viernes, 25 de julio de 2008

Itziar Mínguez Arnáiz. Luz en ruinas. Babelia: tercera y cuarta semanas de julio.


La semana pasada Babelia trajo una sola reseña de poesía y ésta semana ninguna. En su línea.

El libro de la pasada semana es "Luz de ruinas", escrito por Itziar Mínguez Arnáiz, accésit del premio Jaime Gil de Biedma, premio que ya comentamos en su momento. Edita Visor.

El jurado estuvo compuesto por Luis María Anson (varias veces miembro de jurados de Visor), Juan Van Halen (premio Tiflos de Visor), Antonio Colinas (con muchos libros publicados en Visor), Juan Manuel de Prada (habitual de Telemadrid y demás medios objetivos), Guillermo Carnero (premio Loewe con Visor), Clara Janés (premio Ciudad de Melilla con Visor), Chus Visor, Gonzalo Santonja (varios libros publicados en Visor) y Javier Santamaría (presidente de la diputación). En fin, un jurado de la casa.

El premio lo ganó Juan Manuel González con un libro que a este colectivo le pareció realmente malo:

http://criticadepoesia.blogspot.com/2008/05/hilda-doolittle-con-triloga-juan-manuel.html

El libro de Itziar, sin ser un buen libro, está desde luego bastante por encima del libro ganador. Viendo la composición del jurado, no es extraño.

La reseña la escribió Martín López Vega. Ignoramos la objetividad que puede tener respecto a Itziar. Más difícil es su objetividad respecto a Visor. En cualquier caso, no nos atrevemos a ponerle nota de objetividad. Si alguien tiene más información, que la aporte.

Nuestra objetividad con Itziar es total. Con Visor y sus premios, no. Valoración de nuestra objetividad: 3 / 10

La reseña de Martín , excepto por el final que se saca de la manga, forzado, bastante bien, estemos o no de acuerdo con su diagnóstico.

El libro se abre con una cita de Ángel González, sin duda, y perdón por la pequeña maldad querida Itziar, todo un acierto para un libro que se presenta a un premio Visor.

Como puede leerse en la contraportada, el libro "es la historia de un médico que se instala en el pueblo de sus antepasados". Y es aquí donde radica el problema principal del problema. El libro es una "historia". En otras palabras, para este colectivo, el libro es una narración. Y es una narración que cae en la prosa de manera continua, mayor punto de desacuerdo con Martín. Recordamos una entrevista de uno de los miembros del jurado, Antonio Colinas, en la que decía que la diferencia entre un libro de poesía y uno de narrativa era que si se ponían los versos del libro de poesía en una sola línea y parecía un relato, era un relato, no un poemario (la cita no es exactamente así pero Antonio nos perdonará nuestros pecados, como poeta casi religioso que es).

Pues bien, la sensación en la mayoría de poemas del libro es esa. Parece un relato que se ha cortado en líneas para que parezca un poema, pero el resultado no engaña. Esto es un relato corto. Ni siquiera prosa poética, o lo que nosotros entendemos como tal. Especialmente descuidado nos parece el ritmo del poema. El verso libre requiere un oído especial para darle ritmo al verso. No es algo anárquico. En este libro, no conocemos su libro anterior, el ritmo no existe. Si alguien piensa que no puntuar un libro y poner mayúsculas al comienzo de todos los versos es tener estilo, quizás tengamos una definición de estilo diferente. La prosodia falla gravemente.

Las cosas empeoran cuando la poeta trata de usar metáforas o usar un lenguaje, convencionalmente, más poético. Como suele ser el caso de unos cuantos libros últimamente, abundan los clichés, y falta talento y originalidad.

"¿Qué llevas en esa maleta?
El pasado"

"Arrastras esa maleta
Sobrecargada de pasado"

"...las mariposas huyen
Del alfiler
Que las hace eternas"

Pasa lo mismo con algunas metáforas:

"Y te hace extrañar
El perfume amargo de la contaminación"

"Metes la fotografía en ese bolsillo
Que late al mismo ritmo de tu corazón"

"La fotografía vieja
Roída por el ratón del tiempo"

"Hay sábanas
Que cubren los muebles
Fantasmas caseros"

"Llevan el mapa del tiempo
En el rostro"

Aún así, hay varios poemas que funcionan: "A esta hora en la ciudad", "Desde que la luz te permite ver", "Es cierto que sobra horizonte en esta ciudad" o "No hay manera de volver al sueño". En estos poemas la parte lírica consigue vencer a la narrativa y da pena pensar que el libro podría ser mucho mejor si mantuviera el nivel de estos poemas.

Hay también algún verso, difícil de encontrar, que sí muestra una mayor originalidad:

"Pero es hermosa
Como todas las grietas de la carne"

"Me desvela el ruido celestial /
Del camión de la basura"

Itziar tiene un buen ojo para los detalles, "Encima de la cama / La sombra de un crucifijo", incluso algún cliché está bien utilizado como el que termina un poema con "Llueve sobre mojado".

Pero quizás donde mejor se maneja la escritora es en el manejo del ritmo narrativo. El libro se lee con interés, alguna veces creando suspense, como en el poema "Nunca has visto nada tan espectacular", y se nota en general su profesión de guionista en casi todo el libro, incluso en algunos detalles como cuando el sujeto poético sube al desván y "La escalera cruje a cada paso que das / La trampilla chirría...". De acuerdo, también son estereotipos pero a nivel de ritmo la escritora reluce.

En definitiva, un libro que como poemario es un libro fallido por la narratividad que inunda buena parte del libro y la ausencia de dominio de técnicas básicas de la escritura poética, en especial de la prosodia y el lenguaje metafórico. Hay algunos poemas y versos que están claramente por encima del resto del libro, y en los que la escritora consigue un lirismo que se echa de menos en el resto del libro. Como narradora Itziar es posible que escriba buenos relatos en el futuro. Como poeta parece menos dotada tanto a nivel técnico como a nivel de talento natural. En la medida que ahonde en los aciertos que se encuentran en el libro, podrá crecer. Si no, siempre le quedará la narrativa.

Valoración del libro "Luz en ruinas": 5 / 10

23 comentarios:

jordi dijo...

Lo Babelia lo anunciantéis muy bien hace un año, cuando cambiaron el formato y el equipo, y se ha cumplido a rejatabla. La imagen, a veces casposa, ha sustituido por completo a la poesía. Lo curioso es que los críticos no se quejan. ¿Tienen miedo a quejarse? ¿O es que están de acuerdo?

Sobre la crítica, acertada y al grano, como suele ser habitual desde hace tiempo. Parece, falso por completo, que o hay poesía cursilona y antigua, o poesía narrativa. Afortunadamente hay otros muchos poetas en nuestro país. El por qué no salen en las reseñas a lo mejor es porque los críticos, muchos de ellos poetas, se sitúan estéticamente en uno u otro lado.

Esta crisis no es sólo económica.

anónima dijo...

Babelia está ahora mismo controlada por unos "image victims" y poco más se puede hacer salvo pensar que pronto se vayan a otro sitio. La poesía, para ellos, es algo del pasado, algo poco o nada moderno.

Lázaro dijo...

Querido Jordi,

Estuve leyendo Ararat, de Glück, traducido por Gragera, poeta que creo que tú recomendaste en este blog, y fue una lectura formidable. Estaba de viaje, lo que siempre le da un tono diferente a las lecturas, pero fue muy interesante. ¿Qué poetas recomiendas de esos a los que te refieres (los que no salen en reseñas)?

La crítica de addison muy buena, concreta y clara. Lo del verso libre me ha recordado la imagen de Robinson Crusoe de Auden sobre la importancia del oído y su dificultad. Gracias por seguir en verano.
Lázaro.

anonimito dijo...

El libro de Glück lo recomendé yo, Lázaro, claro que a mí nadie me hace caso.

Además estoy cabreado porque Leonard Cohen se me ha escapado otra vez, primero en París y luego en Bruselas. ¡Hay que fastidiarse!

Y sí, lo de hacer una carta colectiva y firmar lo decía en serio también, pero veo que nadie recoge el guante. Y tenéis que ser los poetas con nombre los que lo hagáis, yo soy un vulgar anonimito (=menos que anónimo, menos que nada).

Jordi, a mí también me gustaría que recomendaras cositas, aunque ya conozco tus gustos por tu blog y tu sección en las afinidades electivas (sé quién eres, pero si optas por guardar el anonimato, tranquilo, soy un pozo). Salud.

jordi dijo...

Jajajaj. Eres un monstruo, amigo anonimito. Me encantaría tener esa seguridad en mí mismo. Lo cierto es que, respetando por completo lo que hacen mis compañeros, nunca tendría colgado mi perfil, hecho por mí, en un sitio de esas características. Mi antiego es superior a mi ego, pero que no se me confunda. Que cada cual haga lo que quiera. No juzgo. Simplemente a mí no me gusta. Me parece la culminación de un amiguismo y un tribalismo que no trae buenas cosas. Yo lo que quiero es mezclarme, no que me nombren mis colegas. ¿Para qué además? Ya tengo mis poemas en la red. Lo demás me sobra.

La verdad es que es posible que también haya recomendado ese libro, pero te doy toda la paternidad.

Y respecto a las firmas, yo, y otros amigos poetas que conozco, hemos mandado varias cartas al director de El País que por supuesto nunca han salido. Como tú no eres poeta pero sí lector, quizás te hagan más caso. Antes había un defensor del lector pero no sé si seguirá existiendo. De todas formas, lo nombra el propio periódico. Algo así como el CGPJ. En cualquier caso, los únicos que pueden hacer fuerza de verdad son los críticos. Si comienzan a circulas ellos mismos un papel de queja, se va a apuntar todo Dios salvo tres narices marrones, que siempre hay.

Los libros, ya sabéis que soy muy tímido a la hora de dar recomendaciones. Pero intentaré daros algo original y que sacie vuestra curiosidad.

Un abrazo desde la madrugada

Jaula Abdul dijo...

Hola Jordi, ¿en dónde podemos encontrar tus poemas? Gracias baby, Jaula.

helena dijo...

No creo que Jordi vaya a autopublicitarse, querida Paula. Me da que es un chico reservado y poco egocéntrico. Un delicioso raro entre sitios de raros deliciosos.

Por cierto, anonimito, eres un quejica. Sabes que tus recomendaciones las seguimos y son muy acertadas. ¿Qué te ha parecido, cambiando de tema, la última peli de Park Chan-Wook? Me dejó descolocada. De acuerdo que no es una peli perfecta, pero me pareció que tenía poesía en varios momentos. Y sobre todo, mucha originalidad. Ir la cine y ver una peli que no te suena a casi nada de lo que has visto durante tantos años me resultó reconfortante, a pesar del plano final.

Tengo la seguridad de que en Corea del Sur se debe estar escribiendo buena poesía, pero sólo nos llega la parte más clasicona y cursi, y no la que está escribiendo la gente más joven.

En fin, besos a todos.

anonimito dijo...

Querida Helena:

es cierto, soy un quejica... lo que pasa es que, al contrario que Jordi, supongo que padezco una inflación egoica, y eso me hace sentirme arringonado de cuando en cuando (Arringonamiento o síndrome del arringonado: sensación de ocupar un lugar semejante al de Ringo Starr en cierta etapa de los Beatles ;)

Lamento, Jordi, haberte puesto en un aprieto. Voy a averiguar quienes son todos los anónimos del blog; en tu caso ha sido fácil, los demás caerán en pocos meses. Pero tranquilos, no os sintáis como superhéroes desenmascarados, lo hago sólo para saciar mi curiosidad, nada más, no os pondré en aprietos ni lo divulgaré. Es que fui gato en otra vida y lo seré en la siguiente... (esto es sólo un triste intermedio, jur jur)

La peli de la chica cyborg de Par Chan Wook tiene algunos puntos de interés, Helena, y momentos muy originales que podemos entender como poéticos. Sin embargo Par Chan siempre me pareció un poco epatante y superficial, parece que busca activar resortes emocionales a partir de un efectismo primario (hablo sobre todo de la trilogía de la venganza). En esto se parece un poco a Kim-ki-duk. Mucho más interesante me parece, en otro registro, un cienasta como Hong Sang Soo, que no ha tenido el privilegio de estrenar sus películas en este país: "El poder de la provincia de Kwantong" o "La mujer es el futuro del hombre" (título tomado de un célebre verso de Aragon) es de lo mejorcito coreano que he visto últimamente, una reformulación de Truffaut y Antonioni bajo una perspectiva coreana... y quedan otros cineastas por descubrir, y poetas y narradores, desde luego. Ahora mismo esos países están en plena ebullición cultural e intelectual (cinematografías emergentes en Tailandia, Camboya, Vietnam, Filipinas...); su sustrato económico cultural está mutando a un ritmo vertiginoso y eso va acompañado de cierta fractura de un mundo tradicional... y hay muchos ojos que dan cuenta de esa mudanza y la transforman en arte... Caso aparte es China y lo que en estos años está haciendo Jia Zhang Ké, uno de los cineastas más interesantes y potentes del momento... claro que una parte de la crítica española torpedea esta nueva savia desde la trinchera de las virtudes del clasicismo hollywoodiense, pero corto el rollo porque eso es otra hist(e)oria...

Hace tiempo que acaricio la idea de trazar una relación entre poetas y cineastas a partir de las citas de aquellos en estos (la relación García Valdés-Sokurov y Maillard-Tarkovski es de lo más sugerente y reveladora), claro que haría falta alguien capaz de hilvanar un discurso, lo que no es mi caso, ya que tiendo a la dispersión.

Siempre he pensado que la poesía no está solo en los versos, está en la pintura, en el cine, en la prosa, en la realidad. La belleza es común, decía Borges, pero vasta es nuestra ceguera para apreciarla, añado...

Nada, Helena, que me has tirado de la lengua, corto ya que luego me regañan.

PD: Jaula, sigues por ahí... ¿has roto ya los barrotes?

Lázaro dijo...

Anonimito siento robarte el mérito del descubrimiento de Glück, me refería al traductor como recomendación de Jordi. Pero es cierto que leí algo sobre Glück por aquí que sería tuyo, muchas gracias pues. ¿Qué más libros suyos me recomiendas?

anonimito dijo...

Nada, Lázaro, que era chacota, ¿qué más me da quien te descubra a Glück siempre y cuando la disfrutes? De la misma autora, "El iris salvaje" es también muy recomendable.

Saludos

anonimito dijo...

Chicas, chicos e indefinidos, he encontrado esto; es una mina de hallazgos:

http://www.elcultural.es/Historico_articulo.asp?c=11164

Leedlo, por favor. Augures del blog, echadle un vistazo y compartid vuestras impresiones. Lo he leído de pe a pa y es un pozo de sabiduría, delicadeza y buen gusto. Entresaco varios párrafos de interés(pero hay más):

"–En los noventa se planteó en toda su crudeza la dialéctica poesía de la experiencia/poesía del silencio.
Marzal: Lo que hubo fue la pataleta de más de uno que pensaba merecer más de lo que recibía.
Martínez Sarrión: Ese enfrentamiento fue poca cosa, chismografía del gremio. La poesía del silencio no dio mucho de sí: algún remoto silbo gomero, dos suspirillos desfallecientes y menopáusicos.
García Montero: [...] También es cierto que hubo otra gente que se puso muy nerviosa por no sentirse bien considerada. Algunas rabietas supusieron un intento de fama, algo más parecido a Gran Hermano o a Aquí hay Tomate que a la polémica literaria."

"García Martín: Los que están muy vigentes son ciertos poetas del 50, que acumulan premios más o menos monárquicos y otros honores. Son los últimos dinosaurios.
Martínez Sarrión: La maniobra conjunta Gil de Biedma-Gabriel Ferrater al principio de los 60 contra Antonio Machado, Aleixandre, Claudio Rodríguez, la poesía social y la visionaria, y en favor de la instauración, sutilmente totalitaria, del modelo Cernuda, produjo esa hegemonía actual no del 50, sino de algunos de sus miembros, y no los mejores. Los mejores y más secretos serían Claudio, Barral, Valente, Luis Feria y César Simón, por ese orden".

"Gaspar: Las personas del verbo es un libro fundacional de lo que ha sido la línea hegemónica de la poesía en estos años. Ha habido otros libros, como Espacio de Juan Ramón, que pese a ser anterior fue igual de fundacional. Y lo es Edad, de Gamoneda, que aparece en el 87. Y hay dos libros fundacionales más, aunque anteriores: La realidad y el deseo de Cernuda y Poeta en Nueva York.
Luque: Su ciclo de estímulo para los más jóvenes se ha cerrado: con decir que es el poeta favorito de la ministra del ramo..."

"Elena Medel advierte del giro acaecido en los últimos años: “Los poetas más jóvenes no tenemos unos referentes comunes. Cada uno ha buscado los suyos, y los ha buscado fuera. La poesía española ha estado muy ligada a ciertos avatares de nuestra historia que ya no están tan presentes. Además, en mi caso he tenido que buscar referentes de poesía escrita por mujeres en la poesía norteamericana, ya que aquí no los había”.

Para rematar la faena, se incluye una lista de los libros más significativos de los últimos treinta años... ecuánime, equilibrada y representativa de todas las tendencias.

NB: Aquí el que no corre, vuela.

joan dijo...

Artículo famoso, muy comentado en su momento, tanto por los colegas que Martín López-Vega metió en el mismo, su editor de DVD, su amigo José Luis García Martín, una autora de DVD, y los de la triste experiencia.

Un ejemplo de lo que tanto se crítica en este blog: el cómo algunos hacen un periodismo subjetivo, que va siempre a favor de sus intereses y de sus poderes. Martín quedará para siempre marcado por este artículo, que lo define como periodista y como poeta.

De esta época viene por tanto la excelente relación entre DVD y El Cultural.

Como dice Montero, también haciéndose un buen autoretrato, "Todo debate estético es una estrategia de poder." Como máximo poder poético-mediático del país, no puedo estar más de acuerdo con el hecho de que esa afirmación es su vida.

Un artículo que, en poesía, marcó un antes y un después en el descaro con que se usan los medios de comunicación para los intereses del redactor del artículo.

jordi dijo...

Martín tuvo su recompensa. Acabó publicando en Visor con un premio, el sueño de todo triunfito. Por tanto, la nota de objetividad de su reseña de El País debería ser bien baja. Para que escriban gente como él reseñas, más que firmar para que haya más, habría que firmar para que las quitasen del todo.

El famoso artículo de Martín no tiene nombre. O sí, pero decirlo violaría las normas de este blog.

Os recuerdo el artículo de Pedro Granados, donde cuenta el origen de toda esta familia: papá Montero.

http://www.babab.com/no19/margen.php

Sin desperdicio.

Anonimito, me confundes con otro pero da igual...

Jaula, te agradezco el interés. Me encantaría que la casualidad te lleve, o haya llevado, a algún libro mío. En librerías de primera y segunda mano, como todos...

Abrazos

Jaula abdul dijo...

Querido anonimito, sí, sigo aquí leyéndoos en silencio para aprender algo, a ver si se me pega vuestra erudición porque estoy más seca que un rastrojo. En cuanto a los barrotes, son de chicle, lo que más cuesta es recordar la plasticidad del cerebro, y practicar para que éste se transforme. A veces da pereza y los buitres vuelven a dar vueltas sobre la carroña (es una imagen sin duda repetida). Y Jordi, me dejas anonadada por tu forma de salir por la tangente, pero entiendo tu discreción puesto que yo hago lo mismo. Snif.
Leeré atentamente el artículo que recomendáis e intentaré comentar algo antes de irme de vacaciones. Allí a donde vaya echaré de menos vuestras charlas.

PD. Anonimito envidio tu nueva intención detectivesca en particular, y tu forma de vida en general. Cuando consiga creer que soy libre, que vendrá a ser cuando me haga mayor, quiero ser como tú. Besos, Jaula.

anonimito dijo...

Jordi, ¿qué más da si te confundo? Lo cierto es que me caes más que bien, eso es lo importante.

Otro tanto digo de Joan... aquí perdéis un lector por culpa del anonimato (aunque a lo mejor sí os conozco y leo, quién sabe). Qué le vamos a hacer.

Veréis, encontré el artículo de Martín López Vega anoche, de madrugada, en uno de mis insomnios, que es cuando leo poesía y buceo por la red. Quizá sigo siendo un gran ingenuo, pero me quedé estupefacto, algunos párrafos y aseveraciones no me las podía, literalmente, creer.

Antes de conocer el mundo poético, tenía en gran estima la figura del poeta; llevo un año viendo tal cantidad de bajezas, puñaladas, conspiraciones... (y quien no se mete con nadie es, casualmente, quien más recibe) estoy desolado y asqueado, no eran estos los oropeles que anunciaba el mármol del verso (ya sé que no todos sois así, no generalizo).

No sé si los "suspirillos desfallecientes y menopáusicos" de Martínez Sarrión los atribuye a Olvido García Valdés, pero en cualquier caso la expresión es ignominiosa e indigna de un poeta e intelectual, desde mi punto de vista. Qué poca categoría... (poner a Barral por encima de Valente me deja, también, noqueado)

También encontré anoche los artículos de Felipe Benítez Reyes contra Blanca Andreu a principios de los ochenta, que conoceréis de sobra. Sin comentarios.

El artículo que pasas está muy bien, Jordi, pero no entiendo cómo el autor machaca a Valente y ensalza (en los últimos párrafos) a figuras menores (menores en mi opinión, de acuerdo) como redentores de la poesía española contemporánea. ¿Y este hombre tiene criterio? No lo entiendo, de verdad, no lo entiendo.

Por cierto, y abundando en Valente... ¿sabéis cuántos de los cientos de poetas de las Afinidades electivas lo mencionan entre sus favoritos?
Tres.
Podéis sacar vuestras propias conclusiones.

En definitiva, me siento decepcionado y entristecido; me voy a tomar el mes de agosto como período de reflexión. Nos vemos en septiembre.

Abrazos.

jaula abdul dijo...

Ya he leído el artículo, Anonimito, y no entiendo muy bien lo que dicen. Me parecen de Melmak. Mi ignorancia es directamente proporcional al aumento de la temperatura. Gracias anyway. Jaula

jordi dijo...

La verdad es que yo también soy admirador de Valente y no entiendo muy bien la manera en la que liga a Valente con Paz. Como soy admirador de muchos pero creyente de nadie, la verdad es que sería interesante que el propio autor del artículo se pasara por aquí y nos contara algo. Siempre se puede aprender.

No sé si los Addison tenéis contacto con él. Si es así, a ver si nos puede aclarar el punto sobre Valente. De todas formas yo pasé el artículo porque cuenta el acto literal en que Alberti le pasa los trastos a doctorado-en-Alberti-yo-Luis-García-Montero-en-adelante-el-rey. Me parece que está bien narrado. El resto del artículo baja en interés, sobre todo porque las antologías me interesan poco.

¿Los artículo de Reyes están colgados en la red? Sería interesante una relectura. Un buen poema de Blanca vale por toda la carrera de Benítez Reyes en esta reencarnación y en las próximas siete.

Hoy estoy malo. Lo siento. Sí, me escapo, Jaula.

Y no quiero formar parte de ningún club. Por eso no estoy en las afinidades. Un my-egospace al que no le veo ni la utilidad ni la gracia. Seré muy raro.

raúl quinto dijo...

Hola,

lo primero de todo feilicitar a los Addison por este lugar, se lo curran y por la cara, así que merecen respeto y aplausos. Yo quería comentar algo sobre el blog de Las Afinidades Electivas, al que por aquí parece que acusan de ser una especie de catalizador de todas las esencias putrefactas del panorama poético nacional, ahí es nada. Lo mismo que es loable, y mucho, el esfuerzo desinteresado de los que llevan este espacio en el que estamos, no lo es menos el que lleva a cabo Agustín Calvo Galán para confeccionar su página. Cómo entiendo las afinidades, y cómo me lo hizo ver Agustín cuando me dijo de participar, es como una especie de enciclopedia viva de la poesía real española, y digo viva y digo real porque en el blog ocupan el mimo espacio y el mismo rango autores que han sido Premio de la Crítica con otros que apenas han publicado un par de poemas en una revista, y ahí están ambos a nuestro alcance para que nosotros determinemos quién nos interesa más.Y si la red se extiende, y lo está haciendo, al final acabarán estando dentro casi todos los que son.

Yo felicito a Agustín porque el proyecto sigue adelante y gracias a él he podido conocer a autores muy interesantes. Nada más que por eso el sitio merece la pena.

La mecánica es sencilla (lo digo porque parece que algunos no saben cómo funciona el chisme): a un autor lo nombran y entonces entra en el juego tras recibir un mensaje de Agustín, presentas la foto, tus datos, una poética (es muy enriquecedor ver la variedad de propuestas) y unos poemas; además debes nombrar un número, no recuerdo cuántos, de autores ESPAÑOLES y VIVOS, por eso la mayoría no nombran a Eliot ni a Valente, y el que lo hace es que no ha entendido la mecánica. Y la gente nombra a los que le da la gana, sea por amistad, por admiración y siempre por afinidad. Que se puede mirar la página con ojos críticos, sí, como todo. Pero no echemos por tierra el trabajo gratuito a favor de la poesía. Opino.

Y poco más, espero que el verano os esté siendo propicio a todos, ¡un saludo!

jordi dijo...

Hola Raúl,

Como me siento en parte responsable de tu post, te comento. Yo sí conocía el funcionamiento de esa página y tengo unos cuantos amigos y amigas mostrando sus hermosos rostros en ella.

No sé si me he pasado por exceso y tú por defecto, o es que no haberme cogido vacaciones todavía afecta a mis neuronas pero comparar la página con una enciclopedia no me parece la comparación más adecuada, salvo que se compare con la wiki española, que tampoco es una enciclopedia bajo mi punto de vista.

No me cabe la menor duda de que el propósito inicial de Agustín era loable y no sé en qué medida la idea es suya o viene del cono sur. Lo segundo tampoco me parece importante.

Pero sé en lo que se ha convertido en parte. No sólo en una carrera por estar, cada vez es más difícil no estar voluntariamente y yo soy uno de esos raros caso, sino que se ha convertido en una triste carrera por tener el mayor número de "recomendaciones" posible. Como suele hacer el ser humano, el mecanismo se ha viciado y los intercambios de "votos", algunos solicitados por gente que apenas conoce a quién se lo pide, comienza a cansar a quienes estuvieron desde un principio. A ello se une un mecanismo de mimetismo estudiado por toda la antropología que hace que quede "cool" mencionar a alguien aunque ni Dios lo haya leído, y de esto también hay varios casos. Creo que en ese aspecto la página debería cambiar. Radicalmente. Yo quitaría todas la recomendaciones, dadas y recibidas, y de un plumazo eliminaba ese aire de trueque mercantil que para mí tiene. Es más, sólo dejaría que la gente recomendara poetas muertos.

Pero es la idea original, que no digo que no esté hecha con buena voluntad, la que también rechazo mientras escribo esto. ¿Por qué afinidades? ¿No es una forma de juntar con focos lo que ya de por sí esta junto? ¿No hay suficientes "afinidades" en nuestra poesía como para crear una página dedicada a ellas?

No sé, tampoco quiero sonar como un puto purista. Yo también tengo mi ego, versión reducida pero por problemas míos, y entiendo que a la gente le guste lucir el suyo, poner su poética, su mejor foto, invitar a sus colegas y esas cosas. A mí, y soy minoritario en mi opinión, como en tantas cosas, no me gusta ni en lo que se ha convertido y tengo mis serias dudas sobre el planteamiento original.

En fin que os respeto, cómo no, pero igual que se lo digo a mis amigos lo digo aquí: no os comprendo. Y creo que hay otras personas que sí están dentro que comienzan a pensar lo mismo.

anonimito dijo...

"una especie de enciclopedia viva de la poesía real española." Me alegro, Raúl, de que mis poetas favoritos sean, a tenor de tu aserto, bastante irreales, porque son poco mencionados en las Afinidades (y sí, son españoles y están vivos).

A mí, que no soy poeta, este tinglado me da un poco de vergüenza ajena, por el amiguismo, por el gusto poético mayoritariamente conservador de la nueva generación poética y por la escasa calidad de, siendo generoso, la mitad de los poemas que hay colgados en la página.

Yo no veo esas poéticas jugosas que mencionas, sino a unos jóvenes hambrientos y que quieren hacer carrera. Mucha ambición y poca buena poesía es lo que veo (con excepciones, claro, algunas muy notables).

Por todo ello es de agradecer que queden Jordis por el mundo que no participen del circo.

Por cierto, Jordi, tranquilo: mientras estemos Joan y yo aquí, tú no serás el malo.

Querida Jaula: eres todo ternura, un abrazo.

Y ya sí, hasta septiembre.

raúl quinto dijo...

Jordi, evidentemente respeto tu opinión, faltaría más, pero no tendamos siempre a ver nada más que el aspecto, que lo hay en todo, también en esta web, más chungo de las cosas. A mi modo de ver Las Afinidades tiene un valor objetivo. Es verdad que enciclopedia enciclopedia no es, pero sí una base de datos curiosa donde se puede ir dando saltos de un autor a otro (mejor no para contar y escanear a quién tiene enlazados sino para ver si descubrimos algo de buena poesía en el trayecto... porque a todos nos gusta la buena poesía, y por lo que te he leído aquí a ti también).


Anonimito, yo no he dicho que quien no salga en Las Afinidades no exista, hay como tres mil poetas más en este país (ya me explicarás, por cierto, porqué la media de ventas de un poemario medio exitoso ronda los 200-300 libros, siendo generosos). No considero que Jordi sea malo porque piense distinto que yo en este punto, la diferencia de puntos de vista no te lleva a ser enemigo, creo. Mi intención era resaltar la labor del tipo que lleva la página, poco más; está claro que no voy a romper una lanza por cada uno de los cientos de escritores que aparecen en ella, aunque sí por su derecho a mostrar sus obras en ese escaparate y el nuestro como lectores a tener fácil acceso a la mayor cantidad de poetas y poemas, para mí es un gozo. De nada me sirve un poeta genial si no llega a mis manos nunca. Es mi opinión, insisto.

Saludos Jordi y Anonimito,que, a pesar de todo, me encanta que metáis caña :)

jordi dijo...

Querido Raúl:

Aunque no suene muy creíble, mi crítica intentaba ser constructiva. Sinceramente creo que esa página se ha convertido, por parte de algunos, no quiero generalizar, en una especie de carrera, de yo-te-pongo-tu-me-pones, y no hablo de sexo, que tiene bastante que ver con la manera en que algunos viven la poesía, pero que no es exactamente poesía.

Por supuesto, puedo estar muy equivocado, pero hablo por las personas que tengo cerca, lo que me comentan, y lo que yo también he visto con mis ojos. En cualquier caso, tampoco creo que sea un tema lo suficientemente relevante para enrollarnos tu y yo aquí, de nuevo sin connotaciones sexuales, con el calor que hace.

En fin, un abrazo querido Raúl, y nos vemos cualquier día de estos.

raúl quinto dijo...

Sí, el tema no da mucho más de sí.

un abrazo.