jueves, 17 de diciembre de 2009

Recomendaciones de lecturas para la Navidad


Ya que Babelia no recomendó ningún libro de poesía dentro de su especial recomendaciones de libros para Navidad, nos atravemos a dar nuestra particular lista, lista que no es un muestreo de todo lo publicado. Es decir, los que están, son, pero no son todos...Hemos dado un papel especial a las traducciones, que no entrarán en los premios que daremos este año. Si descubrimos nuevos libros estos días, los incorporaremos.

- Raymond Queneau, "El Instante Fatal", Visor. Traducción de Adolfo García Ortega. Un libro muy interesante de un autor singular. Surrealismo, expresionismo, sentido del humor...La muerte tratada de manera original.

- Nâzim Hikmet, "Poemas finales", Ediciones del Oriente y del Mediterráneo. Traducción de Fernando García Burillo. El poeta turco escribió estos poemas no muy lejos de su muerte y afirman una de las voces más sólidas de la historia lírica de su país.

- Mahmud Darwish, "Como la flor del almendro o allende", Pre-Textos. Traducción de Luz Gómez García. Otro libro final y último, al que le ronda la muerte. No es el mejor libro de Darwish pero en su páginas se encuentran algunos poemas excelentes.

- Endre Ady, "Versos nuevos, Los últimos barcos", La Poesía señor Hidalgo. Traducción de Jesús Pardo. Ady era uno de esos autores importantes del siglo XX que estaba pendiente de ser traducido en un libro completo, no en antologías, y por fin le llegó su momento. Quizá el poeta hungaro más importante del siglo XX.

- Charles Simic, "La voz a las tres de la madrugada", DVD. Traducción de Martín López Vega. Antología del propio Simic, uno de los poetas norteamericanos vivos más brillantes.

- Wislawa Szymborska, "Aquí", Bartleby. Traducción de Gerardo Beltrán y Abel Murcia. Como en el caso de Darwish, no es el mejor libro de la autora, pero incluso un libro menos bueno de Szymborska puede ser un gran libro.

Y dejamos para el final a dos autores españoles:

- Miguel Suárez, "Poesía reunida", Editorial Dilema: Otra nueva sorpresa positiva de esta editorial como lo fue el pasado año la poesía reunida de Ildefonso Rodríguez. Igual que en el caso de Ildefonso, estamos ante otro poeta mucho menos conocido que otros miembros más mediáticos de su generación, aunque se trata de un poeta mucho mejor que ellos. ¿Por qué? Pregunten a editores, a críticos y jurados. Si podemos, haremos un secreto de poesía.

- José María Millares Sall. Cuadernos (2000-2009), Ediciones Calambur: Este libro nos ha llegado hace muy poco y en formato físico, por lo que no todo el colectivo ha podido leerlo. Es posible que le dediquemos también un secreto de poesía. Pero lo más importante es que a los primeros que hemos podido leerlo nos ha gustado tanto que empezamos a tener la sospecha de que Millares era un poeta grande. Y si bien su descubrimiento es una alegría, la forma en la que fue ninguneado por la crítica oficialista, incapaz de leer más allá de tres editoriales, perezosa a la hora de encontrar voces en la periferia, nos parece una injusticia mayúscula y una muestra más de las miserias del panorama crítico español y de su apoyo mediático.

Feliz Navidad a todos.

101 comentarios:

marc dijo...

Lista impecable. Sobre todo por lo que se refiere a libros de editoriales poco conocidas. Pero en general, nombres apartados y muy buenos poetas. Gracias.

joan dijo...

Tengo la sensación de que este año os ha costado elaborar una lista de recomendaciones. Para mí 2009 ha sido un año bastante flojo en cuanto a nuevos libros de poesía se refiere. No sé que haréis para los premios pero a priori tenéis una tarea complicada.

De los libros que mencionáis, hay tres que están escritos en la parte final de las carreras de sus escritores: Szymborska, Darwish y Hikmet. Ninguno de los tres libros me parece que esté a la altura de libros anteriores de los mismos autores.

Del resto de libros, un claro sí al libro de Raymond Queneau, al de Ady y al de Simic. Sobre los dos libros de españoles, Suárez me parece un poeta claramente por encima de la media de su generación, aunque no estoy seguro de que eso le convierta necesariamente en un buen poeta. En su día fue bastante más conocido, recuerdo que fue premio Hiperión, y no es que no forme parte de un círculo de poder. Es que su círculo no ha tenido, por el momento, la suerte de otros más listos (aunque peores poetas).

Y sobre Millares, he comprado el libro y comenzado a leerlo. No sé si es un grande o no, pero podría muy bien serlo. El libro me está gustando mucho.En este caso SÍ que estamos ante un claro ejemplo de poeta marginal, no como Suárez, que en absoluto lo sería, y el ninguneo de la crítica y los medios creo que se debe a pura pereza intelectual o carencia de esa capacidad. Eso y que poco podían medrar con este autor isleño.

adolfo dijo...

genial las recomendaciones que voy a seguir, gracias por vuestro criterio y mostrar y rescatar voces menos conocidas. me llama poderosamente el Millares Sall y el Ady.

puede que sea un mal año pero hay cosillas, la poesía completa de Òscar Hahn merece una revisión, con algunos aportes muy interesantes. con Hainuwele y otros poemas de la maillard he llorado y eso no me pasaba desde hacía mucho.

lo dicho gracias por vuestra labor de recomendación y a leer poesía que en estos tiempos extraños hace más falta que nunca, creo.

Anónimo dijo...

No conozco a casi nadie. Empiezo a pensar que soy un puto inculto. Parece el pase de Cannes, con pelis exóticas y muy aburridas. Espero que no sea así. Yo salgo de Benedetti y me pierdo.

Anónimo dijo...

Amigo Addison, tampoco tú puedes prestar atención a todo lo bueno (o malo)que se publica en provincias. Hay libros (incluso colecciones) de los que ni se sabe que existen y, probablemente, nunca se sabrá fuera del círculo íntimo del autor. Pero eso es culpa del sistema. ¿Os atreveríais a cambiar el sistema literario-crítico-editorial?

Anónimo dijo...

Hay muchos poetas búlgaros para elegir. Por ejemplo, Attila Jozsef, traducido hace más de veinte años por Fayad Jamís y publicado en Visor.

Aquí la joyita:

http://www.materialdelectura.unam.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=117&Itemid=30

Anónimo dijo...

Un breve inciso. Sería deseable, y mucho, que hicierais una contracrítica a la reseña del último libro de Castaño que ha escrito Túa Blesa en el gutural. Por favorrrrrrrrrrrrrrrrrrrr, hacedlo.

Eduardo dijo...

Pues he leído la "joyita" y lo mejor es que es gratis. Como poeta, Attila, húngaro que no búlgaro, me ha parecido muy normal, claramente por debajo de Endre Ady.

El libro de Szymborska tampoco me ha parecido nada del otro mundo. Se habrá llevado la portada de Babelia y la editorial habrá obtenido una publicidad gratis acojonante, pero esto de editar a golpe de premio, sea cual sea la calidad, es como editar a golpe de nombre. Lo que le ha pasado a Tusquets, por ejemplo, que afortunadamente ha dejado de publicar bodrios en los últimos meses aunque me temo que volverán.

Me parece un acierto sacar un libro de Ediciones del Oriente y del Mediterráneo, porque son unos tíos que sacan traducciones impecables, no hacen ruido ni se creen la 8ª maravilla del mundo.

Con la misma sinceridad, el último libro de Darwish tampoco me ha gustado especialmente. Muy por debajo de sus grandes poemarios.

Me quedo con Queneau, Simic y Ady entre los seleccionados. Está bien reconocer a Visor cuando saca un libro bueno entre 20. Igual con DVD.

Anónimo dijo...

Pues el gutural tampoco recomendó libros de poesía para las fiestas. Debe ser que la poesía no es motivo de celebración ni natalicio.

Anónimo dijo...

Está claro que para los medios, salvo que publiques en Visor o similar, no existimos, y no siquiera tenemos el estatus de regalo de Navidad. Si, según la mass media, la poesía no puede ser regalo, o no entraría dentro de los regalos posibles y/o deseables, queda evidente hasta donde llega la marginalidad de nuestra vida.

Joan dijo...

Pues un comentario sobre El Cultural:

Dice en su columna Juan Palomo:

"Yo también creo, como Ignacio Echevarría, que en España no hay debate intelectual, que la mayor parte de los escritores de nuestro país andan, desde hace años ya, perezosos ante la disensión y acomodados en el ahí-me-las-den-todas. Muchos lo echamos de menos. Una cosa es que hayan desaparecido las ideologías y otra bien distinta es que nadie proponga en voz alta y con pensamiento articulado alternativas para salir de la mediocridad moral, cívica y política en la que nos encontramos. ¿Alguna discrepancia literaria? Tampoco. Todo el mundo conforme. Pero, ¿dónde están los escritores, los pensadores, esos creadores de mundos insatisfechos? ¿Qué dicen? Nada, no dicen nada porque no miran más allá de su ombligo y, a mucho tirar, sólo alcanzan a ver las listas de los libros más vendidos. ¿Hemos de conformarnos sólo con los titiriteros de la ceja? ¡Qué triste!"

¿Y no es precisamente mediocridad moral y cívica la que nos vende El Cultural cada semana? ¿No es su silencio ante la corrupción en determinados premios un motivo de complicidad?

¿No es su elección y su tratamiento con lengua húmeda a los libros de Visor, y alguna otra editorial, motivo de reflexión?

¿Con qué narices no habla de moral cuando su presidente ha formado parte de innumerables jurados de Visor? ¿Con qué objetividad se trata a esa editorial entonces? ¿Conocen el concepto de incompatibilidad? ¿Se puede ser juez y a la vez parte?

Cuando es precisamente los suplementos literarios los que están ayudando a que la miseria ética no sólo no sea denunciada sino que sea una parte más de este sistema podrido, llegan ustedes y nos tratan de dar lecciones.

Lean editoriales que no solamente sean las que les dan de comer con su publicidad y sus jurados y a lo mejor se dan cuenta de que hay un movimiento intelectual fuerte en contra de tanta mierda, movimiento en el que este blog es una pata más independiente.

Dan ustedes vergüenza con su cinismo y su hipocresía.

PD: No pongo esto en su "blog" porque últimamente no hay dios que pueda dejar un comentario escrito y porque nunca se dignan en contestar, luego cambien el nombre de blog a libro de visitas. O besamanos, que va más con su ideología. Por cierto, hay que tener una altura intelectual propia de un liliputiense para decir que las ideologías han desaparecido. Otra miseria moral, que la sueltan para que el mensaje vaya calando.

Anónimo dijo...

Escribir en España no es llorar, es morir

Luis Cernuda, de su poema titulado "A Larra con unas violetas".

Oscar dijo...

Y con la compra por Berlusconi de La Cuatro y del Mr.Lara Planeta de La Sexta, el fenómeno de idiotización de masas, pasado el año de rigor para mantener la compostura, va a dar miedo. El mass media en manos de dos tipos a cuyo lado Aznar en casi un progre.

Me alegro porque tanto la Sexta como Cuatro han sido dos cadenas más metidas hasta las rodillas en la mierda del sistema. Qué hubieran espabilidado. Gracias a ZP por dejar esta nueva binarquía en los medios. Te acabarán mordiendo. Descanse en paz el psoe. Ya era ahora. A ver si por fin sale un partido de izquierdas de verdad tras el desastre electoral que se avecina.

Eterna aprendiz dijo...

Gracias por este regalo, bonita envoltura y mejor contenido.

Por aquí, por el sur, hemos tenido ahora otro bonito regalo. Se ha celebrado el aniversario de Alberti en su fundación en El Puerto de Santa María. Y a pesar del constante pataleo (por decirlo suave) de la pandi mediática: Montero, Prado, Benitez Reyes, Almudena y adeptos. La viuda de Alberti, Asunción Mateos, los mantiene a raya. Fuera de las fronteras de Alberti, pues ya dijo Alberti en su momento que: "estos niñitos si quieren pasar a la gloria, no será por él".

Paco Ibañez, emocionado, cantaba poemas de Alberti, de J. A. Goytisolo y de tantos poetas que amaron la poesía; cuánta belleza se respiraba en el ambiente.

Eladio Mateos, Pere Gimferrer, Robert Marrast, Ernesto Pérez Zúñiga, Rafael Zarza, Severiano Hernández, Julia Oliva, Alexander Vitlin... Y tantos allí reunidos en tan especial encuentro.

En la Fundación de Alberti, también está todo lo de Javier Egea, a salvo. El destino, el destino.

Este verano, en Rota (cómo no) la pandi mediática (cómo no) hizo un "homenaje" (un decir) por su cuenta a Alberti. La conclusión de este montaje, el pataleo, una vez más. La manipulación, una vez más.
Patético.

D. dijo...

Ya que lo mencionas, Eterna Aprendiz, el caso del legado de Javier Egea es de lo más sangrante que hay ultimamente en esto de hacer demagogia e hipocresía sobre la tumba de grandes poetas. Bien conocida es la historia de Egea, y bien triste...
Parece, de todas formas, que salen adelante unas "obras completas" alejadas de la mano de García Montero. ¿Alguien sabe más de esto?

Joaquín dijo...

El único problema que tiene Montero&Co. con Alberti es que no pueden sacar obra de Alberti en Visor. Y como no puede ser suyo, y todo tiene que ser suyo, pues a joder se ha dicho.

Pero Alberti creo a Montero cuando éste no era nadie. Es una pena que no tuviera mejor ojo o que se diera cuenta demasiado tarde.

jordi dijo...

Una breve reflexión. Leo revistas de música internacionales y he estado leyendo las listas que cada año publican con los mejores discos del año.

Me resulta muy interesante como la mayoría de premios que los críticos dan son a grupos que están arriesgando y buscando de manera continua el progreso en su arte. A ninguna de estas revistas se le ocurriría premiar a un imitador de Monteverdi o algo similar.

E imitadores de poetas de la época de Monteverdi son los que pueblan los premios y jurados de poesía. Se está premiando y llevando a los altares a poemarios que podría haber sido escritos no sólo el pasado año sino hace varios siglos.

El porqué de esta cerrazón de extremo conservadurismo no puedo entenderlo pero es un hecho cierto tanto en su apartado relativo como en términos absolutos.

Felices Fiestas, amigos.

Anónimo dijo...

Españoles:

Como cada año, me llena de orgullo y satisfacción ver como los esmerados críticos de El País, constituidos en legión, votan a los mejores libros de 2009. Una primera lectura de sus lecturas demuestra que estos españoles no se han dejado las pestañas día tras día leyendo esos libros que nadie se atreve a abrir. Su espíritu luchador y trabajador palpita en unas selecciones de libros que les acerca al pueblo, maná del que proceden, toda vez que sus sabias elecciones podrían ser hechas por mi vecina, si la tuviera, o mi querida nuera, tal es la escasa profundidad horizontal y vertical de las lecturas que estos aguerridos señores han demostrado un año más.

Desde una institución como la mía, que valora la incongruencia y la iniquidad como elementos esenciales de la convivencia, me gustaría resaltar que el libro de poesía más votado haya sido el nuevo poemario de Szymborska. Y me gustaría resaltarlo por varias razones.

En primer lugar, el editor del mencionado libro, hace poco, en un gesto de valentía sin parangón, hacía una encuesta en su blog en la que se preguntaba si debería ser incompatible la elección para el jurado del nacional/Cervantes con los intereses particulares de dicha participación. Resulta perfectamente incoherente como ahora que su libro ha salido premiado no diga nada de que el director de su colección, casualmente crítico de El País y casualmente ejecutivo importante del Instituto Cervantes, vote a un libro de su propia editorial. Lo propio no es nunca incompatible como sabemos los monárquicos. Lo incompatible es lo de los demás. Porque nosotros lo valemos.

Para una editorial autoproclamada independiente, ayyy las independencias con un director de colección ejecutivo del Cervantes y crítico de Babelia, y con ese lenguaje a la vez deportivo y a la vez macho macho, la numerización de la cultura, dos puestos entre diez, es un síntoma más de que se está en el buen camino. Todo lo que sea imitar al deporte y la competición contribuye a que cultura y deporte vuelvan al mismo ministerio, de donde nunca debieron salir. España necesita héroes.

Uno sabe que el mejor monarca no es la persona más preparada. Desde esa injusticia se sustenta mi puesto. Por eso no puedo sino alegrarme que libros mucho mejores de poesía, editados por verdaderos independientes, no estén en las listas porque ni tienen los amigos ni los contactos para que sus libros lleguen a sus mesas. O que si lleguen sean abiertos. Nobleza obliga. No es importante el contenido sino los nombres, los premios y las confianzas. Si los críticos leyeran los libros que deben de leer, y fueran justos, estaríamos en un mundo terrible y nada real.

Porque es verdad que Visor recibe subvenciones. También los cargos políticos públicos son, somos, una especie de subvención. Lo importante es saber que lo somos, porque si pedimos justicia ya no nos salen las cuentas. Somos injustos, señores. Por cuna o por lo que sea, lo somos. Está bien demostrar de vez en cuando nuestra incongruencia pero tampoco les toquemos mucho las narices al pueblo.

También veo que Antonio Ortega ha votado a un libro de los suyos, que Jesús Aguado vota a su colega Bonilla, que Javier Rodríguez Marcos es el único al que parecer le ha gustado Piquero, ¿un guiño a DVD o simplemente a un colega?...Y hablo de los que conozco.

En este blog en el que se anima a los perdedores, sólo el libro de esta señora ha sido votado y el resto ha sido ninguneado tal y como debe ser. El que quiera estar, que se mueva. Y el que no, a las cloacas o a blogs de este tipo, donde sólo se encuentran los marginales y apestados.

Preguntas y preguntas que me surgen momentos antes de emitir mi discurso, que a lo mejor cambiaré porque estos señores, que se comportan de esta forma, los entiendo perfectamente. Los amo.

Pepo Paz Saz dijo...

Hola a todos. Y felices fiestas navideñas. Ya sabéis que no me gusta entrar al trapo de los anónimos. Lamento, en todo caso, que al último no le haya gustado la votación de 50 críticos de Babelia en la que, entre los diez libros más votados, salen dos de Bartleby Editores. Lo lamento porque, ciertamente, este/a señor/a no ha entendido nada. No entiende lo que es una editorial independiente (que lo somos), no entiende que la edición es un negocio (aunque para muchos de nosotros sea un negocio ruinoso), no entiende el trabajo que hacemos en el día a día desde una editorial minúscula y sigue sin entender que todas estas votaciones no tienen otro valor intrínseco que el de ayudarnos a romper barreras y llegar más lejos con todos nuestros libros: los críticos de Babelia opinan, mayoritariamente, sobre aquellos libros que han salido reseñados durante el año en el suplemento cultural. Claro que me gusta, como editor, haber metido dos títulos en el top ten. Porque para una editorial como Bartleby llegar hasta ahí es una verdadera proeza. No creo que a estas alturas tenga que demostrar nada a nadie: puedo colgar en mi blog las encuestas que me parezcan (no es de recibo que alguien que dirije una colección en una editorial esté como jurado en un premio nacional que otorga premios -es decir, dinero público, dinero de todos- a autores que publican en esa colección); el director de nuestra colección de poesía, por contra, lleva tras de sí una larguísima trayectoria como crítico literario (en Babelia y en otros medios periodísticos), no ha votado ningún libro de nuestra colección precisamente para evitar este tipo de suspicacias o, tal vez, porque valora las obras de otros autores/editoriales mejor, y sobre todo, no tiene que demostrar nada sobre su independencia porque quienes le conocen y siguen su trabajo lo saben de sobra. Yo tampoco: la mía, mi independencia, se la demuestro al banco todos los meses pagando el préstamo que nos permite editar autores como los Sylvia Plath, Peter Handke, Sharon Olds, Robert Hass o Haroldo Conti. Que recibir cierto reconocimiento de la crítica genera envidia, pues lo siento, tendremos que vivir con ello. Ya te anticipo, anónimo, que vas a tener más leña que arrojar a la hoguera de tus bilis en breve, antes de que finalice el año. También te anticipo los siguientes autores que vamos a publicar: un inédito de Martínez Sarrión, el primer poemario en español de Wole Soyinka y una antología de Emily Dickinson. Disfruta de estas fechas tan familiares.

carlos dijo...

Este mensaje no tiene que ver con los anteriores.

En un año en el que ha habido tan poca poesía buena y tanta mierda parapoética (premios, más premios, colegueos, corruptelas, pelotas, chupa culos y demás) se me ha ocurrido poner estos versos de Valente. El que se sienta aludido, me imagino que sabrá por qué:

El poema se titula: Poeta en tiempos de miseria. La miseria bien puede ser moral y ética. No sólo económica. Y creo que vivimos en tiempos de miseria.

...
Hablaba como queriendo borrar su vida ante un testigo incómodo,
para lo cual se rodeaba de secundarios seres
que de sus desperdicios alimentaban
una grosera vanidad.

Compraba así el silencio a duro precio,
la posición estable a duro precio,
el derecho a la vida a duro precio,
a duro precio el pan.

Metal noble tal vez que el martillo batiera
para causa más pura.
Poeta en tiempo de miseria, en tiempo de mentira
y de infidelidad.

José Angel Valente.

A lo miserables, a quienes viven de la poesía y no para ella, a los que amañan los premios, los preparan, a los que usan los contactos y posiciones para sus prebandas, a los injustos, a los egoístas, a los enamorados de sí mismos, a los que cobran a los autores, a los que nos les pagan, a todos ellos sin distinción de sexo o edad, que os den bien dados. Sembráis vientos pero recogereis vuestra propia podredumbre tarde o temprano.

Es un mensaje para el día de Navidad. Porque Jesús tiró a la puta calle a los mercaderes de las iglesias. Y algún día os tiraremos a vosotros, querida basura.

Pepo Paz Saz dijo...

Carlos, estoy de acuerdo contigo. Tal vez yo lo hubiera expresado en otros términos, eso sí.

joan dijo...

Yo, señor Paz, tengo una definición distinta de editor independiente. No digo que peor o mejor, pero sí distinta. En algunos de esos rasgos coincide con su perfil y en otros no. Déjeme explicarme.

Un editor independiente creo que no tiene la pasta suficiente para pagar los derechos de un nuevo libro de Szymborska, ni hipotecándose (vive de alquiler). Tampoco creo que un editor independiente tenga en su equipo a un director de colección que a su vez es crítico de poesía en el diario más importante de El País. Un editor independiente no suele ser un periodista que ha trabajado o trabajo en el segundo diario más importante de España. En mi imaginación, el editor independiente no tiene el correo de JR Marcos, ni de Cecilia Dreymuller ni de tantos otros porque no tiene esa posibilidad de acceder a ellos de forma directa.

Los editores independientes son aquellos que mandan sus libros a las redacciones sin conocer a nadie y sus libros, independientemente de su calidad, pasan completamente desapercibidos. Son aquellos que no tienen el suficiente dinero para pagarse un buen distribuidor y se ven obligados a distribuir ellos mismos los libros. Son los que nunca, o una vez al año si es bisiesto, salen en los suplementos. En ese estado de miseria moral que hablaba Carlos, los editores independientes y sus autores son los intocables, los parias de un sistema no tan lejano al sistema de castas.

Y todo esto se lo digo con el máximo respeto a su trabajo, que en general considero bueno. Yo creo que ha estado un poco obsesionado por grandes nombres y premios, el libro de Natasha era muy malo por ejemplo, pero en general su trabajo es muy interesante. No estoy de acuerdo en que sea un indie, ni tampoco creo que Manolo haya hecho bien votando al libro de Szymborska. Por otra parte alabo su labor crítica desde su blog y espero que continue con ella. Su postura de no representar premios es muy acertada, y sus denuncias, sutiles pero denuncias al fin y al cabo, son dignas de elogio. A veces no entiendo que diga que deja de leer el País y luego se alegre como un niño si le dan una portada, pero entra dentro de nuestras legítimas contradicciones. No creo que necesite recalcar tanto su independencia, algo tan subjetivo de valorar, ni la hipoteca, algo que muchos españoles no pueden llegar a tener. Créame si le digo que su posición es privilegiada. Pero créame también si le digo que hace usted una buena labor editorial.

Anonimito, me llega tu correo, sin tu dirección, a través de los Addison. Hainuwele y otros poemas, al ser reedición, no creo que pueda contar como algo que falta en la votación babélica. Por cierto que me gustaría que los addison se mojaran sobre el mismo, porque creo que es un libro claramente menor respecto a la segunda Chantal.

Adios a la India es un libro de diarios que tampoco creo haya aportado demasiado a la carrera de la autora. Lo mismo pienso de La tierra prometida, libro que me ha decepcionado. Es más, creo que Chantal ha cometido un error en el que algunos autores entran: la sobrepublicación. Publicar cuatro libros en un año me parece excesivo y los libros se canibalizan unos a otros. Y se pierde calidad.

Pero sí que me sorprende que el ensayo "Contra el arte y otras imposturas" no haya entrado en la votación de estos cincuenta colegas, por llamarlos de alguna manera que pase el filtro addison. Porque es uno de los mejores ensayos del año con diferencia. Y en un año en el que los colegas han votado tanto ensayo, el que no hayan votado a este libro es una prueba más de lo poquísimo que han leído o de lo mal que hacen su trabajo (o las dos cosas).

Así que es posible que tengas razón, amigo, y que Chantal no tenga tanto poder como yo pensaba en El País. Veremos en próximas votaciones. Recomiendo su ensayo como lectura obligada para todos los interesados en la filosofía estética.

Salud.

anonimito dijo...

Querido Joan:

me sorprende tu respuesta pública a un mensaje que pretendía ser un pequeño comentario privado, pero por supuesto te respondo por aquí aunque no era éste el canal en que prefiero hacerlo.

Respeto mucho tu criterio, que me parece más que fundado, pero algunas cosas creo que se pueden ver de otra manera. Me explicaré.

Yo también me decanto por la segunda Chantal, pero creo que no puede despacharse "Hainuwele y otros poemas" de forma apresurada sencillamente por lo heterogéneo de su recorrido. El discurso fluido, más convencional, de los primeros poemarios se va enrareciendo conforme se instala el desmantelamiento progresivo de los mecanismos de la conciencia a través de sucesivas modulaciones e inflexiones estilísticas en Conjuros, Lógica borrosa y hasta llegar a Filosofía en los días críticos o Benarés. Ya en ese mismo libro hay varios saltos que marcan una evolución fulminante y acaban acercándose a un verso fracturado, a una hibridez de discurso que abre huecos en la expresión e involucran el descentramiento de la percepción: por aproximaciones, a-cercamientos, convulsiones, emergencias-resurgencias. La evolución, como digo, entre Poemas a mi muerte (la parte a mi juicio menos lograda) y los últimos textos de Filosofía en los días críticos o Benarés me parece amplia. No se trata de un libro homogéneo y hay que deslindar sus diversas fases en un hipotético análisis crítico. En cuanto al propio Hainuwele, se encuentran en él poemas muy potentes y singulares junto a otros deudores de conceptos-imagen ya conocidos en la tradición (luz, transparencia, etc., muy presentes, sin ir más lejos, en Valente, de los que más tarde la autora prescinde). A mí el conjunto de este poemario me gusta y me imanta con momentos de una belleza muy extraña.

Reitero que, en mi opinión, un libro tan heterogéneo necesita descender al matiz, a la singularidad de cada encarnación poemática y a los avatares, compromisos, redundancias y elipsis que suscita toda antología: un juicio taxativo, omniabarcante y reduccionista no me parece suficiente para dar cuenta de las innumerables teselas, texturas, rugosidades del mosaico. Para mí el libro incluye varias obras maestras: "Conjuro para decir mentiras y construir verdades", "Sin embargo", "Kali", "Cercos" o "Conmigo", aunque entiendo que esto es opinable. Cosa aparte es un cd con una lectura maravillosa.

Por otra parte, es cierto que es una antología, pero el libro de Ada Salas, "No duerme el animal", también lo es (no es una obra completa), y sin embargo sí ha sido objeto de votaciones en los críticos (ocupa un cuarto lugar). Y me alegro por el libro de Ada Salas, que en su momento leí.

(sigo...)

anonimito dijo...

(...)

Por otra parte, es cierto que es una antología, pero el libro de Ada Salas, "No duerme el animal", también lo es (no es una obra completa), y sin embargo sí ha sido objeto de votaciones en los críticos (ocupa un cuarto lugar). Y me alegro por el libro de Ada Salas, que en su momento leí.

En cuanto al libro "La tierra prometida" no es un poemario. Ni siquiera es un libro como tal. Ya la propia autora insiste en ello en una mini-entrevista en la web Conoceralautor. No es tan posmoderna ni malvada como para intentar hacer pasar un único verso por un libro de poemas... Entiendo que se trata de un concepto y una denuncia, y dado su carácter mestizo, con ilustraciones y juegos tipográficos, es más una instalación de arte contemporáneo en formato libro que un poemario stricto sensu. Lo incluiría más en una sección de arte que de literatura. Aquí podríamos entrar a juzgar si el concepto está bien urdido o si la denuncia es pertinente. Entiendo que es así y que estamos masacrando inmisericordemente a quienes tienen menos defensa: introducir el alegato pro-ecológico dentro de la rueda o molinillo de plegarias, tan oriental, donde van irrumpiendo las "voces" de los animales condenados, me ha parecido muy original.

Adiós a la India, concedo que no aporta nada nuevo a los diarios. Más desencanto, tal vez. Es más bien un anexo, una nueva entrega de los diarios indios anteriores.

En la valoración de "Contra el arte" me acerco a tu postura. También aquí predomina el carácter heterogéneo en la temática. Un libro de estética que es, también, un libro político.

Por otra parte, en lo de la canibalización de libros quizá tengas toda la razón. Sin embargo, también aquí hay un pequeño matiz, y es que se trata de libros muy diferentes: ensayo puro y duro, diarios, un experimento afín al arte contemporáneo, y una antología de poemas. Es decir, géneros diversos para públicos diversos en una combinación de editoriales de gran visibilidad con otras más modestas. Pero como digo, nada que objetar a tu comentario.

Aquí acaba mi prolija respuesta personal a ti y con la que no he querido molestar a los habituales del blog. No consideres mi punto de vista una refutación sino simplemente eso: un punto de vista. Admito que puedo equivocarme en todo. Así veo las cosas ahora mismo, sin embargo. Si en algún momento me envías tu correo vía addison podemos seguir conversando por privado, para lo que quieras.

Cerrando el largo paréntesis, no quería dejar de pasar la oportunidad para señalar un poemario que no ha recibido ni un solo voto: "Deslumbramientos", de Martine Broda. Una de las apuestas más interesantes de los últimos tiempos, cortesía de Linteo. Uno de esos libros que te abren grietas, por así decirlo. Muy, muy interesante, y completamente ignorado en ésta, y previsiblemente, en cualquier votación. Y una ocasión excepcional para reivindicar a una poeta que, como Danielle Collobert y otras, apenas ha traspasado los Pirineos...

felices fiestas

PD: Gracias por las recomendaciones. Algunas las conocía y otras no y todo me parece muy interesante. Saludos

Pepo Paz Saz dijo...

Hola, Joan. Gracias por tus comentarios. Me estoy planteando escribir un decálogo sobre lo que es o no la edición "independiente". De momento, a partir de ahora, diré que -al menos- somos una editorial minúscula. Creo que eso no se nos podrá discutir. Por número de empleados o de libros editados en 2009 creo que estamos ahí. Del resto de tus afirmaciones sólo puedo decir que son básicamente inexactas. Yo creo que todo parte de una concepción errónea de lo que es una editorial y, también, del perfil que se tiene de alguien que edita poesía (que no es lo único que publicamos, por cierto). Una editorial, en los términos generalmente aceptados, es una empresa. Y uno de los fines últimos (y legítimos) de cualquier empresa es vender. Vender libros para generar los recursos necesarios para mantener su actividad. Una actividad dual porque, en realidad, se trata de una empresa cultural (convengamos que no es lo mismo vender tornillos o pasteles con nata que libros. Incluso que no lo es vender libros de bricolaje que libros de ficción o de poesía). CONTINÚA...

Pepo Paz Saz dijo...

En este país se da la paradoja de que hay editores que han descubierto la cuadratura del círculo: no es necesario vender libros para sobrevivir (ahí entran, por ejemplo, los premios literarios y los máximos exponentes de una nueva profesión: la del "miembro de un jurado"). Para mí un editor independiente es aquel que se mantiene alejado de los círculos de poder ¿cómo hacerlo? Muy sencillo: no editando premios ni participando en sus jurados. Es una norma para un pequeño código ético que nos gusta respetar. Lo he expuesto en mi blog: creo que hay otra manera de hacer las cosas, creo que la valía de los libros se defiende por su contenido y que no hace falta participar en comidas con las redacciones culturales, por ejemplo. Nadie podrá decir que yo he comido con alguien. Es otra pequeña norma ética. Los e-mails de los redactores y críticos, después de once años y medio de trabajo, es normal que se vayan teniendo: forma parte del valor añadido de cualquier trabajo o actividad (generar una pequeña base de datos). Hay una parte muy importante del trabajo del pequeño editor (parte que en las grandes editoriales suele llamarse "Departamento de Comunicación") y consiste en hacer llegar tus libros a las mesas de las redacciones para que los trabajadores dedicados en ellas a estas tareas, puedan prestarte atención. No siempre se consige, claro. En 2009 editamos 15 títulos (un tercio de ellos en narrativa): un suplemento como Babelia reseñó 3 de poesía y 1 de narrativa. De esos 4 títulos, 2 han salido votados entre 50 críticos. La verdad es que me puedo considerar afortunado. Tal vez algo tenga que ver el trabajo invertido en "comunicación" de estos libros, o tal vez es que los libros eran intrínsecamente buenos y merecían esa valoración. Rico, si te fijas en su votación, no ha votado al libro de Szymborska (en contra de lo que señalas). CONTINÚa...

Pepo Paz Saz dijo...

Rompamos otro tópico: el editor de poesía no es un ser angelical caído de la nada en mitad de un idílico paraíso donde todo es posible: nosotros hemos tardado muchos años en entender las reglas de juego, en afinar nuestras propuestas, en ir convenciendo a los libreros e ir creando lectores. Nadie paga a un distribuidor para que trabaje contigo (eso también es falso, Joan): por cada libro que vendemos el editor devenga un porcentaje (igual que el librero) que se refleja en la liquidación a final de mes. Es cierto que resulta complicado que un distribuidor crea en tu propuesta y acepte trabajar tus libros: pero cada año se suman nuevas editoriales a la cartera que manejan los distribuidores. También a la del nuestro, incluso propuestas que van a pelear por el mínimo espacio que ocupa la poesía en las librerías. En nuestro caso, llevamos desde 2004 trabajando con UDL. Antes lo hicimos con Melisa y, al principio de los tiempos, con una maraña de distribuidoras regionales. Pero eso forma parte de las reglas del juego: conozco otras editoriales independientes que han optado por distribuirse directamente. Son decisiones de empresa, a veces forzadas y otras tomadas libremente. Nosotros optamos por llegar al canal tradicional de venta a través de un distribuidor (creo que no es nada criticable, lo hacen miles de empresas en todos los ámbitos económicos). Tengo que volver sobre mi tarea de periodista free-lance: llevo once años "colaborando" en diversos medios especializados en el tema de viajes. Revistas como DeViajes, Viajar, Viajes National Geografic, Paisajes desde el tren, Turismo Rural, Mía, Telva, Autoclub Repsol, Qué Me Dices y, sí, hasta La Luna de Metrópoli (El Mundo) han publicado (de una manera más o menos regular) mis textos y fotos. Eso probablemente me haya dado una posición privilegiada para entender cómo funciona una redacción, cómo trabajan las agencias de comunicación promocionando a sus clientes, pero nada más. Sí, llevo once años escribiendo en El Mundo pero no conozco personalmente a nadie de la redacción de El Cultural ni, tampoco, al redactor-jefe de Cultura del periódico. Inferir cierto trato de favor hacia Bartleby por esto es, simplemente, una mentira (no digo que malintencionada, pero mentira). Insistir en lo mismo con respecto a Rico es lo mismo: primero, porque ni él (y ya lo he dicho muchas veces)pondría nunca en juego su credibilidad como crítico -ganada con el esfuerzo acumulado durante años- por un gesto hacia Bartleby ni yo, como editor (y amigo) se lo pediría. Te podría decir que no conozco personalmente a J. R. Marcos ni a nadie de la redacción de Babelia excepto (norma rota este mismo otoño) a la persona que coordina el suplemento (y sólo porque he tenido que llevarle en mano los libros de Handke, Szymborska y Conti). Es decir, que no hay nada de lo que podáis pensar. Lo único que hay es un proyecto de edición independiente y plural que hemos sido capaces de hacer ir creciendo apostando, alternativamente, por autores de reconocido prestigio y buenos poemarios de poetas jóvenes (desconocidos o no). Y, también, una idea que parece hasta revolucionario por su sencillez: para hacer funcionar una editorial no hay que pasar por una Facultad de Filología y sí hay que poner algo de sentido común al día a día.

Pepo Paz Saz dijo...

En lo demás no hay secretos: soy uno más de los miles y miles de pequeños autónomos y empresarios de este país que viven endeudados para poder sacar adelante sus sueños. En el mío, esta editorial (creo que eso tampoco es criticable). Mis abuelos vivían en infraviviendas en los arrabales de Madrid, mi padre trabajó desde los catorce años y mi madre casi no sabía leer ni escribir -producto típico de una niña de la posguerra- y yo, sí, tuve el privilegio de poder acceder a unos estudios universitarios por la tarde mientras trabajaba por las mañanas. Y financio la editorial con lo que puedo: la hipoteca. No hay nada malo en ello salvo que puedo acabar debajo de un puente. Te puedo asegurar que trabajamos para afinar todavía más nuestras apuestas y convertirnos en un referente no sólo en los títulos que editamos sino en la manera de hacer las cosas. Una manera distinta: transparente y honesta. SALUD (y eso que no comparto contigo la opinión sobre el libro de Trethewey, que creo que es muy interesante).

David Guijosa Aeberhard dijo...

José María Millares Sall merece, desde luego, una lectura. Y también su hermano Agustín Millares, Pedro Lezcano, Pedro García Cabrera, Pino Betancor... Un poco de literatura universal escrita en Canarias.

joan dijo...

Estoy un poco abrumado por la extensión de las respuestas.

Anonimito, no tenía ni idea de que no podía contestarte de manera pública. Creo que estoy de acuerdo con todo lo que dices menos lo que respecta a Hainuwele. No tengo ahora mismo el libro delante mía para poder entrar en detalles. Respecto a que su nuevo libro no es un libro de poesía, es algo que Chantal suele decir de muchos de sus libros que sí son poesía. Pero de acuerdo, supongamos que no lo es. Sea lo que sea, no me entusiasmó. Pero su ensayo me parece uno de los mejores libros de la autora y sin duda uno de los tres mejores del año.

Respecto a lo que dice Pepo, digamos que tenemos definiciones distintas de lo que es un editor independiente. Un editor que compra el último poemario de uno de los escasos premios Nobel vivos que son poetas no es precisamente un indie que pasaba por allí. Pocos, hipotecados o alquilados, podrían pagar eso. Y luego tener los contactos para llevarlo a la portada de Babelia.

A mí estas votaciones me parecen un poco tristes porque normalmente vota gente que ha leído muy pocos libros en el año. Incluso gente que no suele leer poesía. Si eso ayuda a que la gente compre su libro, señor Paz, y de ahí alguno se engancha a la poesía, bienvenido sea tanto marketing y premio Nobel. El problema es que esa superficialidad se extiende a lo largo del año con críticos que están lejos de la altura de los libros que critican (y de los que no critican). Un juego en el que las amistades, la publicidad de las grandes, el pedigree canino y diversos intereses tienen un papel esencial por encima del texto. Por eso quizá no me gustan esas votaciones mediáticas. Porque son el resumen final de una farsa anterior.

De todas formas, entiendo su júbilo y mi comentario es una mera opinión sin mayor importancia. Acepto que pueda estar llena de errores y juicios de valor.

Siento que mis respuestas hayan sido tan cortas y que no haya podido responder a todo pero no estoy en mi casa y todo es más complicado.

Un saludo a todos.

Bartleby Editores. 1998-2008: Diez años creando lectores dijo...

Joan, definitivamente, escribiremos un decálogo sobre lo que es una editorial "independiente". A lo mejor somos capaces de crear un nuevo léxico (o contraléxico). Anticipas cifras sobre pagos de derechos como si esto fuera un fichaje mediático de un equipo de fútbol. Y luego insistes en insinuar que nosotros tenemos la fuerza como para diseñar una portada de Babelia. Como si Szymborska no fuera una excusa suficiente: ¿leíste acaso la entrevista? Como ya expliqué en mi blog en su momento, la entrevista fue posible sólo porque uno de los traductores consiguió convencer al secretario de la premio Nobel y éste, a su ve, lo hizo con Szymborska. No era El País el único medio interesado: había propuestas encima de la mesa de La Vanguardia y de un periódico mexicano. Todas por la salida a la venta de "Aquí" y del libro de prosas editado por Alfabia ¿tan alargada parece la sombre de nuestra influencia? Por cierto, sin júbilo, tanto Público como El Periódico de Catalunya han publicado ayer sábado y hoy domingo historias parecidas: en el primero de ellos son Szym y Handke los dos primeros libros de la clasificación de poesía y en el otro caso, el periodista Albert Espinosa elige "Aquí" como mejor libro del año en su particular clasificación. Hay que reconocer que debemos de ser más poderosos que varios grupos mediáticos juntos, la hostia, vamos.

Anónimo dijo...

Finalistas del II Premio Fundación Ecoem
Para el Premio Fundación Ecoem que se falla mañana lunes 28 de diciembre al mediodía, han quedado siete libros finalistas. Los títulos son los siguientes:

- Pájaro Negro
- Entre la cara y la cruz
- Los jardines de hielo
- Oscuro pez de fondo
- Las islas malabares
- Gnómica
- Mi corazón no es alimento

Seguiremos informando...


Y ahora resulta que "Oscuro pez de fondo" obtuvo un accésit del Adonáis y será publicado por Rialp en 2010. Esto de que nos presentemos a más de un premio puede pasar pero lo normal es que el autor, Daniel Casado en este caso, avise a las demás entidades convocantes para que retiren el manuscrito si ya le han concedido un premio y tiene los derechos del libro comprometidos. Si hoy le llaman los de la Fundación Ecoem para decirle que ha ganado éste, imagínate qué cuadro. Un saludo.

helena dijo...

No soy Moisés, pero este es mi decálogo de un editor independiente de poesía. El orden no es un orden de importancia. Y no está dirigido a nadie en concreto.

1) El editor independiente de poesía no hace publicidad en los medios de comunicación que le reseñan o que hacen reportajes sobre poetas.

2) El editor independiente se autofinancia de diversas formas pero no pertenece a ningún grupo editorial internacional o a un grupo nacional con ventas superiores a los 60.000 euros al año. El editor independiente de poesía no edita otro tipo de géneros salvo de manera marginal. Su principal edición es de poesía.

3) El editor independiente no tiene relaciones especiales con críticos de grandes medios de comunicación, ni fomenta estas relaciones ni las busca. Su única comunicación son los libros que publica. Y esa es su única relación de cualquier tipo.

4) El editor independiente de poesía no vive de la poesía, es decir, la poesía no es su modo de vida. La poesía es su afición, o su amante, no su negocio.

5) El editor independiente no cobra a los autores, en las varias formas que algunos editores cobran a los autores.

6) El editor independiente de poesía valora todos los libros que recibe para publicar por igual y no convierte su editorial en una empresa de edición de amigos y amigos de amigos.

7) El editor independiente cree en Internet como medio de distribución y combina acciones de copyright con acciones de copyleft.

8) El editor independiente de poesía no se financia con premios de poesía, subvenciones procedentes siempre de los mismos organismos o formas similares de financiación paralela y muy poco transparente. Evidentemente, el editor independiente no premio a sus autores habituales ni da las subvenciones concedidas a los mismos autores.

9)El editor independiente de poesía no publica a no-poetas libros de poesía con el fin de vender más (cantantes, actores y similares cuyos libros nunca pasarían el corte sino llevaran su nombre). El editor independiente tampoco publica libros por el mero hecho de llevar un determinado nombre o un determinado premio internacional.

10) El editor independiente de poesía es humilde en su trato a los demás, y en sus éxitos, aciertos y golpes de suerte. El editor independiente no es agresivo en sus respuestas ni preguntas, es educado y no piensa que está en una posición de superioridad (ética, moral, económica, literaria...) sobre el resto de los mortales.

La independencia es una utopía sea catalana o editorial toda vez que nunca podemos ser del todo independientes. Este modesto decálogo trata de abarcar los campos de la independiencia en sus múltiples facetas. Ha sido creado por mí, Helena, pero bajo licencia copyleft, de forma que cualquiera puede utilizarlo y modificarlo. Es subjetivo y personal. Es un regalo de Navidad.

Un beso a todos.

Anónimo dijo...

Pues aprovechando el decálogo de Helena, este anónimo presente opina que hay muchos puntos que compartir, pero que algunos andan con especial peligro: Si un editor, para llamarse independiente, debe renunciar a publicar más de un género literario y a dedicarse profesionalmente a su oficio, quizás más vale que no lo sea. Vale la pena defender la ética, pero no convertirla en sinónimo de marginalidad porque flaco favor hará a lo que publique. Precisamente, de lo que se trata es de sacar a poetas y poesía de la marginalidad literaria en que se encuentra. Y si tampoco se puede hacer publicidad...

anonimito dijo...

Brillante, Helena.

Me han gustado muchas cosas, entre ellas lo de la educación y el copyleft.

Gracias...

Anónimo dijo...

Helena, tú decálogo está bien, pero se te ha olvidado el punto 11) El editor independiente no paga a sus autores.
¡Eso sería como humillarles!

santiago dijo...

Llevo mucho tiempo entrando en el blog, leo y no suelo opinar, ya que hay gran elocuencia en cada participante. Los barcos navegan dependiendo de los vientos, las mareas, la carga que llevan y un largo etc. etc.
Independiente es una palabra que cunde mucho y abarca mucho, pero es una palabra que hoy por hoy no tiene en el mundo que nos movemos un sitio fácil.
Un editor que vive de editar, no puede ser independiente, a no ser que sea millonario y se convierta en mecenas.
La poesía siempre ha sido la hermana pobre de la literatura, solo hay que hechar un vistazo a la historia y ver que ha pasado y que pasará con la poesía. Yo leo poesía desde niño pero pregunto a la gente que me rodea:
¿lees poesía? y el 95% me dice que no y vuelvo a preguntar ¿y eso? y me contestan: no la entiendo. El otro 5% me dice: bueno algo leo pero muy poco.
La poesía es un conjunto de:
versos, rimas, figuras, tipos... que la mayoria de la gente desconoce, si hablamos del verso libre o verso blanco también tiene su forma.
¿cómo puedo yo ver Beisbol o cricket ? si no tengo ni puñetera idea de lo que veo, veré futbol ya que conozco o entiendo que es un fuera de juego o un penalty O veré balón cesto que aunque no entienda sus reglas, me encanta la elasticidad y la forma de hacer entrar un pelota en una canasta.
Para que la poesía guste hay que mentalizar a las generaciones venideras en escuelas, en actos poéticos, en actos culturales que la poesía existe, hay que enseñar poesía, después habra que tratarla como a cualquier libro de prosa, novela o lo que fuere, editar, hacer propaganda y dejar a cada uno en su sitio.
No hay independencia en editores, no puede existir un editor que edita solo poesía le llevará a la muerte, es como intentar hacer alpargatas de cañámo en la bajera de una casa de pueblo y competir no nike.
Un abrazo y felices fiestas

Pepo Paz Saz dijo...

Hola, Helena. Humildemente, yo creo que has puesto las bases no para la edición independiente sino para la edición inviable. Éticamente hay varios apartados irreprochables. Editorialmente otros son más que discutibles. Pero si hablas de la viabilidad "real", pues creo que en las actuales condiciones del mercado no llegarías muy lejos. Cualquier actividad hay que financiarla: ¿cómo financia tu editor independiente sus libros?

Peridémico dijo...

Helena, un editor independiente es, por definición, el que no depende de un gran grupo mediático, y punto. A partir de ahí, el cómo decida gestionar su empresa es su problema. Según tu decálogo, si un editor tiene éxito deja de ser "independiente". Según tu decálogo, hay editores "no independientes" que se dedican a publicar a sus amigos (lo cual, me temo, de darse, constituiría una forma insuperable de independencia). Tu decálogo, en fin, salvo en algún punto que es más bien disparatado, puede ser un perfecto manual de buenas prácticas editoriales. Pero pretender que el editor ha de cumplir esos peregrinos requisitos (incluyendo el ser humilde y buena persona, al loro) para que tú le concedas la ¿salvadora? etiqueta es bastante absurdo, creo.

Entre la constatación de las injusticias del panorama literario y el pim-pam-pum desaforado contra todo el que obtiene algún reconocimiento hay sólo un paso. Intentemos no darlo.

Anónimo dijo...

Aunque hay muchas puntas para engancharse, el debate sobre "editoriales independientes" no deja de causarme gracia... El decálogo enunciado no deja de ser una idealización que salvo excepción, ninguna cumple. Últimamente, ser editor independiente es simplemente ser editor-de-amigos-desconocidos o incluso ser editor-de-sí-mismo y de aquellos que ideológicamente comulgan por cercanía.
Lo más triste: la casi universal falta de apertura a poesía excelente que crece subterráneamente... ¿Quién la busca? ¿Quién la edita sabiendo que irá a pérdida? Busquen en el historial de muchos poetas brillantes. Casi siempre han vendido menos de un centenar de ejemplares... ¿y? ¿Qué clase de validación pedimos: una de mercado o una literaria?
Y para terminar, está claro que la única forma de darle lugar a esa producción poética inédita -que los autores editados también se repiten, dicho sea de paso, incluyendo a los nóveles- es asumiendo que la edición de los poetas consagrados tendrá que financiarlos.
En fin, el pragmatismo tampoco es una solución a ese idealismo engañoso... La "viabilidad", es precisa, sí, pero no debería sostenerse con la exclusión de lo deseable, que es la apertura crítica ante lo desconocido.
Un saludo,
Ar

Pepo Paz Saz dijo...

Yo, como lector, la literaria. Y como editor, ambas, la literaria y la económica. No soy un mecenas, tengo que trabajar para vivir, y me gusta que mis libros se lean/compren. Incluso los que editamos y apenas se venden. El día a día nos muestra que casi nadie lee poesía de autores apenas conocidos. Y que muy pocos lo hacen de autores contrastados. Al poeta se le entierra entre grandes homenajes pero se le ignora en vida. Ese es su destino. Sin más. De todas maneras, yo creo que hay cierta idealización en el término "editor independiente". Yo prefiero usar la de "editor superviviente", que ya es mucho.

Anónimo dijo...

La nueva poesia esta surgiendo otra vez en autores modernos,ay que dejar paso a esto nuevos autores , tanbien creo que la critica mejor es la del publico en general que es el que dize a unos y a otros si le gusta o no. ni un editor ni un grupo de personas puede decidir si tu obra es buena o mala solo la aceptacion del publico una vez sea conocida

nueva gomorra dijo...

Felicidades por el blog. Os enlazamos al nuestro. Salud.

Bel M. dijo...

Os sigo en sigo en silencio, pero hoy quería deciros cuánto se agradece vuestro trabajo y desearos lo mejor para estos días y para los futuros.
Con afecto.

helena dijo...

No es que me esté pensando la respuesta sino que dejo un par de días de paz, pero a la vuelta del año contestaré a quienes amablemente me habéis respondido a mi minidecálogo. Advierto que voy a ser cañera.

Feliz 2010

joan dijo...

Leo con curiosidad los cincos libros de EL Cultural y sólo puedo opinar que definitivamente han perdido el juicio, crítico me refiero. Ninguno de los cinco libros merecería estar en ninguna lista de mejores libros del año. ¿Qué han leído estos tíos?

A la cabeza se sitúa un Carlos Marzal con su peor libro junto con el pesadísimo Metales Pesados. Tusquets obliga, que es muy buen anunciante. El mejor de poesía para El Cultural es este libro, aunque sea por la publicidad de narrativa.

El segundo libro es Loser, de David González. Edita este editor más conocido que sus autores, modesto y sin afán de protagonismo, y que contesta de tú cuando se le habla de usted. Cuanta modernez. Si se le lleva la contraria cancela los compromisos de edición pero luego parece retomarlos en pleno espíritu navideño. ¿Más marketing para otro libro de poetas mujeres? La imaginación al PODER.

Los hechos están siempre por encima de las palabras. Y lo cierto es que hay al menos diez editoriales que publican libros de una calidad al menos similar a la de sus libros traducidos, y mejor traducidos, y unos libros en castellano mucho mejores. El por qué esta editorial ha sacado su cabeza por encima del resto para mí sólo tiene una explicación. Es una editorial llevada por periodistas que alimenta a un sector dirigido por periodistas. Tanto contacto, con las dos patas de El País y El Mundo perfectamente cubiertas, da sus resultados. Si alguien quiere sacar su cabeza, sólo tiene que contratar a un par de periodistas y publicar un premio Nobel o Pulitzer. A partir de ahí, todo irá rodado. Lo siento pero la única razón por la que Bartleby saca su cabeza más que el resto de similares/mejores es por su marketing, y me refiero al marketing de los contactos. Hoy por hoy los hechos me prueban que Bartleby es establishment puro y duro. Todo lo demás es palabrería. El libro de David, como todos los suyos, cae en el victimismo y su pose. Poéticamente es decepcionante y la reseña que lo acompañó, de Sáenz de Zaitegui, en la línea de la peor crítica de poesía de nuestra historia reciente.

Que el pésimo libro de Seix-Barral, otro buen anunciante, de Caballero Bonald se cuele en el tercer lugar, es para sonrojar todavía más. Otro libro a la altura del peor Marzal pero con un regusto prebarroco increible. Pero los buenos anunciantes, y miembros de tantos jurados visor con el presidente de El Cultural, tienen sus privilegios. Aquí se ven.

Y el cuarto y quinto lugar van para dos libros de Visor, uno de ellos, el quinto, el librito de Yolanda Castaño. Me sumo a la campaña para solicitar una contracrítica de ese librito y un análisis detallado de sus intertextualidades. Ojo porque en un año tan malo de poesía como éste Visor va a poner todas sus cartas para el Nacional en este libro según me comentan. Sería de tal calibre el error que algunos amigos que lo tienen estarían dispuestos a renunciar a él o al menos a pensárselo. Ojo con el escándalo que se puede montar con la poeta de los finos tobillos, Mendel dixit.

El Cultural demuestra que es el peor semanal de cultura de los tres grandes, el más apegado al poder y al pasado. El titular del mismo parece una broma de última hora teniendo en cuenta la edad media, e individual, de los premiados. Yo no estaría nada orgulloso de salir en esa lista. Estaría orgulloso de no salir. Ni hay libros de poesía ni hay editoriales de poesía de verdad.

Feliz año nuevo y que ustedes lo disfruten.

otra vez anónimo (presente) dijo...

Esperando las respuestas a Joan y Helena, abro paréntesis echando un vistazo a la entrevista que el día 21 le hicieron a Fco. Rico en La Vanguardia al paso de la antología. Hablando sobre la elección de los autores:

"El terreno más resbaladizo es el de los autores que he añadido en esta nueva edición, que ya llega hasta los nacidos en 1960, una Blanca Andreu, un Àlex Susanna o un Carlos Marzal. Ahí cabe no poca discusión, y la verdad es que no están varios que me gustan más que otros qúe sí he incluido. Pero también ahí he podido guiarme por algunos criterios objetivos. Por ejemplo, Google…

>¿Por el número de entradas que tenga un poeta?

La labor de un científico, su reconocimiento, se mide hoy por el número de menciones que logra en los trabajos de otros científicos, y Google tiene incluso herramientas para ese objeto, de las que a menudo depende la valoración de un investigador. No hay que tenerle miedo a tomar esos datos como punto de referencia. Claro que existen otros, como las antologías hechas por votación de críticos y creadores. Y para los más jóvenes a mí me ha sido también muy útil fijarme en quienes ya han publicado unas 'poesías completas'".

(La entrevista incluye también algunos comentarios varios, nada nuevos aunque valen la ojeada, sobre las camarillas de los círculos de poder poético y editoriales de la patria.)

Ya que esta antología (de la que, por cierto, Joan hizo comentario implacable...) se supone como un canon de la poesía española, bien está buscarle un criterio objetivo. Encomiable reconocer tal intento y saberse en "terreno resbaladizo". Pero el problema, me parece, es el criterio finalmente elegido: Si Google es la referencia, ya estamos listos, se acabó. Lo que cuenta es figurar mucho. Criterio numérico con círculo vicioso propio del panorama presente.
Otros criterios, secundarios, dice: críticos y antologos o "poesías completas" editadas.

Al buscarle el símil científico a la poesía, salió eso. Y es que
la cosa está complicada. Y ciertamente, ¿cómo sentar las bases de una crítica objetiva en este país?

Gracias Adisson por seguir en el esfuerzo, no está fácil. Al menos, acertados o no, parecéis independientes, que en este caso ya es bastante.

Pasen (como sea) el año.

anonimo dijo...

Es un curioso criterio de selección el del antólogo. Google puede dar una medida de la cantidad de trabajos o menciones de un poeta, nunca de su calidad. Es un criterio objetivo cuantitativo que tiene poco que ver con la poesía. Tampoco dejarse guiar por unas obras completas, que algunos publican a muy temprana edad, parece un criterio válido. Menos aún dejarse aconsejar por las anteriores antologías canónicas, que perpetúan una misma foto de familia.

Lo ideal sería contrastar varias fuentes y atender a criterios de calidad (de acuerdo, en gran medida subjetivos) e incluir a poetas de muy variada tendencia, sin exclusiones y sin dejarse llevar por el gusto personal. No se entiende que en esa antología esté Andrés Trapiello y no Mestre (como se ha mencionado ya), Benítez Reyes y no Corredor Mateos, por poner sólo dos ejemplos. La selección parece bastante arbitraria. Cosa aparte el machismo imperante: se ha cubierto la "cuota de mujeres", pero ni una más (Julia Uceda, Rossetti, García Valdés, Clara Janés, Blanca Andreu: apenas cinco o seis nombres en una lista de unos 160 poetas).

Parece imposible hacer una antología al gusto de todos pero ésta era manifiestamente mejorable.

otra vez anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, anónimo. Y lo dices tan claro y sencillo que parece mentira que algunos (y tan "insignes" como Rico) no lo vean aún.

Pepo Paz Saz dijo...

Joan (quien seas porque en realidad el único que ha puesto aquí su nombre he sido yo. Resulta difícil conversar con alguien que oculta su identidad en un seudónimo), veo que no te has tomado tan siquiera la molestia de leer el largo mensaje. Me parece muy bien todo lo que opinas. Feliz 2010.

Anónimo dijo...

"...La labor de un científico, su reconocimiento, se mide hoy por el número de menciones que logra en los trabajos de otros científicos..."

Recuerdo que para que un artículo científico (o un libro) sea publicado ha de pasar por un proceso de "referee" bastante estricto (por regla general, el editor de la revista científica y al menos -al menos, dependiendo de la calidad de la revista- dos árbitros anónimos y totalmente independientes e imparciales que sean expertos en la materia). Basta con que uno de los referrees no vea interesante (no ya malo, simplemente interesante para la comunidad científica) dicho artículo para la comunidad científica para que dicho trabajo sea rechazado. Por eso, citar un trabajo científico ya es síntoma de calidad. No mezcléis churras con merinas (edición científica y edición poética) y menos si hablamos de poesía española...aunque también hay un proceso de referee en la publicación poética en España (yo lo llamaría mejor una criba), éste no es ni independiente ni anónimo ni objetivo. Démosle al Cesar lo que es del Cesar, a Dios lo que es de Dios, y al Montero y Cia. lo que se cree que es suyo (que no lo es, ojo): la poesía española del siglo finales del XX (eso es seguro) principios (espero que cortito) del XXI. Ya se lo decía Don Antonio a Don Juan Ramón: "....sí, nosotros los poetas andaluces, muy sentimentales, muy buenos, muy "sentíos", etc. pero la industria editorial está en cataluña, las vascongadas... y de seguir así, seguirán ellos siendo los que manden y sesguen..." o algo así, creo recordar.

Anónimo dijo...

Interesante chat. Entonces para conseguir una entrevista con la premio nobel ayuda que la entrevista la gestione, en su tiempo libre claro, el director del Cervantes donde la poeta reside, que a la vez es cotraductor del libro, que a la vez depende jerárquicamente del director de la colección del libro, que a su vez trabaja en el diario donde se publica la entrevista. Red de redes de redes. Networking más que marketing, ¿no? Así yo también soy independiente.

Miriam Litvan dijo...

Francamente creo que se le está dando demasiada caña a Bartleby. No es que me vaya a erigir ahora como defensora, pero me parece excesivo. Hablo como lectora y probablemente con bastante desconocimiento, pero lo que sí sé es que esta editorial no funciona del mismo modo que Visor, Hiperión o Pretextos; que yo sepa no publica ni participa en ningún premio literario ni entra en chanchullos similares, y eso ya me dice mucho, bastante.
Por otro lado, su catálogo me parece interesante y, dentro de valores seguros también creo que hay apuestas y riesgos.
Esa supuesta red de influencias maquiavélica, según lo veo yo, es solo una red de contactos normal y habitual en cualquier editorial que apuesta por estar en el mercado (es decir, en las mesas de las librerías y en las manos de los lectores), lo cual no solo no es malo, sino deseable.
Por otro lado, la personalidad del editor no debiera importar en absoluto (a mí al menos no me importa en absoluto). Con perdón, y sin pretender ofender a nadie, veo yo más falta de modestia y más orgullo en ciertos comentaristas de este blog.

otra vez anónimo dijo...

"...La labor de un científico, su reconocimiento, se mide hoy por el número de menciones que logra en los trabajos de otros científicos..." Para aclarar posibles (No mezcléis churras con merinas) confusiones: esto es cita de Rico.

Pepo Paz Saz dijo...

Es que el orden de los factores si altera el producto, anónimo tendencioso. Primero: el interés por hacer una entrevista a Szymborska surge del periódico (por la aparición casi simultanea de dos libros de la autora). No fue el único: hubo otros medios que la solicitaron. No ha sido la primera concedida por Szymborska a un periódico español (si quieres le dedicas tu tiempo y lo verificas). Sólo por acotar: hemos publicado unos 105 libros en once años. Resulta que esta ha sido la primera vez que El País ha mostrado interés por entrevistar a alguno de nuestros autores (un exceso sin duda ¿verdad?). Segundo: Abel Murcia, tiene un extenso curriculum como traductor del polaco al español -cosa que imagino a ti te falta, querido anónimo-. Es autor, junto con Gerardo Beltrán, de la práctica totalidad de la obra publicada en lengua española de Szymborska (por Igitur, Hiperión y el Fondo de Cultura Económica), es decir, conoce desde hace muchísimos años a la poeta -además de residir, desde hace un par, en la misma ciudad que ella-, es un experto en su obra y su trabajo está ahí, publicado ¿dónde está el tuyo, anónimo?. Tercero: como se publicó en la entrevista, hizo de intesprete durante la misma. Nada oculto pq nada había que ocultar. Inferir toda una sarta de sandeces a partir de ahí es propio de mentes un poco enfermas. Anónimo, de verdad, deberías visitar a tu médico de cabecera. Luego nos traes la receta junto con tu poemario y lo vemos ¿te parece? O mejor, te voy a dar una solución: anímate y monta una editorial. Puedes empezar por publicar todos esos poemarios maravillosos que los que nos dedicamos a editar a los Premios Nobel dejamos de lado. Te auguro un futuro bien brillante. Nosotros, mientras tanto, seguiremos a lo nuestro: trabajar con independencia por la literatura. Aunque esto despierte envidias.

jordi dijo...

Miriam, yo no creo que se trate de darle caña o no. El que una editorial no participe en premios no la convierte en adalid de nada, y menos de una supuesta independencia.

Se le puede dar muchas vueltas pero el tema es bastante claro en mi opinión. Hay una serie de editoriales que hacen un trabajo de una calidad al menos similar a la de Bartleby y que nunca aparecen en los medios de comunicación. Y la razón por la que no aparecen es porque no tienen esa tupida red de contactos, tan lamentablemente necesarios en este país para lo que sea. ¿Es eso justo? Como decía el propio editor en un buen editorial, ¿hay que tener amigos hasta para morir para salir en los medios? Diego Jesús Jiménez tuvo la suerte de tenerlos, pero por poco ni sale su obituario.

Lo que para ti es normal para mí no debería serlo. Ni la red de contactos que tienen es normal, está muy por encima de la media, ni tampoco me parece normal ni justo que otros editores sin esas conexiones sean ninguneados por la crítica sólo porque no tienen amigos o contactos en los sitios adecuados.

Un libro se debería de valorar por su contenido, no por la editorial de la que viene, por las recomendaciones o por la puta imagen de marca que invade ya hasta la poesía. El editor se definió a sí mismo como empresario y tiene toda la legitimidad del mundo para hacerlo, por supuesto. Para otras personas entre las que me encuentro la edición de poesía es algo diferente y perdonad si tenemos un rincón para expresarnos y para decir lo que pensamos sin que los censuradores de El Cultural o El País, culpables en buena medida de estos monopolios, nos borren los comentarios antes de salir. Otras veces se le ha dado caña de verdad a Visor, a Hiperión, a DVD o a Pre-Textos por el tema premios. No veo por qué no podemos hablar de otros editores salvo que tengamos un interés personal en salir de defensores de la causa.

Insisto, máximo respeto al editor y a su labor pero necesitamos buena poesía, menos empresarios, y especialmente más equidad a la hora de seleccionar los libros que son reseñados. En esa labor este blog realizaba una labor de control que se ha olvidado en los últimos meses y que sería bueno retomar.

Saludos a todos y feliz año.

jordi dijo...

Y para que se vea que no es cebarse con un editor, aquí paso la entrevista que ha hecho Público a Chus Visor, vestido de ¿Polo Ralph Lauren?. Es que no se ve bien.

No se pueden decir tantas en tan poco espacio de tiempo ni la periodista puede estar menos espabilada. Que la poesía española esté en manos de esté individuo es para echarse a temblar.

Así hablaba el hombre que se creía dios:

http://www.publico.es/culturas/282587/poetas/despistados/chus/visor

Pepo Paz Saz dijo...

Hola, Jordi. Es que sigo sin saber qué se considera una "tupida red de contactos". Cuando publicamos un libro, de narrativa o de poesía, se envían ejemplares para que los medios (periódicos, suplementos, revistas, blogs, emisoras de radio, etc, etc), los reseñen si lo consideran necesario. En el caso de la poesía, se envían libros a una media de 50 direcciones, desde El País hasta el blog más recóndito. ¿Es eso tener una tupida red de contactos o es hacer el trabajo que se realiza en cualquier departamento de comunicación de cualquier empresa editorial (con bastantes menos medios pero al alcance de cualquiera)? Insisto: no he pisado nunca las redacciones de El Cultural, El País, etc. Pero intento hacer razonablemente bien el trabajo: el marketing editorial es una herramienta que está ahí para todos, luego cada uno hace lo que puede en la medida de lo posible. Lamento que penséis que para dirigir una editorial no hay que saber nada de comunicación empresarial, ni de marketing editorial, ni de posicionamiento SEO o de e-mail marketing o de finanzas. Creo, humildemente, que el otro camino es el equivocado. Es más, durante años hemos estado intentando competir con todas esas editoriales que has mencionado, y otro buen puñado más, de una muy "amateur", pensando en la bondad de la poesía y del entorno. Y así nos ha ido. Creo firmemente que "hay otra manera de hacer las cosas", sin amiguismos, sin premios, honestamente, con trabajo. Es más lenta pero estamos consiguiendo avanzar, como otras editoriales. No entiendo tantas reticencias, de verdad. No nos hemos movido un ápice de lo que dije la primera vez que entré a este blog (podéis comprobarlo). Nuestra función es seleccionar obras (cometiendo errores, claro, dejando a un lado libros importantes y publicando otros que nos lo parecen), pero hacer viable el proyecto editando 15-20 libros al año ¿Cuántos editores se la juegan entrando en un blog anónimo como éste? Sólo los que, como ya dije hace tiempo, estábamos y estamos en la misma trinchera. A mí me parece bien cualquier medio de expresión, lo que no puedo consentir es que se nos denigre con falsas acusaciones. Entiendo/comparto que no se esté de acuerdo con nuestra selección de autores/obras: eso es crítica sana que robustece. Lo otro no.

anonimito dijo...

Gracias por el enlace, Jordi.

Algunas respuestas son más que reveladoras. Y tienes razón, para echarse a temblar:

¿Cuál es el toque Visor?

Que no he engañado nunca a la gente. Puedo haber editado algún libro regular, pero libros malos nunca. Y la gente sabe que si no conoce a un poeta, pero lo ha editado Visor, se puede fiar.

Hay quien le tacha de editor comercial. ¿Qué opina?

Que es una gilipollez y que quien lo dice es un gilipollas.

Se lo comento por la polémica que saltó tras la muerte de Benedetti, cuando Gamoneda manifestó que era un poeta de segunda.

Ahí se metían más con Benedetti que conmigo. Aquellos días leí muchos blogs donde aparecieron estos comentarios y hay diez blogs que le dan la razón a Gamoneda por cien que no se la dan.

¿Por qué cree que estalló aquello?

A Gamoneda le deben gustar estas cosas. Cuando se murió Gil de Biedma, le faltó al respeto, y cuando se murió Ángel González, no sólo le insultó a él sino a sus amigos, y cuando se murió Benedetti lo mismo. ¡Ya está bien!

jordi dijo...

Pepo, no consideres la crítica con la que no estás de acuerdo como necesariamente destructiva. Al menos yo no la hago con ese propósito y creo que mis compañeros tampoco.

Simplemente trato de señalar un hecho que creo que es bastante objetivo: tú eres periodista y tu director de colección es crítico de Babelia y también periodista. Es evidente que vuestra agenda de contactos no puede ser la misma que la de un editor "normal". Todos los editores, al menos todos los que conozco, mandan sus libros a los mismos medios a los que vosotros los mandáis y sus libros nunca o casi nunca salen reseñados. Y hablo de libros de calidad similar. ¿Por qué ellos no y vosotros sí? No dudo que tú hagas mejor tu trabajo de marketing pero creo que vuestra agenda y vuestros contactos os ayudan mucho a que ese trabajo de marketing sea tan bueno. Por lo que he leído en tu blog, no sólo mandas libros sino que también mandas correos electrónicos, sea a Cecilia o a Javier Rodríguez Marcos. No todo el mundo tiene esa facilidad para conseguir emails y moverse. No hace falta ir a una redacción para tener buenos contactos y hablar con ellos.

Mi único punto, y creo que el de otros compañeros, es que el sistema no parece demasiado justo precisamente. Si los libros que se reseñan necesitan, en muchos casos, de un marketing tan directo, independientemente del contenido de los mismos, mal vamos. Lo importante debería de ser el propio libro, y no si está editado por tal editorial o si se conoce o no al crítico (o se hace publicidad o es amigo de Anson...). Sé que es un escenario de mundo feliz pero déjanos que podamos pensar que se pueden hacer las cosas de una manera más justa para todos y menos empresarial. Y no lo tomes como una crítica personal sino como un deseo que lo que debería ser la edición de poesía.


Anonimito, sí, visor habla por sí solo. Es que no necesita comentario, ni por educación, ni por formación ni por su manera de dividir al mundo entre amigos y enemigos. Pero es un buen síntoma que vea que la juventud, con excepción de una buena caterva de pelotas, comienza a pasar de él. Es un síntoma claro de que se hace viejo y empieza a estar alejado de la realidad. ¿Quién se acordará de este hombre dentro de 30 años?

Esta mañana he encontrado otro ejemplo de periodismo de provincias y amiguista. En este caso, qué semana de entrevistas, la srta. Medel. Es incompresible que el ministerio de incultura pudiera poner a esta persona como miembro de un jurado de un premio nacional. Qué poca altura intelectual y cuanto le queda a esta mujer para escribir un solo verso. Ha empezado su carrera por el final.

http://www.abc.es/20100103/cordoba-cordoba/elena-medel-miro-dentro-20100103.html

Pepo Paz Saz dijo...

Hola, Jordi. Me tomo todo lo bien que puedo las críticas (en la medida que nos enseñan a corregir ciertas cosas). Sólo tengo que insistir en que tus deducciones no son correctas. La agenda de contactos de una colección como la de poesía, que lleva once años funcionando, se va construyendo poco a poco, con el trabajo, año tras año, libro tras libro. Por ejemplo, Javier Rodríguez Marcos publicó su primera crítica sobre uno de nuestros libros cuando trabajaba en ABC Cultural. Se trató de "El peso de las naranjas & Miners's Pond", de Anne Michaels. Después de tanto tiempo, después de haber pasado por Babelia y de trabajar ahora en cultura de El País, por lo único que nos conoce es por nuestros libros. Sé que puede resultar difícil de creer pero es así. Por eso me mosqueo cuando se escribe lo contrario. Otro ejemplo: este año hemos editado cinco títulos en la colección de narrativa. Creo que en 2008 fueron siete. Sólo ha habido dos reseñas para esos libros en Babelia: las dos referidas a los libros de Haroldo Conti. Esta es la cruda realidad. Y no salimos mejor parados en poesía: el libro que se publicó de Eduardo Moga en octubre de 2007 salió reseñando en Babelia en agosto de 2008. De los diez libros de poesía que hemos publicado en 2009, sólo tres han encontrado un hueco (si no recuerdo mal): Szymborska, Handke -que, además, fue muy negativa- y Natasha Trethewey. Sin tener las cifras delante me juego con quien quiera una mano a que Hiperión, Tusquets, Pretextos, DVD o Igitur han estado más o menos igual de tratadas (o algo mejor). Y el resultado se puede extrapolar a El Cultural o Público, por ejemplo. Esta es la realidad de las cifras, alejada de falsas sospechas. Realidad que, por supuesto, trabajamos para mejorar porque eso es lo único que sabemos hacer: trabajar. Un abrazo.

helena dijo...

Un miniregalo de reyes, anonimito. Es de un periódico de tu tierra. Besos.

http://www.lavanguardia.es/cultura/noticias/20100102/53859250826/chantal-maillard-publica-una-plegaria-poetica-en-favor-de-las-especies-en-extincion.html#coment

Anónimo dijo...

Sinceramente creo que los poetas deberían ser más modestos a la hora de juzgar a los editores, y soy poeta. Vamos a ver, que el negocio no tiene porque estar reñido con la vocación. El concepto de sostenibilidad, como pertenece a la ciencia, se ve que no ha sido contemplado por estos lares. El humanista ha de mostrar interés por casi todo, ¿o es que no lo somos? Me parece penoso que un editor que abre vías y se enfrenta a un mercado acuchillante no sea considerado como un aliado, sino un enemigo a juzgar y sospechoso. Creo que hay mucho de ignorancia y de limbo propio de la creatividad poética en estas opiniones. Considero que los poetas debemos bajar a la tierra, por éste y otros muchos detalles. Que conste que escribo y no vivo de ello porque nadie me conoce y así seguiré. Pero también que conste que si algún día monto una editorial iré a por todas para mantenerla, dentro de unos límites éticos lo más estrictos posible. Pero POR DIOS, por supuesto que intentaré meterme en el bolsillo a los críticos de los medios más importantes: una editorial no es una ONG, es su deber y parte de su naturaleza darse a conocer y vender sus productos (libros que escribimos). Las musas son para nosotros, y que el mercadeo lo hagan ellos, que ya los pondremos a parir en cualquier foro disfrazados de anónimos. Personalmente, estoy sumamente agradecido a los pocos y pobres editores que apostaron por mí sin conocerme de nada (y sin exigirme la compra de X ejemplares, es decir, sin tener que costear una parte de la edición); que no me espararon a la salida de un premio y que, para su desgracia, perdieron dinero en su apuesta por mis versos desconocidos. Les debo un favor.

anonimito dijo...

Merci, Helena. Bissous pour toi

Anónimo dijo...

Manda bemoles... Granada será como el Vaticano poético y ya sabemos nombres de algunos apóstoles
____________________________________

Unesco impulsará la candidatura de Granada como Capital Mundial de la Poesía

Así lo ha manifestado a Efe el presidente del centro Unesco de Andalucía, Miguel Carrascosa, quien ha informado de que desde la Comisión Española de este organismo se recomendó que se elaborase un expediente donde quedaran contemplados los fundamentos y las razones para hacer efectiva la solicitud.

El Ayuntamiento de Granada ha elaborado este documento, compuesto de unas 300 páginas y denominado "Granada poética", y que ha contado con la supervisión del centro Unesco de Andalucía, que remitirá un informe a la Comisión Española, el órgano encargado de tramitarlo a la delegación de este organismo en París, ha explicado Carrascosa.

Entre las bazas que usará el Ayuntamiento de Granada para solicitar la capitalidad mundial de la poesía se encuentra el Festival Internacional de Poesía Federico García Lorca o el futuro centro que también llevará el nombre del poeta universal.

El concejal de Cultura, Juan García Montero (PP), ha precisado a Efe que esta adhesión de la Unesco se suma a las de la Diputación, la Junta de Andalucía y la Universidad de Granada para una solicitud que "cuenta con el respaldo de todos".

García Montero ha explicado que las instituciones y organismos participantes tienen previsto presentar el documento en la segunda quincena de enero y, si todo marcha según lo previsto, el día 15 de este mes se hará entrega del texto a la embajadora de España ante la Unesco, así como al responsable del Centro Unesco Mundial.

El título de Capital Mundial de la Poesía es estable y crea una red de ciudades con la intención de propiciar un fomento de la poesía. EFE

jordi dijo...

El tema del intento de candidatura por parte de Montero concejal, detrás Montero hermano, y todo la gente que le apoya para que Granada sea capital mundial de la poesía de manos de la UNESCO no es ninguna tontería. Si algunos piensan que la situación de monopolio por parte de Visor es asfixiante, las cosas podrían ser muchísimo peores si esta candidatura tiene éxito.

Por eso, para quienes no queréis que esas personas ni de esa manera se maneje esa candidatura utilizando en vano en nombre de Lorca otra vez, os paso la siguiente información de detalle de la Unesco. Podéis mandar un correo electrónico a todas las personas que describo abajo y explicarles vuestras razones sobre por qué no estáis de acuerdo en la candidatura con esas personas y de esa forma. Debéis de hacerlo en inglés o en francés y con la mayor rapidez posible.

Lamentablemente este es un caramelo que tanto el PP en su ayuntamiento de Granada como el PSOE en su gobierno andaluz quieren probar y enseñar al público, sin considerar las consecuencias nefastas que tendría una capitalidad de este tipo sobre la poesía española, algo que les importa muy poco.

De verdad que la causa merece la movilización. Recordemos Rotas, Loewes, Casas de América, premios García Lorca, premios Valdepeñas, Nacionales, modos, actitudes, formas, amiguismos y demás. Juntad todo eso y multiplicadlo por 10 y tendréis un nuevo escenario poético en España. Es el momento de mover el culo.


Mail general: bpi@unesco.org

Mandad vuestro texto con copia a estos jefazos:

Mrs Irina Gueorguieva BOKOVA – General Director
Mr Michael MILLWARD Secretary of the Board a.i.
Ms Karima BEKRI-LISNER Assistant Secretary
Ms Claudette DELORME Senior Secretary
Mr Michée DETINHO Senior Documentalist
Ms Patricia JOHNSTON Head Documentalist
Ms Milena POUNKIN Administrative Officer
Ms Mercedes TORCAT

Ahora os paso mail particulares primero todos juntos y luego con una explicación de quién es cada uno: n.lorin@unesco.org, f.riviere@unesco.org, t.wagner@unesco.org, l.duwyn-estrade@unesco.org, a.baakrim@unesco.org, g.saouma-forero@unesco.org, g.poussin@unesco.org, p.totcharova@unesco.org, m.rosi@unesco.org, e.glele@unesco.org, k.stenou@unesco.org, e.montiel@unesco.org, a.moussa-iye@unesco.org


Oficina de la dirección general de cultura:

1) Oficina del Director general

Senior Secretarial Assistant . Office of the Assistant Director-General for Culture

• E-Mail : n.lorin@unesco.org

Ms Françoise RIVIÈRE. Assistant Director-General for Culture

• E-Mail : f.riviere@unesco.org

2) Oficina Ejecutiva

Executive Office

* Senior Programme Specialist
* Patronages and Cultural Activities

• E-Mail : t.wagner@unesco.org

(SIGUE)

jordi dijo...

(SIGUE 2ª PARTE)

Ms Paola LEONCINI-BARTOLI

Executive Office

• Chief of the Executive Office


Executive Office

* Secretary of the Chief of the Executive Office

• E-Mail : l.duwyn-estrade@unesco.org - mandarlo con copia a Paola Leoncini-Bartoli, que es la jefa (no tenemos su email)


Mr Abdelghani BAAKRIM

Executive Office

* Chief
* Administration

• E-Mail : a.baakrim@unesco.org

3) División de expresión cultural e industria creativa

Ms Galia SAOUMA-FORERO

Division of Cultural Expressions and Creative Industries

* Director of the Division of Cultural Expressions and Creative Industries
* Secretary of the Convention on the Protection and Promotion of the Diversity of Cultural Expressions

• E-Mail : g.saouma-forero@unesco.org


Mr Georges POUSSIN

Division of Cultural Expressions and Creative Industries

* Chief of Section
* Section of Creative Industries for Development

• E-Mail : g.poussin@unesco.org


Division of Cultural Expressions and Creative Industries

* Legal Officer
* Focal Point for Convention on the Protection and Promotion of the Diversity of Cultural Expressions (2005)
* Section for the Diversity of Cultural Expressions

• E-Mail : p.totcharova@unesco.org


Mr Mauro ROSI

Division of Cultural Expressions and Creative Industries

*
* Programme Specialist
* Translation programme: information exchange centre and forum
* UNESCO Collection of Representative Works
* Books for All
* World Book and Copyright Day, World Book Capital
* Section of Creative Industries for Development

• E-Mail : m.rosi@unesco.org


Mr Emile GLÉLÉ AHANHANZO

Division of Cultural Expressions and Creative Industries

*
* Assistant Legal Officer
* Section for the Diversity of Cultural Expressions

• E-Mail : e.glele@unesco.org


4) División de Política cultural y diálogo intercultural

Ms Katerina STENOU

Division of Cultural Policies and Intercultural Dialogue

* Director of Division
* Division of Cultural Policies and Intercultural Dialogue

• E-Mail : k.stenou@unesco.org

Mr Edgar MONTIEL

Division of Cultural Policies and Intercultural Dialogue

*
* Chief of Section
* National Stategies for Formulation of Cultural Policies in Latin America
* Cultural Statistics and Indicators
* Section of Policies for Culture

• E-Mail : e.montiel@unesco.org


Mr Ali MOUSSA IYE

Division of Cultural Policies and Intercultural Dialogue

* Chief of Section
* Section of Intercultural Dialogue

* E-Mail : a.moussa-iye@unesco.org

Anónimo dijo...

Gracias, anónimo y Jordi por el aviso. Da miedo lo que puede salir de ahí, miedo y rabia.

Anónimo dijo...

Y que me dicen del ganador y finalista del Premio de Poesía ECOEM que ambos residen en la provincia de Cádiz, de donde también son dos de los miembros del jurado.

Igual no pasa nada, pero resulta sospechoso.

Anónimo dijo...

Algunos siguen haciendo carrera con Montero. La tesis no fue suficiente:

http://www.diariojaen.es/index.php/menucultura/71-notculturales/15724-el-garcia-montero-mas-vanguardista

Lo de Montero vanguardista es para el 28 de diciembre jojo. Por cierto que para lo que ha quedado Pre-Textos. Qué pena. Qué pena los tres.

Boing, boing, boing.

eduardo dijo...

Realmente da miedo el tema de la candidatura. Hoy viene otra noticia en el periódico local

http://www.ideal.es/granada/20100108/cultura/propuesta-granada-como-capital-20100108.html

Los triunfitos visores que están trabajando en ésto claramente ven una recompensa. Y encima el título es vitalicio. Recompensa vitalicia. Gracias por los enlaces, Jordi. Está claro que es el momento de mandar unos correos.

Anónimo dijo...

Lo peor no es sólo esto, con ser ya grave… Pero es que incluso este grupito granadino llegó a conseguir la prohibición, en Granada, de unas jornadas organizadas en la Universidad sobre el poeta Javier Egea, que se iban a realizar en mayo 2009 (pueden consultarse noticias en la prensa local de aquellos días). Luego, con su habitual práctica sectaria y manipuladora, organizaron unas propias, con gran profusión de dineros públicos, en noviembre; pero sólo tras haber logrado la prohibición de las otras, que no manejaban a su antojo. El tal J.C.Abril es un muy conocido becario del departamento de literatura de Granada adscrito a L.G.Montero antes de su reciente excedencia sindical, de este último (Montero) pues ahora trabaja –se supone- para la fundación del sindicato CCOO. Y lo de la capitalidad o como quiera llamarse un escándalo mayúsculo y que tendrá consecuencias muy graves para la poca democracia cultural que aún queda…

Anónimo dijo...

Sobre ese acto de Javier Egea (y algo más)

1.- Unas ridículas y localistas Jornadas hacen de Javier EGEA un poeta paisajístico provinciano

http://claudiarojamarxternura.blogspot.com/2009/10/unas-ridiculas-y-provincianas-jornadas.html


2.- Hasta REBELIÓN quita artículos de su web por presiones de los LUISES.
Algunas consideraciones sobre la impostura.
El fraude García Montero y la fuerza del mito.

(Retirado con nocturnidad y sin explicaciones el mismo día)


http://claudiarojamarxternura.blogspot.com/2009_09_01_archive.html



3.- El patético caso de Alvarito ¿el Mesías de las Buenas Letras de Cambio?

http://claudiarojamarxternura.blogspot.com/2009/08/el-caso-de-alvarito-el-mesias-de-las.html



4.- A modo de homenaje contra la xxxx Muerte que nos dejó tan solos sin Javier EGEA

http://putagrana.blogspot.com/2009/07/modo-de-homenaje-contra-la-puta-muerte.html

Anónimo dijo...

Pero es que estos son como Juan Palomo: yo me lo guiso y yo me lo como. No sólo está la conseguida prohibición de las Jornadas sobre Javier Egea en Granada (con una explicación a los hermanos Marx por parte del rector de tan magnífica universidad: la justificación de esta prohibición es que no hay justificación. No exagero, vean la prensa granadina de principios de mayo 2009). Otro ejemplo más: el reciente premio Cervantes, para el poeta mexicano J. Emilio Pacheco (buen poeta que no se merece lo que a continuación relato): en el jurado, según nota de prensa del Ministerio de Cultura, nos encontramos con L.G. Montero, para variar, en representación de la Conferencia de Rectores (pero, digo yo, si este señor en esas fechas ya estaba de excedencia sindical, ¿cómo es que ha sido nombrado por dicho organismo? ¿Su situación administrativa lo permitía?... Pero, además, resulta que en esas fechas estaba publicándole a Pacheco, en la colección “Palabra de honor”, dos libros: ¿a quién se premiaba: a Pacheco, o a Montero, por su gran elección?); pero, además, vaya sorpresa, también en este jurado nos encontramos con la esposa de Montero, la sin par novelista A. Grandes… Tan sólo faltaban, para que todo hubiese sido de lo más normalito: B. Prado, Visor y, tal vez, Caballero Bonald en el Jurado. Por todo esto, y algunas cosas más (en próximos comentarios) propongo que, frente a la UNESCO y esta estrambótica propuesta granadina, procedamos al análisis de otro organismo mundial y universal que se ha constituido recientemente, conocido como OTAM (es decir: Organización Todopoderosa de Amigos de Montero). Vale.

sueltos dijo...

En cuanto al poeta JAVIER EGEA, y lo que sucede a su alrededor (las manipulaciones, censuras y prohibiciones relatadas por otros comentarios) recomiendo la lectura de una sabatina intempestiva publicada en La Vanguardia, del 27 junio 2009, de Gregorio Morán: EL POETA DOBLEMENTE MUERTO, para que los lectores vean cómo se las gasta este grupito en su cortijo granadino. Se encuentra, el artículo, en el siguiente enlace: http://hemeroteca.lavanguardia.es/preview/2009/06/17/pagina-26/78340939
pdf.html?search=gregorio%20mor%C3%A1n. En la sabatina se hace referencia al proyecto de OBRA COMPLETA de Javier Egea que, esperemos, comience a publicarse lo antes posible, aunque deberá enfrentarse a enormes obstáculos.

Eterna aprendiz dijo...

Juan Goytisolo escribió en el prólogo del libro de poemas de José Ángel Valente (de la colección de poesía de El País)lo siguiente:

"Contemplamos, aunque sea brevemente, el actual panorama poético tal como los bosquejan los presentes y futuros programadores culturales. La desdichada y en verdad inexperta poesía de la experiencia abarca a una pléyade de autores, cuyos versos mediocres y a menudo zafios son proclamados obras maestras o buques "insignia de la Armada poética" (empleo la fórmula acuñada por un célebre crítico-estrella referente a unos versos que harían enrojecer de vergüenza al versificador más novato o humilde en cualquier otro país). Una reciente antología de la poesía de los últimos veinte años es un ejemplo elocuente del jibarismo que medra en nuestro Parnaso, un jibarismo bastante similar, dicho sea entre paréntesis, al de los panoramas o cineramas de los que se mofaba con razón Luis Cernuda. Si entre los bardos agavillados por el segador de turno hay algunos poetas, la mayoría de ellos no lo son: su lenguaje, meramente instrumental, no ha pasado por la indispensable alquitara que lo destile y transmute en un verbo radicalmente distinto. Si en la agrupación amañada por el antólogo no caben autores como Sánchez Robayna, Gamoneda, Masoliver Ródenas, Juan Malpartida o Jordi Doce -cito tan sólo nombres que acuden a mi memoria- ni revistas minoritarias pero aguijadoras como Paradiso o Solaria, ¿cómo encajar entonces una obra de las características de No amanece el cantor en una perspectiva tan reductiva y yerma? La incompatibilidad de su lenguaje con el discurso de los reseñadores profesionales no puede ser más tajante. Ambos se excluyen recíprocamente y no admiten el menos grado de permeabilidad".


En esta colección, la relación de poetas seleccionados y sus respectivas antologías han sido realizadas por el equipo responsable de la colección:

- José Manuel Caballero Bonald (director)
- Ruth Toledano (coordinadora)
- Winston Manrique
- Benjamín Prado
- Javier Rodríguez Marcos

Anónimo dijo...

¿La fijación y seguimiento Carmen Sigüenza (EFE)-Bartleby tampoco tiene nada que ver con nada más que el excelente trabajo editorial, no? Claro. Los demás somos tontos porque no sabemos nada de marketing. Será eso.

Anónimo dijo...

POÉTICA


Hay momentos también en que dejamos
las palabras de amor y los silencios
para hablar de poesía.
Tú descansas la voz en el pasado
y recuerdas el título de un libro,
la historia de unos versos,
la noche juvenil de algunos cantautores,
la importancia que tienen
poetas y banderas en tu vida.
Yo te hablo de comas y mayúsculas,
de imágenes que sobran o que faltan,
de la necesidad de conseguir un ritmo
que sujete la historia,
igual que con las manos se sujetan
la humedad y los muros de un castillo de arena.
Y recuerdo también algunos versos
en noches de comas y mayúsculas,
metáforas y ritmos,
calentaron mi casa,
me dieron compañía,
supieron convencerme
con tu mismo poder de seducción.


Ya sé que otros poetas
se visten de poeta,
van a las oficinas del silencio,
administran los bancos del fulgor,
calculan con esencias
los saldos de sus fondos interiores,
son antorcha de reyes y de dioses
o son lengua de infierno.


Será que tienen alma.
Yo me conformo con tenerte a ti
y con tener conciencia.



LUIS GARCÍA MONTERO

¿Tremendo, no? He ahí a uno que tiene conciencia.

Anónimo dijo...

Cielos santos, qué poema. Nunca en la historia de España ha habido un poeta tan malo que tuviera tanto poder, y que arrastrara a su vez a poetas iguales o incluso peores. Es algo incomprensible.

Anónimo dijo...

Y la fijación "Anónimo-Bartleby" ¿no será otra especie de herramienta de marketing?

Al norte de los nortes dijo...

No me parece tan atroz ese poema, siendo además una poética está más o menos bien.
A veces por aquí, se critica por criticar y les quita peso y legitimidad a críticas realmente mordaces y válidas.

Francisco Cenamor dijo...

Estoy leyendo, por consejo vuestro, "El instante fatal", de Queneau y he de reconocer que me gusta aunque me dejan perplejo algunos poemas "a lo popular", por ser generoso, con rimas simplonas; tengo la sensación de que se ríe de algo con esos poemas, pero no termino de captarlo.

Anónimo dijo...

Que el Señor te conserve el gusto por mucho tiempo, Norte. ¿Una poética? juajuajua

Chotis dijo...

Anónimo, me has deslumbrado con tu rigor metodológico y tu aparato crítico. Así se analiza un poema, caramba. ¿Ésta es la crítica alternativa a la oficial que nos espera?

joan dijo...

Tampoco me ha deslumbrado la parte contraria por su "rigor metodológico y su aparato crítico." En realidad es la demostración de 2 y 2 son 4 pero si alguno necesita que se haga, me ofrezco voluntario.

Hablando de aparato crítico, tremenda la entrevista, portada del gutural, hoy a Francisco Rico. Texto en portada: "Google es ya un criterio objetivo esencial para valorar la poesía de hoy."

Siempre ha sido un problema los cargos vitalicios, en especial porque lleva a que señores de rabiosa senectud digan tonterías que son portada de un suplemento cultural, por muy malo que sea éste y quien entrevista.

Este señor de gusto decimonónico se sienta delante de un ordenador con la misma sabiduría que podría tener Campoamor abriendo un Mac.

Dice en unos de los apartados que el deber del antólogo es convocar los gustos generales. Para empezar ese no es el deber del antólogo sino del becario que no tiene capacidad todavía para tener criterio propio. En segundo lugar, ¿cómo se miden los gustos generales? ¿Por el número de citas en google? Según eso, algún bloguero o bloguera estará pronto en cualquier antología milenaria desplazando a Cernuda.

El deber de un antólogo es no ser un perezoso ni un gacetillero recopilador e investigar. Investigar supone leer miles de libros, no cientos, si se quiere hacer una antología de estas características. Reconoce este hombre cuyo sueldo en la Academia pagamos todos que "he tenido que leer demasiada poesía de las generaciones anteriores para estar además pendiente de las novedades de las librerías". Poco más cabe añadir.

Sólo que intuyo que esta portada promocional y entrevista proviene del hecho de que Francisco Rico es compañero de asiento del presidente de este supletorio, mr.Anson.

Sólo para que vean el nivel de conservadurismo estético de este hombre, apunten la que sería su nómina de poetas posibles a entrar en la academia: Guillermo Carnero, Luis Alberto de Cuenca, Luis García Montero o Jaime Siles.

Anónimo dijo...

Querido Joan,
enséñanos que dos y dos son cuatro.
De eso se trata.

otra vez anónimo dijo...

Puede que para entrar en la Academia, esos ya estén bien. Total...

Rico debería ser un buen antólogo de la poesía española que llega hasta la guerra civil. A partir de ahí, los demás ya tenemos a google.

Chotis dijo...

De acuerdo en que lo de Rico (en este caso) es de juzgado de guardia. Pero lo uno no quita para lo otro: la mayor parte de las "críticas" que se vierten contra García Montero y el resto de los poetas de la "experiencia" no son más que toscas descalificaciones personales lanzadas, con envidia, por tipos incapaces de distinguir un verso de una sartén. "Nunca en la historia ha habido un poeta tan malo", o algo así, decía el amigo Anónimo. Pues vale, experto. Después añadía "Juajuajua". Si tengo que elegir, casi que me quedo con lo del Google...

Eterna aprendiz dijo...

CARLOS EDMUNDO DE ORY: Los que se llaman poetas son profesionales. Pero el poeta de verdad no es profesional, no corrige, vive sólo para ser un instrumento.

Soy un escritor libre. Hice bien en irme. La leyenda de poeta maldito me hartó. Yo no soy un poeta maldito. Soy un poeta.

Veo el mundo de la creación entregado a los premios, y eso no va conmigo, no lo entiendo. Yo no vivo de la literatura ni soy corporativista. Nunca hice vida literaria.

A mí me benefició la conspiración de silencio, me quedé libre y solo, me alejé de la vida literaria y nunca moví un dedo para publicar nada mío. Por eso no me gustan las interviús, porque aumentan la fama.

El poeta es médium de una música que no es suya.
Son buenísimos: Arcadio Pardo, Gamoneda, Sánchez Robayna, Ángel Crespo, Claudio Rodríguez…

Los poetas de ahora son creadores de poesía, y lo que llaman poesía es literatura. Pero la poesía no es literatura, es algo numinoso, que viene del numen, de un poder mágico. Es la verdad que pone la carne de gallina, es un golpe… Mi poesía no es mía, sólo estoy preparado para ella porque no gasto energía en otra cosa.

No hay poesía sin silencio, la poesía viene del silencio y va al silencio, es una isla. A mí me dictan las sirenas, pero ser poeta es muy duro. Para hacer estas cosas que yo hago tengo que tener la mente vacía. Para escuchar la resonancia cósmica sólo puedes estar con amigos. Ni banderas, ni público, ni sermones, ni luna, ni países, ni cine para entretener, ni palabras cadavéricas…Es una voz de otro mundo, un fulgor. César Vallejo es perfecto. San Juan, mi preferido, y Dante son perfectos también. Pero la palabra no es ésa, la palabra de la poesía es… auténtica.

Los que se llaman poetas son profesionales. Pero el poeta de verdad no es profesional, no corrige, vive sólo para ser un instrumento. Yo vivo iluminado, aunque esas cosas no debería decirlas.
Aunque es verdad que el poeta vive en olor de poesía y eso no le impide comer churros o pescaíto frito.

Un poeta que corrige no hace poesía perfecta. Si fuera imperfecta, no la escribiría.

A TI LA QUE ME INSPIRA OBEDEZCO Y DESEO...

A ti la que me inspira obedezco y deseo
a tu invisible huir y tu errante venir
hacia la honda cuna del ritmo tú me llamas
trayéndome la concha de la profundidad.

Son sin fin son sin fin los diluvios caídos
corazones que a tiempo probaron su fragancia
aquí están todavía las palabras perdidas
y yo compongo un verso de saber y perdón.

AEROLITOS

“La imaginación, esa esponja del infinito”.

“Si te gusta ser llamado poeta desde joven, cuida de vivir poco. Toda una vida con un pequeño mote es ridículo”.

“Oigo sirenas en la noche, luego existo”.

“Estoy construido de sabor de sueño”.

“La poesía es un vómito de piedras preciosas”.

“Un poeta no puede contestar nunca a nada. Él es la esfinge, él hace preguntas”. “

Sólo me comprenderá quien sea más loco que yo”.

“La palabra poeta es una falta de ortografía de Dios”.

Eterna aprendiz dijo...

JOSÉ ÁNGEL VALENTE

EL OBJETO DEL POEMA

TE PONGO aquí
rodeado de nombres: merodeo.

Te pongo aquí cercado
de palabras y nubes: me confundo.

Como un ladrón me acerco: tú me llamas,
en tus límites cierto, en
tu exactitud conforme.
Vuelo.
Toco.
(el ojo es engañoso)
hasta saber la forma. La repito,
la entierro en mí,
la olvido, hablo
de lugares comunes, pongo
mi vida en las esquinas:
no guardo mi secreto.
Yaces
y te comparto, hasta
que un día simple irrumpes
con atributos
de claridad, desde tu misma
manantial excelencia.


MATERIA

CONVERTIR la palabra en la materia
donde lo que quisiéramos decir no pueda
penetrar más allá
de lo que la materia nos diría
si a ella, como a un vientre,
delicado aplicásemos,
desnudo, blanco vientre,
delicado el oído para oír
el mar, el indistinto
rumor del mar, que más allá de ti,
el no nombrado amor, te engendra siempre.


JUAN GOYTISOLO: Digámoslo bien alto: la ejemplaridad de Valente estriba en su busca señera del verbo, en la decantación de una palabra-materia que aspira a la palabra total. Su modelo, en la ingravidez y excepcionalidad, fue San Juan de la Cruz.

Ningún autor de nuestra lengua ha ido más lejos, cito a Valente, "la fulgurante encarnación de la palabra".
Como él, el autor de Fragmentos de un libro futuro se propuso alcanzar la radicalidad última que preludia el silencio. Sabía -vuelvo a citarle- que "no hay experiencia espiritual sin complicidad de lo corpóreo". Y, mientras multiplicaba sus fructíferas calas en el territorio de la mística cristiana y judía, musulmana e hindú, al margen de las modas y corrientes literarias del día -sabedor, como mi amigo Jean Genet, de que "la soledad de los muertos es nuestra gloria más segura" - consiguió el preciso don del verbo que "se sitúa entre el silencio y la locuacidad".

Laura dijo...

¿Cuándo volveis de vacaciones? Os hecho de menos ya...

Addison de Witt dijo...

Pues pronto, Laura. Como muy bien saben nuestros amigos editores, estamos que echamos humo pidiendo los libros que nos faltan y leyéndolos todo lo rápido y bien que podemos.

Es posible que hagamos una pequeña entrada con un análisis de los últimos premios del año y también es posible que satisfagamos el morbo de unos cuantos y hagamos una contracrítica al libro de Castaño, libro que todavía no hemos leído y que, por tanto, desconocemos el resultado todavía de lo que será su lectura.

Gracias por echarnos de menos.

Anónimo dijo...

Leo muy tarde el post y los comentarios y digo:

- Lo de las listas recomendadas es muy relativo, hay tantos gustos como estados de ánimo cuando el lector se sumerge en un poemario.
-Lo de los editores, si son independientes es una mera ficción (siempre se acaba dependiendo de algo) y por los decálogos que he leído, me temo que no hay quién se ajuste a los perfiles definidos.

Al final todo acaba siendo una mentira, porque nadie está en posesión de la verdad absoluta, ni siquiera ese lugar.

Un saludo,

Estel J.

PS.: Y coincido con neorrabioso, lo peor el anonimato.

Anónimo dijo...

Pues nada, dile a neorrabioso que firme sus pintadas que tiene por todo Madrid. Así hará una verdadera afrenta contra el anonimato.

colorprimario dijo...

Hola... Frecuento el blog desde hace ya unos meses. Siempre que paso por aquí, trato de procesar toda la información que me sea posible a fin de aprender lo necesario para estar al tanto de lo que sucede en el mundo de la poesía. Aprovecho para confesarles que no pocas veces me he dejado llevar por personajes como L.G. Montero o Felipe Benítez Reyes, y todo para llegar un día al blog de los Addison y empezar a comprender que está todo podrido, que la calidad moral no vende y la calidad poética menos. No es que esté pidiendo disculpas por ser o haber sido un ingenuo (también leí a Cernuda y a Girondo). Pero me gustaría decir también que, al final, si uno sigue con cierto interés todo lo que se dice por aquí, es evidente que no queda títere con cabeza. Y no solo me refiero a lo que se dice de determinados poetas. Estoy prácticamente seguro de que a raíz de este comentario mio, alguien va a decir que soy un personaje indeseable por aquello y por lo otro. En fin... Pienso que no estaría de más un poco de apoyo a la poesía misma, a la gente que intenta hacer las cosas con ilusión o qué sé yo... Vale que siempre está el indeseable de turno de por medio. Pero les juro que hoy he intentado leer todos los comentarios de golpe, y hacia la mitad ya me había entrado el mal cuerpo.

Qué necesidad.

D.

Anónimo dijo...

Chotis, tío, lo tuyo es la poesía de la experiencia, no pasa nada. En vez de pedir justificantes a todo el mundo dime un ensayo serio que muestre la validez de esa poesía. Un ensayo hecho por alguien independiente, no por uno de los becarios de los señoritos.

¡Conspiración! dijo...

Al Anónimo que busca "ensayos" que "demuestren" la "validez" de la poesía de la experiencia:

Bueno... Te iba a decir que repasaras las críticas de la mayor parte de las revistas literarias serias y los suplementos en los último 30 años, pero he recordado que ¡están todos vendidos! No sé a quién, pero están vendidos. Cachis.

Como ensayos, te recomendaría los estudios y antologías de Iravedra, Rodríguez Cañadas, Cano Ballesta, García Martín, Buenaventura, De Villena, Benegas, Munárriz, Yanke o Virtanen, pero seguro que son todos unos corruptos que cobran millonadas por arriesgar su carrera mintiendo como bellacos, ya me entiendes.

Hay decenas de tesis sobre esa corriente poética y sus autores, pero, je, ya sabemos que son los becarios de los figurones. Tampoco nos vale.

El interés de las editoriales de prestigio por la obra de los poetas de la experiencia tampoco es un buen indicador, ya que éstas han renunciado a su vocación original y ahora se rigen por criterios de amiguismo y conspiran para silenciar a los autores de valía. O sea, que Pre-Textos, Visor, Hiperión, Tusquets, Renacimiento y DVD no quieren publicar buenos libros, sino sólo libros de los amigos de sus propietarios. ¿Las razones de esto? Misteriosas, pero algo debe de haber. Fijo, vamos. Queremos saber.

El que las mejores editoriales extranjeras traduzcan y publiquen a estos autores tampoco es una muestra de su categoría. Seguro que las han engañado. En serio. Estas mafias son poderosísimas.

Y mientras tanto, el mundo sin conocer la obra de poetas tan geniales como tú. Una lástima. Una pena, también, que cuando alguno de los genios marginados cuya bandera enarbolas cuelga un poema aquí y allá o publica una plaquette a cargo del erario público sólo consiga provocar el sonrojo del personal, en lugar de arrancar emocionados aplausos. Pero es que la gente no sabe leer, tranquilo. No están preparados para la poesía de verdad.

gdsm dijo...

Anónimo, puedes leerte "La poesía de la experiencia" de Langbaum (escribo esto y sonrío).

Anónimo dijo...

Realmente, conspirado, sois el ombligo del ombligo. Todo lo que me citas son colegas haciéndole la crítica al colega haciéndole la crítica...

No vale la pena darte bibliografía abundante de estudios independientes, en España y en el extranjero, que ponen a tu grupo donde realmente está. Si te da igual. Ni entendéis de poesía ni de crítica. Lo único que sabéis hacer es premiaros entre vosotros, repartiros los premios y la pasta de todos, y buscar a becarios para que os abaniquen y os escriban lo bonitos que sois. Seguid en vuestra mentira porque parece que os la creéis. Yo, para no mancharme, no usaría vuestra poesía ni como papel higiénico.

¡Conspiración! dijo...

Por favor, le ruego que me proporcione las referencias de esa "bibliografía abundante". La he estado buscando para sobornar a sus autores y le aseguro que no he encontrado gran cosa en España y absolutamente nada en el extranjero.

Anónimo dijo...

jajajaja, no se gran cosa de poesía pero la crítica es apasionante. Y divertidísima, ciertamente.