viernes, 15 de junio de 2007

Contracrítica de El Cultural segunda semana de junio

Comenzamos con el libro de Mario Cuenca Sandoval "El Libro de los hundidos", V premio de poesía Vicente Nuñez, que es una de las dos críticas de poesía que hace El Cultural esta semana. El libro lo publica, cómo no, Visor. Aproximadamente, llevamos una crítica de Visor a la semana en El Cultural, lo cual no deja de ser sorprendente. Es como si Visor tuviera una cuota del mercado de poesía del 50%, cuando en realidad no debe de ser mayor a un 10%. Aconsejamos al resto de editores que se espabilen e inviten al sr. Presidente a jurados de premios planetizados.

El Premio de Poesía Vicente Núñez es un premio que impulsa la Diputación de Córdoba junto con el Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera.
El jurado del V premio estuvo compuesto por, cómo no, Luis García Montero, Benjamín Prado, Chus Visor, Alejandro López Andrada y María Rosal, junto con, el sr. Diputado-Delegado de la diputación de Córdoba, la alcaldesa de Aguilar (a título honorario) y un funcionario de la diputación con voz pero sin voto. La preselección de las obras, parece que se pre-seleccionaron diez, se realizó a través de una comisión creada por el Sr. Diputado Delegado de la diputación de Córdoba, valga de nuevo la cacofonía.

Con la excepción de María Rosal, todos los miembros del jurados son o han sido chicos Visor e incluso amigos. El hecho de que gane un escritor residente en Córdoba un premio convocado por la Diputación de Córdoba es, como siempre, fruto de las casualidades. María Rosal también es escritora cordobesa, por cierto, y es otra casualidad.

Objetividad a priori del jurado de V premio Vicente Nuñez en nuestra opinión: 3/10

Vamos con la crítica de Ainhoa, que no presente en principio problemas de objetividad y no creemos que también sea de Córdoba y, desde luego, no es chica Visor.

Objetividad del crítico en este caso: 9/10

Esta vez, Ainhoa, no estamos demasiado de acuerdo con las cosas que comentas. Comenzamos. Hablas de los malos poetas y de los usos en la retórica de ohes y ahes, de los pajaritos y las flores...Llevamos más de cien años en los que los poetas han dejado esas retóricas de la cursilería. Diferenciar a Mario por no utilizar ese tipo de usos retóricos es extraño porque lo hace similar a los demás. Lo contrario sí que sería ser diferencial y peculiar. De ahí que decir que Mario ensaya "ángulos inéditos" resulta muy chocante y además no es cierto.

Por otra parte, si los poetas malos han hecho uso de ohes y ahes, y han hablado de flores y pajaritos en la antiguedad, te acabas de cargar de un plumazo unos dos mil años de poesía. Cada periodo tiene su momento y su comprensión.

Hablas de aspectos temáticos supuestamente originales en la poesía de Mario que, por otra parte, tienen una tradición de muchísimos años en la poesía contemporánea, y algunos incluso antigua, como el incluir a personajes literarios antiguos, hablar de cine, matar a mitos o hablar de objetos cotidianos dándoles un nuevo sentido.

No hay por tanto originalidad en ningún caso. Finalmente dices que la originalidad tiene un precio y mencionas dos: versos periodísticos en un poema y la eliminación de los signos de puntuación. En primer lugar sería importante aclarar que tiene un precio bajo tu propio criterio estético, que es tan válido como el de cualquier otro. En segundo lugar, un libro de poesía no tiene por qué estar compuesto exclusivamente de versos clásicos y puede incluir prosa, recortes de periódico o lo que le venga en gana. De nuevo, esto se ha hecho desde hace más de un siglo. Y la eliminación de los signos de puntuación es una opción estética que proviene del stream of consciouness, que como muy bien sabes tampoco es un invento de ahora, precisamente, sino que es la base de la novela moderna.

Por eso resulta chocante que digas que el poeta pierde porque ha invertido, como si se hubiera arriesgado. En realidad el poeta está utilizando recursos estilísticos que ya utilizaban nuestros bisabuelos en el mejor de los casos. No hay riesgo ni innovación. Simplemente hay un uso de varias formas retóricas, conocidas por todos y utilizadas en abundancia por la poesía "no oficial".

Y sobre el libro, por no extendernos demasiado, tiene imágenes interesantes, buenas metáforas y una perspectiva conceptual que lo hace recomendable.

Valoración del libro: 6,75/10

El otro libro criticado, una poesía reunida de Javier Villán, parece bastante interesante por sacarnos a un poeta olvidado por las antologías, lo cual suele ser sinónimo de originalidad. Desgraciadamente no hemos encontrado el libro todavía. En cuanto lo tengamos actualizaremos esta página.


6 comentarios:

Mario Cuenca dijo...

Se os olvida otro dato: que López Andrada también es cordobés.

Addison de Witt dijo...

Gracias por tu aportación, Mario. Y por tu sentido del humor.

Aunque no lo parezca, nos ha gustado el libro.

Laura dijo...

Sinceramente creo que una página como esta era y es muy necesaria en el actual panorama poético español. Falta libertad, sobran premios y antologías, y necesitamos poetas arriesgados capaces de poner en desorden y patas arriba este orden poético insufrible.

mario cuenca dijo...

No creo que lo parezca. Dejáis al libro bien parado, aunque por razones distintas a la crítica de El Cultural. Un abrazo y gracias.

Ray dijo...

Se os olvida otro dato: López Andrada también gana premios que luego publica Visor y los miembros del jurado que se los otorga son los mismos que otorgan éste de la Diputación... premios, diputaciones, todo muy poético.

Addison de Witt dijo...

Gracias por tu información, Ray.

La verdad es que con tanta abundancia de datos y coincidencia tras coincidencia tras coincidencia creemos que todo esto debería de comenzar a tener un nombre, por ejemplo, Operación Salmorejo, dicho sea con el máximo respeto a tan preciada comida.

A todo esto, si los jurados vienen a ser los mismos en todos los premios de una misma editorial, ¿por qué no hacer una sola reunión y otorgar los 5 ó 6 que tienen a la vez?. Sería todo más fácil y rápido. Aunque claro, los jurados cobrarían menos, pobrecillos...Lo propondremos en el blog general.

¿Cómo era aquello de "me duele España"?