señoras, poetas que publicáis en papel, recuerden que cuando la escriben sólo estáis reflejando algo que existe más allá de la existencia de cada uno. Cada actitud vuestra ante la vida que no la refleje sólo irá en detrimento, no de ella, sino de vuestra capacidad como poetas y vuestro mérito para lograr ser llamados así.
Aquí una "novata" con más de treinta años a sus espaldas haciendo o evidenciando a la poesía, y con nuevo poemario recién terminado, largo densísimo, en el que casi sin saberlo intentaba dar con el "poeta de las manos abiertas" se siente hoy tan entristecida por lo percibido que, fisicamente, y no poèticamente, le salen lágrimas de sus ojos.
Gracias, colectivo, de verdad, con el corazón en la mano os lo digo, hacéis una magnífica labor. Os estaré siempre agradecida.

rafa dijo...

Sí, pobres aeronautas de la rutina, qué dura será siempre para vosotros la sonrisa.

Un año más gracias por el trabajo,os animo a poner también una selección de los poemarios destacados en otras lenguas, francés,català,portugués,...

salud.

Addison de Witt dijo...

Gracias Rafa, El problema es que no damos más de sí. No tenemos tiempo para organizar nuevos premios ni tampoco para extenderlo a otras lenguas del Estado. De hecho, el primer año entró en la selección poesía traducida (donde año tras año encontramos los mejores libros), pero al siguiente año tuvimos que quitarla para poder ocuparnos bien de la poesía española o escrita en castellano.

Pero, y es un pero importante, cualquiera que tenga una sugerencia, propia o ajena de un libro que crea que es bueno (da igual que sea catalán, vasco, noruego o australiano, por favor que nos lo mande a buzondewitt@gmail.com o a recepciondepoemarios@gmail.com). Lo único importante es que esté traducido al castellano de forma que todos puedan leerlo.

Insistimos en que tampoco tenemos tiempo desgraciadamente para hacer reseñas personales y jamás cobraríamos por eso ni lo haríamos por dinero. Lo decimos por algunos
correos con peticiones que nos han llegado en ese sentido y nos siguen llegando.

Todos esos libros que nos mandáis, o que pedimos, a veces forman parte de nuestras listas de libros recomendados, a veces son secretos de poesía o de una contracrítica.

Seguid enviando recomendaciones o libros. Da igual que sea de un libro propio. Ánimo amigos.

Anónimo dijo...

Veo demasiados resentidos en estos comentarios. De gente que no es puntuada, de gente que no está de acuerdo con el criterio del colectivo, etc. Y entre los resentidos tú, Sofía. Estoy de acuerdo que la Poesía en mayúscula es más que los libros, que el papel, pero no descalifiques; suma, no restes. Y se llega hasta donde se puede, y algún criterio se debe tener, y sobre algo, algún soporte poético se ha de calificar, digo yo, y en este caso son los libros. Porque la poesía como "actitud", en etéreo, es invaluable a distancia. Las únicas palabras que merecen el colectivo Addison son de agradecimiento; reconocimiento porque lo que hacen lo hacen por amor a la Poesía, sin cobrar un duro, empleando un tiempo (que no dudo no sera poco) que podrían emplear en otras tareas
quizá más gratificantes, visto lo visto y las ingratitudes.
Gracias señores de Addison de Witt, al margen de que coincidamos o no en los criterios críticos de cada poeta o de cada libro. Porque esto es lo de menos. Lo importante es la Poesía. Y comprobar que a alguien le importa verdaderamente. Gracias por abrir una amplia ventana para que a través de ella entre aire no contaminado. Un fuerte abrazo y aderlante. Os necesitamos.

Anónimo dijo...

Sofía, estoy en obras en casa. Los Addison no van a venir a colocarme la cocina ni alicatar el baño. Hacen una parte pero no lo van a hacer todo. Su blog surgió desde el anonimato y ahora tiene una cantidad enorme de seguidores y lectores. ¿Porqué no haces tuyas esas quejas y lo intentas tú misma?

El sepuku era cosa de románticos. "After such knowledge what forgiveness?"
Poesía es eso que tú dices ahí arriba si para ti es tal cosa la poesía, par mí es esto y esto y esto.
Te contradices además. Hablas tanto del acto poético y te quejas de que no te publiquen en papel y de que no te lean. No lo entiendo. Como un hermitaño que llora su soledad.

colorprimario dijo...

Me gustaría, ya que ando por aquí y no tengo nada mejor que hacer, hacer una observación sobre lo que ha apuntado Sofía.

Cierto es que hay textos de gran calidad en determinados blogs, textos que bien podrían optar a más de lo que consiguen autores consagrados hoy día. También es cierto que hay muchos autores que escriben solo para sí mismos, casi sin ninguna esperanza de sacar nada a la luz en un panorama literario tan deprimente como el que nos ha tocado sufrir.

Que aquellos que prefieren actuar así, desde el anonimato, tal vez merezcan una mención especial en cuanto a su, vamos a llamarla dignidad de escritores, creo que es algo que está fuera de toda duda.

El problema, creo yo, es que no tiene por qué ser mejor en cuanto a su calidad literaria lo que uno escribe para uno mismo, que aquello que ya, desde una convicción anticipada, pretende terminar impreso en el mayor número de librerías posibles. Eso es algo que deciden lectores y/o críticos, y siempre, ya sabemos, se trata de un movimiento interno, opción personal de querer comprender o no. O lo que sea.

En cuanto a lo de los blogs, a mí también me parece una buena idea. El problema que le veo es que los blogs no paran de crecer. Y recomendando un blog determinado, creo que los Addison se arriesgarían a remitirnos a todos a una obra en constante cambio, que, por lo tanto, podría tener sus más y sus menos a lo largo de un año. Por otro lado, al recomendar un libro, hablamos de algo que ya ha sido revisado innumerables veces y que, sobre todo, consta de un número determinado de textos cuya calidad puede ser cuestionada una y otra vez, sí, pero que, confiando de algún modo en el criterio de esta buena gente, es obvio que el libro en cuestión merecería al menos una oportunidad.

En cualquier caso, que sepas que a mí también me da mucha rabia que haya tanto autor genial y anónimo por ahí...


Un saludo.
D.

Anónimo dijo...

La poesía de competición tiene eso, competición pura y dura, ganadores y perdedores, perdedores y ganadores, de que? de autobombo. Hace pocos días, Paco Ibañez se quejaba amargamente: "Los poetas actuales solo se cantan a sí mismos", cuanta razón tenía; pero todavía queda alguno por ahí, que no se presenta a concurso, que le importa un pepino ser primero o último, que la poesía son actos en la tierra; pero de hechos no de boquilla, alguno que no pone su enlace para no hacerse publicidad, ni positiva ni negativa, pero que con todo el respeto del mundo, creo que ya hemos tocado fondo.

Anónimo dijo...

Alardear de no poner enlaces en internet, es fumar sin tragar el humo.

Anónimo dijo...

Para Sofía:

Sinceramente y con cariño te digo que no puedes desilusionarte tan pronto. A mi me parece demasiado pronto para desilucionarse. Tal vez deberías de trabajar a revisar lo que has escrito y ver que seguramente los que tienen libros publicados tienen ya un recorrido mayor.


Tener un poemario terminado en este mundo de la poesía es muy poco. Son los comienzos. Permíteme que te diga que para mi la poesía es un camino que no va a ninguna parte sino a encontrarse en ella a través de la palabra. Es una búsqueda.

Por eso la trayectora de un poeta es importante y valorable. Porque ver una trayectoria es ver el crecimiento de un poeta y de su poesía.

Es lamentable que con un poemario uno se sienta tan decepcionado.

Soy totalmente desconocida en este mundo de la poesía. Escribo porque me gusta y me da la gana escribir.
No espero nada de este mundo de la poesía, de los premios menos pero me siento satisfecha con cuestionarme repetidamente lo que escribo.

La labor de los Addisson es realmente un acto de genersodidad hacia la poesía que personalmente agradezco.


Saludos

Sofía Serra Giráldez dijo...

Señores/as, no he debido explicarme bien a juzgar por los comentarios dedicados. Seré breve:
- En ningún momento ni siquiera inconscientemente ha sido mi intención ni mi pretender cargar contra este blog. Lo he repetido en numerosas ocasiones. Agradezco sinceramente su labor. A mí al menos, su trabajo, muy esforzado, me ha servido para ver más claramente.
- Si decidí usar mi nombre en vez de aparecer como anónimo fue por hacer honor al medio en el que estamos,y que no olvidemos posibilita el anonimato total de las personas que realizan esta labor tan encomiable. Han sido muchas las personas desde que hace más o menos una década este medio se instaló definitivaemente en la sociedad española que han luchado, luchado, sí, porque este medio dejara de ser la tapadera, el lugar idóneo para el disfraz y el engaño. Cuando la mayoría usaba nombres inidentificables, por miedo, porque la mayoría usaba este medio sólo para hacer aquello que no se atrevía a hacer en la supuesta vida "real", otros, escasísimos entoncs, apostaban por aparecer con sus nombres y apellidos. Entonces se les tildaba de locos. Hoy ya pueden comprobar por donde va este mundo, sólo tienen que darse un paseo por las redes sociales. Algunos, hasta dejan sus números de teléfono.
Sí supuse a lo que me arriesgaba, y es a la interpretación tan tendenciosa por la que se supone he querido hacerme publicidad. Bueno, riesgo corrido. ¿Pero de verdad piensan que si hubiera querido hacerme un hueco cómodamente habría intentado, sólo intentado, hablar claramente? A mí no se me ha ocurrido ni antes ni ahora enviar ninguno de mis poemarios al colectivo, ellos lo pueden atestiguar.No ha lugar para resentimiento de ningún tipo, aunque ahora ya sí duele tanta falta de al menos el supuesto de una duda razonable sobre la persona, que soy yo, con nombre y apellido, sí, que tan ligeramente habéis juzgado algunos/as.
Podría contestar con un refrán del castellano conocido por todos que habla sobre la condición humana, pero no deseo resultar cruel. La crueldad y la valentía no son buenas compañeras, y no sé si soy valiente, pero por lo menos lucho por intentar serlo.
- Una cosa es la persona que escribe para sí, por muy hermoso y bien hecho que pueda estar, y otra la que desde el primer momento que coge la pluma "sabe" que no lo hace para él, y entre éstos, lamento decirlo, nos hallamos todos, (tengo que cortar por extensión, disculpas, sigo abajo)

Sofía Serra Giráldez dijo...

(sigo por aquí porque no estoy segura donde corté, disculpas nuevamente)

- Una cosa es la persona que escribe para sí, por muy hermoso y bien hecho que pueda estar, y otra la que desde el primer momento que coge la pluma "sabe" que no lo hace para él, y entre éstos, lamento decirlo, nos hallamos todos, los que publicáis en papel como los que no, porque no lo hallamos conseguido o porque quien quiera desee no hacerlo y opte por hacerlo en otros soportes.
Hoy, justamente en este momento, estamos en tiempos de incertidumbre, de evoluciones de cambios, no puede ser despreciado un soporte por nuevo ni otro por viejo. Se inventó la imprenta en el SXV y la poesía de Garcilaso se conoció desde ejemplares manuscritos, y mucha hecha posteriormente, ¿cómo vamos a frenar o a decir un hasta aquí o hasta ahora?, los procesos humanos duran todos más que los años que un hombre vive. Aquí mismo en este blog se están usando ambas herramientas, la virtual y la del papel. Por eso tal vez surgió en mí la idea de lanzar la propuesta al colectivo, y creo que lo dije con estas palabras, que buceara, que no despreciara la posibilidad de tal vez aquí, no sólo en papel, encontrar ciertamente poesía que se pudiera estar haciendo tan válida como la publicada en papel.
Ni siquiera le di la idea de pudieran admitir poemarios bien escritos, por definitivamente corregidos, me refiero, y hasta maquetados, listos para ser imprimidos,salvo que no poseen UN ISBN. Ésa es la única diferencia por ejemplo entre uno autopublicado en papel y otros expuesto o medio expuesto en la red. Ésa y el dinero que cuesta autopublicarse, claro, más tal vez ciertas éticas de distinto carácter según cada cual, ni más ni menos válidas unas que otras:
El ISBN.
Tdoos sabemos lo que significa un ISBN.
Me pregunto si , cuando un pintor desea su cuadro pueda ser contemplado por un crítico, debe marchamarlo con un registro comercial e industrial para que esa posibilidad se dé.
¿Es lo escrito lo único que vamos a consentir necesite de un registro mercantil e INDUSTRIAL, creo que inventado en la década de los 60 del SXX para que pueda ser contemplado como "obra"? ¿hasta ahí vamos a cercenar los que escribimos a nuestra propia obra...sus "alas?
Me alargo demasiado, disculpas.
Ésa fue mi única pretensión. El que desee creerlo, que lo haga y el que no, pues que no lo haga. Yo no soy vigilante de conciencias.
Ahora bien, si el fin último de todo poeta es que su obra pueda ser lo más ampliamente conocida, que creo en eso podemos reconocernos todos, ¿de verdad piensan que aún se lee más poesía en papel que aquí en la red?
Sólo intentaba hacer confluir un poco ambos soportes dado que ambos, creo, conllevan sus inconveniencias que de una forma u otra redundan en perjuicio de la poesía. Habiendo encontrado un atisbo de decencia, y subrayo el vocablo, decencia, en este mar de egoísmos me decidí a hablar. Me arriesgué a hacerlo. Sólo eso.
Hasta aquí para quien quiera.

Ahora al colectivo:
Vuelvo a decíroslo, apreciado colectivo, os estoy muy agradecida por vuestra labor. Espero ser creída esta vez.
Un saludo a Tod@s

Anónimo dijo...

Addisons, ¿premiáis a alguien que ha muerto porque así os da menos envidia quienes escribimos bien y vivimos?

Os retratáis perfectamente cuando ningún voto cae en Marzal, en Reyes, en Montero, uno para Margarit o el resto de grandes poetas que hay en esa lista. Sois los voceros de los perdedores, sí, esa generación de Valladolid que sólo ha conseguido un nacional y gracias a ser colegas del político de turno y de Gamoneda/ZP. Si no sabéis valorar a un Marzal, a un Montero o a un Caballero Bonald es que estáis en primero de filología como mucho, anónimos. Y los perdedores que os siguen son eso, perdedores. Poetitas que tienen que pagar pasta para publicar en editoriales de tercera y se hacen sus libritos de colegas y sus fotos. Y editories que quieren ser y nunca serán.

Os iréis y quedará la verdadera poesía.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Con mi agradecimiento a anónimo que tan cariñosamente me ha hablado. tengo nueve poemarios escritos, el 90 por ciento demasiado extensos como para enviarlos a certámenes "menores" que, paradojicamente son los que mejores garantías ofrecen de imparcialidad, unos seis definitivamente corregidos, cinco con portadas de mi producción, fotgrafías mías...:)
Llevo muchos años escribiendo, desde los 14, lo normal. Sriamente, es decir, sin romper y tirar por rachas de etapas en la vida, unos 10 años.
Bueno, sí, debo reconocer que uno de esos poemarios sólo tiene 20 poemas, sonetos..pero también que tengo otros muchos que no forman parte de ninguno.
Gracias de corazón, de verdad.
Podría hablar de número de versos, pero no se trata de eso, ¿verdad?..sé que no, :). Gracias, de verdad.
Un beso

Poetita perdedor dijo...

Anónimo último:

el tuyo es el mejor mensaje de ánimo para el grupo de críticos que aquí se aloja, y para sus lectores y comentaristas. No sabes lo clarito que te expresas y las miasmas que despiden tus palabras, muchas gracias, de verdad.

Os quedáis desde siempre y así vamos, señores feudales.

Un perdedor.

Anónimo dijo...

Bueno Sofía, esto se está alargando demasiado. Te vuelvo a repetir: para cualquier cosa hace falta partir de un criterio y acotar márgenes. No dudo que en determinados blogs hay poetas publicando gran poesía, pero el Ausias March tiene unas condiciones que las pone el que organiza el premio. Creo que es razonable que sea así. Nos guste o no uno organiza sus cosas como cree oportuno. Te aconsejo que, en lugar de pedir que se modifique lo ajeno, o querer que se amolde a tus necesidades (otra forma de egoísmo, piénsalo), busques premios que tengan la poesía en blogs como objetivo. También puedes organizar tú un premio de poesía bloguera, por ejemplo.
En cuanto al comentario del comentarista precedente, sin comentarios. ¿Envidia por quien escribe bien y vive? La sintaxis de esta sóla frase te descalifica, enemigo mío (y amigo, por lo que se ve, de los "grandes poetas que escriben bin y viven" (menos mal que viven, oiga). No sé si los Addison son los voceros de los perdedores; de lo que estoy seguro es que no son los lisonjeros de los "ganadores". Ni se dedican a hacer genuflexiones, o recorrer la senda trazada de lo poéticamente correcto. Los "ganadores" (entre los que hay buenos y malos poetas, como entre los "perdedores"; que esto es de perogrullo)ya se organizan, no necesitan corifeo.
"Os iréis y quedará la verdadera poesía", dice. Como si la poesía perteneciera a alguien, ¿o de eso se trata, enemigo mío, de querer hacerla vuestra, encerrarla, maniatarla, deformarla?
Hala, y a seguir escribiendo. ¡Ah! y a seguir viviendo, claro, esto tiene su impotancia, intuyo, para poder escribir. Y escribir bien, claro, escribir bien.

Sofía Serra Giráldez dijo...

No he intentado modificar lo ajeno, sólo planteé una sugerencia, sólo una sugerencia. Todo esto se podría haber obviado, toda esa largueza de la que injustamente me echas a mi la culpa, si cuando la hice, la sugerencia, se me hubiera respondido con no o un sí razonable y respetuoso que creo es lo que merece como respuesta cualquier persona que se molesta en participar y enirquecer por tanto, un blog.
Y en todo caso mi intención no fue solicitar amoldamiento ajeno para mis necesidades, sino para las necesidades de , como tú mismo bien expresas, otras muchas más personas que ejercen el OFICIO de poeta.
O mejor dicho y como creo que queda claro para quien quiera leerme con los ojos de una inteligencia libre de malevolencia y egoísmos, intentar que el camino de la poesía como voz universal lo tuviera un poco más fácil.
Me acerqué aquí porque tal vez extraí de lo leído y su tono que el colectivo estaba formado por personas MUY EXPERTAS. La poesía en internet necesita eso, una crítica experta. Yo, por mucho que haya escrito, y leído, no puedo autonombrarme como experta, cuando ni siquiera conocida soy.
¿qué prestigo puede tenr mi criterio? tal vez muhco para las personas que me conocen personalmente, pero sólo para ellos. ¿Con qué ética voy a esgrimirlo ante los que no saben de mí?. Lo siento, pero no comulgo con esas ruedas de molino.
Descuiden, ya no hablaré nada más, pero no por no alargar, sino porque estoy acostumbrada a interlocutar con rostros, y en todo caso, con cuadritos que correspondan a un nombre y apellido (no sé si tras un anónimo está hablando una máquina, eso no se puede saber nunca en este mundo de la informática). No tengo por costumbre contestar a correos anónimos, ni postales ni internaúticos, tampoco tengo por costumbre coger el teléfono cuando el número aparece como "privado". He hecho una excepción en este blog dadas sus características. Pero ha sido sólo eso, una excepción, que ya acaba.

Anónimo dijo...

Para Sofía:

Temo sus comentarios, sobre todo los que empiezan con "Seré breve" porque, como se ve, no lo son. Que sus poemarios son extensos no me cabe la menor duda, en virtud a cómo se expresa aquí. Que con tantas palabras que ha usado usted en estos comentarios no se ha explicado bien, tampoco me cabe ninguna duda. Ya, de momento, dudo de su literatura (es algo personal y en virtud a cómo se explica aquí), más aún de su poesía. La poesía es otra cosa, no lo que usted cree que es (ni lo que yo creo, que conste). ¿No se llamará de otra forma eso que usted siente antes, durante y después de escribir lo que usted llama poesía (la suya) en vez de "Poesía"? Hay que investigar un poco más en sí mismo y en la literatura en general.

Y para el anónimo, éste que dice que los Addison son los "voceros de los perdedores"... sí, ese que parece amante (no amador) de los Márzales & Cia. ¿Has leído "Cuadernos", de José María Millares Sall? Sé que no. Léelo y vente aquí para opinar de ese libro. Si no te gusta este libro ya dudaría yo, de ser tú, de mi gusto por los Márzales y Monteros de este país. Los ciegos que lo son porque no quieren ver...sospecho de ellos. Y que conste que no es malo que te guste esta pléyade de la que presumes, lo que es malo es tu gusto, no que te guste.

Anónimo dijo...

Sofía, no te lo tomes a mal, es con vistas a la autocrítica que antes mencionaban por arriba. Si llevas 10 años escribiendo, con ¿20? poemarios, presentándote a concursos más garantes que los que todos sabemos, y no has ganado nada...Puede que sea porque quizá no seas para tanto. ¿Qué exista gente como la que describes? Gente con capacidad, oculta a ojos sagaces y deprimida por el estado de las cosas... Puede. Pero a lo mejor sería mejor que te sacaras tú misma de ese grupo en el que te incluyes, indirectamente.

Y ahora, de verdad, para el otro que escribe...¡Que Marzal es malísimo! A ver si te das cuenta ya. ¡Que no hace falta que lo digan los Addison! ¡Que es que se ve!

Addison de Witt dijo...

Sofía, no está del todo claro lo que propones. En nuestra labor, intentamos dar voz a todos aquellos poetas que publican, independientemente de dónde han publicado. Los libros que recibimos son valorados de igual forma sean de Tusquets o de una editorial de pago, sean escritos por Maillard o por un poeta completamente desconocido. Es lo máximo que podemos hacer para tratar de ser justos con los poetas que publican poesía. Todo ello está además tamizado por nuestros gustos personales, lo cual ya supone un sesgo importante y elimina buena parte de nuestra pretendida "justicia".

Creemos que propones dar un paso más allá y hablar de aquellos que no publican. En la actualidad creemos que si un poeta no publica es porque no lo desea. En la era digital, la autoedición, como última medida para algunos, es muy barata. Grandísimos poetas de la historia se han autoeditado. Por tanto, no nos vale demasiado la excusa de que "las editoriales han rechazado mi libro". Si uno quiere editar, salvo que tenga complejos de inferioridad por autoeditarse, algo que no ocurre por ejemplo en el cine con la autoproducción, edita su libro. No lo hará en Tusquets o en Visor o donde quiera que sueñe, pero lo hará.

Y si uno no quiere editar y prefiere aspirar a ser póstumo o descubierto de manera casual, poco podemos hacer salvo desearle suerte.

No tenemos capacidad para ir más allá de la poesía publicada. Piensa además que la edición garantiza, en principio, que no te estén "colando" un texto de otro autor. Solamente este pequeño detalle haría muy difícil la creación de un premio a la poesía no editada. Sería un infierno interminable contrastar que cada texto no ha sido copiado de otro libro para reventar el concurso.

No somos dioses y ni siquiera estamos contentos con nuestro trabajo. Somos conscientes de nuestras limitaciones y sólo podemos llegar hasta la poesía editada. Lo que hay detrás es un universo inmenso, seguro que contiene cosas muy interesantes, pero inabarcable. Al menos para nosotros.

Un saludo

Sofía Serra Giráldez dijo...

Gracias por tus explicaciones sobre la imposibilidad de mi sugerencia, Colectivo.
Recibe un cordial saludo de mi parte.

Anónimo dijo...

Gracias una vez más a los de Witt por ofrecernos su espacio para permitirnos comprobar que la poesía no es lo que pensábamos en nuestra ingenuidad sino un cuadrilátero de lucha libre de egos.
Me chorrea la pantalla de tanta envidia por aquí y por allá.
Me da penita y hasta asco, sinceramente.

Si la vida es como los que se autodenominan poetas la plantean que paren la poesía que yo me bajo.

Buen día.

Ah, mi poemario no obtuvo ningún voto, pero no pasa nada... sé que no soy de las mejores ¿y qué?. Modestamente escribo lo que puedo y sé. A algunas personas les gusta y a otras no. Así de sencillo. Sin inquinas ni comparaciones.

Anónimo dijo...

Todo es muy bonito y muy "flower power", pero en este mundo de la poesía todo funciona por amiguismo y/o peloteo. Nada más acertado que dejarse ver en recitales, presentaciones o actos varios para meterse en la "pomada" del pelotón, para que el editor de turno se fije en ti y consigas editar sin pagar un euro o para que en el próximo Festival Ñ te inviten para dormitar aguantando a una tía coñazo que ¿recita? histérica unos versos infumables. Y ustedes, señores míos, en su loable propósito no logran más que crear nuevos ghettos aparcelando voces y mezclando "trayectoria" con "poesía": ¿hay que tener un histórico para ser un buen poeta?; ¿la poesía no era una cuestión de gustos?? Pues parece que no: de ser así no hubiese ganado el Torrevieja el impresentable Siles o la pedorra de la Play Station no se hubiera ido de vacaciones con la pasta del Loewe.
Así, querida Sofía, será imposible que tú (ni nadie) gane un premio. pero olvídate también de los "pequeños": esos los tienen copados los poetas de grupillos habituales que prevarican en las reuniones de segunda.
Menudo panorama: para cortarse las venas!!

Sofía Serra Giráldez dijo...

Bueno, pues ya habéis podido comprobar aquí que yo no soy amiga ni de unos ni de otros, no por estar en medio, no, que siempre me posiciono como también habéis podido comprobar, pero no en lo que no resulta pertinente. La poesía no es una batalla. La poesía es el arma (ya lo dijo alguien mucho más importante que todos nosotros antes que yo). Así que si algún día gano algún certamen, espero encontréis otra explicación para el hecho que la simple y anodina porquería de la corruptela, ;))
De sueños se hace la vida. Hala, que seáis felices, amigos. Un beso a todos.

Otra sugerencia: aprendamos a leer al otro antes de ponernos a escribir para el otro, ¿vale?, ;)

la viuda de Ángel González dice dijo...

Va a resultar que al señor García Montero le salen algunos tiros por la culata. Primero lo intentó con el legado de Rafael Alberti y la viuda le puso en su lugar. Ahora lo ha intendado con el legado de Ángel González, e ídem. No tiene desperdicio el comunicado de la viuda de Ángel González:


VIUDAS VITUPERADAS
Susana Rivera, viuda de Ángel González

La acusación de Luis García Montero de que yo quiera quedarme con todo el legado del gran poeta Ángel González, mi marido, y cambiar su testamento es absolutamente falsa y me parece una muy grave afrenta al notario que se encarga de custodiar dicho testamento. Es una difamación sin ningún fundamento, y fácilmente refutable como todas las otras declaraciones sobre mí que se han hecho en los últimos días, y las que se harán en el futuro. Que yo sepa, un documento así no se puede alterar sin incurrir en la delincuencia, a García Montero ya le he oído decir lo mismo de otras viudas cuando el testamento no sale a su favor, yo nos llamo las "viudas vituperadas". García Montero necesita justificar su falta de compromiso con la Fundación Ángel González, todavía inexistente, y su absoluta deslealtad al amigo muerto, para eso no tiene más remedio que recurrir a la calumnia, la difamación, y la injuria; no es la primera vez que lo hace. En ese caso, yo tendría que estar completamente loca, eso sí que sería propio de una "viuda errática" ya que Ángel, como es lógico y puesto que soy su única familia, me nombró su heredera universal y me dio plena libertad de hacer lo que yo quisiera con su legado. Y que quede muy claro que lo que yo quiero es lo que él también quería, que todo su legado, salvo quizás lo que tiene el propio García Montero y algún otro patrono dimisionario, quede en Oviedo; en los casi treinta años que vivimos juntos Ángel y yo siempre estuvimos totalmente de acuerdo. Aparte de poder estar otra vez con Ángel no hay nada que pueda hacerme más feliz como que todo su legado esté en Oviedo en una verdadera fundación con su nombre, bien cuidado, y expuesto al público. Si por alguna razón una fundación no es posible hay otras posibilidades, tengo plena confianza en que el Principado encontrará una alternativa si fuera necesario.

El único problema que hay con su testamento es que se cita mal continuamente en la prensa, yo no sé quién es el informador, pero misteriosamente desaparece siempre la parte donde me nombra su heredera universal. Se elimina lo que viene en negrita: "La dotación de la Fundación, según sus estatutos, asciende a 40.000 euros, además de la nuda propiedad (que será pleno dominio al extinguirse el usufructo que se ordenará en la cláusula tercera) de todos los derechos de autor y cualesquiera otros económicos e intelectuales sobre su obra literaria...". La cláusula tercera dice así: "En el resto de todos sus bienes, derechos y acciones, incluyendo el usufructo vitalicio de sus derechos de autor y demás derivados de su obra intelectual, instituye heredera universal a su mencionada esposa, con sustitución vulgar y fideicomisaria de residuo a favor de la Fundación creada en el presente instrumento público, la cual recibirá sólo aquello de que Susana no hubiere dispuesto con entera libertad en actos inter-vivos y a título oneroso".

la viuda de Ángel González dice dijo...

(continuación)

Me parece que sí hay algún manipulador de testamentos, pero no soy yo, el notario lo puede confirmar.

En el mismo comunicado se dice que "Antonio Masip reprocha a la viuda su negativa a poner en marcha los proyectos que ellos proponían". No creo que Masip esté en ninguna posición para reprochar nada a nadie, pues ha sido el menos activo en la tarea de levantar la fundación, desde septiembre de 2008 no ha asistido a ninguna reunión. Ninguno de los tres patronos dimisionarios ha hecho absolutamente nada para crear la fundación.

Quiero repetir una vez más que, en mi opinión, el primer paso lógico sería primero crear la fundación, asegurar legalmente su permanencia, y luego proceder a la organización de congresos y otras actividades propias de tal entidad.

En lo único que tiene razón García Montero es en que "a Ángel González no le hubiera gustado esta situación". En efecto, estaría desolado, y yo creo que ya incluso enojado, él que casi nunca se enojaba, pero no creo que hubiera tolerado que me calumniaran a mí ni que se intentara utilizar su fundación para otros fines que no fueran los suyos. Ángel hasta en la muerte me protegió a mí (él también oyó a García Montero atacar viudas), en un sobre sellado con la instrucción de abrir en caso de fallecimiento me dejó una carta donde dice "Eres la más honesta, la más íntegra, la más buena, la mejor". Y ahora, por obligación moral, pero sobre todo por amor, yo voy a hacer lo mismo por él siempre. Al final tanta injuria sólo daña a Ángel González. No se lo merece.

Anónimo dijo...

Contestación de Montero: "Si quisiéramos mangonear algo no habríamos dimitido".

Teresa Domingo Català dijo...

Sigo este blog atentamente desde hace ya mucho tiempo, más de un año. Me interesan las opiniones de Addison de Witt y de las personas que escriben su propia opinión sobre poetas y poesía. Con los comentarios he descubierto algunos poetas - otros sinceramente no son de mi gusto personal - y en general valoro muy positivamente el trabajo del colectivo aunque a veces no esté de acuerdo con sus conclusiones.
El mundillo de la poesía no difiere de otros mundillos, se basa en las relaciones personales y en los contactos, pocas editoriales arriesgan por nombres desconocidos - entre los que hay obra buena y obra no tan buena -. Para un@ poeta desconocid@ es muy difícil ganar un concurso o publicar en una buena editorial. Compré hace un poco un libro de Visor - normalmente compro libros de editoriales independientes más pequeñitas -. Era la poesía completa de James Joyce. Por múltiples razones me interesa este autor y en mi ingenuidad compré el libro. Resultó más malo que mis poemas adolescentes y me sentí timada. L@s editor@s aducen que los libros de gente desconocida no se venden y ahí l@s culpables somos l@s lector@s de poesía, que no compramos libros de autor@s que no conocemos, cuando por ejemplo sería sencillo hacerlo por el método simple de leer algunos poemas - dos, tres, cuatro - de un libro de alguien que no nos suena ni de lejos.
Es muy difícil en poesía tener un criterio objetivo, diría que imposible, esto suponiendo honestidad a la crítica, que por lo que se ve en las noticias de este blog está condicionada por los intereses editoriales.

Un saludo fuerte para tod@s.

Damián dijo...

Gracias a los Addison por difundir poemarios que merecen la pena ser conocidos. He leído alguno de los libros votados y me ha sorprendido encontrar "Abrxia 365", poemario que me estremeció todavía no sé si gratamente, y cuyo contenido dudo que se reseñe en los babelias de turno. Ahí va un poema:

MI ROSADA POLLA INYECTA SEMEN VERDE

mi rosada polla inyecta semen verde
en tu boca acaramelada: mascarón/osamenta–
llama alcohólica hidrogenada
consumiéndote esa negra alma tuya
que rellena (sostiene) tu carne

En cualquier caso, para mi gusto, el mejor poemario publicado el año pasado (de los 20 más o menos que he leído) es el de Oscar Hahn.

Abrazos,
Damián

Anónimo dijo...

Millares, poeta.

j. dijo...

Hunde
George Trakl
a Sebastián en sueños su rostro
y su palabra en tierra y cava hasta encontrar
el ojo que busca
y lo enciende y lo oculta en un pozo
en esa incierta oscuridad de la luz donde vuela
polvo y la arena silenciosa
en aquel desierto de alas negras ratas que dibujan
mariposas y rostros al vacío
y a la soledad donde nadie acude a ser zanja
ni raíz ni cruz de la madera
y ni espacio brazos las aspas descarnadas
atajos sus ramas alas su altura
su belleza
rostro de todos

crucifixión

Jose María Millares Sall. Cuadernos.

eduardo dijo...

Poema brillante. Gracias j.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Después de conocer este poema y sabiendo someramente sobre la trayectoria de Millares, resulta aún más descorazonador contemplar el panorama actual de las editoriales, crítica y, sobre todo, lo que actualmente se está haciendo. Y no se entiende, aún menos, que se publique a diestro y siniestro.
Gracias, J. Poema Enorme.

J. Martínez Ros dijo...

Llevo mucho tiempo leyendo este blog, sobre todo por algunas contracríticas que -estando de acuerdo o no- me han resultado de sumo interés. Y además, me ha descubierto a algunos autores, lo confieso. Pero nunca se me había ocurrido hacer un comentario ni tampoco suelo leer los de los demás. Sin embargo, esta vez querría expresar mi opinión sobre un par de asuntos como autor y lector "profesional" -qué expresión más terrible, vaya-. Primero, que, a pesar de Kafka -que si no publicó casi nada en vida fue básicamente porque no quiso-, los genios ocultos son raros y, por mucha mierda que haya, lo realmente bueno al final sale a flore. Y segundo, la literatura de blog me recuerda a menudo a una anécdota personal que me ocurrió cuando era más joven e ingenuo y una amiga me invitó a una "tertulia" poética. En cierto momento, los participantes leyeron por turnos sus poemas, incluyendo un personaje femenino que tendré la misericordia de no definir que leyó algo absolutamente atroz e interminable. A renglón seguido (mirándome con expresión de desafío, supongo que porque era el único que había publicado presente allí) afirmó que pertenecía a un libro que había mandado nosecuantasveces al Loewe, aunque sabía que nunca se lo darían, porque su "poética" era opuesta a las modas contemporáneas, etc. En fin. La pequeña moraleja es que los filtros no sobran. De hecho los filtros suelen ser necesarios.
Por supuesto, no lo digo por este blog cuyas críticas están escritas con bastante más profesionalidad que la inmensa mayoría de las críticas que se publican en medios escritos. Creo que todos entendemos a lo que me refiero.
No sé si sois del grupo de Valladolid (como os acusaba un anónimo) o del grupo de El Ferrol o de Segovia, pero os felicito de nuevo por vuestra excelente labor.

Posd: No puedo evitarlo, he de decir que si Marzal es un gran poeta, yo seré Papa. Pero si creo que el último libro de Caballero Bonald -con el que no tengo ninguna relación personal- es uno de los mejores poemarios del año pasado, si no el mejor.

Anónimo dijo...

En cuanto a Merma, coincido con ese parecer que apuntaba que tal vez no debió ser premiado, puesto que es una selección de poemas. Los poemas (!) se pierden en un sinsentido generalizado, puesto que faltan referencias anteriores y posteriores para comprender su sentido final.
Acertado el premio a Millares, aunque no todos los cuadernos que incluye la edición están al mismo nivel. El propio poeta comenta en el prólogo la libertad total a lla hora de componer, sobre todo en cueestiones de puntuación. Desde mi punto de vista, la ausencia de estos signos resulta desconcertante en algunos poemas, rompe el significado, la cadencia y el ritmo, por mucho que sea una práctica común, sobre todo en la otra orilla del Atlántico.
De Fámulo aún no tengo un criterio total, ando enfrascado enn su lectura. Tengo mis dudas.
Quiero, desde aquí, reivindicar el papel que Baile del sol en el panorama po´tico actual. La editorial tinerfeña es atrevida, honesta y original. Enhorabuena. Cómo refresca ver los libros en las librerías y saber que, te guste más o menos, lo que vas a comprar no está politizado, ni vendido, ni manchado.
A este blog, mi sincera enhorabuena, y a la viudad de González, ánimo. Ese grupo de amiguetes es muy peligroso. Son ambiciosos, egoístas y, además, xxxxxx. Lean a García Viñó, uno de los críticos de La Estafeta Literaria. De los pocos que se atreve a poner a Montero en su sitio, con nombre y apellido.

Sofía Serra Giráldez dijo...

A martínez Ros:
Tu anécdota sobre lo de la "tertulia" me ha hecho reir, y confirma una vez más mi aversión haia ellas. A nadie puede interesar pero a mí sí me interesa decirlo si el moderador de los comentarios tiene a bien publicar éste. creo que son de los síntomas más doloroso y repugnantes (casi bubas, vaya) de esa enfermedad, y subrayo esta palabra, que padecen los escritores actuales, algunos, la descolocación sobre su tiempo y una común a otras épocas, el casi onanismo compartido en el que convierten el hacer poético. Creo, creo, no, estoy segura de que uno de los motivos por los que siento pavor a publicar es él. La idea de tener que asistir a presentación de libros o tertulias donde cada poeta se lee a sí mismo me escandaliza, por de cursi e inútil, por dios!, obscena, soez, rayano en lo delictivo casi, ;). Someter a esa tortura a las personas por mucho amor a la literatura que demuestren va en contra de los principios hasta de mi propia poesía.
Si ya resulta un tostón releerse una a sí misma para tener que corregir, no sé lo que tiene que producir leerse ante los demás, me enrojece de vergüenza nada más pensarlo. vergüenza ajena, vaya. Son actos casi delictivos contra la salud psíquica de las personas.Deberían estar contemplados en el código penal y ser castigados con más sevridad que otros menos dañinos. Esto en broma pero muy en serio también.
Con los amigos, colegas poetas o no, con la familia, hay que reunirse para tomar cervezas y hartarse de comer y beber y reir.
La lectura de la poesía creo que ya en estos siglos se ha convertido en una especie de acto íntimo ahora que el hombre sabe leer para dentro, en silencio. La poesía cantada, como la antigua clásica, ya aparece en forma de canciones que todos conocemos, unas mejores, otras peores, y que casi todos seguro hemos cantado en alguna que en otra reunión. A coro y normalmente subiditos de "alegría"...
Me alegro de que alguien me de la razón en lo de la necesariedad de los filtros,aunque creo haya sido "sin querer".
(esto es lo bueno de los blogs, son espacios abiertos y privados a la vez, sin imposiciones, el que quiere lee, y el que no, pues no)
Un saludo

María(s) dijo...

¡García Viñó! ¡Acabáramos! Ésta es la crítica objetiva, imparcial y ajena a los resentimientos (y a la locura) que hay que defender, sí...

Anónimo dijo...

Me sumo al comentario del anónimo anterior en el que valora a la editorial Baile del Sol como una de las importantes y referenciales en el panorama editorial en lengua española. Valiente, verdaderamente independiente, honesta y con criterio. De la que podrían tomar ejemplo otras editoriales con más renombre.

Abelardo Manuel Martinez dijo...

Hace poco tiempo, el cantante Paco Ibáñez, contestó a una pregunta: Qué cantan los poetas actuales" su respuesta fue: "Los poetas actuales se cantan a ellos mismos". La poesía de competición, tan de moda hoy día, es eso, simplemente poesía de competición. Ver quien la tiene más larga, metafóricamente hablando; quien publica más libros, quien ha ganado este o aquel concurso. No pretendo ni ofender ni molestar a nadie, pero creo que deberíamos todos reflexionar un poco, simplemente eso.

Anónimo dijo...

(esto es lo bueno de los blogs, son espacios abiertos y privados a la vez, sin imposiciones, el que quiere lee, y el que no, pues no)

También a una lectura de poesía acude quien quiere. O se marcha, si no le interesa, quien quiere. Nunca he visto a un poeta obligando a quedarse sentado al respetable, sometido a tortura.

Laissez faire, s'il vous plaît, y que cada cual escoja libremente lo que sea de su agrado.

Sofía Serra Giráldez dijo...

Hola, Abelardo. Sí y no con respecto lo que dijo Paco Ibáñez,aunque creo tuvo la sabiduría de utilizar el plural para no caer en una especie de contradicción. Creo que el poeta puede y debe cantar a lo que quiera o de su íntimo parta,que eso será lo de menos, un ejercicio honesto no debría poner cortapisas a esa propia voz interior. Creo, perdón por la repetición, que el problema estriba en el "desde dónde" cante el poeta, que esa es la única clave para el auténtico ejercicio poético, y ese desde dónde sólo puede ser su yo, por mucho que esta posición sea usada, malinterpretada por las correintes de todas las épocas para apoyar el consabido y manido ejercicio de narcisismo del poeta y /o artista. una auténtica voz poética entregada sólo puede partir desde un yo. Ese yo incluso puede llegar a ser colectivo cuando la "poesía" adquiere el nombre de obra de arte de un pueblo o grupo que adquiera conciencia de existencia en base a una serie características de idiosincrasia. Pero en lo que stamos, en la poesía realizada por el individuo, por el autor, sólo puede y debe existir el yo, y todo lo que ello conlleva (perceptividad de todo lo que no es "yo")como referente, o mejor, como boca de la que parta la voz.
Si haciéndolo así, cantando a su madre a su abuela, o a dos ovejas, o a su propia alma (todos conocemos los diferentes recursos, ninguna poesía puede ser interpretada discursiva ni racionalmente, un yo puede ser la oveja o la piedra y la tercera persona aludir a nuestro más íntimo y tal vez perdido sentido del yo)la voz puede ser asumida por otro ser humano entonces habrá existido auténtica voz poética.
Y la sensación que tengo, como lectora, es que ese desde dónde se ha perdido en muchos casos. Ese auténtico "norte" se ha perdido en el yo que canta enmarañado tal vez por el mismo tipo de sociedad que creamos/padecemos.Se canta desde lo que pide la "moda",o desde lo que no pide, se canta desde lo que supuestamente pedirá la crítica, se canta desde donde dicen que se debe cantar, inlcuso los intérpretes de los poemas, en definitiva los condicionantes por los que cualquiera puede verse afectado, pero es que el ejercicio de la poesía debe, aún sabiendo que parte de un ser humano como cualquier otro, condicionado como cualquier otro, debe saber permanecer libre de ellos para poder ejercer su canto, o tal vez a partir de ellos, saber llegar a ese yo primigenio para hacer posible el auténtico canto poético. Y eso es lo que parece hoy menos sucede.
No creo que hoy existan mayores condicionantes, por peso específico, que por ejemplo en la época de un Dante, o de un Virgilio, o de un Machado, pongamos por casos muy relevantes, ¿o es que el hombre de hoy en día tiene menos capacidad para llegar a lo que es en esencia? No creo que tenga menos capacidad, en todo caso más, aunque sí el camino pueda parecer más largo.
Tal vez la comodidad/cobardía, tal vez sólo ella sea la que esté haciendo que exista esa especie de apariencia difusa de la figura del poeta.
Hay MIEDO a cantar desde sí mismo.
Sólo creo, por supuesto.
Un saludo

gdsm dijo...

Abelardo Manuel Martínez, después de ver tu blog creo que tú sí que deberías reflexionar sobre ello y bastante.
Ay, Sonía el batiburrillo de incoherencias con el que nos estás deleitando!

santiago dijo...

Uno se queda asombrado de la lectura del blog, que si un poeta debe de... que si una editorial debe de... que si aquel es o no es..., señores un poeta escribe para que le leean, un músico para que le escuchen y así todo aquel que se sale fuera de lo normal y lo normal es el currito.
Yo llevo trabajando 37 años y es muy fácil, llevo 37 años porque con mis libros no me gano la vida, alguno dirá: eres un mal poeta y yo le digo: ¿y?. Joder ¿no era malo el que que fue a Eurovisión con la guitarrilla? ¿y la Belén Esteban?.
Es el público el que te sube o te deja morir, todo aquel que hace algo distinto y fuera del curro normal, picar zanjas, soldar etc. es para triunfar.
Hablamos de la moral, Sofía a comentado que las presentaciones son torturas, que las editoriales no son independientes, leches que díficil lo tenemos, bueno con los blogs ya nos realizamos.
Miren ustedes, yo escribo joda a quién le joda, le mando el borrador a mi editor, le gusta OK si sale bien San Antón y si no La Purisima Concepción; y a continuar currando.
El problema es que la gente se gasta un montón de pasta en revistas del corazón, que si el paquirrin, que si la cantudo, hay que joderse y en poesía no se gasta nadie un duro y que hacemos si entre telenovelas de 10 años y historias de personajillos la gente pasa de la poesía.
Yo no me considero un escritor, he dicho siempre que no hay grandes escritores ni grandes cantantes ni grandes nada, solo hay grandes lectores, grandes escuchantes...
nadie es nada sin lo que el público quiera.
!escriban!, ¡Canten! y esperen a que el público les compren o les escuchen pero no pierdan el norte, para todo ello hay que vender y no sirven ni los blogs ni los caraokes.
Un abrazo a todos

Anónimo dijo...

Tiene gracia lo de Paco. Que conste que me gusta, oigan, que voy a sus conciertos y seguiré yendo. Que dice Paco que los poetas se cantan a ellos mismos.¿Han ido a alguno de los conciertos de Paco de los últimos años? Canta para su hombro, no hay manera de escucharle más lejos de la fila 5. Y si alguien entre el público le dice que no se le oye Paco suelta que qué se le va a hacer. Y no digo yo que quien paga tiene siempre la razón pero, cojones, 20 euros te da derecho a pedir, por lo menos, oir algo del concierto. Y para cerrar (yo creo que Paco ya está un poco gaga)en los últimísimos conciertos suelta lo de que "Bruce Sprigsteen es un enemigo de la humanidad", por cantar ¡en inglés!, tócate los innombrables por la simpleza. Claro, lo que sucede a continuación es que hay gente entre el público que se mosquea y se larga. En fin, que quizá esto no venía muy a cuento pero tenía que decirlo. Y que conste, vuelvo a repetir, que seguiré tendo a los conciertos de Paco. Me compraré un audífono o me aseguraré de estar en las primeras filas, pero iré. Porque "Palabras para Julia", de Goytisolo, por poner sólo una de sus canciones, bien lo merece.
Saludos a todos.

Abelardo Manuel Martinez dijo...

Sofía, bueno, he intentado leer todo lo que me has puesto en tu post, a veces me perdía; pero ante todo te agradezco tu respeto y por supuesto respeto también tus reflexiones. Desde la educación, cada cual puede expresar sus opiniones más o menos compartidas.
Gdsm, bueno, no te puedo saludar al ver simplemte unas letras, que supongo serán tus iniciales. Si, en mi blog pongo todas las cosas recientes, todas las cosas que hago, recortes de prensa, fotografías, comentarios, agenda, presentaciones, etc. Despues de 35 años escribiendo, todo el grueso del historial, de recitales de actos, están en una maleta. Pero una cosa, todas las fotos que ves, todos los actos, todos los titulares de prensa, siempre suelen ser de actos solidarios, como puedes apreciar. Libro solidario, agenda solidaria, por que amigo, lo que no ves, son las horas de sueño, son las multiples gestiones, son los sinsabores, son las peleas con estamentos, con editoriales, con personas; eso no se ve, solamente se ve lo bonito; pero te aseguro que las sufro tambien. Por no contarte, lo que acontece, cuando estas con los enfermos de sida, llevando tu amistad, tu solidaridad, no recitando, para nada, si no habitando, cuidadando, llevando esperanza, levantando, sentando, ayudando a quienes la sociedad tiene apartados como a los perros; eso tampoco se ve en el blog, para no herir susceptibilidades; ni las fotos llorando en un funeral, que son muy a menudo desgraciadamente. Tampoco se ve en el blog, cuando una madre de un preso, que se quiere quitar la vida, te pide desconsolada que interfieras para que le den el tratamiento oportuno; ni la carta de agradecimiento de esa mujer cuando has hecho lo que debías; eso tampoco sale en el blog. Tampoco sale en el blog, el contrato del libro "Poemas desde la prisión" que lleva mi firma, donde se ceden todos los beneficios para obras sociales en la prisión. Tambien se me olvido poner en el blog, los gastos de gasolina, de recoger gente, las horas de sueño, los gastos que corren siempre por mi cuenta, para dar un recital, que jamás los cobro, jamás; sea donde sea y a quien sea. Tambien se me olvidó poner en el blog; las gestiones realizadas, para que en presentación, feria del libro, puedan salir diez presos, sin grilltes, sin guardia civil, libres por unas horas, para que vivan ese sueño de primera mano, etc.
Yo te respeto amigo mío, pero antes de hablar, cuenta hasta diez, luego ya puedes hacerlo tranquilamente. Un fuerte abrazo, eso ante todo. Y perdona, estas cosas no se cuentan nunca, pero me vi en el derecho de que lo supieras. Y con esto me despido definitivamente, tan solo quise expresar lo que debía hacer en conciencia.

Sofía Serra Giráldez dijo...

¿Cómo no iba respetarte sabiendo lo que hacías, Abelardo?. Tu labor no tiene precio y entiendo que si algunos seres no tienen la fortaleza moral de reconocértelo, o al menos no minusvalorártelo, como mínimo deberían tener la decencia, o la vergüenza, de callar su opinión.
Créeme, no sólo te respeto sino que valoro en todo, y subrayo el TODO, lo que vale lo que haces. Allá van personas como nosotros que aquí estamos "hablando" (algunos sólo saben rebuznar, pero ése es otro cantar, y no de poeta precisamente (no, yo no respeto a quien insulta o ningunea sin identificarse) a las que se nos olvida que en las prisiones, por ser consentidas y hasta reglamentadas con nuestro asentimiento (su necesariedad social o no es otra cuestión) todos tenemos nuestro ladrillito puesto, simplemente por ser ciudadanos. Nadie está libre de nada en esta vida, pero esa sabiduría, lógicamente no llega a animales como los asnos, con mi pena por tener que comparar a tan bello animal con algunos especimenes que dicen llamarse humanos.
Un abrazo muy fuerte, Abelardo y por si te sirven de algo mi apoyo y mi agradecimiento por tu labor, aquí van.

Anónimo dijo...

¡Viva René Char!

santiago dijo...

Se me olvidó dar las gracias a los addison por reseñar milibro.
Abelardo amigo, yo se perfectamente que eres un poeta altruista ya que te conozco y como sabes te aprecio.
Un abrazo a todos

Anónimo dijo...

no más necesariedad, lo ruego

Anónimo dijo...

por favor, que alguien modere a esta señora, está acabando con el blog

Addison de Witt dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios y, sobre todo, a los autores y editoriales por vuestra participación.

A quienes no hayan sido votados, por favor recordad que nuestra opinión es una opinión más, tan válida o inválida como cualquier otra.

A partir de este momento comenzamos a leer libros para nuestra sección de Secretos de Poesía. Animaros y mandad vuestros nuevos poemarios.

Domadora de Elefantes dijo...

Soy feminista hasta la médula, pero lo de "miembra" es una grave incorrección lingüistica.

En cuanto a las votaciones y premios, siempre es algo subjetivo. Yo le habría dado el premio al poemario de Fierro, pero, claro, sólo he leído algunos de la lista, no todos los presentados. Un saludo.

Addison de Witt dijo...

Lo de miembra es una broma, querida. ¿Dónde está el sentido del humor?

Fmdo.- Una miembra.

Anónimo dijo...

¿los ya enviados como candidatos sirven para la sección de Secretos?

gracias por todo lo que compartis. :)

Anónimo dijo...

A Sofía Serra:
Intuyo (no te he leído todos los comentarios porque tengo vida propia) que escribes...
¿Cuándo? porque aquí has dejado más mensajes que poemarios presentados a valoración.

Gracias al blog y a los poetas.

gdsm dijo...

Hola Abelardo,
debo pedirte disculpas por mi comentario, solo había visto dos entradas y me precipité, es que ver la foto de Carlos Marzal me da la vuelta a las tripas...
Ahora he vuelto y veo que realmente realizas una grandísima labor, y que me he comportado como un grandísimo imbécil.
Enhorabuena por tu trabajo.

Abelardo Manuel Martinez dijo...

Un fuerte abrazo amigo, rectificar es de sabios y te lo dice uno que ha metido la pata muchas veces.
Gracias de corazón.

Sofía Serra Giráldez dijo...

A Anónimo, rompiendo mi norma que para eso me la pongo yo:
Aquí no admiten más que poemarios publicados, si me hubieras leído en todos los mensajes te habrías ahorrado la torpeza cometida, y seguirías teniendo vida propia, sino que mejor informada.
saludos

Sofía Serra Giráldez dijo...

Me alegra leer tu rectificación, gdsm, aunque comprendo te pueda importar tres puñetas que me alegre o no. me alegra por ti, por Abelardo y por el precioso burrito que tienes como avatar, Ah!, y por mí. Así yo también puedo rectificar en las ironías.
Disculpas te pido por ellas.
Un saludo