martes, 4 de diciembre de 2007

Luis A. de Villena:"...podemos preguntar...si es bueno que las editoriales y las instituciones pacten premios.Porque es una costumbre generalizada"

Nos habían hablado de esta frase pero no nos la podíamos creer hasta que esta mañana hemos bajado al kiosko y hemos comprado el número 188 de la revista Leer, que dedica un artículo completo al famoso caso Premio Parnaso de Valdepeñas, incluyendo una pequeña entrevista.

Nos habíais pedido un comentario sobre dos premios recientes y hemos querido comenzar con estas declaraciones, más importantes, y sobre el propio premio Parnaso. En concreto, la frase de Luis Antonio en la revista Leer es: "Vivimos en un mundo dominado por el dinero y donde las editoriales, es verdad, se arriesgan poco. Nos podemos preguntar, de paso, si es bueno que las editoriales y las instituciones pacten los premios. Porque es una costumbre generalizada".

Hemos contado hasta 1000 antes de seguir hablando, porque cualquiera de nuestros comentarios iniciales iba a contener un insulto o algo parecido. La poesía no es dinero, no es poder, no es salir en una foto con la barbilla bien alzada, no es engañar a los sueños de cientos de jóvenes que se gastan su dinero en fotocopias, no son las gastadas antologías, ni el pacto de premios, ni siquiera los putos premios.

Nos parece una desfachatez esas declaraciones, pero como son verdad, al menos esperamos que a nadie le quepa la menor duda de la realidad de los premios importantes en España a partir de ahora.

La pena es que no pasará nada. Los jóvenes se seguirán presentando a los premios con la esperanza de ser algún día parte del pastel que ahora ven desde abajo.

Nuestra actitud desde este momento es animar a todo el mundo a que no se presente a ni un solo premio donde no exista la máxima transparencia en todo el proceso de concesión. Y en estos momentos esa transparencia no existe en ningún premio importante de poesía. Vosotros sois los que podéis hacer cambiar las reglas con vuestro silencio, con vuestra rebeldía civil y cívica. Ya basta de sectas, de endogamias, de monipodios y de todos estos cánceres que pululan por nuestro país poético. Acabar con ello, por favor.

Qué asco.

En referencia a los dos premios que citabais, pues sí. El premio Ricardo Molina, edita Hiperión, lo ha ganado Ada Salas, que es una histórica de Hiperión desde el 94 que ganó el premio Hiperión. Una casualidad. Y es una buena poeta. Y el premio Ciudad de Torrevieja, editado por Plaza&Janés, lo ha ganado Coloma Fernández Armero, una narradora que escribía su primer poemario y que había publicado dos novelas con Plaza&Janés. Otra casualidad. Por cierto que de nuevo Pepe Caballero Bonald en este premio al que dijo que no volvería. Pepe, coño, estás en el Parnaso, estás de nuevo en el Torrevieja. A tu edad y con tu carrera, ¿qué necesidad tienes de esto?.

Sinceramente creemos que hemos llegado a un nivel tal que no se puede seguir excavando. En vuestras manos, sobre todo, está el cambiar esta situación. Respecto a los tres compañeros del premio Parnaso de Valdepeñas, si como decís en el correo que nos habéis enviado hay algún poema ya publicado con anterioridad, (el libro del premio, asombraros, ya se ha publicado), creemos que tenéis casi el deber de llevar este asunto a los tribunales y que ellos decidan. Ya es hora de pegar un portazo y os lo han puesto bien fácil.

Día triste.

20 comentarios:

Santiago Trancón dijo...

Los finalistas del II Premio de Poesía “Viaje del Parnaso” nos vemos obligados a realizar un nuevo comunicado de denuncia sobre su concesión a Luis Antonio de Villena.

1. En contra de lo que se anunció, la editorial Visor ya ha publicado el libro objeto de impugnación. Se afirmó el día del fallo que estaría en la calle en febrero de 2008. ¿Por qué se han apresurado a editarlo?

2. Este 29 de noviembre se organizó una presentación en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, con tan mala fortuna que ¡no acudió al acto ni un solo medio de comunicación! Se suspendió la presentación para el próximo 15 de enero. ¡Y no asistió al acto ningún miembro del jurado! Ni siquiera De Villena apareció por la sala. Bochornoso, por lo menos.

3. Estas prisas sólo pueden responder al deseo de que el escándalo denunciado sobre el carácter “no inédito” de la obra, entre otras cosas, no vaya a más, y actuar con la política de los hechos consumados. Destruir la prueba del delito, vamos, a toda pastilla... y a por la pasta.

4. Estamos absolutamente convencidos de que el libro publicado ha sido expurgado, quitándole una decena de poemas que nosotros hemos descubierto que ya podían estar editados en dos libros: “La prosa del mundo” (Ediciones 4 de agosto) y en “Países de luna” (Edición del Centro Cultural Generación del 27). ¿Cómo es posible que no hayan querido ni permitido cotejar el original real (si es que existe o existió), que presentó el autor en su día, con estos dos libros editados, comercializados y distribuidos, como les propusimos nosotros? ¿Por qué a ninguno de los responsables le surgió siquiera la curiosidad? ¿Cómo se llama a los que, desde entidades públicas, dejan que se produzcan irregularidades o miran para otro lado sin interés por destaparlas, o aclararlas?

5. Con las prisas, aún así, se les ha colado un poema publicado: “Gloriosos desnudos”, textualmente idéntico al que aparece en “Países de luna” y que es una pequeña muestra de lo que había. El poema “Ahorcados”, al que hizo referencia directa De Villena al recibir el premio para explicar el contenido del libro galardonado, ha desaparecido. Misterios de la poesía. ¡Y afirmó que no iba a tocar ni una coma del manuscrito presentado! Y eso ya es síntoma de cómo han ido las cosas, y de lo que había que tapar.

6. En varios escritos dirigidos al alcalde de Valdepeñas –ejemplo de interés por la transparencia democrática; eso sí, amigo de sus amigos–, pedimos que se custodiara el manuscrito premiado para evitar su manipulación. No sólo nadie, ni del Ayuntamiento ni del jurado ni de la Caja Castilla la Mancha, responsables del premio, nos ha respondido una palabra, sino que, incluso, se han negado a recibir las cartas que les hemos enviado. Al menos hasta hoy, un mes después, no sabemos nada de su destino, pese a enviarlas, algunas, certificadas y con acuse de recibo. ¿Hasta qué grado de mezquindad y desprecio se puede llegar?

7. Todo este comportamiento nos recuerda tiempos pasados que creíamos olvidados. Pero resulta que vivimos en democracia y este premio está pagado, en parte, con dinero público, y por una entidad de ahorros que se debe a sus ahorradores. ¿Cuánto? Aparte de los 18.000 euros que el editor se libra de pagar por derechos de autor, hemos de añadir los gastos del jurado (¿cuánto cobró, por ejemplo, Caballero Bonald por éste y, ya que estamos, por todos en los que participa anualmente de la mano de Chus Visor?) y de los seleccionadores previos, la cena del fallo, viaje de los finalistas, presentaciones en Madrid (han dicho que el 15 de enero será el acto en El Palace) y, sobre todo, costes de la edición y promoción general del premio. ¿Quién controla todo este dinero?

8. Pero hay más: en el libro recién publicado aparece un “postfacio” que “postfacia” así: “escribí este libro entre febrero de 2004 y los días finales de octubre de 2007”. ¡Una semana después de fallado el premio y cinco meses después de finalizado el plazo de entrega de originales todavía estaba el vate dale que dale!… ¡Ancho es Valdepeñas y con mi premio hago lo que me da la real gana! Cambio el título y todo lo que haga falta. ¡Finalistas a mí! Yo finalizo el libro cuando me sale de la papada.

9. Y todavía más: el libro, sencilla y llanamente, ¡no es poesía! Prosa, prosa, y nada más. Cualquier lector podrá comprobarlo. Lo que hubiera sido automáticamente descalificado -si el autor fuese alguien incómodo- por no ajustarse a las bases del premio, que especifica que es de “poesía” cuantificable “en versos”, en el caso del parnasiano De Villena ha sido mérito sobresaliente. Ya se sabe, esto de los géneros es tan relativo que las cosas son según quién las haga.

10. Y más: uno de los poemas del libro está dedicado a José Caballero Bonald, al que cita con mucho compadreo (“Pepe Caballero… ¿Lo oyes, Pepe?”), quien fue, mira por donde, miembro del jurado que lo premió a él y con quien ha compartido decenas de jurados, también de la mano de Chus Visor, porque a estas lides hay que ir bien aconsejado. Anonimato puro, ya ven.

11. Este cúmulo de irregularidades se suma a las anteriores: el que De Villena haya sido miembro del jurado del I Premio Viaje del Parnaso –el mismo que el de este año- y les haya dicho “hasta pronto” y aquí estoy, gracias; el que no se sepa en realidad quiénes fueron los miembros del jurado y si votaron o no; el que la noche del fallo el presidente, Ángel González, afirmara que se había dado por “mayoría” y ahora afirman todos que fue “por unanimidad”, cuando uno de los miembros del jurado aseguró esa misma noche incluso “que por los pelos”; que no sepamos si existe una resolución del Ayuntamiento que ampare legalmente todos estos actos y gastos, etc.

12. Para acabar, la desfachatez de De Villena y su editor, Jesús Visor, no tiene límite. Visor controla diez de los premios más importantes de nuestro país, con los que seguramente mueve, de una manera u otra, más de 200.000 euros “limpios” al año. De Villena confiesa en la revista LEER (número de 188 de diciembre 2007) que “no todos los poemas de un poemario tienen que ser inéditos” y que “vivimos en un mundo dominado por el dinero y donde las editoriales, es verdad, se arriesgan poco. Nos podemos preguntar, de paso, si es bueno que las editoriales y las instituciones pacten los premios. Porque es una costumbre generalizada”. Donde nosotros hablamos de sospecha, él confiesa sin rubor que es tongo puro y duro. Luego este premio le han dado, también fue pactado, claro. Tontos nosotros, al no saberlo y ahora pretender cambiar las cosas denunciándolo. ¿Cuántos como nosotros sabrán de componendas e irregularidades del mismo tipo o parecido? Pues no, señor cultiparnasiano, no. No puede ser costumbre lo que es corrupción, injusticia, amiguismo. No puede ser bueno lo que es fraude, farsa, trapicheo y malversación de dinero público. Si le quedara una brizna de honradez debería devolver los 18.000 euros y el Ayuntamiento anular el Premio. Usted, que no se mordió la lengua a la hora de tachar al poeta Antonio Gracia de “tramposo” cuando no comunicó que una obra suya ya había sido premiada, aplíquese el apelativo en superlativo. En fin, un premio que queda ya tocado, para desprestigio del pueblo de Valdepeñas, que no se lo merece.
Santiago Trancón, Esteban Martínez Serra y Javier García Cellino

Fmdo.- Santiago Trancón, DNI 35.537.584 en nombre de los 3 finalistas

Lucas dijo...

Como habéis puesto un nuevo post, vuelvo a repetir mi comentario y si queréis podéis borrar el otro por "falta de adecuación".

La buena relación Ada Salas-Hiperión viene de lejos. Pregúntenle a los miembros del jurado de aquel premio Hiperión de 1994 si el premio fue realmente ex-aequo con Alejandro Céspedes o Alejandro tuvo más votos pero Maite Merodio (verdadero timonel de Hiperión) pensó que Ada vendería más por ser mujer y "forzó" que el premio se diera a los dos.

No tengo nada contra la poeta. Es buena, aunque no de la talla de una poeta de culto, como a unos pocos les parece. Eso sí, cada uno es libre de adorar lo que le dé la gana. Pero es verdad que Hiperión la ha ayudado desde sus comienzos y éste último premio es tan solo una muestra más.

anonimito dijo...

Parece tremendo todo esto. Lo mejor es, simplemente, como apunta Addisson, no presentarse, porque a veces es la arrogancia y el hambre juvenil la que alimeta estas cosas. Los jóvenes han de entender que la poesía y el dinero no tienen que ir de la mano y punto. Y no participar más en estos cambalaches.

Espero que quede claro también la diferencia con los nacionales, tan denostados aquí. Al menos a esos no te presentas.

Lo de Ada Salas, una pena. Endogamias y fidelidades. Nadie es capaz de decir basta.

Sylvia P. dijo...

Queridos Addison: Es fácil decir eso de: "Nuestra actitud desde este momento es animar a todo el mundo a que no se presente a ni un solo premio donde no exista la máxima transparencia en todo el proceso de concesión".
Decidnos a cuáles podemos presentarnos para que nuestros libros se publiquen (partiendo de que sean buenos, claro está). O en su defecto, decidnos a qué editoriales podemos mandarlos para que los valoren.
A mí, al menos, no me interesa el dinero ni el supuesto prestigio. Únicamente quiero publicar, y que no sea en ediciones de diputaciones o ayuntamientos que queden abandonadas en cajones. Decidme dónde y no nos hagáis culpables de participar en este teatro como pobres invitadillos. En mi caso, si no hubiese sido por un premio, no hubiese publicado jamás.
¿Vosotros nunca os presentáis a premio alguno?
Perdonad el tono, pero que no, joé, que nosotros no tenemos la culpa.

Addison de Witt dijo...

Bueno, hacemos una primera entrada sobre todo para aclarar a Sylvia nuestra opinión.

Gracias a Santiago Trancón por darnos su opinión en nombre de los tres afectados. De momento no hemos recibido respuesta por parte de ninguna persona de la otra parte, pero estaremos encantados de oirles sin quieren hablar aquí. De todas maneras, el artículo de la revista Leer junto con vuestro comunicado deja pocas dudas.

Y gracias a Lucas por darnos más información respecto a premios.

Y respecto a Sylvia, no te enfades con nosotros mujer. Nadie ha dicho que vosotros tengáis la culpa. ¿Dónde has leído eso?. Es todo lo contrario.

No te creas que es fácil decir lo que decimos. Lo fácil sería callarse, no gastar tiempo y dinero en este blog y dejar que las cosas sigan como están. Nosotros hemos pensado una solución que consiste en una rebelión cívica ante lo que está ocurriendo. Si alguien tiene una idea mejor, por favor que lo diga.

Respecto a los premios recomendables, no podemos dar una lista. Si alguien la tiene, por favor que la dé. Pero ya hemos dicho en otras ocasiones que nosotros, si fuéramos más o menos primerizos, no nos apuntaríamos a premios que suelan premiar a poetas conocidos o de la misma editorial que publica el premio. Pero si alguien tiene una lista, que la presente.

Y no estamos de acuerdo en que necesites presentarte a un premio para publicar. Entra a una buena librería de poesía y veras decenas de editoriales y una gran mayoría de libros publicados sin la necesidad de un premio. Manda tu libro a esas editoriales. Seguro que tarde o temprano sale sin necesidad de premio.

Sea lo que sea, lo que queremos es que la situación cambie. Si alguien tiene mejores ideas, por favor que las diga. Pero no confundamos. Los jovenes poetas son las víctimas en este caso. No tienen culpa de nada evidentemente. Pero también pensamos que pueden ser la fuerza que cambie el actual panorama.

Un beso Sylvia

Ana dijo...

Bochornoso. Vergüenza ajena.

Chicos, estamos con vosotros. Yo opino como los Addison. Si el tema está tan claro, a los tribunales. Ayudaréis a los más jovenes a que las cosas cambien.

Como dicen en otro sitio: ¡Basta ya!

Os mando mucha fuerza y cariño,

Ana

Anónimo dijo...

El mundo de la poesía se ha convertido en un mundo de mafias y amiguismos que da nauseas. Soy poeta, he publicado hasta ahora siempre en ediciones de ayuntamientos y de fundaciones de cultura, nunca he mandado un manuscrito a una editorial de poesía. El día que lo haga no lo haré nunca a ninguna de las
grandes, ni Visor ni Hiperión. Dan asco.

Quedan editoriales honestas, independientes, eso sí con mala distribución y que no harán nunca del que publica un poeta de primera, ni siquiera de segunda fila, aunque tu libro sea el mejor que se haya escrito en todo el año.
Si quieres lo contrario, tendrás que estar dispuesto/a a venderte al mejor postor. Eso demuestra la cantidad de basura que se publica a lo largo de la temporada en Visor, Hiperión y Pretextos por citar algunas.

Elegir un premio es complejo. He ganado varios premios, cinco en total, todos pequeños, incluidos los dos que he ganado convocados por Organismos oficiales importantes.
Conozco el asunto desde el lado del que se toma el cubata y del que lo sirve; he sido jurado tres veces: uno era un pequeño premio y fue absolutamente trasparente y honrado. De un premio muy importante de una Comunidad Autónoma fui jurado dos veces. La primera vez funcionó correctamente. La segunda vez estaba amañado. Todos los premios importantes están amañados. Siento decir esto, pero es así.
Me asquea el mundo de la poesía, ¿cambiará?, ¿podemos cambiarlo?, me duele responder que me temo que no. Si estuviéramos dispuestos a mantenernos en la tercera fila, aún siendo mejores que los que publican en Visor, sí, el problema es que siempre habrá gente del gremio dispuesta a vender a su madre por publicar en Visor, desgraciadamente conozco a muchos.
Ni siquiera puedo firmar este post porque me follarían vivo. Así están las cosas en este país. Intratable pueblo de cabreros que decía el otro.

Saludos.

Addison de Witt dijo...

Estamos en el momento más bajo amigos poetas. Pero si estamos unidos, la gente joven, la gente que no necesita de focos que terminan explotando de falsedad, terminaremos ganando. Permanecer unidos. La poesía no es una rama más de la literatura. Es otra cosa. Juntemos las manos y luchemos hasta el final.

Jordi dijo...

¿Es normal sentir nauseas antes estas cosas o es una cosa mía?.

Sé que voy a sonar antiguo y pasado, pero vivimos en una época con una crisis ética y de valores sin parangón.

Sustituir a Dios por el becerro de oro y fama dudo que sea la solución.

indignado dijo...

La poesía, en efecto, debería ser otra cosa. Algo sagrado, que impidera a quien la escribe decir "Soy poeta". Quien va predicando eso es, por desgracia, bastante sospechoso.

También es triste quejarse, tirar la piedra y esconder la mano. Por un poco de coherencia habría que firmar un manifiesto con los nombres de cada cuál, no? La pataleta anónima está muy bien, pero es una cobardía más que otra cosa. y apoyo todo lo que decís, pero se agradecería que en general fuérais todos un poco más valientes.

Anónimo dijo...

Pues yo desde aquí quiero dar la enhorabuena a Luis Antonio de Villena por decir la verdad alta y clara sin ningún tipo de autocensura. Qué persona tan divertida, distinta y erudita.

La poesía no es una especie de religión como algunos piensan en este blog. La poesía es hoy en día un negocio, en el que algunos ganamos bastante dinero, y también es fama, una fama de calidad, no como la que sale en televisión en horario de tarde, aunque algunos sí salimos en ella, en programas de prestigio, y nos pagan por ello.

Y por supuesto es literatura. Esa tontería que se ha inventado Gamoneda de que la poesía no es literatura se quedará para los anales del idealismo utópico más naif e infantil.

Y aquí nada va a cambiar sino en beneficio de los que formamos la élite poética. Vamos a seguir premiando a quién nos dé la gana, vamos a seguir repartiéndonos los premios y los jurados y vamos a seguir apareciendo en los medios de comunicación para que los envidiosos nos sigan llamando mediáticos y, por supuesto, nos quedaremos en el canon. Para eso estamos en Cátedra, en la nueva antología de que comenta Prieto de Paula y en toda antología seria. Vosotros con suerte estáis alguno en esas antologías que se llaman marginales, voces del extremo y otros adjetivos parecidos que reflejan vuestro verdadero sitio en el anonimato y en los arrabales de la poesía.

Y también nada va a cambiar porque la mayoría de vosotros, en el fondo, lo que queréis es pertenecer a nuestra élite. Y os seguiréis presentado a premios y seguiréis, con perdón de la expresión, babeando ante los editores y poetas mediáticos para ser admitidos en nuestro club. Yo recibo todos los días dos o tres libros de gente como vosotros, gente que quiere ascender como sea en la carrera hacia el éxito, que me hacen la pelota, me dicen lo que les gusta mi obra, se genuflexionan. Es divertido y siempre te gusta que te halaguen gente que a en muchos casos ni te la leído. ¿Llamarlos perdedores es un insulto?. No lo es, así que espero que no me censuréis, enmascarados.

Tenéis las de perder y siempre será así. Imitarnos y es posible que alguno de vosotros llegue a donde estamos.

Y dejaros las rebeliones y demás tonterías para vuestras novelitas. O estáis con nosotros o estáis fuera. No existís. Es así de sencillo.

Y gracias porque los demás también disfrutemos del anonimato. Es un placer decir lo que uno piensa de verdad.

anonimito dijo...

Esta vez no voy a picar con el provocador de turno. Qué tío más patético.

Salud y poesía.

Anónima dijo...

Tío, se te ha olvidado tomarte la pastilla esta mañana.

Me imagino que sabrás que detrás de lo que dices hay una enfermedad que se llama megalomanía, ("folie des grandeurs", delirios de grandeza). Suele ser síntoma de un problema grave como desórdenes paranoides o maníacos. También es muy posible que tengas el llamado complejo de superioridad. Este complejo ocurre, paradójicamente,en individuos que en su interior se siente inferiores y desarrollan un mecanismo de compensación neurótico a nivel subconsciente.

Es muy probable que en tu personalidad también haya indicios de egotismo y narcisismo.

En serio, ve al psiquiatra, te lo dice una profesional, porque algo grave no funciona bien en tu cerebro.

Ander dijo...

Muy de acuerdo en general con todo lo expuesto hasta ahora. Ciertamente, todo cambiará si las nuevas generaciones aceptan cambiar las reglas de juego para desbancar a impresentables como el anónimo que ha escrito (si es que es el poeta reconocido que dice ser, cosa que no creo: más parece provocador de tercera división).

Creo que la poesía, la gran poesía, no necesita ser premiada, ni siquiera publicada. Ahí queda, como fuego fatuo, si queréis, como experiencia de aludes interiores. En ese sentido estoy de acuerdo con el irónico exabrupto de Borges cuándo le preguntaron qué había que hacer con las nuevas generaciones de poetas y escritores: "Disuadirlos". He conocido algún auténtico crack que ni se molesta en enviar sus manuscritos a ninguna editorial; lo vive para él y algunos amigos y ya está. Ojito que me parece bien querer publicar y presentarse a premios: muy legítimo y encomiable cuando se hace con un corazón puro y sentido de la equidad. Pero que hay otros caminos, secretos, los hay. Al final el ser humano se define por su experiencia íntima, el cara a cara consigo mismo. La fama y el reconocimiento es absolutamente trivial, un espejismo. Ya lo decía Marco Aurelio, pero lo hemos olvidado, tristemente.

Y ahora unas palabritas para el "figura" anónimo que ha decidido apostrofarnos:
te equivocas si crees que aquí todos son poetas deseando trepar. Nada más lejos de la realidad. Este que escribe, por ejemplo, no es poeta ni guarda relación alguna con escritores o editoriales. Y si alguna vez escribí algo, en mi cajón queda. Así que tranquilo que no voy a usurpar tus privilegios, si eres quien dices que eres.

Pero no creo que lo seas. Pareces un resentido que viene aquí con el disfraz de poeta consagrado a dar lecciones. Si tuvieras una vida sana, no te molestarías en venir con estas patéticas provocaciones. Lo que necesitas es hacer el amor de vez en cuando y tranquilizarte. Ahora llegan las Navidades, cómete unos turroncicos, relájate.

Y sobre todo, no insultes nuestra inteligencia, anda.

Saludos.

robin hood dijo...

El enlace es antiguo pero no tiene desperdicio y viene al pelo para ilustrar lo que ahora se está denunciando del tema Villena y Visor: os copio

TIERRA COMUNERA EXIGIRÁ QUE EL INSTITUTO MUNICIPAL DE CULTURA INVESTIGUE LAS IRREGULARIDADES EN LA ADJUDICACIÓN DEL PREMIO DE POESÍA "CIUDAD DE BURGOS". (NOVIEMBRE`2001)



El grupo municipal de TIERRA COMUNERA-PARTIDO NACIONALISTA CASTELLANO (TC-PNC) en el Ayuntamiento de Burgos, exigirá que el Consejo Ejecutivo del Instituto Municipal de Cultura (IMC), que se reunirá de forma ordinaria el próximo lunes 12 de noviembre, investigue las irregularidades detectadas en la adjudicación del último Premio de Poesía “Ciudad de Burgos”, que fue fallado el pasado 25 de Octubre, siendo ganador el poeta Jordi Doce, con su obra poética “Otras Lunas”.

Las irregularidades detectadas, ponen de manifiesto un cúmulo de circunstancias, claramente alarmantes, que cuestionan los criterios y garantías de transparencia, equidad, calidad y libertad de concurrencia que deben prevalecer en todos los concursos y certámenes artísticos y culturales convocados por las administraciones públicas. Así, según ha tenido conocimiento el grupo municipal de TC-PNC en el Ayto. de Burgos, por informaciones periodísticas y agencias de prensa, las irregularidades manifiestas serían:



La obra galardonada, no figuraba entre los trece poemarios seleccionados como finalistas, por parte de los miembros del jurado encargados de la selección previa.


Un miembro del jurado, Sergio Gaspar, director de la editorial DVD, encargada de editar el poemario ganador del Premio de Poesía, y perceptor de 600.000 ptas. por la edición, solicitó la inclusión del poemario ganador – y sólo de ése-, y no preseleccionado, del cual teóricamente era desconocido su autor.


Se habían desatado rumores sobre la selección del jurado previamente a la resolución definitiva, que cuestionan de forma grave la limpieza en la adjudicación del Premio.

En opinión del grupo municipal de TC-PNC se ha puesto en evidencia que no se ha garantizado el anonimato de los autores concurrentes, lo cual cuestiona de forma absoluta las normas, tanto en su espíritu como en su letra, del Premio de Poesía “Ciudad de Burgos”, y que se puede haber incurrido en una grave irregularidad que podría haber llevado a adjudicar el premio a alguien previamente preconcebido.

TIERRA COMUNERA (TC-PNC) solicitará la comparecencia en el Consejo Ejecutivo del IMC del secretario del jurado del premio de Poesía, presentará una propuesta para la modificación de las Bases de la Convocatoria, no descartando solicitar la nulidad en la adjudicación si se demuestra la manifiesta irregularidad en la última concesión. Por último, los concejales comuneros critican la falta de control que la Concejala de Cultura, Isabel Abad, ha puesto de manifiesto, y que sin duda repercutirá negativamente en el prestigio de este Galardón convocado por el Ayuntamiento de Burgos.

Helena dijo...

¿Qué se saca de aquesto? ¿Alguna gloria?
¿Algunos premios o agradecimientos?
Sabrálo quien levere nuestra historia.
Veráse alli que como polvo al viento
así se deshará nuestra fatiga
ante quien se endereza nuestro intento.

Garcilaso de la Vega

Anónimo dijo...

pa mi que nadie ha pillado la distancia irónico sarcastica del presunto provocador....

Ander dijo...

Si era sarcasmo, mis disculpas, Anonymous. Estaba un poco "en caliente" por otro anónimo anterior y pensaba que la cosa iba en serio. Salud.

Anónimo dijo...

La cosa iba en serio, y vuestras respuestas son un claro síntoma del lugar que ocupáis en la poesía, que es ninguno.

No uso el sarcasmo salvo con personas de mi nivel.

Si queréis llegar a la cima parnásica donde me hallo, deberéis aprender a agacharos y a tragar. Ese es el único camino.

baxter dijo...

¿Y este anonymous de qué va? ¿Va en serio o es un cachondo mental? ¿Alguien puede aclarármelo? Gracias.

Muy necesaria vuestra página, por cierto