miércoles, 30 de septiembre de 2009

Secretos de poesía: Instalaciones (con y sin pronombre), de Nicole Brossard


Hola a todas y todos:

Continuamos nuestra pequeña sección de Secretos de Poesía con la poeta canadiense en habla francesa Nicole Brossard (Montreal, 1943). Mientras van llegando las novedades otoñales hemos querido rescatar este libro, publicado originalmente en 1989. Hemos trabajado con la edición bilingüe de la editorial Aldus, editorial mejicana, publicada en 1997. La traducción es de Mónica Mansour. La edición está disponible también en catalán.

A pesar de la fecha de publicación, no deberíais de tener problemas para conseguir el libro por Internet:

http://www.lacentral.com/9789687870038

http://www.casadellibro.com/libro-instalaciones-con-y-sin-pronombres-ed-bilingue-espanol-france-s/1233217/2900001292886

Las razones para incluir "Instalaciones (con o sin pronombres)" en nuestra lista de secretos han sido varias:

1) Dominio del lenguaje: Brossard posee un dominio de la lengua francesa apabullante, dominio que incluso se transmite en la traducción. En cada poema hace literalmente lo que quiere con la sintaxis y en ningún momento parece que, como está realmente ocurriendo, esté retorciendo el lenguaje. Su manejo sintáctico es un don natural. Y su lenguaje, breve, afilado, mínimo a veces, un regalo:

SILENCIO

promesas que no se cumplen
y la iniciativa de tratar de entender
hasta dónde el cuerpo puede pensar
con toda su prisa su presencia de ánimo
una asiduidad para repetir
sentidos el ultra, el infra, el umbral

2) Capacidad de reflexión poética: Muchos de los numerosos poemas que componen el libro son reflexiones sobre el amor, lésbico en su caso, la muerte, la eternidad, la poesía, la cultura, etc. A la vez que mantiene elevado el nivel poético, logra pensamientos originales y propios.

CONTRALUZ

eso que vive
de las palabras
el fuero interno
todo eso va
a borrarse ante
tu respiración
la muerte, no

3) Fusión de lo erótico: Es difícil encontrar poetas lesbianas que no utilicen el sexo de manera panfletaria. De nuevo, la facilidad, lo natural, es la característico del lenguaje de Nicole. Lo erótico llena mucha de las páginas del poemario ("tengo cuidado / cuando sueño con mi lengua") y establece un diálogo abierto en varios frentes reflexivos, en donde el amor es un referente más de los muchos posibles. He aquí un ejemplo del diálogo sexo-poesía:

ABRAZO

ahora bien trabajar un poema me excita
como la desnudez, usted también la imagen
yo el malva y la identidad
o bailar mucho tiempo muy cercanas
un gran decorado al fondo de la conciencia
hace vida silenciosamente

Sólo en pocas ocasiones el fervor amoroso da lugar a un exceso lírico.

El amor para la poeta son "los actos de transición que nos salvan la vida". La mujer es "un cuerpo impar". En lo imprevisible, cuando titula sexo a un poema, habla del máximo responsable de la iglesia católica, en una de sus pocas referencias políticas: "el papa es un asesino / bastante preciso"

4) Capacidad deconstructiva: Los poemas suelen tener una longitud de no más de diez versos y la puntuación utilizada se limita a las comas. Creando unidades semánticas en cada verso y encabalgando en los momentos precisos, la poeta construye y deconstruye a la vez la estrofas que forman los poemas, generando variadas lecturas y entramando el núcleo de la palabra. En numerosas ocasiones juega a la agramaticalidad y, sin embargo, ésta puede pasar desapercibida. En otros casos, el juego es cubista y se basa en la yuxtaposición. Ella misma la define en un poema: "escribiremos pues con algunas imágenes / menos, otras en medio de nosotras..."

5) La propia reflexión metapoética, que se extiende a lo largo de todo el libro, y su forma de imbricarla de las más variadas maneras, le da un carácter especial: "no firmo la prosa", escribe Nicole.

La poeta transmite la paz y tranquilidad de su escritura:

"al final de un poema me calmo
siempre del lado lento de la voz"

Su orientación hacia una poética esencialista queda reflejada en este manifiesto:

"hay tal vez demasiadas palabras
como en este momento
ir a pensar en un poema"

6) A lo largo de todo el libro, aparece un análisis de la subjetividad y la identidad subyacente. Su mirada, en este punto, es de nuevo original y creativa. Un poema habla específicamente de ésto:

RETRATO

hoy me acostumbro
a responder con un sí o una pregunta
afuera y dentro de mi cabeza
un lujo o si acaso
es claro y frágil, anécdota o envite
una inclinación, una segunda naturaleza
me acostumbro al frotamiento
de las paradojas y los perfumes el bello equívoco
no me aclimato al ruido del gis

En este otro poema el paisaje y la identidad se confunden:

PARAJE

cada vez que me instalo
en un pronombre además del puro yo
me sustraigo de la inquietud
al apuntar con el dedo
la forma movediza de las relaciones
pero la última aflicción viene de la imagen:
a lo lejos
un yo fatal delira en la belleza impersonal

Nicole es la concreción poética y el dominio del lenguaje. Sabe que tenemos el "don de agravar la belleza" y que ésta no necesita adornos superfluos. Por eso su poesía es tan intensa, desnuda y pura. Una poeta, que ha hecho guiños también a la novela-poema en una línea no tan alejada de Anne Carson, que merece una atención mucho mayor por parte de las editoriales de poesía de nuestro país.

Valoración del libro "Instalaciones": 8 / 10

66 comentarios:

amor y libertad dijo...

escribir sobre escribir, es un tema universal, inevitable

Anónimo dijo...

Realmente muy bueno el poema de la muerte, Contraluz. A juzgar por la escasez de comentarios en esta entrada, es evidente que a la peña le interesa mucho menos la poesía que la carnaza, la prensa rosa. Así nos va. Luego no nos quejemos.

Anónimo dijo...

Hola, me parece estupendoque también apuntéis nuevos nombres y ofrezcáis nuevas joyas. A mí me descubristéis a la divertidísima Anne Carson y sigo disfrutando de su inteligencia y sus imágenes. Con ganas de leer más de ella, porque sólo tengo el de pre-textos que reseñasteis. Así que buscaré más cosas de esta mujer, no me han deslumbrado los poemas que vais poniendo pero sí me han parecido sugerentes. Gracias,
Lázaro

j. dijo...

Buena elección.

Hay dos libros más traducidos de la autora. Por una parte, Barroco al Alba, una novela mezcla a su vez de poesía y ensayo, publicada por Seix Barral. Y un diario/ensayo con también poesía titulado Diario íntimo seguido por Obra de carne y metonimias. Éste está publicado por una editorial argentina llamada Norte Sur / Bajo la Luna. Se puede pedir fácilmente en las librerías porque tienen distribución en España.

Para los que hablan inglés y no francés, en Amazon se pueden comprar a buen precio, en 2ª mano, dos libros quizá mejores que los anteriores, y que también funden los géneros. Me parecen singulares en su manejo del tiempo. Los títulos son Mauve Desert y Fence in Breathing.

Sobre lo que comenta Lázaro, es cierto, los poemas están escritos para evitar los fuegos de artificio. Por eso creo que ganan con el tiempo y pueden pasar desapercibidos en una primera lectura. Mi edición de Instalaciones está bastante desgastada aunque no tanto como para quitar ese rojo chillón que contrasta tanto con el interior.

Me pregunto en voz alta, por si alguien lo sabe, si Maillard habrá leído a esta autora, y en ese caso, si tendrá algo que ver con su cambio estético.

jordi dijo...

Precisamente es esa desnudez de la que habláis, su belleza no agravada, la que me llama la atención sobre estos versos. Muy buena. Gracias.

david dijo...

Efectivamente, interesa la prensa rosa y, sobre todo, ser YO el descubierto. Lo demás son tan sólo preguntas sobre por qué no fui YO el elegido.

Anónimo dijo...

Debe estar el tema muy mal para tener que irse a un libro del siglo pasado.

zenobia dijo...

Buenas noticias. Babelia, en su versión Bobelia, y en un artículo de un tal WINSTON MANRIQUE SABOGAL, descendiente por vía astral de Jorge, anuncia que la Nocilla se acaba previa lectura del tercer tarro de la materia marrón.

¿El libro de Ética de El País no debería poner que cuando publicita un libro del grupo Prisa debe figurar en letra pequeña que no se trata de periodismo sino de publicidad?

Atención a algunas de las joyas de Winston:

"Con el primer volumen removió las aguas de la narrativa española contemporánea y dio mucho de qué hablar."
"Se trata de una de las apuestas o proyectos literarios más innovadores de los últimos años en la literatura en español."
"Es el resultado de la fusión del físico y poeta que es Fernández Mallo..."

Siento que no tenga nada que ver con la entrada pero al menos aquí puedo escribir lo que El País no me deja. Ahora una mala novela es un experimento y una innovación. Un siglo después de Joyce y Proust este físico, ni poeta ni novelista, viene a inventar a Newton después de la relatividad y la cuántica. Vale.

PD/ Gracias no sólo poder dejarnos expresar sino por la recomendación. La señora Brossard es un secreto que merece revelarse.

A.E. dijo...

Del poeta canadiense Mark Strand (1934) este poema, elegido casi al azar y traducido por Jesús Jiménez:

"COMPLETAR LAS COSAS



En un campo
yo soy la ausencia
de campo.
Siempre pasa
lo mismo.
Dondequiera que esté
soy aquello que falta.



Cuando camino
divido el aire
y el aire
siempre se mueve
llenando los huecos
que mi cuerpo deja.


Todos tenemos razones
para movernos.
Yo me muevo
para completar las cosas".

Creo que no hay libros suyos traducidos. Ya Octavio Paz llamó la atención sobre él.

Me pregunto por qué poetas tan curiosos y esenciales son tan desconocidos. Y también, a la manera de j., me pongo a pensar sobre la similitud, casi genética o memética, entre estos poetas, aquí Maillard, por ejemplo. ¿De dónde salen esas voces y entonaciones tan semejantes?

Gracias por el descubrimiento de "Instalaciones".

Anónimo dijo...

Hola a todos de nuevo,
gracias por poner el poema de Strand, yo lo leí, creo, en una traducción de un curioso libro editado como si fuese un cd. Es de lo más reivindicado en los últimos años. Pero los addison seguro que te pueden decir todas las ediciones, o si no J que me ha dejado obnubilado con su conocimiento de la canadiense. Que por cierto también asocié por lo porquito que he podido leer a Maillard, esa agramaticalidad parcial, esa desnudez en sfumato. No sé, me parece curiosa. Yo la conocí hace menos de un año y le comenté lo bien que se hablaba de ella en el blog de esta página y quedó muy sorprendida. Más que humilde parecía que estuviera en otra cosa, muy lejos de todo este mundo, lo que me parece bien. Aún así le dio algo de curiosidad, creo, no sé si se habrá llegado por aquí, pero lo dudo.
Yo no soy nada fan de su poesía, pero sí me parece muy interesante, la llamemos poesía o filosofía (qué más da, es buena literatura o mala) y verla recitar (no porque recitara bien, sino por su forma de estar allí) fue una de las experiencias más raras y fuertes que he tenido en un recital. Ritmo no transmitía,pero sí unas sensaciones que amplificaban lo que estaba ya en sus poemas.
Ahh, que se me iba, gracias a J. por la nota bibliográfica. Un saludo,
Lázaro.

Anónimo dijo...

Coñazo enorme de nocilla.

anonimito dijo...

Estimado Lázaro:

citas la cuestión del ritmo, espinosa como pocas... yo creo que hay ritmos clásicos y ritmos fracturados, premeditadamente rotos, que abren fisuras en el sentido. Esas brechas recodifican el decir, lo dotan de una nueva respiración. En Mozart hay ritmo, pero también lo hay -menos evidente, a veces incluso más elaborado-, en la música dodecafónica, el serialismo, la música estocástica de Xenakis. Te voy a dar una pista leída en una entrevista: Maillard escribió sus últimos libros escuchando a Morton Feldman. Hay diferentes maneras de entender el ritmo y la musicalidad. Otra cosa es que nuestro oído rechace ciertos ritmos o tonalidades por razones estéticas, sentimentales, cognitivas o psicológicas. Al leer Maillard no sólo tiene un gran sentido del ritmo al recitar (ese otro ritmo más afín a cierta música contemporánea), sino que lo modula con cambios de tono y opera en él microfisuras que activan esa lenta tectónica de placas de la emoción. De forma lenta, claro: es otra forma de hacer. El acercamiento a la palabra verbal es en su caso muy musical; además, ella cantaba y componía en su juventud.

Diferentes planteamientos estéticos, diferentes ritmos (ignoro qué precede a qué), así lo veo al menos.

salud

Epónimo dijo...

Mark Strand tiene una antología publicada en Las cuatro estaciones, Aliento, traducida por Jiménez Heffernan. Otra antología, Sólo una canción, en Pre-Textos. traducción de Eduardo Chirinos. Además, un libro de relatos en Península o Ediciones 62 (no lo tengo aquí) Sr y Sra Baby.
Además, Lumen publicó el año pasado un libro sobre Hopper (Strand se está forrando con la pintura... grandes lienzos con sus poemas) y su último libro, no sé qué de los elefantes, saldrá en Visor.
Él, ese secreto -vaya secreto más conocido y publicado... ¡en las editoriales del poder!- de casi dos metros y aspecto clinteastwodiano, vino a España hace cuatro años invitado a Cosmopoética. Después, fue a la Residencia de Estudiantes y después... yo qué sé qué hizo después.

anonimito dijo...

Querido J.:

repasando el libro de Brossard se me ocurre que (como pasa con Strand) más que de influencias podríamos hablar de confluencias (Maillard también las tiene con Clarice Lispector en lo que atañe a la distancia estética, la desdramatización irónica, la desarticulación del yo, etc). Personas con intereses parecidos y personalidades afines llegan a un despojamiento semejante, a veces a un similar trato con el lenguaje: confluencia, a mi entender, más que influencia, en esa búsqueda de lo despojado, de las grietas que abren un sentido inesperado y trabajan, si es necesario, en la ausencia o la imposibilidad de la designación. Escribir para descondicionarse, desde el temblor. Trazo del ojo al hueso, no exento de sufrimiento en su pulsión indagadora.

Como influencias más directas de la escritura de Maillard creo percibir a Michaux, Beckett, Deleuze, Derrida, Nagarjuna y su dialéctica negativa, las Upanishads y las técnicas de observación de la conciencia del budismo Mahayana.

saludos

Anónimo dijo...

Estimado anonimito,

gracias por tu apreciación. Me parece bastante ponderada. Yo me refería a nociones de ritmo muy clásicas y bastante limitadas. Y no creo que toda poesía tenga que fluctuar dentro de ese marco. El ritmo en poesía, de todas formas, y asumiendo la analogía con la música contemporánea, se fundamenta en la repetición. Podríamos hablar extendiendo la comparación de una poesía más cercana a Feldman (lo que sí me interesa mucho, como me interesa su relación o no con Rothko) cuando las repeticiones por sílabas son inexistentes y el poema no funciona mediante paralelismos evidentes o versículo sino creando una extraña intensidad hipnótica. En ese sentido tiene ritmo, un ritmo muy interesante. Respecto al recitar, ya te digo, me emocionó pero hacía unas alteraciones en subidas y bajadas de volumen y de rapidez de lectura que son imposibles de encontrar en el texto. No es una crítica, es sólo reconocer que son dos líneas sonoras en ella su poesía y su recital. En todo caso me gustaría ponerme a escuchar Feldman antes o después de leerla. Un saludo a todos,
Lázaro.

Annabel M. Z. dijo...

Gracias sinceras.
Aprendo mucho de tu blog.

Anónimo dijo...

Que un libro como Nocilla Lab sea considerado a día de hoy como el paradigma de la literatura actual, da cuenta de que son tiempos de crisis, de la escasa cultura que posee el personal y de que el amiguismo funciona más que nunca. Que semejante despropósito de autor sea llamado poeta, sea llamado escritor, si quiera, porduce profunda vergüenza ajena, pero da ánimos de continuar porque, si una cosa tan nefasta puede salir publicada, ¿por qué no iba a salir lo de cada uno de nosotros?

Addison de Witt dijo...

Perdonad el retraso que hemos tenido en subir los comentarios pero hemos subido un ataque informático concertado desde un ciber de Barcelona y un ciber de Sevilla, asunto que hemos logrado parar gracias a los amigos con doble cerebro que tenemos. Sólo decir a esos chicos de ciencia barata que hemos reportado el tema a la brigada de delitos informáticos. Ayy como seáis quienes creemos...Qué bonito va a ser.

Bueno, que seguimos por aquí vivos y con más fuerza. Se han perdido unos cuatro comentarios. Lo sentimos. El resto los hemos podido salvar.

Seguid por favor.

tomas rivero dijo...

CONTRALUZ

La luz. Fue la luz
sobre tu piel, un instante
iluminada en mi contra.

Dos formas distintas de percibir la luz.
Tal vez David tenga razón: prensa rosa y YO.
No conozco nada de Nicole Brossard. No conozco nada de tantos poetas que me abruma morir ignorante. Pero su "Contraluz" y el mío guardan un "traspiés" similar: ese contrario, esa muerte. No llega a apasionarme la lectura de estos poemas, pero su "hincapié" en: a lo lejos / un yo fatal delira en la belleza impersonal /, me inquieta. Tal vez el Yo de David. El mío. El de Nicole.
Tomás Rivero

Epónimo inspirado dijo...

En mi cuarto
soy la ausencia de luz.

Para la luz, soy el bulto del cuarto.

En mi tocadiscos
soy la ausencia de ritmo.

Tempo, topoi,tropo,
tropiezo con la margen
de la imagen:
un mapa del oído.

Lo alto y lo bajo confundidos.
Loa al todo del dios del yo que es hoy.

Sciarrino Rhim Xenakis
Morton Feldman
Ulhman Altman Elfman
Teodorakis.

j. dijo...

Creo que puedes tener razón Anónimito. Tú conoces mejor la poética de Maillard que yo, sin duda. Quizá ocurra con la poesía lo que los antropólogos han observado respecto a ciertas religiones antiguas. Civilizaciones que no han tenido contacto posible han desarrollado patrones religiosos y espirituales sorprendentemente similares. Al parecer los biólogos tienen una respuesta para estas coincidencias, aunque no sea un respuesta clara todavía.

Yo que, en muchas ocasiones, defino la poesía como uno de los actos más espirituales de la existencia humana, me pregunto si la teoría antropológica de la religión puede extenderse a la poesía. Al fin y al cabo, los grandes textos sagrados fueron escritos o contados, en su mayor parte, por poetas.

Siento este paseo cursilón por las nubes.

Anónimo dijo...

No es nada cursilón, a mi modesto modo de entender. La poesía otorga sentido al mundo, dado que su discurso supone una toma de conciencia y un aclaramiento de lo contingente. Predispone, pues, al religare latino, a la reunión del ser humano con el mundo en la significación (inmanente y trascendente). Creo que la poesía alberga en su naturaleza, por tanto, la misma semilla de las religiones: hacer que nuestro paso por la Tierra resulte impregnado de sentido, que pueda superar el azar.

Para eso mismo se inventó la mitología, los relatos de las religiones: para explicarnos e identificarnos. Desde el punto de vista biológico, se ha demostrado que la religión -en el sentido de capacidad para crear y recrear mitos o relatos explicativos- es un atributo exclusivamente humano, que favorece la supervivencia de la especie.

Todo esto es mucho más extenso de lo que puedo escribir aquí. Evidentemente, las religiones se deterioran y quedan obsoletas. Pero no dejamos de inventarnos nuevas perspectivas para darle sentido al mundo. En estos momentos en que muchos descreemos de los relatos religiosos que nos han ido llegando, creo que la poesía se ha convertido en un reducto especialmente importante de renovación del religare, de la capacidad de otorgarle sentido al universo.

Sin sentido, nos encontramos perdidos. Está claro que el que no lo encuentra, además, suele sentirse infeliz y desdichado. Biológicamente, ese estado suele conducir a un deterioro del sistema inmune y, en consecuencia, a un riesgo mayor de contraer enfermedades.

Todo lo que escribo, evidentemente, es relativo. Soy un ateo convencido, y no estoy hablando de ideologías. Simplemente, constato que, con el lenguaje, nuestra especie obtuvo un avance cualitativo: el de la capacidad de "contarse" para estar de manera significativa en el mundo. Un abrazo, C.C.

Anónimo dijo...

DE UN POEMA ESCRITO A LA PUERTA DE UNA EDITORIAL MIENTRAS SE ESPERA NO RECIBIR LOS DERECHOS DE AUTOR DE UN ÚLTIMO LIBRO.

A este libro le sobran poemas
a este poema le sobran versos
a este verso le sobran palabras.
Al poeta le falta vida.

Anónimo dijo...

¿Alguna opinión sobre el Nobel para Herta Müller?

Anónimo dijo...

Uno muy rápido. El próximo Nobel a un poeta en habla hispana será a un poeta latinoamericano. Y Montero a ver si viaja más y sale de esa burbuja en la vive rodeado de jóvenes pelotas.

jordi dijo...

EFE no se entera de nada. Su titular dice "gana por sorpresa". ¡Pero si estaba la número dos en la lista de apuestas! Qué inútiles.

Siruela se lleva el gato al agua, con dos novelas, seguida de Mondadori. Que yo sepa no hay poesía de ella traducida en España. Si alguien conoce su poesía traducida, que lo diga. Danke.

Ahora todos los editores a intentar sacar un libro con su poesía. Y mientras tanto llevamos ciento cincuenta mil ediciones de la poesía de Rilke y casi la misma cifra de Hölderlin. Todo para poner en el CV del traductor que los han traducido en una enésima versión. Qué malos germanistas tenemos ahora en España.

Anónimo dijo...

Parece un premio, como suele ocurrir en muchos casos con el sobrevalorado Nobel, en el que se ha tenido más en cuenta lo político que lo literario.

Anónimo dijo...

Un apunte al anónimo que habla de religión y poesía. Llevamos veinte siglos discutiendo sobre esto, así que mucho me temo que su resolución va para largo. Aquí convendría releer -eso sí, sólo para los muy valientes- la "Paideia" de Jaeger y "La rama dorada" de Frazer, donde la cosa queda clara-. De todos modos, ¿por qué esa obsesión para que el mundo sea reflejo de otro y no constatación de éste? ¿Por qué la religión o lo misterioso tiene que articular la vida? Llámame pragmático, rudo o pirrónico, pero la verdad no logro entender la vida y la creación en ese sentido. En cuanto a lo de inmanente/trascendente: échale la culpa a los renacentistas y a su secularización del mundo, que apostaron por lo segundo. A lo que voy. Prefiero hablar de "los resultados", de la excelencia o no de un poema, y no si Góngora pone los verbos al final o si el poeta es de derechas o de izquierdas (qué manía). Escribir es un estado de ánimo, o eso creo. En definitiva, escribir más y rezar menos.

Vicente P.

Anónimo dijo...

¿Quién ha dicho algo sobre si el poeta es de izquierdas o derechas, Vicente? Confundes además religión con espiritualidad. Pero claro, si llevas 20 siglos hablando sobre el tema no me extraña que sepas tanto.

Anónimo dijo...

Anónimo, no sé si Vicente confunde religión con espiritualidad (creo entenderle) pero yo prefiero un buen cocido a la espiritualidad. Con ella pasa como con la palabra "compromiso", todo el mundo la utiliza pero nadie sabe lo que significa realmente. Por cierto, tus palabras me recuerdan a Juan Manuel de Prada cuando dices que hay que buscar un sentido a la vida pues si no somos infelices o desdichados... He aquí el comienzo de la tiranía.

jordi dijo...

Estaría bien que además de no permitir los insultos, el moderador del blog evitara lo que se podría llamar troles de baja intensidad, es decir, los que colocan ripios de su propia cosecha o simplemente dicen idioteces como la del cocido, digna del Juan Manuel de Prada que también cita. Ambos, ripiadores y troles, impiden que leamos con fluidez el diálogo de los comentarios de gente interesante que se pasa por aquí.

Creo que la libertad de expresión debe llegar hasta un poco antes del rebuzno.

casi casi dijo...

¿Por qué leemos al Epónimo poniéndole voz de CP?

joan dijo...

Y sigue el tuya mía tuya mía visoril y monteril, tanto monta, pero sobre todo monta tanto.

50.000 eurazos que se acaba de llevar Caballero Bonald por el premio F.G. Lorca. Olééééééééééé. Amigos, es nuestro dinero. Es su dinero también. Cómo no.

El encargado de transmitir la noticia por parte del jurado es Luis Muños, es decir, Luis Muñoz Montero porque ese es su nombre completo. El primo del primo de Zumosol.

Según Europa Press, "el galardonado confirmó que recogerá en persona el galardón en Granada, donde mantiene "fuertes" vínculos familiares y de amistad desde hace mucho tiempo, entre los que destacó su relación con el poeta Luis García Montero."

Y tan fuertes, amigo.

Me quedo con las declaraciones entrecomilladas de Luis Muñoz: "Es un infractor de la lengua y un infractor de las convenciones sociales"

Vivan los infractores. ¡VIVAN! ¡VIVA HONDURAS! ¡VIVA!

postdata.- para los que están buscándole, el cadáver de FGL es el que se mueve cuando se le nombra y usa en vano.

Anónimo dijo...

Brines, Ángel González, Caballero Bonald. ¡Es el jurado del Loewe! ¿No quedaría mejor Premio Loewe Federico García Lorca?

Anónimo dijo...

Qué monopolio tienen montado. Es la ostia.

Anónimo dijo...

Hoy en el País se dice que el propio García Montero ha quedado finalista en las votaciones del García Lorca. Es cuestión de tiempo que se lo den. Es de saludar un nuevo premio neoconservador: un coto de caza en los que los de siempre se van a premiar unos a otros. Y con 50.000 euros se hacen apaños muy buenos.

Vergonzosa endogamia

J.R. dijo...

¿Alguien me puede explicar qué tienen de magníficos y conmovedores estos versos de José Emilio Pacheco, poeta mexicano recientemente multipremiado en España, que, según el Bobelia de hoy, "emociona a todas las generaciones de mexicanos"?

"No amo mi patria.
Su fulgor abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida
por diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos, bosques de pinos,
fortalezas,
una ciudad deshecha,
gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
-y tres o cuatro ríos."

Bosques de pinos? Tres o cuatro ríos? Qué enumeración es esa? Dónde está la grandeza de estos versos? Tengo amigos cuya opinión no me parece ingenua que repiten que estos versos son maravillosos, tal vez sea mi sensibilidad diferente, pero me huelo que en este país basta para que algunos digan de algo que es excelso para que todos acaten. "En poesía", dice este señor, "lo que no es excelente, es despreciable". Seguramente, no ha de considerar su obra como despreciable, por lo tanto, se considera a sí mismo como excelente. (yo respecto de su poesía opto por el segundo calificativo)

Para contrastar -y sobre lo "patriótico" también, algo de un poeta de veras:

De mi pasaporte me gustan las páginas de las renovaciones y los sellos de visados redondos / triangulares / verdes / cuadrados / negros / ovalados / rojos; de mi imagen de Buenos Aires el transbordador sobre el Riachuelo, la plaza Irlanda, los jardines de Agronomía, algunos cafés que acaso ya no están, una cama en un departamento de Maipú casi esquina Córdoba, el olor y el silencio del puerto a medianoche en verano, los árboles de la plaza Lavalle.
Del país me queda un olor de acequias mendocinas, los álamos de Uspallata, el violeta profundo del cerro de Velasco en La Rioja, las estrellas chaqueñas en Pampa de Guanacos yendo de Salta a Misiones en un tren del año cuarenta y dos, un caballo que monte en Saladillo, el sabor del Cinzano con ginebra Gordon en el Boston de Florida, el olor ligeramente alérgico de las plateas del Colón, el superpullman del Luna Park con Carlos Beulchi y Mario Díaz, algunas lecherías de la madrugada, la fealdad de la Plaza Once, la lectura de Sur en los años dulcemente ingenuos, las ediciones a cincuenta centavos de Claridad, con Roberto Arlt y Castelnuovo, y también algunos patios, claro, y sombras que me callo, y muertos.

"Lucas, su patriotismo", Julio Cortázar

lusadicto dijo...

Qué mal entendéis la justicia del comunismo burgués. Os lo explicaré de una vez para ver si os enteráis.

La máxima es: lo que de todos, es de nosotros. Y lo que es de nosotros, es sólo de nosotros. Siempre y cuando se aplique esta regla, se tenga el nosotros, el mismo esté volcado con la idea y las administraciones colaboren de manera ciega, o tuerta, se puede hacer.

Y ahora a joderse por no pertenecer al nosotros sino al todo.

Anónimo dijo...

Para J.R.:
¿Que qué tienen de magníficos y conmovedores esos versos de Pacheco? Pues justo lo que tú no puedes ver ni entender. Ahí residen su magnificiencia y sy conmoción.

No compares, que resulta feo: a Cortázar lo que es de Cortázar y a Pacheco lo que es de Pacheco. Y haya paz y un poco de sexto sentido por tu parte.
AJP

tomas rivero dijo...

Querido lusadicto ojalá fuera tan fácil...el comunismo burgués tiene nombre desde hace tiempo, más exacto, más científico: castas burocráticas. Las castas burocráticas fueron y son esos cargos políticos con privilegios, imposibles de desbancar del cargo. Es cierto que estos comunistas, a los que tú te refieres, que no lo son, lo fueron sin "romper" con nada importante: ni políticamente, ni personalmente. Quiero decir que "su" comunismo fue fácil, no significó para ellos ningún trauma personal. Un comunismo que se desarrollo cómodamente en la democracia burguesa. Crearon un entorno, y en ese entorno se mueven. Convendría desbancarles, hacer manifestaciones, pintadas, poner pancartas en las calles, entre los árboles y farolas de la ciudad. De lo contrario toda denuncia es folklore. A la calle, a la puta calle. Barricadas. Lo siento. Lo demás serán “....palabras y palabras que no justificaran el desatino de enlazar día tras día, versos chorreando miedo...” que dijo el poeta. El compromiso con la vida, va en serio. La vida no es un blog. Palabra.
Tomás Rivero

Rosa María Sasu dijo...

A propósito del premio Antonio Machado de poesía, de la FFE, y sin olvidar que el bacalao lo parten (¡una vez más!) los muñidores Luis G.ª Montero, poeta y profesor de la Univ. de Granada (en excedencia), y Chus Visor, de Visor Libros (activo siempre), estos son los finalistas anunciados:

Carlos Pardo: estudió algunos cursos de filología hispánica en Granada y ha publicado un libro en Visor, a cuya distribuidora está vinculado profesionalmente en la actualidad (apostamos por él como ganador).

Rafael Espejo: licenciado en filología hispánica por la Univ. de Granada, ha publicado un libro en Visor, aunque no de poemas (apostamos por él como finalista –segundo premio).

Los cuatro restantes –uno con pseudónimo– creemos quedarán como grupo de meros finalistas, sin que olvidemos que figura entre ellos Trinidad Gan, que es de la quinta, ciudad y facultad de "Luisito", pues es natural de Granada (1960), donde se licenció asimismo en filología hispánica, y también ha publicado en Visor.

Por si esto no dice nada al lector, recodemos que el mencionado libro de Rafa Espejo, editado en Visor (2003), nos viene ahora muy al caso, ya que lleva por significativo título Hace falta estar ciego. Poéticas del compromiso para el siglo XXI.

El compromiso, ay… ¿Qué, que no lo pillan? Reproduzcamos entonces la entrada del blog de JL G.ª Martín, aparecida el pasado domingo 7 de junio de 2009 (http://cafearcadia.blogspot.com/2009/06/para-entregar-en-mano-navegaciones-y.html):

Viernes, 29 de mayo
HAGO MAL MI TRABAJO

“¡Siempre a disgusto con el resultado del premio Emilio Alarcos! Dices que no ha ganado el mejor libro, o el que tú creías el mejor, pero eso ocurre a menudo. Además, tu criterio puede no ser el más acertado. No siempre has de tener razón”.

“La verdad es que soy un incoherente. Si descreo de la utilidad de los premios, ¿qué hago yo de jurado? Y si acepto ser jurado, ¿por qué no me lo tomo en serio?”

“¿No te lo tomas en serio?”

“No, me limito a vigilar que se cumpla la legalidad, que no se nos cuele nadie al margen de las bases, como en el Planeta o en el Loewe, y luego a ir votando lo que creo mejor. ¿Y qué consigo con ello? Pues que siempre se lleve el premio el candidato de la casa, como en las oposiciones universitarias, esto es, el defendido por Chus Visor y por Luis García Montero. Los independientes deberíamos ponernos de acuerdo en un candidato, unir los votos. Así no ocurriría lo que ha acaba de ocurrir, que, frente a varios libros claramente superiores, gane un buen discípulo granadino, autor de un libro impersonal y prescindible. Y con solo tres votos en un jurado de seis”.

Fin de la entrada y fin de la cita. ¿Se puede ser más claro después de escándalos tan ruidosos como el del premio Viaje del Parnaso, cuando se dió a Villena en su segunda edición, y que también Visor controla?

Qué manejo de presupuestos, privados ¡y públicos! aquí y acullá, de tan héticos y progresistas hombres. Qué horror aquella España de tejemanejes donde se aplicaba el dedo. Qué ejemplo de republicanismo cívico, sí. ¿Qué pensaría el bueno de don Antonio?

Aunque quizá nos equivoquemos, ¿verdad? No hay más que comprobar el nombre de los ganadores del premio Antonio Machado de poesía de la FFE, para asegurarse de que ninguno de ellos ha publicado Visor. Uf, menos mal, que siempre estamos malpensando. Repito –y compruébese–: ¡NINGUNO!

Cosas veredes... Quosque tandem?

joan dijo...

Algo de culpa, Rosa María, es vuestra, por presentaros a esas farsas, y hacerlo año tras año. Si nadie se presentara, el bochorno sería mucho mayor. Con vuestras fotocopias, que se utilizan luego de papel en sucio, verídico, alimentáis a toda esta gente y le dais algo de valor a lo que carece de él.

Por cierto que ese seudónimo está recién creado y más parece un poco de spam para otro blog de alguien de quien desconfío casi tanto como de los triunfitos. Escribir de ética con h me ha herido especialmente los ojos.

Tienes razón en el fondo, toda la razón, pero el uso de un perfil recién creado y el link de un crítico que ha sido tan poco objetivo como saludable para la poesía española, denotan más un rabia por no estar ahí que unas verdaderas ganas de poner todo patas arriba, como acertadamente indicaba Tomás Rivero.

rosalbina dijo...

Escribe un colega peruano, hablando de escritores de la tierra:

"desfilan nombres como...XXX...entre varios otros que jamás van a estar en esas “carreras de caballos” (Vallejo dixit) que son las marquesinas literarias del establishment o esos “cánones” espurios que sirven para vender libros a las editoriales transnacionales (especialmente a las de la puta-Madre Patria)."

Y tiene razón porque aquí vienen algunos pendejos salvapatrias españolitos que se creen que saben algo de literatura latinoamericana porque miraron la lista de poetas con el premito nacional o porque encontraron a algunos que saben arrodillarse adonde otros no quieren en las embajadas o en los medios de descomunicación. Y deben de pensar que todos estamos chorreando por publicar en sus editoriales multinacionales o por recibir dinero de sus premios bien pringados.

Son ustedes tan corruptos como cuando llenaron de basura y enfermedades nuestra tierra, mataron a nuestros abuelos y violaron a nuestras mujeres. Ahora lo único que hacen es volver a envenenarlo todo con su dinero manchado y engañar a cuatro bobos que mandan sus libros para allá. Esa es su honra hispana. Purito veneno y mierda.

Anónimo dijo...

Mire, Blanca Rosa -o Rosalbina, como prefiera Ud.- . Tiene razón cuando dice que por estos lares no tenemos demasiada idea de literatura latinoamericana. Lo asumo y gasto muchas perras en ponerme al día desde mi ya consolidada biblioteca de consagrados de su país, muchos de ellos premiados en esta “Puta Madre Patria” como define su colega peruano. Aquí se invita a esos y a los menos conocidos por cuestiones editoriales y de distribución. No a tantos como nos gustaría, pero eso por desgracia es lo que hay. Yo sueño porque alguien flete un avión una vez al mes para que nos lleven a los no menos sufridos lectores a conocerlos personalmente, pero claro, ya digo que es sólo un sueño. La verdadera pesadilla, Blanca Rosa, es tener que leer comentarios como el suyo. Habla Ud. de pendejos y le vuelvo a dar la razón -ya la última vez- que haberlos haylos. Imagino que se referirá al grupito de corruptos que tanto se cuestionan en este espacio una y otra vez y son juzgados de secta interesada y manipuladores sin escrúpulos. Esos que pasarán a la historia como único y verdadero crisol poético donde han de arrodillarse los que sólo compran y leen la lista de los TOP 10 más vendidos. Imagino también que se referirá a sus antepasados cuando habla de basura al recordar a aquellos que violaron y masacraron su cultura y sus gentes. De los míos no, desde luego. Por eso yo estoy aquí, y Ud. allí, aullando y destilando cicuta por su lindo capullito de alhelí llenito todo él de espinas venenosas. Seamos serios y no mezclemos los asuntos históricos con los poéticos. No venga Ud. a contaminar algo tan real e incuestionable como es el amor por la poesía, venga de donde venga y seamos los lectores de donde seamos.

Anónimo dijo...

Rosalbina:

con todo respeto, nosotros no matamos a sus abuelos ni envenenamos su tierra. Fueron nuestros antepasados. Yo no estoy orgulloso de lo que hicieron, me parece despreciable, pero no marquemos a todas las generaciones sucesivas por los desmadres cometidos por unas generaciones bárbaras.

Su mensaje supura el veneno que pretende denunciar.

argentino-español dijo...

El odio genera odio. El odio que se lee en las palabras de esta señora viene de un odio muy antiguo, es verdad.

Pero hagamos un poco de autocrítica. Aquí se celebra el día de la hispanidad, bonita palabra, con el día de las fuerzas armadas, y haciendo un desfile de demostración cutre-marcial. Bonita forma de celebrar lo incelebrable.

Cuando nuestras multinacionales van por allá, tratan de exprimir todo lo que pueden con sus bancos, empresas de telecomunicaciones, agua, electricidad, etc en una segunda conquista que es absolutamente contemporánea.

Y luego están esos editores españoles que cogen una familia rica de la zona y se dedican a ir de mecenas mientras en el resto de su vida todos sabemos a qué se dedican y de dónde viene su dinero. Igual que sabemos cómo y por qué se elige a quién se elige.

Y en ese mismo asunto está la imagen de monarquía platanera que estamos exportando ahora con el tema de los premios, círculos de amiguetes y dinero público.

Leo en la noticia de la Fundación de Ferrocarriles Españoles sobre el premio Machado que ha habido 30 señores de mi país, Argentina, que han mandado sus libros. Imagínense ustedes la cara de idiotas que se les quedara cuando sepan lo que se cuece por aquí. La mayoría serán chavales jóvenes, pelados de dinero y con la inocencia que pronto se pierde en esta santaputa madre patria.

No me extraña que la gente acabe hasta los huevos y se cabree. Queremos que la gente sea políticamente correcta hasta cuando se le vuelve a pisar. Por favorrr.

Francisco Cenamor dijo...

¿Hay posibilidad de suscribirse al blog mediante correo electrónico?

J.R. dijo...

Para el anónimo que firma A.J.P:
yo no puedo ver la magnificencia de esos versos y parece que tú no sabes explicar en qué consiste, sólo te queda el recurso de agredir y despues decir "que haya paz"(!!!!)Al menos yo puedo explicar por qué no me parecen magníficos: las cosas por las que este señor daría la vida son de una vaguedad que no ME conmueve en absoluto, "tres o cuatro ríos", "puertos". Y usas otra vez un argumento autoritario (el argumento de los que no tienen argumentos) para prohibirme (con qué derecho??) contrastar con buena literatura. Vamos, que te gusta esta poesía y no sabes por qué, que te identificas con este poeta y crees que es grandioso sin más razón de que es lo que se dice por ahí.Ya para ponerle broche a tu brillante comentario, lo de que hay que tener "sexto sentido":!!!????? Yo creía que eso era para las artes adivinatorias.

rosalbina dijo...

Las verdades ofenden, señor anónimo. Mis antepasados fueron indígenas y sí fueron masacrados por los suyos. Y hay bastante poesía al respecto, poesía que no llega a la entrañable patria de ustedes porque no les interesa. Ya sé que es una cuestión de tiempos remotos. Pero también de genética. Lo dijo muy bien su compatriota hispano-argentino. Ustedes están aquí de segunda conquista, eligiendo a los mecenas, animando a nuestros jóvenes a que se presenten a sus corruptos premios, jodiéndonos con sus empresas del libre mercado del monopodio, y sólo traen la misma mierda que nos trajeron hace 500 años pero en distintos frascos. Sí mis palabras son duras, peores son los hechos. Y respecto al avión, quédese en casa que ya bastante hacen el ridículo cuando vienen a los festivales de poesía y traen lo que ustedes llaman poetastros, gentes que en mi país jamás habrían publicado un libro ni pagando.

Anónimo dijo...

Quizá Rosalbina podría dejarse de maniqueísmos y culpas milenarias y en lugar de eso traernos ejemplos de esa poesía potente que no nos llega.

Estoy esperando, si es que es posible decir algo más allá de la venda del odio y la simplificación.

Anónimo dijo...

Qué cansina rosa albina
¡Y venga a hablar de los suyos!
Donde hay olor a poesía
no hay descontento ni orgullo.
Quédese Ud. con lo puesto,
las espinas y el capullo
que ya tenemos de sobra
aquí, allí y en la meca
poetas como zurullos.

Anónimo dijo...

Rosalbina, a los españoles sólo nos queda pedirles perdón. Tiene razón en todo lo que dice. De corazón, sentimos lo que hicieron nuestros antepasados. No se crea que aquí somos tan distintos de ustedes: todos los pueblos han sufrido el acoso de las bestias.

Los descendientes nos avergonzamos de sus acciones, pero poco podemos hacer. También nos avergonzamos de fiestas como la de la Hispanidad, que nos vienen a recordar las brutalidades que fueron necesarias para mantener un imperio.

Debe saber que ese imperio hace más de un siglo que se acabó y que España ha tenido que sufrir también muchas desgracias desde entonces. Eso nos ha hecho un poco más conscientes -a algunos al menos- del sufrimiento que pudimos ocasionarle a otros pueblos. Pero, insisto, nada podemos hacer los que entonces ni siquiera existíamos.

En cuanto a lo que se hace hoy, también nos resulta vergonzoso. A ambos lados del Atlántico, sin embargo, sigue habiendo gente con conciencia en la que le ruego que piense para no albergar un rencor que, sin duda, va a seguir dañando a las generaciones venideras.

En son de paz, un saludo y mis disculpas

Pedro Gómez

Anónimo dijo...

También nosotros podríamos quejarnos por la opresión a que nos sometieron los romanos, los diversos pueblos germánicos y luego los árabes. La historia, lamentablemente, es la historia de la opresión. Pero estar dando rabiosos palos de ciego y exigir reparaciones a los descendientes por un pasado remoto sólo demuestra una ceguera y un rencor infinitos. Nosotros no somos aquellos, ni justificamos sus actos ni su bandidaje.

Por otra parte, repasemos la historia sangrienta de los diversos pueblos de la América precolombina antes de repartir culpas. Todos los pueblos tienen las manos manchadas de sangre, todos participaron de alguna opresión.

Respecto a que aquí todos los poetas son bestias pardas y en Perú unos santos, en fin, es jugar al blanco y al negro. Es mejor no trabajar las escalas de grises, ¿para qué? Vaya a ser que allí encontremos algo interesante que desmienta la denigración de todo el conjunto.

helena dijo...

Qué fácil es matar al mensajero, hacer oídos sordos a lo que dice, y quedarse en la forma y no en el fondo.

Lo que dice un anónimo de que "todos los poetas son bestias pardas y en Perú unos santos" no lo ha dicho esta señora. Por tanto, miente el anónimo y tergiversa el discurso. De hecho Rosalbina admite que en su país hay poetas que se lubrican lo suficiente como para venderse al mercado editorial español. Creo que lo dice claro y lo contrario es maniqueísmo.

Hasta lo que yo sé, los romanos, árabes y demás no esquilmaron a la población de manera sistemática como lo hicieron los españoles. Y pensamos siempre en que hace 500 años de aquello, cuando en realidad las matanzas duraron siglos hasta no hace demasiado tiempo. ¿Tatarabuelos quizás?

Señala la señora, con toda razón, la actitud de las multinacionales españolas en sus países, actitud puramente colonialista que sólo se entiende si se ha vivido durante algún tiempo en algún país latinoamericano.

Y señala la actitud de algunos editores salvapatrias que van de virreyes cuando están en Latinoamérica. Los he visto y sé de qué hablo. Esa gente no nos representa pero son españoles.

Que el tema de la corrupción en los premios en España ya había saltado el charco es algo que todos ya sabemos. De hecho Visor tiene una polémica fuerte con un blog de la zona por el tema premios.

Pedir perdón no duele. Exigimos que la iglesia pida perdón por sus horrendos crímenes pero cuando se trata de pedir perdón nosotros por lo que hicieron nuestros antepasados, ahí no. Ahí nuestro orgullo hispánico, paseado cada 12 de octubre en un espectáculo bochornoso, no desciende hasta el perdón. Pues yo me uno al otro compañero y le pido perdón en mi nombre por los crímenes cometidos contra sus pueblos, las matanzas, las violaciones, los saqueos, los robos, la esclavitud...Perdón por todo eso.

Al versificador tan malo, pues nada, que siga en lo suyo, que no es poco con lo que tiene.

Anónimo dijo...

Soy Extremeño. Y generalmente suelo decir, al hablar de mi tierra, que soy descendiente de los hijos de puta que un día conquistaron las américas. Parangón de ese comienzo del libro "El miajón de los castúos", de Luis Chamizo.
Nosotros nos volvimos, más o menos. Pero ahí cerquita tenéis a lo Yanquis. Podemos unir esfuerzos. Aquí también los tenemos.
Rosalbina (¿un rosal albino?) besos.
Tomás Rivero

joan dijo...

Lo que faltaba. Ya empieza la ronda de los nacionalistas en torno al premio nacional. El año pasado rozó al de poesía y este año le da de lleno al de narrativa.

El mal poeta Molina fue todavía peor ministro y cambió las reglas del nacional por una representación territorial de las academias de lengua del Estado. Es decir, que es de prever que cada cuatro años aproximadamente haya un premio en gallego, otro en catalán, otro en vasco y otro en castellano. La basura política del reparto llega hasta su límite de suciedad.

Que quiten ya la farsa del premio nacional, postfranquismo en estado puro.

carlos dijo...

No sólo eso, Joan, sino que al final Visor ha metido a un hombre suyo en el premio nacional, aunque sea en el de narrativa.

Evidentemente, el hecho de que Patxi López leyera un poema de Uribe, así se llama el autor, en su toma de posesión no tiene nada que ver en este premio tan alejado de la política y en un momento en el que el PSOE necesita poner cachondos como sea al PNV para sacar adelante los presupuestos más de derechas de la historia de la democracia.

¿Puedo irme a vivir con usted, Rosalbina?

Anónimo dijo...

Esto no es spam. Lo envío solo porque quiero compartir con vosotros mi sorpresa.
¡Tenemos la oportunidad de que Benjamín Prado nos revele qué es y qué no es poesía!
http://www.enelcaminoliterario.com/poesia/

Anónimo dijo...

Para confirmar la noticia del premio nacional de narrativa, el propio Patxi López escribe un artículo panegírico sobre el colega:

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Olas/verdes/montanas/azules/elpepucul/20091015elpepicul_2/Tes

Aparte de la connivencia estrecha entre poder político y literario, y de confirmar el origen del premio, lo peor es la cita de un poema de Kirmen, el ganador:

"Mira, ha entrado Mayo,

Ha extendido su párpado azul sobre el puerto...".

Visor 100%: cursi, antiguo, repetido...Y por detrás, político y apoyado. Enhoramala.

Anónimo dijo...

Todo apunta a que el posible ganador de El Planeta (Risto Mejide, Elvira Lindo o Javier Sierra) podría hacerlo con un libro mejor al nacional. Qué emocionante.

Anónimo dijo...

Va a ganar Ángeles Caso. Así que seguro que El Planeta será mejor que el nacional.

gdsm dijo...

Al señor Kirmen Uribe lo conocí hace un tiempo a través de este panfleto,
http://www.elpais.com/articulo/portada/Gente/poesia/elpeputec/20060528elpepspor_9/Tes

lo que no dice mucho a su favor, siento discrepar con muchos de los que por aquí pasan pero ni siquiera me gusta demasiado Ángel González, aunque hay evidentes diferencias con el resto de la plana.
Joan, el que sí me parece un buen poeta en sus 2-3 primeros libros es Molina, aunque ya hace demasiado que ha dejado de serlo. Como ministro creo que no empezó mal pero este señor se ha vuelto literalmente loco, hacerle una entrevista debe ser una experiencia semejante a conversar con Napoleón reencarnado.
Si comenzase la ronda nacionalista ya le podían haber dado el nacional de poesía a Chus Pato por Hordas de Escritura libro infinitamente mejor que la casa roja, que no deja de ser un ganador muy digno.

joan dijo...

A mi ni siquiera me gusta Ángel González, señor GDSM. Retiraría su "demasiado".

En este artículo increíble que nos ofrece, la definición de poesía del señor Kirme es como para pedir la nulidad de mi condición de poeta: "Un poema es como una onza de chocolate. Oscuro, pequeño, y puede ser lo más bueno del mundo”.

Si tuviera nietos, lo harían bastante mejor.

Es de coña. Me recuerda a Forrest Gump cuando decía aquello de que la vida era como una caja de chocolates. Forrest Gump era un tío más brillante y acertaba de lleno cuando continuaba: You never know what you're gonna get. De repente abres la caja y salen visores a puñados, tan malos como éste.

Acepto lo que dice de Molina. Sus primeros libros no están mal. No sé si se referirá a El fin de Finisterre o a Derivas. Pero no me vuelven loco. Sus últimos libros los devolví todos. Me importa un pito que Pre-textos los envuelva en plástico para dificultar su devolución (y que se manchen, porque se manchan sólo de mirarlos). Que los vuelvan a condonar y a otra cosa.

El otro día me lo encontré, a César, por la calle en una de mis visitas a Madrid. Salía él de un restaurante excelente y caro. Tardecito para ser una comida. Iba impecable con su traje. Se había transformado ya por completo en un político. Su forma de andar, de mirar, todo. Ni rastro del poeta.

Salvo que sea usted la propia Pato o su amigo, intentaré leer su recomendación aunque me tira para atrás la utilización de "infinitamente". Alguien dice "infinitamente" y ya sospecho. Perdone mi suspicacia. Y creo que el premio a Mestre está bien dado, aunque coincida en parte del análisis político de anonimito y en la casi totalidad del análisis crítico que en su día se hizo del libro en estas páginas.

gdsm dijo...

A mí de Molina me gustan sobre todo Últimas horas en Lisca Blanca y Proyecto preliminar para una arqueología de campo. El fin de Finisterre y los siguientes ya no me interesan.

No conozco a Chus Pato personalmente y sí, mi comentario es exagerado. A mi entender la poesía en gallego ha estado demasiados años poblada de poetas pobres rurales y marineros, o en su defecto de pomposos y grandilocuentes rapsodas tipo Ferrín, demasiado amigos de tirar de diccionario y que a veces parecen más preocupados por recuperar términos perdidos que de escribir poesía.
Chus Pato ha abierto muchas posibilidades dentro de la lengua, con una escritura cargada de violencia expresiva y corriendo muchos riesgos a la hora de elaborar sus obras, sobre todo en las 3 últimas (sin contar Secesión que acaba de salir y aún no lo he leído). Para mí es un referente y no puedo dejar de admitir mi parcialidad.
La casa roja me parece merecedor del premio, fuera de polémicas políticas. Bien es cierto que quizás la imaginería desplegada puede por momentos llegar a parecer forzada y hasta cansar un poco; aunque me parece lleno de aciertos. He visto la crítica realizada aquí y los Addison lo explican mucho mejor de lo que yo podría, con los que coincido. Decir que me gustan más otros libros de Mestre. Uno que pasó bastante desapercibido (45 eurazos que vale, aunque la cuidada edición los justifica), El Universo está en la noche, me gustó especialmente. Por otra parte no he leído ni la mitad de su producción, conque estoy hablando demás.

Un saludo

aritz dijo...

Afortunados vosotros que no vivís en Euskadi. Ahora toda la prensa local está con Kirmen por aquí, Kirmen por allá, Kirme abre la Semana de Poesía de Bilbao...Como los periodistas, y políticos no tienen ni puta idea de poesía, lo único que les interesa es tener nuevos símbolos a los que agarrarse. Con la cantidad de buenos poetas que hay por aquí han tenido que coger a unos de los peores y, eso sí, uno de los que mejor se lleva con los políticos.

Creo que a este hombre lo veréis en futuros premios Visor. Al tiempo.

MCM dijo...

Siento haber entrado con tasnto retraso al blog. Me congratulo de que hayáis dedicado un espacio a Nicole Brossard que leo desde hace 25 años y que en España se ha tardado muchisimo en conocer.Ojalá se tradujera toda su obra. Un saludo y prometo ser más asídua