domingo, 9 de diciembre de 2007

El Cultural, primera semana de Diciembre, 2007. José Luis Gómez Toré

Hola,

Una crítica esta semana y tres breves reseñas.

Comenzamos por la crítica que hace Túa Blesa al libro de José Luis Gómez Toré "Fragmentos de un cantar de gesta". Publica Pre-Textos.

Que sepamos Túa no tiene conflictos de objetividad con Pre-Textos como demostró hace poco con el libro de José Cereijo. Quizás la saña con Cereijo, nombrado por cierto en los múltiples agradecimientos de este libro (hay que hacer grupo como sea), la compensa con este libro, que a nosotros nos ha gustado bastante menos que al crítico. Quizás su opinión se haya visto también afectada por el buen ensayo que hizo José Luis sobre Paco Brines.

Objetividad a priori del crítico en este caso según nuestra opinión: 6,5 /10

Nuestra objetividad sobre Túa ya es conocida. Es uno de los dos críticos de El Cultural que menos nos gusta.

Comenzamos. El hecho más importante que nos hace que el libro no nos guste se explica de manera sencilla y poco técnica. Hemos dicho en varias ocasiones que, para este colectivo, la poesía debe conmocionar, hacer temblar, de miedo, de emoción, de felicidad, de desencanto, de algo. Hemos terminado de leer este poemario y estamos igual. El poeta no nos ha conseguido transmitir prácticamente nada. No hay emoción. No hay poesía por mucho que el libro esté escrito a base de poemas.

Si en libro que comentábamos la semana pasada hablábamos de brillantez y fallos, en el libro de José Luis no se atisba la brillantez por ningún sitio. No es un poeta dotado por los dioses.

El libro incide hasta extremos cansinos, que logran su punto más bajo en el último poema del libro, Ciudad del Nómada, en repetirnos hasta la saciedad palabras como agua, sed, aire, relacionadas entre sí o con lo que al poeta le apetezca. Cansa.

El poeta, además, juega con cartas ya muy gastadas por otros poetas, y no les da ningún valor nuevo: rocío, fuego, rito, luz, pájaro, sombra, nieve, sol, licor, nómada, sueño, manos, espejo...

La falta de originalidad del poemario no sólo se ve en el uso del léxico sino incluso en versos, que hemos leído ya muchas veces de una u otra forma escritos: "el otro lado de la claridad, que me borra despacio / Bajo un bosque de párpados; en las grietas del tiempo; escapan las monedas de este día; Tu y yo, empapados / de silencio; Sol negro; Manos que pesan la ceniza..."

Hay, debe estar de moda, un abuso de la figura de la paradoja y oxímoron: "como quien pisa nieve, / en el verano; aunque hoy no he nacido todavía; el rostro ya borroso / de multitud o de nadie; Hemos llegado / a un país que no existe; su obscenidad sagrada; hijos ahora los dos de este silencio / donde habláis; y este quedarte aquí / porque te marchas lejos..."

Y ya en menor medida, comparaciones flojas ("como un perdón la lluvia"), metáforas que nos parecen fallidas ("con un dolor de sombra"; "con el duro vestido de sus sílabas"), excesos líricos ("vulnerado de polen y luz; fundación en la melancolía; Fuimos cetro sin reino, estandarte de asolada justicia"), y algún que otro retorcimiento con sabor arcaico ("Hay en tu voz veneros de imprudencia; Reclama un diezmo urgente de pureza"). Resulta también algo cansina la insistencia en la sustitución del verbo conocer por saber, así como el exceso de adjetivos.

Evidentemente, no todo es malo, aunque en nuestra opinión pese más lo malo que lo bueno. Hay poemas que pasan claramente el corte, "Sacrificio" ("En qué lengua, / en que infancia de nuestra niñez / se dice la renuncia") o "Extranjero en Delhi" ("como esta belleza que persigue / su último reflejo en un río de aceite") serían dos ejemplos.

Y hay versos bellos, que uno va escogiendo y guardando: "Soy / el enemigo de los pájaros / y soy su algarabía / y soy el hueco / que dejan en el aire; y nos vigila / con su único ojo, / con su abismo; en el cruce en penumbra de esta calle /con la senda del bosque; Aquel que lee las aguas atesora / callada lentitud. / Duerme en sus manos / la blancura perfecta del silencio / el silencio como vuelo de garzas, / el rumor de algún sol; Porque sé que la hazaña del guerrero / fue llorar su victoria; Bajo el día los árboles /guardan para nosotros / un resplandor nocturno entre sus ramas..."

El ritmo de los versos, debe ser de lo poco que estamos de acuerdo con Túa, también está conseguido.

Pero, resumiendo, cerramos el libro sin que apenas la poesía nos haya tocado en los más de treinta poemas del libro, y sin que el poeta haya logrado hacer flotar al mundo que subyace bajo los versos. Le faltan recursos técnicos al poeta pero, sobre todo, lo más importante, le falta mucha poesía a sus poemas.

Nos queda un regusto amargo de hacer esta crítica así, dura. Pero tenemos que ser sinceros con lo que pensamos. Si te sirve de algo, nuestra opinión, José Luis, ni es dogmática, ni va a misa.

Valoración del libro "Fragmentos de un cantar de gesta": 4,5 / 10

Mucho más interesante la sección de breves que escribe nuestra amiga Ainhoa. No se entiende muy bien que estos libros vayan en breves y el otro a gran formato pero bueno. Dios sabe como funcionan las cosas en esta casa.

El libro "Sacrificiales", de Rómulo Bustos, como casi todo lo que escribe este señor, imprescindible. Si queréis leer una poesía original, bien escrita, y poética en el mejor sentido de la palabra, éste es el libro. Edita Veintisiete Letras. Cualquier comparación es odiosa pero necesaria...A partir de aquí, intentar conseguir su poesía reunida. El título: Oración del Impuro. Y si alguien sigue pensando que, en general, se hace mejor poesía en España que en Latinoamérica, quizás cambie de opinión.

El segundo libro es una reedición de la antología del crítico Ángel Rupérez "Lírica inglesa del siglo XIX". Si no estáis familiarizados con Blake, Wordsworth, Coleridge, Shelley, Keats, Tennyson, Rossetti...éste es un buen comienzo.

Y finalmente, el libro del americano C.K. Williams "Reparación". Un poeta del grupo de los Gallagher, Plumly y similares, que gustara sobre todo a aquellos lectores que les gusta la poesía del detalle, con un cierto componente narrativo y en el que por debajo de la cotidianidad palpita un mundo mucho más interesante. Un buen poeta y un libro recomendable.

Buena semana a todo el mundo

15 comentarios:

anonimito dijo...

Es muy bueno Rómulo Bustos, pero tampoco creo que sea mejor que algunos poetas de aquí. No sé, es mi impresión. Creo que sois un poco injustos. Por otro lado, entiendo que se menosprecie lo que se tiene más cerca; yo también he incurrido, más veces de las que me gustaría, en ese error.

Por otro lado, comparar la poesía de España con la de América latina no me parece bien. Por una mera razón cuantitativa: son muchos países, con una gran riqueza y variedad entre sí. Si comparamos la nómina de poetas de los países uno a uno (España-Venezuela; España-Perú, etc), la cosa cambia. Pero si comparamos todos esos países juntos con España, un único país, muy mal les iría si no nos ganaran por goleada.

Al margen de eso, por supuesto que han tenido una cultura, una vida mucho más rica, acaso, que la de Europa, donde hay algo estancado, anquilosado, que no fluye. Que están más despiertos no cabe duda, y que hay grandes voces, tampoco. Pero Occidente, desde su cansancio inmemorial, aún tiene cosas que decir.

Helena dijo...

Mi experience personal con la poesía de esa región es que suele sorprenderme cada vez que alguien me recomienda un libro. Es una sensación de sorpresa, de comunicación poética autor-lector, que rara vez encuentro en la poesía española, cuyo mayor mal, a mi modesto entender, es la fuerte endogamia que sufre.

Creo que en España necesitamos mayor personalidad en los poetas, mayor capacidad para tener una voz propia y original.

Y siendo los Addison poetas, entiendo que parte de lo que dicen es un ejercicio de autocrítica muy saludable para todos lo que escribimos.

Efectivamente las comparaciones son odiosas pero cuando escucho a un famoso poeta español decir que en España se escribe la mejor poesía me da la sensación que hace tiempo que no lee a poetas de fuera.

Respecto al poeta criticado de la semana, José Luis, lo conocía de otro libro y no me interesa. La crítica de los Addison corrobora mi opinión sobre él, con todos mis respetos.

A Rómulo Bustos no tengo la suerte de haberlo leído así que me toca libro.

anonimito dijo...

Helena, razón no te falta, pero no lo llames "región": es un continente... y comparar la poesía de un continente con la de un país me sigue pareciendo una exageración. Por lo demás bastante de acuerdo en lo que dices.

La endogamia: también de acuerdo. Una lacra. Pero reconocerás que hay voces independientes. E incluso originales, y con voz propia. Pero se las despacha rápidamente con un epíteto despectivo o no se las tiene en cuenta. TEnemos a los Luis Antonio de Villena y los García Montero, pero luego están los otros (o más bien otras), cuyos nombres no repetiré para no ser cansino, y a los que esta página, con todo respeto, no termina de hacer justicia, [tono semi-elegíaco on] cosa que en este servidor provoca un pellizquito de tristeza, pero así son las cosas. Hay una especie de suspicacia automática, de recelo instintivo, hacia la voz de ciertos poetas. ¿Para qué leerlos, si son "exóticos, meta-lingüísticos o herederos intelectuales de Popes Empingorotados o los del famoso y fraudulento mensaje cero"? ¿Para qué, si antes de buscar los libros ya los hemos condenado? Si ni siquiera las cabezas pensantes saben apreciar lo poco bueno que tenemos, apaga y vámonos. En serio, estoy muy cansado de nuestra incapacidad para reconocer la grandeza que se da aquí, las pocas veces que se da. Mejor buscar cobijo en otras literaturas y olvidarme de todo. Tampoco importa mucho. Entiéndase esto com endecha circunstancial y no como velado ataque, queridos compañeros [tono semi-elegíaco off].

Hacer tabla rasa es muy fácil. Esto es así y lo otro es de aquella manera. Los buenos, los malos. Aquellos son libres y nosotros la mafia. Conviene que todos nos esforcemos por leer más y que sugerencias como las del bueno de Ander, ese predicador en el desierto, no caigan en saco roto. (¡Cañero, por cierto, lo de Agotta Kristoff, menudo arranque! Como el resto sea la mitad de bueno, me cago en la leche)

A lo mejor lo que nos falta es un poquito de curiosidad, dicho sea sin inquina y me incluyo en el lote.

Un abrazo

Helena, busca a Rómulo Bustos, de verdad es extraordinario.

Addison de Witt dijo...

Hola,

Nos has hecho intervenir antes de tiempo, Anonimito. Eres casi tan buen provocador como nosotros :p

Veamos, nadie ha dicho que en España no haya poetas muy buenos. Claro que los hay, por favor. Aquí ya ha salido alguno criticado y poco a poco saldrán más.

No es una cuestión puramente de tamaño. No hace falta irse a países de tamaño medio en población como Perú o Colombia. Vas a un pequeño país centroamericano y tienes la sensación de que la poesía se vive de otra manera, más rica, más viva. Es como si la magia no se hubiera perdido. Más que de un número de autores, tratábamos de explicar una sensación. Tampoco es necesario ir a Medellín. Se siente en otros sitios menos poblados y más pequeños.

Nosotros somos optimistas sobre la poesía en España a pesar de los pesares, endogamias, clubes de premiados, aficiones mediáticas, crítica esclerótica, conservadurismo y demás. Y lo somos porque seguimos leyendo libros que nos gustan. Pero queremos leer más. Necesitamos menos discípulos, siguiendo huellas, asintiendo a todo, y más maestros abriendo nuevos caminos.

Esperamos hacer más justicia en el futuro si has visto un déficit por nuestra parte. Pero salvo algún provocador que ha habido, en general nadie ha hecho tabla rasa entre buenos y malos, negro y blanco.

Y desde luego, como poetas, nos autocriticamos los primeros cuando decimos que la poesía al otro lado del océano, en general, nos está gustando más. Pero si todos ponemos un poco de nuestra parte, ese poco sumará mucho y leeremos mejores poemarios. De esos que te dejan temblando.

Besos

otro dijo...

Bueno, señores Addison, ¿qué hay que hacer para que ustedes reseñen/critiquen algo que no aparece en Babelias ni Culturales?

Addison de Witt dijo...

Vaya, como están los ánimos tras el puente...

Pues mire señor Otro, esta semana tendrá una primera respuesta a esa pregunta. Así que esperamos que participe con la misma intensidad con que nos ha hecho la pregunta.

Y gracias por leernos.

Un afectuoso saludo

mojamuto dijo...

Cereijo no usa Internet. No tiene cuenta de correo electrónico y yo no soy él. Os lo aseguro. Tengo su libro, que conseguí sin problemas en una librería de Madrid (y no de las mejores). No tendréis problemas en encontrarlo. Cuando lo lea entero os digo qué pienso. En cualquier caso, hay un poema que me encanta, entre otras cosas porque a pesar de la aparente retórica gastada, sin embargo no lo es tal. ¿Quien puede decir hoy "el silencio del alba" y no parecer cursi, trasnochado y hortera?, sino que realmente pensemos en el silencio de la madrugada, y que es pertinente expresar este silencio en el poema. Sólo un POETA puede hacerlo. Cereijo, por ejemplo. Sí quitaría lo del "rumor de los sueños", ya que estos me parecen un coñazo.

TESTAMENTO

A Francisco Brines

Este profundo azul del cielo en primavera, / el canto de los pájaros, el rumor de los sueños, /
el amor de los libros, siempre correspondido, / el silencio del alba, / el de mi corazón, algunas veces, / las horas que hacen dulce, secreta la memoria: / es todo para ella. // Todo para la muerte, que me ha querido tanto.

Ana dijo...

Mmm, buen poema. Y sí, el rumor de los sueños a mi también me sobra. Al final Cereijo se va a hacer famoso gracias a Túa Blesa. Otro maravilloso contraindicador.

Me creo lo que dices de Cereijo. Lo he visto leer sólo una vez, es muy tímido, y, efectivamente, no creo que tenga correo electrónico, y a lo mejor escribe a pluma. Pero bueno, que cada uno viva su vida como quiera. Yo no puedo vivir sin ordenador, lo cual me parece una putada.

Tampoco he visto su libro y he estado en un par de librerías de Madrid este finde de compras...

Por cierto, ¿alguien me puede decir como consigo esos poemas completos de Rómulo Bastos que los de Witt comentan?. Porque yo no voy a Sudamérica con mucha frecuencia, que digamos. ¿Algún editor espabilado por aquí, por favor?.

En fin, que me apunto en fondo y no forma a lo que dijo Otro. Esperaremos a ver que no tenéis preparado, bichos.

Bechos

Helena dijo...

Empieza a ser difícil denominar a Latinoamérica, Hispanoamérica, Sudamérica, Centroamérica, etc. Vale me abstendré de la tercera acepción de la RAE sobre región, Anonimito. Hmmm.

Yo creo que te equivocas cuando dices "Si ni siquiera las cabezas pensantes saben apreciar lo poco bueno que tenemos, apaga y vámonos. En serio, estoy muy cansado de nuestra incapacidad para reconocer la grandeza que se da aquí, las pocas veces que se da". Nadie ha dicho eso, al menos por aquí, salvo un par de exaltados y ni siquiera esos, porque ellos mismo sí se consideraban importantes y canónicos.

A mi me parece estupendo las sugerencias de Ander. Barbara no es que vaya mucho con el tipo de música que me gusta, pero su sugerencia de Ustvolskaya me está dando muy buenas sensaciones. Y pienso seguir el resto de recomendaciones. Gracias Ander. Quizás entre todos podamos también sacar a la luz las joyitas que vayamos leyendo de poemarios españoles y que no salen en los suplementos, entre otras cosas porque sale un 5% de lo publicado en España. A ver que nos plantea Addison al respecto. Y también que planteamos nosotros.

Un abrazo fuerte

Ander dijo...

Qué bien, Helena que te haya gustado Ustvolskaya.

¿Qué tipo de música escuchas? Barbara es chanson "rive gauche", un estilo muy poco mediterráneo, no son las canciones pegadizas de cierto tipo de chanson. Tiene muy poco predicamento aquí, y no cruzó los Pirineos como otros cantantes de la época. Pero la alquimia que consigue entre piano, voz, letra y presencia escénica es algo que no tiene parangón, en mi humilde opinión, además de un grado de sutileza pocas veces alcanzado en la música popular. Aquí dejo un par de deliciosas muestras si alguien tiene curiosidad (vídeos de Youtube):

http://www.youtube.com/watch?v=mC776KBLU7k

http://www.youtube.com/watch?v=Ve8lRNYko7o

Todavía no he visto nada que se parezca a esto. He aquí un ejemplo de mujer que superó a los hombres en su campo, desde un desgarro y una sinceridad (desde la "conmoción", como gusta de decir Addisson) sin par.

Gran idea la de compartir nuestros gustos, aunque Addisson tal vez se enfade y piense que estamos convirtiendo esto en un chat :)

A mí me interesa muchísimo el gusto de los demás, siempre quiero aprender cosas nuevas.

Y yo también buscaré el libro de Rúmulo Bastos, a quien desconocía. Gracias.

anonimito dijo...

Grrr, envié dos veces el mensaje y al final se ha borrado (si llegan varios escoged el que tenga menos méritos literarios :). A ver si ahora lo consigo.

Me toca hacer de Pepito Grillo perverso. Lo siento.

Muy buena la idea de Helena, te secundo.

El poema que nos trae Mojamuto me parece XXXXX. Sentimentalidad XXXX a mansalva. Sin acritud, Mojamuto, que eres un crack y te quiero bien, pero tras la lectura de este poema me alegro de situarme, deportivamente, en las antípodas estéticas de esos versos.

Rómulo Bustos (no Bastos ni Rúmulo Bastos, no le gastemos el nombre, je) tiene en su biografía un hecho en absoluto baladí: dos veces premio nacional en su país, "el premio más prepotente que imaginarse pueda". ¿Resultará ahora que no recae sobre él la sospecha ecuménica que guillotina siempre a nuestros vates? A los poetas españoles que lo ganan les hacéis una cruz... Cuestión para meditar.

gracias, Ander, por los enlaces a esos vídeos de Barbara, geniales. Ya he puesto a bajar sus discos en el emule (la integral). Esto es un regalo que durará toda la vida. No es de extrañar que no guste en España, con los "cantautores" que aquí tenemos. Lógico que ese refinamiento, sensibilidad y calidad musical no se entiendan.

Y termino con una cita con mala uva: "Esto es España, una casa de tolerancia". De un tal Paolo Conte, otro crack de la canción, italiana en este caso. TAmbién para meditarla.


Marcho, descansaré seis días y al séptimo resucitaré, y seré bueno. Lo prometo. O no. (Suave y de algodón lo sigo siendo :)

Addison de Witt dijo...

Hola amantes,

Gracias, Mojamuto, por el poemario. A nosotros, aunque nuestro estilo esté a años luz de Cereijo, sí nos ha gustado.

Ana, como no tengas un amigo en Latinoamérica, te va a ser difícil encontrar su poesía completa en España. Pero seguro que después del éxito de Rafael Cadenas, alguien se anima a publicarlo enterito. Si vemos algún ejemplar por ahí, lo diremos.

Sí Helena, el tema de ¿latinoamérica? tiene una solución difícil. Pero tampoco creo que debamos cogernosla con papel de fumar, los que pueden. De acuerdo en todo lo demás que dices.

Ander, muchas gracias por los videos. Impresionantes. Y eso que no somos fan muy especiales de ese tipo de música. Ya colgaremos un día algún video de PJ Harvey para dar una respuesta femenina más actual. Y estamos encantados de que la gente comparta sus gustos. Vosotros haréis de esto lo que queráis. Chat no podemos poner, pero si, se parece un poco a un foro. Encantados.

Y anonimito, aunque ya hemos hablado, gracias por tu comprensión sobre tu comentario.

Respecto al tema de los nacionales, que hemos comentada ya varias veces, no nos importa repetirnos y decir en público "casi" todo lo que te hemos comentado por correo.

Nosotros no hacemos una cruz a nadie por ganar el nacional. Ni vemos todo negro o blanco, ni somos antiespañoles. Por mencionar el nacional, si lees el último comentario sobre Olvido, a la que alguno de nosotros trata personalmente, verás que nada más lejos de la realidad. Los poetas nos gustan o no independientemente de sus premios. No nos gustan los premios nacionales ni el mecanismo por el que se conceden. Pero por favor, y lo hemos repetido hasta la saciedad, no tachamos a nadie por haberlo ganado. Una parte de nuestros poetas favoritos, desde un Joan Vinyoli hasta Olvido, por decir sólo dos nombres, son premio nacional. No nos gusta el premio nacional. Los premiados son otra cosa.

Abrazos, turrones y besos

paco brines dijo...

Este poema de Gómez Toré mola:

la mujer en la luz

Vermeer

Esta mujer debe verter el agua. No lo hace todavía. Habita espera. El agua espera. La mujer espera. Sólo la luz no espera. La mujer la ha invitado y no lo sabe. Ha abierto la ventana porque tenía sed. Su sed de espacio lava los ojos de quien no beberá la transparencia.

La luz debe verterse sobre el agua.

Ander dijo...

Qué bien que hayan gustado los vídeos, Addison y Anonimito. Otro de propina, éste con subtítulos en castellano y mucho más reciente (1990) y me retiro discretamente:

http://www.youtube.com/watch?v=GNEE5dAaJ7M

Addison de Witt dijo...

Gracias por el poema, Paco. Tienes este espacio para refutar cualquier cosa que hayamos dicho sobre Toré.

Y gracias a ti también, Ander. Te van a nombrar Officier de la Légion d’honneur.

¡¡¡Y no te retires!!!