viernes, 5 de septiembre de 2008

William Ospina. Poesía 1974-2004.


Buenas a todas y todos,

Algunos ya pensaban que el colectivo había muerto. Lo sentimos. Mala hierba nunca muere. Y encima venimos con las pilas recargadas. Qué se le va a hacer...

A los que nos habéis escrito a nuestro buzón de correo, os pedimos de nuevo disculpas por el retraso en contestaros. De todos los correos nos quedamos con la tierna carta de una señora chilena que nos decía que, viendo la foto, éramos, o era el supuesto Addison, muy guapo. No está de más recordar que la foto es de George Sanders, que se llevó merecidamente el Oscar por su papel del cínico crítico Addison de Witt en Eva al desnudo.

Llevamos retraso, como es evidente, en las críticas. Por tanto, como en otras ocasiones, sólo recuperaremos aquellos libros que creamos que merecen la pena.

Por orden de antigüedad, el turno es para el colombiano William Ospina, que nos presenta casi su poesía completa en esta excelente edición de La otra orilla, la misma editorial de Belacqva, edición en la que sólo echamos de menos una introducción más extensa.

El libro comienza con unos "Poemas tempranos", que tienen un interés biobliográfico más que poético, y de los que el propio poeta dice que son "voces que con pudor intentaba imitar."

El primer poemario propiamente dicho es "Hilo de arena", de 1984. Tanto éste como el siguiente poemario, "La luna del dragón" comparten elementos comunes y estarían en nuestra opinión bastante por debajo del nivel que el poeta logra en sus siguientes libros. "Hilo de arena" comienza con el poema "El día se despide", ejemplo del optimismo que emanan, en general, todos los poemas de William, en donde, aún siendo consciente de los males que pueblan el mundo, el autor trata siempre de conservar la llama de la esperanza. La mayoría de los poemas son largos, algunos en exceso, como largas son las frases que se reparten en los versos. Igualmente la extensión de los versos suele ser larga, y se irá alargando en futuros libros.

Este poemario, junto con el siguiente, presentan algunos problemas:

1) En primer lugar, hay un exceso de narratividad. En ocasiones el poema es más parecido a un relato cortado en versos. Ejemplo: "Un recuerdo de invierno".
2) Tono culturalista: La sombra de los poetas amados por William está todavía muy presente en estos dos libros, en especial la de Ezra Pound y la de Hölderlin, aunque también hay muchos ecos de poetas románticos (por ejemplo en "El temerario llevado al desguace", basado en una pintura de Turner, o en "Solus Rex"). Falta todavía la voz propia que el poeta logrará en futuros poemarios. Los poemas sobre grandes nombres clásicos son siempre correctos pero no aportan nada a temas y propuestas poéticas ya leídas.
3) El exceso de extensión de algunos poemas, junto con un tono rítmico mantenido, crea una cierta sensación monótona. Esto nos ocurre, por ejemplo, en el poema "América"o en "Notre Dame de París".
4) El tono y léxico a veces rozan lo pomposo y excesivamente elocuente. Como ejemplo, "El efebo de Marathon".

En general, la temática de los poemas es la historia, es muchos casos la historia clásica (Hércules, Antígona, Sócrates, Virgilio, Parténope, Ariadna, El coloso de Rodas, Eróstrato), la historia de los grandes nombres (el rey Carlos, Montaigne, Jeanne d'Arc, Alejandro, San Jerónimo) poetas (Góngora, Quevedo, ) o lugares (Roma, Notre Dame, Creta, Atenas. Vía Apia), y en general hay una abundancia de nombres propios. No falta tampoco el beautus ille, como en el poema "Sembrados de fresno", uno de los mejores de "Hilos de arena". Esto contrasta con futuros poemarios, donde el poeta incluirá con frecuencia a personajes anónimos. De hecho, algún pequeño poema que se sale del estilo y la temática general, como Obreros, marca la capacidad del poeta para, una vez desprendido de herencias, brillar con luz propia:

Obreros

La labor terminada,
¿qué obrero habrá añadido
como una furtiva caricia
sobre el muro de piedra los musgos amarillos?

Igualmente ocurre cuando el poeta se olvida de Europa y los grandes nombres y vuelve a su tierra natal, como en "Ahora" o en "Casas".

El gran cambio viene a mitad del libro con el poemario "El país del viento". El poeta se olvida del gastado culturalismo, se introduce en sus raíces americanas y lo hace con una brillantez y una capacidad lírica sorprendentes. "El país del viento" no sólo es el mejor poemario del libro, sino que es uno de los mejores poemarios de la historia reciente de la literatura latinoamericana.

"El país del viento" comienza con "El mongol", excelente poema que muestra un tono completamente distinto a los anteriores. La poesía se chamaniza, busca lo sagrado a la vez que lo terrenal, abundan los animales y los mitos indios. En resumen, brota la magia. Curiosamente, los versos se hacen extensísimos, por encima de la veinte sílabas, pero los poemas ganan en lirismo. Así comienza "El mongol":

"Nunca supimos cuándo la desesperante blancura se había convertido en otro imperio.
El idioma del lobo era el mismo, y no le repugnó nuestra carne.
Pero todo hombre sabe que a través de cada nuevo pinar es Otro el que envía sus rayos,
que son las angustias de la tierra las que determinan los nombres del cielo."

El tono mágico-chamánico continua a través de otros poemas, con una temática muy distinta a la anterior. Ahora los poemas se titulan "El jefe Sioux", "En una tienda Dakota", "Un viking en Terranova"...

Entre los poemas destacaríamos por su brillantez "En las mesetas del Vaupés" ("Qué son las canoas sino árboles cansados de estar quietos"), el cántico "De uno que ha llegado a las costas de Chile", "Invocación sobre el río negro", "En la isla de Pascua" ("por esos ojos de piedra cuyo horario es lo eterno / y que cada mil años parpadean"). La magia se pierde de nuevo cuando el poeta vuelve muy ocasionalmente a los grandes nombres europeos ("Los ojos de Rodrigo de Triana", "Lope de Aguirre") aunque incluso en este caso, olvidando el adjetivo europeos en el segundo caso, hay dos poemas que realmente funcionan: "Alexander von Humboldt" y "Walt Whitman". Pero la magia está en los personajes anónimos a través de los cuales el poeta habla, como en el poema "Lo que dice una mujer vieja en un puerto del Pacífico", brillante reflexión sobre la muerte y la vida: "ese que viene a decirme que sólo es nuestro lo que no podemos perder."

El poemario termina con tres buenos poemas entre los que destaca el excelente "La canción de los viejos en las aceras de Metrópolis" en donde, aunque el esteticismo roza sus límites, el resultado es brillante.

El siguiente poemario se titula "¿Con quién habla Virginia caminando hacia el agua?". En la introducción el poeta nos anuncia que va a hablar de personajes y hechos más actuales. Aunque sin estar a la altura de la brillantez de "El país del viento", nos encontramos ante un buen poemario en donde William recorre sus obsesiones y mitos más cercanos en el tiempo. Curiosamente, uno de los mejores poemas, el tercero, titulado "Un anarquista", anónimo, es uno de los más brillantes. En general, el poeta alcanza un elevado nivel cuando habla en primera persona y se introduce en la mente de otro sujeto poético, y baja cuando utiliza la tercera persona. Y decimos en general porque la "Invocación a Olga Tsaratukhina" es un poema muy bueno: "y tenemos que llamar paz al congelado río que formó tanta sangre."

Otras veces el poeta parece querer contar demasiadas cosas en un mismo poema, como en las palabras de la condesa Sonia, o en "Porfirio Rubirosa", o hay poco poesía como en el "Discurso del duce...". El resultado es mucho mejor en poemas más cortos y líricos como el titulado "Franz Marc" o en "Guillaume Apollinaire":

"Los pequeños y vertiginosos planetas de plomo
incandescentes cruzan el aire del crepúsculo
buscando estos calientes pechos llenos de miedo."

Por supuesto, no hay ni una sola regla general en este escritor, y el poema largo "¿Con quien habla Virginia caminando hacia el agua" es de nuevo excelente, y, eso sí, está escrito en primera persona, como si fuera la divina Virginia la que hablara.

El poeta, que en libros anteriores había usado con poca fortuna el soneto, y que aquí tiene dos poemas rimados poco logrados, usa en una ocasión el haiku y sí logra un meritorio ejemplo:

Haiku de Hiroshima

Todas las hojas
de diez largos otoños
en un instante.

En este largo poemario, el poeta, buen preguntador, traslada sus cuestiones a un director en el magnífico "El director de orquesta", o directamente sube varios escalones el nivel en el de nuevo excelente "9 de abril de 1948": "¿Qué es el amor sino el recuerdo oscuro / de ser parte de un todo?." Interesante en lo estilístico y en su contenido es el poema "Esa niebla que asciende hacia San Marcos", escrito en forma de diálogo guionizado, en donde resuena la voz de Pound. Fallido en la canción hutu, resulta estremecedor en "El loco", en donde el chamán se adelanta varios años a la caída de las torres gemelas.

El libro termina con tres poemas, dos de los cuales son de nuevo de alto nivel: "Lo que vio el joven nórdico en la soledad de la noche" y "Una mañana de miel" que comienza con el sencillo y hermoso verso: "Hay que buscar el árbol que habla."

El resto del libro está constituido por el largo poema "África", demasiado tópico, y por una selección de poemas del libro "La prisa de los árboles", algo irregulares en contenido, en donde nos quedamos con la segunda parte de "Deborah" y con "Bolivia": "La trucha abierta es una mariposa."

En las más de 300 páginas de este libro de William Ospina el poeta nos ofrece su evolución poética desde un estilo poco personal y original hasta una voz propia, a veces apasionante. Un libro recomendable de un autor a quien la prosa tampoco se le debe dar mal, y que es una buena muestra de la excelente poesía que se está escribiendo en el otro lado del Atlántico.

Valoración del libro "William Ospina. Poesía 1974-2004": 7, 5 / 10

46 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Que os apostais a que este año Jorge Riechmann gana el ciudad de Merida? Fallo el 11 de Sep.

helena dijo...

Heyyyy, se os echaba de menos. Mucho. Estaba esto más aburrido.

Bueno, buena entrada para empezar, la verdad. Crítica sin complejos y diciendo las cosas claras. No he leído la novela Ursúa del mismo autor aunque me han hablado bien de ella. Pero reconozco que la novela histórica, está claro que la historia le gusta a este escritor, no está entre mis favoritas.

Pues nada, enhorabuena. Tengo ganas de leer la crítica a Mestre, por ejemplo.

A todo esto, anónimo, ¿qué pasa si no aciertas el 11-S? Parece que va a ser el año de Jorge...¿Sigue en la wiki como ganador del nacional?

Lola Torres Bañuls dijo...

Hola

Gracias por la crítica. Esta genial. Es toda una lección.

Bueno yo os seguiré escuchando que cuando uno escucha aprende más.

En cuanto al premio Ciudad de Merida. Ya veremos si se cumple tu predicción. Yo leí a Jorge Riechman el libro ese que tiene de las noticias "Cuando dejé de leer el País" y me pareció demasiado discursivo y prosaico. No es mi autor preferido.

Señores de Addissons ¿Así mejor? Verdad.

En cuánto a la foto de Addison de Witt. Es muy guapo

Un abrazo.

anonimito dijo...

¡Pues sí que se echaba de menos este ambientillo combativo, con su saludable mala uva y sus ovejas negras! ¡Bienvenidos a la trinchera!

En primer lugar, querida Helena, Jorge ya no aparece como ganador en la Wikipedia, que da como vencedor del 2008 a Juan Antonio González Iglesias y para 2009 a Vicente Gallego. Esa profecía para mí sería el peor escenario posible. En cuanto al libro de Riechmann, creo que hay que pregonar una cosa que ha sido para mí una extrañísima sorpresa:

unos treinta poemas de "Conversaciones sobre alquimistas" (una porción considerable del libro) no son inéditos: están en "Un zumbido cercano" (Calambur, 2003). "Conversaciones" no es, por lo tanto, un libro completamente inédito, e ignoro las razones que habrán impulsado a su autor a compilar esa antología de 2003 que incluye poemas pasados y poemas de libros aún no publicados.
Esta operación no me ha gustado un pelo, como lector-comprador me siento más bien timado; el autor tendrá sus razones, imagino.

No acaban aquí las decepciones: mi poema favorito del libro de Mestre, "Antepasados", tampoco es inédito de "La casa roja": ya aparecía en un poemario de los años ochenta. ¿A qué viene este reciclar material del pasado? ¿Acaso Mestre creyó necesario realzar el poemario con un "hit" de probada solvencia? Insólito, en cualquier caso.
Recomiendo una segunda lectura de "La casa roja" para afinar la perspectiva que se pueda tener del libro: es sin duda de lo mejorcito del año, pero al leerlo y digerirlo una segunda vez las virtudes se atemperan y los defectos se hacen más notorios. Le sobran la mitad de las páginas. Siento ser tan taxativo pero es mi segunda impresión (la primera fue harto más benévola y entusiasta).

Tusquets atraviesa un año muy conservador: Vicente Gallego, Colinas, Álvaro Valverde, el último de Sánchez Rosillo... no sé, llega un momento en que todos me parecen iguales, escribanos con receta, parece que versifican con escuadra y cartabón. Raquítica vendimia habemus, fratres.

Y el tercer punto del verano es la noticia, confirmada por Galaxia Gutenberg: la obra completa de Olvido García Valdés sale en esa editorial. Han tenido un detalle, al menos: el prólogo no lo hace Miguel Casado. Se agradece, el detalle.

Y antes de llegar a la más obvia conclusión me gustaría enumerar unos cuantos "detalles" de otra índole:

1) Gamoneda publica su obra completa en Galaxia Gutenberg. Prólogo de Miguel Casado, marido de Olvido.

2) José-Miguel Ullán publica su obra completa en Galaxia Gutenberg. Prólogo de Miguel Casado. En una entrevista reciente, a la pregunta de quién merece ganar el Cervantes, Olvido responde sin dudar: José-Miguel Ullán. Que, por supuesto, es un gran amigo suyo y de su marido.

3) De la concesión del Cervantes a Gamoneda, encuentro la siguiente nota de prensa:

"Gamoneda resultó elegido por mayoría en la quinta votación. Su candidatura había sido presentada, entre otros, por Clara Janés, Sergio Pitol, Juan Gelman, Juan Mayorga y Olvido García Valdés, todos ellos miembros del jurado. El jurado estuvo compuesto también, además del escritor mexicano Sergio Pitol -ganador de la pasada edición-, por José Miguel Ullán y José Rodríguez, director de la Academia Filipina de la Lengua. Rogelio Blanco, director general del Libro, actuó como secretario, con voz pero sin voto".

O sea: miembros del jurado: Ullán y Olvido, ambos con obra completa en Galaxia Gutenberg y amigos del premiado. (También jurado, Juan Gelman, posterior ganador del Cervantes, otro "pequeño" detalle, insignificante).

Conclusión: a tenor de estos datos hay una sospecha más que fundada de que el grupo de Gamoneda-Ullán-Olvido-Casado, etc, ha diseñado una estrategia a medio o largo plazo para hacerse con los grandes premios de este país (Reina Sofía, Cervantes). Como en toda jerarquía que se precie, se sigue un orden de prelación en función de la edad: primero Gamoneda, ahora le toca a Ullán y la siguiente en la lista es Olvido. Todo a su tiempo...
No digo que esa estrategia no sea legítima, ni los ataco como poetas (Gamoneda y Olvido son dos de mis poetas favoritos y nunca atacaría su quehacer poético). Digo que es poco decorosa y que es triste ver los ardides políticos y el hambre de podio en un poeta.

Después de los tejemanejes de la experiencia, este grupo sigue exhibiendo tácticas de trinchera, amiguismo y desenfrenado "do ut des".

Todo esto me desalienta profundamente. Por suerte quedan los poemas para consolarnos.

Bueno, chicos, lamento este "día de furia" personal, pero tenía que soltar el rollo. Acepto lapidaciones varias, pero ruego, a quien quiera apretar el gatillo, que primero repase bien los datos ofrecidos y piense que lo digo es bastante más que una sospecha.

Y, por último, espero que hayáis tenido un feliz verano. Yo me he matado a trabajar, pero estoy bien, gracias. Abrazos a todos los patos cuando vayan asomando la cabeza: Jordi, Joan, Ana, etc, etc.
Un abrazo especial para Helena y Addison en su conjunto.

PD: No he leído a Ospina pero miraré el volumen. Gracias por la reseña y por volver guerreros. El mundo de la poesía os necesita.

Anónimo dijo...

Si no acierto, quiere decir que todavía puedo confiar en el Ciudad de Mérida como en uno de los pocos premios honrados que quedan. Pero él ha participado con un título que, a poco que se navegue por internet, se sabe que es suyo.Está seleccionado, por eso lo sé. Ya veremos.¿Se atreverán a preferir a un desconocido? No lo sé.De todas formas, pienso que la gente que no tiene ningún problema para publicar, como es su caso-el mismo se reconoce como autor de "chez Hiperion"-no debería presentarse aestos premios, y menos, con un título que se puede reconocer.Eso no es anonimato.

anonimito dijo...

No sé de qué anonimato hablas, anónimo, cuando te refieres a lo del título. Yo mismo reconocería un poemario de Riechmann entre miles, ¿cómo no va a hacerlo un jurado cualificado?

El problema es que se sabe quién es el autor y le dan el premio igual. Y,como bien señalas, para mí el problema radica en la falta de elegancia del autor, simplemente. Y encima se le aplaude. Mira a Ada Salas.

Entiendo que los jóvenes se presenten a los premios de este tipo porque necesitan abrirse un hueco, pero entre autores de cierta edad, reputación y consagración, me parece lamentable.

PD: Leed la reseña que mi querida Ainhoa, siempre infalible en el error, le ha hecho a "La casa roja". Es hiper-elogiosa, por supuesto, en su línea, pero no me refiero a eso: es malísima. De lo peorcito que le he leído incluso a ella. Sólo El mundo publicaría una reseña tan pésima. Ya tengo mi peor reseña del año, y será difícil superarla: os reto a que encontréis algo peor (a lo mejor aparece, claro).

Anónimo dijo...

cualquiera que haya leido a mestre sabe que en todos sus libros hay un poema del anterior,

jordi dijo...

Antes que nada, que bueno que tengamos de nuevo este reducto de libre opinión en marcha.

Yo sí he leído el libro de William Ospina y creo que no puedo estar más de acuerdo en la valoración de los Addison, en especial de ese poemario tan bueno llamado El país del viento. Chapeau de nuevo. No habéis perdido vuestra capacidad para hacer la mejor crítica que se hace ahora mismo en España.

Sobre lo que comenta mi querido anonimito, he de decir que no estoy muy de acuerdo con su análisis.

Me parece no sólo legítimo sino normal que los poetas se ayuden los unos a los otros. En general los poetas no se juntan por amistad pura sino por que comparten una misma visión poética. En este sentido, estoy seguro de que Ullán u Olvido valoran mucho la obra poética de Gamoneda. Por tanto, es normal que voten o apoyen su candidatura. Y es muy posible que ocurra lo mismo con Gamoneda respecto a Ullán u Olvido. Creo que hay una admiración mutua. ¿No deberían votar a Gamoneda porque son amigos? La poesía española es muy pequeña y casi todos nos conocemos. Siempre, siempre, estos grandes premios tienen unos grupos que apoyan a uno frente a unos grupos que apoyan a otro. Que un grupo minoritario como éste haya logrado un Cervantes es casi un milagro. Ellos no apoyan a Gamoneda porque sea su amigo sino porque creen que es el mejor. Creo que la amistad surge de una previa admiración poética.

Y respecto a Miguel Casado, pienso que no sólo es un buen poeta sino también es un excelente ensayista, así que todo lo que sea un prólogo de él, me parece una buena noticia.

A mí me da más miedo la creación de la colección Palabra de Honor, y todo la red de contactos, premios, y supuestas amistades que suponen el monopolio de Visor-Montero. Me da miedo porque los hemos visto en el Loewe y en el nacional, y sabemos cómo son y cómo obran. El que haya pequeños grupos como el de Gamoneda me parece una buena noticia y ojalá hubiera más. Si no, el empobrecimiento de la poesía española sería todavía mayor, con los Reyes, Gallegos, Monteros y Marzales copando absolutamente todo, cosa que ya ocurrió hace no mucho.

En fin, buena vuelta de vacaciones a todos y larga vida a la poesía.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo anonimito, en lo de la falta de elegancia.Con respecto a lo que dice Jordi, la poesía española no es tan pequeña, lo que es pequeño es el círculo de los que acceden a publicar y distribuir sus libros.Hay mucha gente que por culpa de estas intrigas y de este sistema de amiguismo y de publicación y distribución, funesto, no puede publicar, o darse a conocer.Y el "grupo de Gamoneda"-es un decir-no debería reproducir el comportamiento de Visor,etc...Que conste que me gusta Gamoneda.Y ya no soy anónimo, me llamo Toyen.

Miriam Litvan dijo...

Hola.
A los Addison, gracias mil por la crítica. Estaba por comprarme el libro y me frenaba el precio, pero un 7,5 pesa en la balanza a favor.
En cuanto a Riechmann, el año pasado también quedó finalista en el Ciudad de Mérida, con la misma obra. Y no ganó. El premio lo ganó Miguel Ángel Curiel.
Obviamente, Riechmann podría publicar donde quisiera, pero el premio son 12.000 euros, una cantidad tentadora en estos tiempos de crisis. Dotación que además han subido este año, creo.
Todo se verá...
Saludetes

anonimito dijo...

Jordi, creo que estamos confundiendo dos cuestiones bien diferentes: hablas del empobrecimiento de la poesía inducido por el grupo de la experiencia, y que necesitamos otros poetas. No te lo niego, pero puestos a pedir, ¿por qué no poetas que no pacten entre ellos el reparto de los grandes trofeos, dispuestos a establecer una coalición para que los premios recaigan no en los buenos poetas independientemente de su credo o filiación, sino en el grupo de amigos (que en este caso, lo admito, son buenos)?

El sol que más calienta parece ser Gamoneda y muchos se afilian a su estela. Esto ya lo saben Mestre y Riechmann, y no escatiman elogios públicos para granjearse su pedazo de pastel. ¿No te parece demasiada casualidad que un Mestre sólo cite a amigos en las Afinidades electivas? ¿QueUllán sólo cite a amigos (y ahijados, como Marcos Canteli), cuando le preguntan por sus poetas favoritos? ¿Que Olvido pida el Cervantes para Ullán y mencione a su propio marido como el gran crítico de este país y uno de los grandes poetas (excelente crítico, desde luego, pero un poeta menor al lado, sin ir más lejos, de su mujer, y esto creo que es un dato "objetivo")? Y no me digas, por favor, que casualmente sus preferencias poéticas coinciden punto por punto con sus amistades. ¡Milagrosa casualidad! No me lo creo.

No debemos confundir nuestras devociones con un análisis objetivo de los datos presentados. Y estos son muy elocuentes. Por mucho menos hemos despotricado aquí contra la experiencia, no veo que ahora tengamos que tratar a los otros cn con guante blanco cuando incurren en prácticas análogas.

Además, a mí me duele personalmente, porque son los poetas que me gustan, pero no me puedo poner una venda en los ojos y pensar que estos son inmaculados frente a las iniquidades de la experiencia, porque a todas luces esto no es así. Como lector que compro sus poemarios, me entristece la poca ética que hay detrás de versos tan inspirados. Y sobre todo, la poca elegancia...

Por todo eso, querido Jordi, y desde el cariño que te tengo, te digo que a mí no me valen tus consideraciones, más o menos nebulosas: los hechos están ahí y verás como el futuro me dará la razón. Verás cómo los premios más suculentos se los llevan Ullán y Olvido y no Chantal o Panero, por ejemplo. Si no, al tiempo. La rueda está en marcha y no se va a detener.

Saludos, compañero, y que sepas que es un placer tanto coincidir como disentir contigo.

Abrazos

Estel_Julià dijo...

Hola Addison,

De nuevo a la carga. Me encanta.
La actividad este mes de agosto ha bajado considerablemente en los pocos blogs abiertos, muchos cerrados todo era un poco aburrido.

Personalmente os echaba de menos.

Me encanta que volváis con toda la fuerza, con estos buenísimos comentarios y con las contribuciones que hacen vuestros lectores de las que se aprende también muchísimo.

Un abrazo,


Estel J.

Anónimo dijo...

Hola Miriam, sí, sabía lo del año pasado, por eso sospecho que este año toca el desagravio.En fin es más interesante hablar de otras cosas.Gracias,Adisson, por vuestra crítica de Ospina. Toyen.

jordi dijo...

Querido anonimito:

Quizás me he explicado mal. Lo intentaré de nuevo.

Lo que creo es que el grupo de poetas del que hablas se han hecho amigos habiendo previamente una admiración mutua de su obra poética. En otra palabras, creo que la amistad entre Olvido y Gamoneda, por ejemplo, parte de una admiración previa de Olvido por Gamoneda, y posteriormente de Gamoneda por Olvido, que les llevó a coincidir en conferencias, lecturas, seminarios, etc.

En este sentido creo que es perfectamente legítimo y ético que, si crees que un poeta es bueno, lo apoyes en una votación de un premio, le ayudes a publicar en editoriales más prestigiosas y actitudes similares.

No lo sería si la amistad hubiera sido interesada pero estos poetas, algún joven es verdad que trata de subirse al carro a última hora, han sido amigos cuando en este país éramos cuatro quienes sabíamos quién era Olvido, y Gamoneda era un poeta de culto, apenas conocido por los lectores de Marzal & Co.

Por eso pienso que no sólo entiendo sino que me parece correcto que, existiendo esa admiración mutua desde hace mucho tiempo, se apoyen en sus carreras poéticas.

Si a esto añadimos el monopolio Visor-Montero, entiendo todavía más su actitud. Si no formaran un cierto grupo, Gamoneda nunca habría ganado el Cervantes ni Olvido el nacional. ¿Olvido o Ullán no deberían haber votado a Gamoneda porque es amigo suyo si piensan que es el mejor poeta? Yo le habría votado aunque fuera amigo íntimo.

El problema radica cuando uno vota a un amigo sabiendo que no es el mejor libro o poeta. Pero en este grupo, en mi modesta opinión, eso no ocurre.

Sobre Miguel Casado como poeta, creo que es un excelente poeta y que Inventario es uno de los mejores premios Hiperión. Su esfuerzo por reivindicar la obra de Vicente Nuñez me lleva a pensar que no sólo es un buen poeta y crítico sino buena gente. Independientemente de esto, si no entendemos que su mujer hable bien de él, creo que le exigimos demasiado a la condición humana.

Y sobre Mestre y sus afinidades, conociéndole un poco creo que es sincero en su lista. Se han perdido en su lista buenos amigos con los que comenzó, pero creo que eso nos pasa a todos.

En fin, que quizás es una pena que estemos hablando tanto de cosas parapoéticas y se nos ha pasado un poco el libro de Ospina, quien por otra parte ayer era página 3 de Babelia.

Por cierto, no entiendo la crítica positiva al libro de Sánchez Rosillo. Ya entiendo a Prieto de Paula desde hace tiempo y desde que leí algunos poemas suyos en una antología pero, ¿qué le pasa a Tusquets? Está publicando sus libros en base a nombres, no en base al contenido de los libros. De ahí a perder su prestigio hay una línea muy fina. Y para mí ya lo ha perdido. Sus últimos libros me han decepcionado sin excepción. Buenas noticias para Palabra de honor, y malas para la poesía española.

Un abrazo, amigo anonimito, y a todos, por supuesto

Lázaro dijo...

Hola a todos,

Muchas gracias a los Addison por su vuelta. Buena reseña y buenos versos buenos seleccionados, me encantó el de la canoa.

Respecto a la "polémica anonimito/jordi", entiendo a anonimito porque hay mucha estafa, pero estoy más con Jordi. No está de más ser suspicaz, pero tampoco se trata de jugar a detectives. Como dice Jordi, los poetas acaban en un mismo círculo por afinidad (incluso los aquí malvadísimos Gallegos, Monteros y Marzales). Y el hecho de que pidan premios para sus amigos puede parecer poco honrado. Yo creo que es sólo una cuestión de pudor, a mi me daría mucho pudor pedir algo para mi novia que es mejor poeta que yo, pero lo haría porque lo pienso si creo que merece la pena. No hay que darle tantas vueltas son personas normales, no son conspiradores buscando dar golpes de estado. A todo el mundo le gusta que su línea poética salga hacia delante, porque cree que es lo justo (por eso escriben así).

Lo malo es cuando es como el otro grupito, que se da de antemano un premio por ser amigo, no por ser bueno (cosa que supongo que hacen, pero que no sé si lo hacen).

Un saludo a los dos, espero no enervarte mi querido anonimito, es sólo una opinión y como diría Groucho, si no te gusta tengo otra,
Lázaro.

Resurgencia dijo...

No, no es un problema de grupitos, ni de condición humana. El problema es estructural (discúlpenme la intromisión marxista) y su dinámica es bien sencilla y conocida: el poeta AB (poeta relativamente conocido) presenta su libro LAB al editor XS, de la editorial EXE, para ver si allí se publica. Con el asunto de que su editorial no está muy bien de fondos para financiar nuevas ediciones, XS le comunica (en contacto privado) al poeta AB que se presente (con ese libro: conviene mantener el título, para hacerlo reconocible) al premio CM, financiado por el Ayuntamiento de M. AB lo hace. XS (editor que ha conveniado con el Ayuntamiento de M el premio CM) está presente en el jurado y hace lo posible por que los votos vayan al libro LAB (aunque no se garantiza el fallo, ya que XS también les dijo lo mismo que a AB a los poetas MN, ÑO, PQ y RS, también relativamente conocidos). Resultados: el libro LAB (o el libro de MN, o el de ÑO...) se publica en la editorial EXE (cosa que el poeta relativamente conocido deseaba); el poeta relativamente conocido se lleva además unos eurillos (los del premio CM); el dinero público del Ayuntamiento M financia la edición del libro en cuestión; ese dinero no se lo gasta ya la editorial EXE; la editorial en cuestión saca su catálogo parcialmente con financiaciones públicas a través de la indirecta de los premios literarios... Lo estructural del tema queda confirmado en cómo determinadas editoriales de poesía en este país empiezan a llenar sus catálogos de premios literarios (he contabilizado por lo menos a tres, de las más conocidas). Lo estructural del tema desalienta a los poetas desconocidos que, aunque participen con libros buenos, difícilmente conseguirán ser premiados en estos tipos de premios literarios. Conozco en España a poetas relativamente conocidos que han tomado la decisión de NO PRESENTARSE a este tipo de premios ni de enviar sus obras a este tipo de editoriales.

Un saludo
de Resurgencia.

Nota de Addisson de Witt: El nombre de la editorial, que venía en el original, ha sido disimulado por cuestiones evidentes, así como el nombre del editor, cuyas iniciales coincidían con el director de la editorial. Los hechos descritos podrían ser constitutivos de delito, de varios según comentan nuestros abogados, y una denuncia de estas características sólo podría publicarse con nombres y apellidos verificables, como ocurrió en el famoso caso del premio Viaje al Parnaso. Esperamos que lo comprendáis, queridos compañeros de Resurgencia, y muchas gracias, en cualquier caso, por vuestra información y participación.

Lola Torres Bañuls dijo...

Hola a todos.

Esoy leyendo con mucho interés todo lo que estaís comentando. Y desde mi posición de pequeña hormiga poética, creo que si la poesía es creación los premios deberían de servir para difundir nuevas voces, nuevas miradas, nuevos poetas.
Gamoneda y Olvido García Valdés son realmente muy buenos poetas,nadie lo duda a estas alturas, pero ellos abren la boca y seguro que se les publica. Aunque parece que tampoco según el comentario último de "Resurgencia".
YO creo que esos poetas no deberían presentarse a los concursos. Aunque claro, mi posición y ahora mi punto de vista es desde abajo. No sé lo que haría estando en su lugar, puesto que no me lo puedo ni imaginar.


Un abrazo.

carlos dijo...

Bueno, yo no uniría premios de editoriales con premios institucionales como puede ser el Reina Sofía o el Cervantes.

Efectivamente, lo que comentan desde resurgencia es totalmente cierto y se ha comentado en muchas ocasiones en este blog. Algunos editores utilizan los premios para que publiquen sus autores y lo hagan con la edición pagada por el Ayuntamiento, que como decía Joan, somos todos.

Y luego respecto al Cervantes o similares, está claro que hay grupos que apuestan por uno y grupos que apuestan por otro. En el caso del grupo Gamoneda el número es más reducido porque han sido bastante exigentes en su gusto poético. Luego está el grupo de los Visores, que son muchos y en general a casi todo el mundo de este blog les parecen poetas más mediocres.

Es difícil asegurar que es primero, el huevo o la gallina, pero en el caso del grupo Gamoneda, y conociendo bien a uno de sus miembros, creo que la amistad es posterior a su atracción poética. Sus votos son honestos, pienso, porque realmente piensan que sus poetas son los mejores.

Y luego están los francotiradores, como los que comenta anonimito, y como los muchos anónimos que pueblan este país, que pueden tener una calidad tan elevada como estos señores, pero carecen de las habilidades sociales, de la suerte o de las ganas de meterse en esos berenjenales. Su actitud es la más poética, pero, ¿cómo llegamos a su obra?

anonimito dijo...

En efecto, Jordi, se trata de esclarecer si antes fue la afinidad y luego la amistad o al revés. Concedo que puedes tener razón, aunque es algo difícil de deslindar. Aceptemos, sin embargo, lo que dices. Pero pongamos un ejemplo práctico. Si Olvido, que cuenta a Panero entre sus poetas favoritos, tuviera que dar su voto a Panero o a Ullán, ¿en quién recaería? Estoy totalmente seguro de que en Ullán. Y esto va más allá de preferencias o gusto, se impone el criterio "tú me ayudas primero que yo te ayudaré después".

Pero vamos, más grave me parece que Juan Gelman fuera jurado del Cervantes y al año siguiente recayera en él mismo. Por favor, esto no es serio. Pido objetividad y transparencia para todos, en todas partes. Ni más ni menos.

Estimado Lazaro, agradezco tu comentario y no, no me enervas para nada. Me enervan otras cosas, como los que dicen qué es y qué no es poesía tan alegremente, desde criterios literarios más bien dudosos; no tus oportunas y amables observaciones. En cuanto a la "polémica Jordi/anonimito" te aseguro que no hay tal. Le tengo un gran respeto a Jordi y siempre habrá buen rollo a pesar de nuestra disensiones (son más las cosas que nos acercan).

En la línea de su último comentario, quería apuntar sobre la cierta decadencia de Tusquets. Llevan cuatro de cuatro. Libros casi ilegibles, digo. El último de Eloy Sánchez Rosillo es, quizá, lo peor que ha pasado por mis manos este año.

Lo más curioso es que García de la Concha y García Posada afirmen que Rosillo es un creador de una absoluta singularidad en el panorama poético de este país, original, profundo e innnovador.

Aquí tenéis una muestra de su innovación y singularidad, un poema extraído del libro "La vida" (Tusquets, 1996):

"Un recuerdo de entonces"

Te he esperado esta tarde como nunca he esperado a ninguna mujer: hecho un imbécil, un pobre desgraciado que miraba el reloj. Pasaban los segundos, los minutos, las horas.
Pero tú no llegabas.
Y no sabía qué hacer. Y cada instante me decía de nuevo que llegarías.

Pero no, no has llegado.
Y ya es muy improbable que vengas. Se ha hecho tarde. Cae la noche. Y aún miro como un loco el reloj, pensando en ti, diciéndome
que esto no puede ser, que tal vez aún podría
suceder que llegaras.
Pero da igual: no vienes. Ya no vendrás.
Y sigo
esperándote aquí desesperadamente.
Lleno de amor, y de odio, y de tristeza.


No me extraña que para tantos Michaux sea poco menos que un marciano...

PD: Joan, te esperamos hombre, como te haces de rogar...

Jaula Abdul dijo...

Estoy completamente de acuerdo con Jordi. Conozco a Olvido, a Miguel Casado y a Gamoneda. ¿QUién podría decir que GAmoneda es capaz de intentar repartir premios entre sus amigotes? Es un hombre que pasa de todo, salvo de escribir, sinceramente. Es un hombre al que la calidad de sus textos lo ha llevado a los saraos poéticos, y no al revés. En cuanto a Olvido García Valdés y Miguel Casado, desde hace más de diez años, les he visto fomentar la cultura y la escritura en este país desde una integridad que nada tiene que ver con amiguismos, y a pequeña escala. Por eso me choca mucho que, llegados a la gran ambicionada escala, se transformen en mafiosos de la poesía. No tengo por más que defenderlos, sinceramente. ¿Me puedo equivocar? Por supuesto. Pero mi caso es un claro ejemplo de lo que digo: considero que tengo cierta amistad con ellos y JAMAS me han señalado un concurso al que presentarme, no le han hablado a ningun editor de mi, no me han mencionado para que nadie me llame, es decir, no me han convertido en nada parecido a una ahijada poetica... En definitiva, han permitido que trabaje tranquilamente en lo único importante y que las cosas terminen cayendo por su peso si es que lo tienen. Anonimito, de verdad, creo que eres demasiado suspicaz y tu visión es una proyeccion del pasado. Lo que sucede en realidad es que la fama y la influencia a veces llegan con el tiempo, y entonces, como humanos y como dice jordi, tal vez tengan ciertas preferencias -poéticas- por las que quieran seguir luchando como han hecho -para mí con gran éxito- desde que eran completamente anónimos. Tal vez el poder corrompe, pero creo que el poder de la poesía en este país, incluso en los altos niveles, es completamente de risa para cualquier persona inteligente. Un abrazo y perdona mi efusividad. Jaula

Dlotiw dijo...

Pues yo no doy crédito a lo que leo porque:

1-Jordi defiende en Casado and Co. lo que critica en Montero and Cia.

2-El resto, en vez de condenar la imparcialidad, le dan la razón porque "son muy buenos poetas", cuando no es de eso de lo que se habla y

3-Jaula llaga a argumentarlo adivinando el corazón puro y bienintencionado de Gamoneda... Incapaz de ayudar a un amigo si no se lo merece.

O sea que hay amiguismos buenos y amiguismos malos, depende del poeta que los calce. Y que conste que a mí me encanta la amistad, y la defiendo poética y amorosamente, pero esto se está domesticando. O quizá no, simplemente cristaliza un grupo de poder -un grupo de apoyo al grupo casado, ya existente y justificable, según comentario de Jordi- y la pluralidad de los comentaristas se pone en duda.

jordi dijo...

Voy a aclarar mis palabras por última vez y si siguen sin entenderse, o malinterpretándose, será culpa mía.

1.- No defiendo en un grupo lo que critico en otro. He dicho que creo que si personas de ese grupo votaron a Gamoneda lo hicieron porque creían que era mejor poeta que los otros candidatos, independientemente de su amistad. Mientras que el otro grupo habría puesto la amistad, o la pone, por encima de la calidad poética. Asumo que es una opinión y no un axioma, pero algo conozco a miembros de uno y otro grupo.

2.- ¿En vez de condenar? ¿La Santa Inquisición? Creo que a lo mejor otras personas lo entendieron de una manera distinta a la tuya.

3.- Aunque Jaula se defiende muy bien sola, si conoce a Gamoneda y cree que es así, no es una adivinación sino una opinión sobre una persona. Podrás o no estar de acuerdo pero no decir que adivina. Adivinar es "descubrir por conjeturas algo oculto o ignorado". Verbo mal utilizado.

En fin, tu reduccionismo descubre tus intenciones. ¿Si la gente estuviera de acuerdo contigo tampoco habría pluralidad? Venga ya...

Lola Torre Bañuls dijo...

Hola

Lo que cuenta Resurgencia es bastante grave, porque se está utilizando un concurso para financiar una edición y en realidad el concurso no es tal concurso. (Valga la redundancia) Me recuerda los escandalos inmobiliarios más que otra cosa.
Es una pena.

En cuanto a Rosillo ese poema no es demasiado bueno, más bien no es nada bueno. ¿Es que los poetas no se exigen más a sí mismos?

Yo pienso que al final lo que queda es lo que uno escribe y exhibe, esté publicado o no.

Yo fui a ver una presentación en la Universidad de Valencia. No me gustaron los poemas que recitó el Señor Rosillo. Tampoco me gustó el ambiente de tirarse flores los unos a los otros. Estaban algunos de los poetas de la experiencia también.

Es una pena mi profesor de poesía ha ganado un premio en Costa Rica (el Sor Juana Inés de la Cruz) y en la presentación en Valencia no había nadie. Claro no era en la Universidad que es dónde se merecía estar presentado el libro. (No digo el nombre para que no parezca que estoy haciendo publicidad).

anonimito-ito-ito dijo...

jejeje qué bueno es polemizar.

1). si algunas editoriales subsisten gracias al dinero público. ¿PQ PAGAR ENTONCES DOS VECES EL LIBRO? esos libros deberían ser GRATIS o a un coste simbólico de 1 euro por ejemplo.

2). no me gusta nada que Mestre o Riechmann repitan poemas en otros libros. parece mentira que gente tan válida como Mestre no se dé cuenta de ese detalle.

3) (Borrado. ¡Te has pasao, anonimito-ito-ito! C. AdW)

4). ¿amiguismos? ¡claro, y más en altas esferas! si en el plano marginal de la poesía ya hay amiguismos, ¡imaginaos cuando hay dinero de por medio! ¿o acaso es coincidencia que siempre aparezcan los mismos nombres de poetas jóvenes en las antologías publicadas por editoriales pequeñas?

5). (idem)

saludos a todos

Lola Torres Bañuls dijo...

Hola a todos.

Quiero decirle a Anonimito-ito-ito: Sobre tu comentario de los amiguismos es verdad, los hay en todas partes. Yo que normalmente no me muevo mucho casi nunca voy a ninguna lectura poética y no me relaciono prácticamente con poetas, lo he visto en alguna presentación. Eso también es normal, pero creo que no es normal que entre los amigos se otorguen los premios. Eso es otra cosa.
En referencia a la poesía marginal, que es lo que quería comentarte sobre todo. Quería decirte que no hay poesía marginal, aunque un buen poemario no se publique no significa que sea marginal. La poesía para mi entender es buena o mala o regular: Pero marginal, creo que no es el termino. Y casi que con lo que estoy aprendiendo aqui, pienso que cassssiii seguro que entre la poesía "marginal" como tú dices esta la buena poesía. Pero no nos llega.

(A lo mejor no he entendido el termino marginal como tú lo quieres expresar).

Saludos

anonimito dijo...

Bueno, quería dejar constancia de que "anonimito-ito-ito" no soy yo. Si hace falta haré una "marca de agua virtual" para demostrar que soy yo, jeje.

Jaula, me pareces una persona maravillosa y llena de candor. Creo que eres idealista y entregada, y que no ves la realidad tal como es. Tus comentarios siempre demuestran que ignoras plenamente que lo que ven tus ojos es la punta del iceberg. Me gusta ese candor, esa ingenuidad, de veras: tu mensaje es irrefutable porque se sitúa en el nebuloso campo de la sentimentalidad; yo soy más prosaico más cabroncete y aporto datos objetivos.

De todos modos sería bueno, creo, dejarlo ya, porque las posiciones están claras. Echo de menos la opinión de Joan, que estará de vacaciones o a lo mejor se ha enfadado.

Como diría Joao César Monteiro: "salud y diputaciones".

Jaula Abdul dijo...

Anonimito, no soy candorosa simplemente no tengo experiencia en la fama poética ni ganas. Soy un poco paletilla. Tampoco me gusta criticar sin tener constancia objetiva y me da miedo creer que no cometería los mismos errores llegado el momento, o no darme cuenta de que soy igual de mediocre que el resto de la humanidad. Luego lo estuve pensando y creo que es normal que, como lector, tengas tantos resquemores. La verdad es que el panorama poético y humano en general es decepcionante. En mi candor me gusta creer en algunas personas, sobre todo mientras no se demuestre lo contrario. Además, que la poesía no es el sector inmobiliario. En fin, que el tiempo hablará. Y aquí le pongo el trapo a mi jaula sobre este tema.

anonimito-ito-ito dijo...

LoLA:

Con el termino poesía marginal no pretendo hacer un juicio de valores sobre su calidad. Me refiero a poesía que no se distribuye fácilmente, que no gana premios, que se maneja muy bien por internet y por blogs, que hacen lecturas en bares, que no se encuentra fácilmente en librerías, ediciones alternativas con autores alternativos, bastante cercanos al realismo y al poema narrativo. No juzgo su calidad, sólo digo que aquí también hay amiguismos e influencias. Quizá un sinónimo sería "undeground", para que me entiendas mejor (no quería utilizar un anglicismo, por eso lo de marginal).

Pero no pretende ser un término despectivo. Es más, muchos de esos autores se crecen y les encanta que les llamen marginales, porque no entienden otras posibilidades para hacerse escuchar. Ni tienen más cualidades para intentar otros caminos.

Salud y diputaciones, muy bueno anonimito. Cuenta el ilustre más odiado por el mundo poético, Joaquín Sabina, que su padre antes de morir, en un último estértor, se alzó en la cama y dijo: "¿En qué se gastarán tanto dinero las diputaciones provinciales?". Y murió.

Gran reflexión de un poeta desconocido.

Lola Torres Bañuls dijo...

Se me olvido.

¿Puedo preguntar a anonimito-ito ito. En Internet dónde encontrar este tipo de poesía a la que se refiere?
Me gustaría leer de esa poesía.

Jaula Abdul dijo...

Estoy de acuerdo con este último anónimo. Siento la misma necesidad de saber y de encontrar a gente no-famosa pero buena, por favor. Trataré de encontrar algo interesante si saco tiempo, y me encantaría aprender algo a este respecto de los demás. Jaula

Anónimo dijo...

Hola, soy otro anónimo distinto.

Una sugerencia tan sólo, ¿por qué no habláis/hablamos de poesía y dejamos, pues ya está claro cuál es el panorama, a un lado la problemática que hay a la hora de publicar en España? No por hablar mucho de cómo están los premios y los amiguismos estos van a desaparecer. Podríamos hablar de libros, cómo no, y de la poesía que hay en Internet, esa marginal (la palabra no puede ser más acertada...marginal....que está al margen) que decís que existe. Si los de AdW lo permiten podríais dar algunas referencias, dar a conocer a nuevos poetas ocultos, criticarlos, comentarlos, hasta entre nosotros promocionarlos (bastará con que los conozcamos y conozcamos su obra), etc... y dar vuestras opiniones sobre esta poesía (dándonos un tiempo para poder leerla, claro).

Es sólo una sugerencia.

Es que entre los visores, los tusquetes, los hiperiones y los etcéteras de la misma raza se están perdiendo vuestras opiniones sobre la poesía que se escribe hoy en día (no la que se publica sólo, que también, sino toda la que consideréis que es buena y no se publica en libros) y, a mí en particular, es lo que más me interesa, vuestras opiniones sobre lo que se está escribiendo hoy, vuestras críticas, comentarios. Es la única forma que tengo de aprender.

Gracias a los de AdW por dejarme escribir y a vosotros por leerme.

anónima dijo...

Hasta se podría hablar de los libros reseñados buenos, como es el caso de William Ospina. Se aprende mucho de los buenos poetas.

Anónimo dijo...

Soy otro anónimo más. Creo que toda la poesía buena se publica o acaba publicándose en el medio impreso habitual y comercial. Por supuesto, mucha -muchísima- de la poesía publicada en dicho medio es mediocre o mala, y esto vale para cualquier tendencia, grupo, camarilla evidente o camarilla-que-no-se-considera-a-sí-misma-camarilla. A ver si ahora va a resultar que la poesía de verdad es esa que se está llamando aquí "marginal" o "de internet". Los buenos poetas desconocidos no existen. Todos acaban siendo visibles. Por último, una condición importante para escribir buena poesía es tener nociones suficientes de redacción, aunque sea para olvidarlas después, porque el contenido o la técnica de escritura poética escogida lo solicitan. Salud.

Luisan dijo...

¿No comentáis el fallo del Viaje al Parnaso de este año?

Helena dijo...

La verdad es que la noticia se comenta sola leyendo este enlace:

http://www.lanzadigital.com/pb/periodico/periodicodetalle.asp?REG=20611&SEC=VALDEPE%C3%91AS

Hacía tiempo que no me emocionaba tanto una noticia.

Comienza con las declaraciones de la presentadora: "Vanessa Irla, directora de TeleValdepeñas fue la encargada de presentar del acto de entrega del premio y señaló que con él, “Valdepeñas volvía a convertirse un año más en la capital de la poesía. " Creo que, embargada por la emoción, la presentadora se quedó corta al no añadir el adjetivo mundial al sustantivo capital. Nadie es perfecto.

Como emocionantes y desgarradoras fueron las declaraciones del sr. Montero: "El presidente del jurado, Luis García Montero, dijo del Premio “Viaje del Parnaso”, que era uno de los premios más importantes de poesía en España por su dotación económica y por el prestigio de los anteriores premiados. “El objetivo de este certamen es reconocer a autores y descubrir a nuevos escritores para conseguir una significación especial en la literatura española. Espero que Catalina pueda darse a conocer. En la poesía contemporánea no sólo hay nombres consagrados, sino también autores nuevos que pueden darle una gran altura y pueden hacer mucho por el género.”

Ohhh, qué lindo, qué generoso. La dotación económica. Eso sí que es importante. Sin olvidar la calidad de los anteriores premiados, ganados por autores CON-SAGRADOS. Y además se permite descubrir a nuevos autores. ¿No es maravilloso? ¿Por qué se ha criticado este premio? No entendéis nada.

Por supuesto, también electrizantes y conmovedoras fueron las declaraciones de Chus Visor: "Señaló que, a pesar de la polémica generada en la pasada edición, el poemario premiado entonces del poeta Luis Antonio de Villena ha conseguido ser el libro de poesía más vendido del país, alcanzando ya su quinta edición..."

El libro más vendido del país. Me estoy, con perdón, poniendo. Ventas, dotación económica...Paroxismo lírico.

El representante del pueblo también estuvo a la altura del ambiente festivo y celebratorio: "El delegado del Gobierno, Máximo Díaz Cano, felicitó a la ganadora y manifestó que el Premio “Viaje del Parnaso” es uno de los más prestigiosos del país."

Ahhh, hermosa democracia...

¿Pero qué sería de una fiesta y del premio Viaje del Parnaso sin la participación inestimable, ineludible, consagrada, de don Luis Antonio de Villena?:

"Luis Antonio de Villena destacó el hecho de que los dos primeros años ganaran el Premio “Viaje del Parnaso” dos poetas con una trayectoria importante y que este año lo haya ganado alguien no tan conocido. “Esto da un giro al premio”. "

Mi más sincera buena a la premiada, al jurado, al Ayuntamiento, a la Comunidad de Castilla-La Mancha, al giro y a TeleValdepeñas. Qué sería de la poesía española sin estos nombres y estos premios, sólo Dios puede saberlo. Que el Magnánimo les conserve en su corazón por los siglos de los siglos.

Toyen dijo...

Hola soy Toyen. Anónimo, no estoy de acuerdo contigo. Hay poesía buena , por ejemplo, que sólo se publica en delegaciones provinciales , a través de premios que sí son honrados, pero luego no se distribuyen en las librerías. Muchos de estos poetas son desconocidos y buenos, y son marginales porque están al margen del mercado, no por el contenido de su poesía. Un saludo.

Anónimo dijo...

De acuerdo, amigo/a Toyen. Es cuestión de tiempo que ese poeta bueno, que ahora tiene un libro bueno arrumbado en cajas y en alguna dependencia municipal o así, se dé a conocer con un libro posterior o con ése vuelto a editar en otro sitio. Si tiene calidad suficiente, el poeta acabará siendo visible, repito. No siempre son todos los que están, pero los que son acaban estando tarde o temprano. La historia no se ha perdido hasta ahora ningún artista valioso.

Sucede que el regimiento de mediocres con reconocimiento inmerecido solivianta al ejército de los mediocres desconocidos. Salud.

Jaula Abdul dijo...

Who is Katy Parra? and where is Valdepeñas? Tenéis algún poema que poner aquí de esta poeta? Me gustaría ver cómo va "del" Parnaso.

Joan dijo...

Antes que nada, enhorabuena al anónimo que predijo con muchos días de antelación que Jorge Reichmann iba a ganar el premio Ciudad de Mérida. Enhorabuena a DVD también. Con temas así dan ganas de emigrar del país.

Interesantes comentarios, desde luego. Siento no haber estado ahí, anonimito, pero la salud me reclamaba.

Poco tengo que añadir a mucho de lo dicho. Sobre el grupo poético que comentaba anonimito, the one and only, creo que habría que hacer serias distinciones en cuanto al nivel individual de "ambsiedad". En este sentido, como creo que comenté hace ya tiempo, Ullán me parece un buen poeta, aunque tremendamente irregular, y sin duda es con diferencia el más ambicioso de todo ese grupo, con una gran diferencia sobre el resto. Tiene un uno contra uno magnífico, escoge bien sus amistades, las tiene y muy buenas, y es muy listo. El resto de componentes del grupo, obviando incorporaciones del algún joven, me parecen menos ambiciosos y sí creo que existe una admiración previa a la amistad. Cuando ni dios apoyaba a Gamoneda, ahí estaban algunos de estos amigos. Sobre Reichmann, creo que está completamente desnortado. Quién te ha visto y quien te ve, hijo mío. Increíble.

Respecto al tema de que todos los poetas buenos terminan saliendo a la luz y publicados, me temo que es como creer en la mano invisible de los liberales. De milagro nos ha llegado la obra de gente como Emily Dickinson o Kafka por poner sólo dos ejemplos. Como los milagros son escasos me temo que nunca sabremos lo que nos hemos perdido.

Y en estos tiempos más porque si antes publicaban poemas cuatro privilegiados, la mayoría pertenecientes a las clases altas, sólo hay que ver lo que costaba la mensualidad de la residencia de estudiantes en su época, ahora la democracia ha llegado a la poesía. Y la crítica oficial está desbordada. Solución: el marquismo. Sólo leo las tres o cuatro editoriales que el statu quo dice que son las mejores (excelente espíritu crítico). Lo demás, a la mierda.

Y ahí es donde quería llegar. Una editorial como Tusquets, ¿qué está haciendo? Está publicando en base a los nombres, no a los libros. ¿Alguien se ha leído el último libro de Álvaro Valverde? ¿O el de Eloy Sánchez Rosillo? ¿O el ya comentado de Vicente Gallego? ¿En qué siglo están?

Teniendo en cuenta que es la misma editorial que publicó ese libro terrible, monumento a la escritura poética amanerada, llamado Metales pesados, tampoco es de extrañar, pero uno se olvida por las excepciones de Chantal y alguna más, en una colección perfectamente prescindible.

En un momento en el que las "mejores" editoriales y los "mejores" poetas están publicando la peor poesía de los últimos cien años en España, reseñada por la peor crítica en el mismo periodo, no me cabe la menor duda de que la buena poesía está siendo escrita en otro sitio, no sé si en editoriales pequeñas, guardada en cajones o dónde está. Encontrémosla porque la situación, a nivel poético pero también a nivel moral, no da más de sí.

En este sentido, espero que los premios de este blog del año actual nos permitan averiguar un poco mejor dónde están esa gente que ahora mismo se pregunta qué cojones hace en este mundo poético cuando se está alabando, reseñando y premiando, con honrosas pero escasísimas excepciones, una poesía que no merece ni siquiera ese nombre.

hans-k. dijo...

No estoy en absoluto de acuerdo con anonimo. "La historia no se ha perdido hasta ahora ningún artista valioso." Eso no lo sabes, porque si se ha perdido no te has enterado, ¿ok? Lo que sí sabemos es los que han estado a punto de perderse: Emily Dickinson, Becquer, Kafka (aunque éste dejaba miguitas, como pulgarcito, sí, pero no, ¿?). Sí estoy de acuerdo con anónimo en que la calidad permite que tarde o temprano el artista llegue a ser visible, aunque empiece desde abajo (aunque insisto en que no lo garantiza). Los primeros libros de Chantal (que a mí me gustan más que los de Tusqets) siguieron ese itinerario: premios más o menos de segunda, pero al final el gran público la conoce. Quizás el problema venga de la cantidad de tribunas inmerecidas que se crean. De todo ese "regimiento de mediocres con reconocimiento inmerecido", y todo lo que atizan. En este sentido, este Blog es muy pertinente y el anonimato un grado, sobre todo cuando insiste en su fin de exigir una crítica rigurosa. De hecho, cuando las críticas son en profundidad el Blog es brutal. Se aprende mucho, y las miserias del compadreo y los culturales quedan boca arriba, ya que aquí se hacen las mismas críticas que en estos, sólo que con frecuencia mejor. Incluso hasta es posible discrepar de los gustos del CAdW -o estar totalmente de acuerdo- y no pasa nada. Al fin y al cabo, ponernos de acuerdo en los gustos y en nuestras concepciones literarias es de una puerilidad sectaria y ridícula. El Siglo XX se empleó a fondo en desarrollar una teoría de la literatura, y los resultados tan dispares ya deberían de habernos enseñado algo. Por lo demás, tan malo es el oficialismo como el frikismo rampante. Y por concluir: ya que no se le puede poner vallas al campo, tratemos de que lo valioso salga. De que haya ovejas negras y blancas, para que cada pellejo elija, y allá él. Suerte.

isla dijo...

Me parece increíble que con casi diez días de antelación alguien diga quién es el ganador de un premio. Me parece absolutamente inconcebible e inaceptable esta situación.

Addison de Witt dijo...

Amigos y amigas:

Antes que nada, gracias por vuestra participación. Es una pena que no se haya hablado más del libro de Ospina, pero también entendemos que muchos veníais con "ganas" de las vacaciones.

Empezamos dando las gracias al anónimo que anticipó el Premio Ciudad de Mérida. Sobran los calificativos porque estos hechos se califican por sí solos. Enlazándolo con la ironía con la que Helena ha planteado el premio Parnaso, quizás el ayuntamiento de esta ciudad podía haberse hecho del clamor popular y haber cambiado nombre del premio y editor. Creemos que es lo mínimo que se podía haber hecho. Lo contrario es restregar al mundo poético, bastante más amplio que el jurado del premio, lo ocurrido el año pasado. Afortunadamente en el siglo XXI la historia no la escriben dos personas en tres medios y para la historia quedará lo ocurrido el pasado año y las declaraciones de éste.

Alguno ha comentado que varios poetas habían decidido no presentarse a determinados premios. Propuesta: que algún o varios poetas senior abran una web o similar en la que se pongan de acuerdo en editoriales y premios que no pasan la barrera de lo admisible, y que los poetas comiencen a apuntarse públicamente a esa lista. El poder, si queréis, está en manos de los poetas, no de unas oligarquías. Desde este blog apoyaremos cualquier iniciativa encaminada a este sentido. El famoso ¡Basta ya! puede ser realidad.

Respecto a la polémica respecto al grupo en torno a Gamoneda, lo nuestro sería una opinión más. Es posible que Joan, por aquello de las canas que tanto respetamos, se acerque más a nuestra manera de pensar.

Resurgencia, qué te vamos a contar que no sepas tú mejor que nosotros...Imagínate la que se habría liado si ponemos el nombre. A veces tenemos que sacrificar estas cosas por el bien del blog. Pero si tenéis pruebas, os animamos a denunciarlo.

A ito-ito, sentimos haber cortado. Pero esto no es un "me han dicho" y nos importa poco el ritmo de vida que pueda llevar ese poeta. Este blog no es el Hola de la poesía. Otras cosas nos parecen más graves. Y respecto a tu punto 5, el lenguaje no es propio de este blog.

En la polémica respecto a poetas desconocidos que se quedan sin publicar o no, el problema no es tanto que se queden sin publicar si no de qué sirve que publiquen cuando, sea cual sea su obra, va a ser ignorada por el establishment al no pertenecer a las marcas que ellos leen. Así es muy fácil que se nos pasen buenos poetas. Por supuesto que en la poesía en los márgenes hay malos poetas, pero resulta descorazonador que en las colecciones más supuestamente prestigiosas de este país uno lea poemas peores que en editoriales casi desconocidas. Algo grave falla: mucho poder en manos de muy pocos. Y sin posibilidad de cambiarlos cada cuatro años.

En fin, que gracias a todos por vuestra participación y si algunos se animan a iniciar la lista, nos tendrá a su lado.

Lola Torres Bañuls dijo...

Hola Addison y compañía
Quiero decir que la reseña de Ospina me gustó mucho y que leí cosas en Internet de este autor para mi desconocido. Entonces como me gusta leer poemario enteros he intentado comparar el libro
de W. Ospina pero en la librería no estaba y lo tengo pedido (a ver cuando me llega) . Si hubiese querido comprar cualquier paparuchada la tenía delante de las narices. Pero Ospina tendrá que esperar. A mi también me hubiese gustado que se hablará y saber las opiniones de los contertulios "anonimos" que me parecen tan interesantes y que creo que saben mucho de poesía.

Os he escuchado con atención. Riechman ha ganado el premio. Ahora supongo que habrá que comprar el libro para poder valorarlo en su justa medida. Pero sabeís que os digo que no me lo voy a comprar.

Bueno en la proxima reseña si alguien a leído a Ospina me gustaría conocer vuestra opinión.

Muchas gracias a todos.

anonimito dijo...

No sé por qué extraña razón, las intervenciones de Joan tienen sobre mí un efecto terapéutico: consiguen siempre tranquilizarme. Lo digo en serio, sin asomo de ironía. Es como si pusiera los puntos sobre las íes y recondujera los debates al meollo de la cuestión.

Espero que no te hayas recuperado del achaque al que apuntas y te tengamos por aquí al pie del cañón, como siempre...

Es más que preocupante la deriva de Tusquets. Ya se viene viendo desde inicios del 2008. El libro de Rosillo tiene todas las papeletas para ser el peor del año, y sin embargo recibió una crítica más que elogiosa en El País por Prieto de Paula. Es inconcebible este servilismo.

Como apunte sin mayor importancia, y dándole la bienvenida a hans-K: aunque es un tema que ya se ha debatido por aquí, y como buen lector que (creo) que soy de la obra de Maillard, en mi opinión libros como "Poemas a mi muerte" no están a la altura de "Matar a Platón" ni en técnica compositiva (compleja arquitectura filosófica del primer y extenso poema de "Matar a...") ni en emoción estética ("Escribir"). Por supuesto, depende del gusto de cada cual. En mi opinión, "Poemas a mi muerte" tiene apenas siete u ocho poemas excelentes y el resto son tanteos de una voz que aún busca y explora su propia senda; me sirve como jalón en el camino, no como libro autónomo, pues el conjunto me parece muy endeble y fallido("Hainuwele", más redondo, es sin embargo harina de otro costal, un hermoso libro bastante olvidado). En cambio, "Matar a Platón", "Husos" e "Hilos" marcan una ruptura con el lenguaje lineal y suponen una apuesta arriesgada que da cuenta de estados anímicos en el límite e invitan a desalojar lastres mentales y conceptuales, franquear el umbral de la introspección forzando la palabra al vértigo, al acantilado de su propia aniquilación. Y ahí se dicen cosas que no estaban cuando escribía de manera más "convencional". De todos modos, reconozco que una de las cosas que más me seducen de ella son los saltos que da de libro en libro: los poemas amorosos de "Lógica borrosa" no te preparan para la reflexión de "Matar a Platón", y este último no anuncia el experimento de "Hilos". A mí eso me encanta, que un autor sorprenda y nunca sepas por dónde va a salir. Por el contrario, también me gusta la lenta gradación cromática que hay entre "Del ojo al hueso" y "Y todos estábamos vivos", de Olvido: una apuesta por reflejar los lentos cambios, la erosión anímica y temporal. Por eso Olvido sería un poeta-herrumbre, que avanza dando cuenta de la oxidación del tiempo y la palabra, y Chantal un poeta-crisálida, que emerge siempre distinta -y no obstante la misma- en cada uno de sus impredecibles avatares. El caso es que el lenguaje del poeta avance, ya sea por una evolución gradual o con grandes saltos al vacío y sin red. Para mí eso es un poeta vivo, que se cuestiona permanentemente, y no alguien que se limita a repetir las fórmulas que le sirvieron en el pasado.

Pues eso, Hans-k, saludos y espero leerte por aquí a menudo.

Helena: muy buena intervención, me he reído mucho con tu sangrante ironía...

Querida Jaula: verás como el tiempo hablará. No tengo categoría para atribuirme mérito alguno, pero rara vez fallo en predicciones de este tipo. Verás como lo que he predicho acabará cumpliéndose a medio o largo plazo. Y no pasa nada. El mundo seguirá girando e ignorando, masivamente, a los poetas. Yo mismo me voy en breve a una cosita de cine con Naomi Kawase e Isaki Lacuesta y me olvido de todo este quilombo (para entrar en otro, de oca en oca...). Abrazos.

Anónimo dijo...

Hola a todos. Soy el anónimo de la "polémica" sobre los buenos poetas desconocidos, situación-valoración que considero una manera de contradecirse en los términos. No sé si prolongo indebidamente el tema, porque los ADdW ya lo han despedido más arriba, pero he estado unos días sin poder acceder a este blog. Disculpas, pues.
A Hans-k le diría que su argumento acerca de nuestra ignorancia de los poetas que, siendo buenos, se han perdido para nuestro conocimiento, me recuerda a aquello de que no sabemos si el pimiento habla con la berenjena cuando cerramos el frigorífico. A lo mejor lo hacen... A lo mejor han existido, y se han perdido irremediablemente, baudelaires, juanramones, cernudas o, si prefieres, luisfelipevivancos, miguelcasados o garcíamonteros (por no citar sólo monstruos, sino también poetas menores) ¿Lo crees así? Yo estoy seguro de que no.
En cuanto a lo que aducís vosotros, Addison, estoy seguro igualmente de que un buen libro acabará siendo publicado por alguna editorial más o menos comercial de las del gremio poético. Desde luego, casi todo lo que denunciáis aquí lo suscribo. Cierto que nada es comparable a Visor. Ahora bien, el amiguismo es una realidad en todas partes, también en León y Valladolid, no seamos tan ingenuos. Todo esto, sin embargo, no va a impedir que, si hay en algún sitio un poeta de verdad o dos o tres o cuatro, acabemos sabiendo de ellos. Aunque sea milagrosamente, in extremis, como los ilustres casos que se han citado, no perdidos en definitiva.

Asi que calma, por favor. O no. Salud.

Viktor Gómez dijo...

Yo si que llevo retraso. y éste poeta, al que he leído hará unos meses, tampoco dejo huella en mí. pero yio soy lector de relecturas y no es la primera vez ni será la última que precise varias idas y venidas sobre una poética para adentrarme. Entre torpeza y morosidad se mueven mis atenciones líricas.

Lo bueno de éste blog es cómo incita a no rendirse ante lo difícil (toda buena poesía lo es) y a abrir la mente a otras deliberaciones más allá de nuestros prejuicios, creencias, gustos. Aunque sea éste repensar para acabar reforzando nuestros criterios o alterándolos sustancialmente.

Con éste ya van dos libros que me pongo de deberes para contestaros la próxima semana.

Un abrazo

Víktor

(me alegro de vuestra vuelta)