viernes, 9 de noviembre de 2007

El Cultural, Segunda Semana de Noviembre, 2007. Y el follón Martín López Vega

Vaya semana de El Cultural. Cuatro críticas de poesía, una de ella reseña, y otra nota caliente de Juan Palomo. Vamos a tratar de ser breves para no aburrir.

Empezamos por Juan. No hemos podido leer la revista Clarín para leer con detalle la perlas que M. dedica a, y citamos textualmente El Cultural, gente como Luis Antonio de Villena, "la Paris-Hilton de la poesía española", o a Manuel Rico, que "no se entera de nada". Así que compraremos Clarín y veremos porque Juan Carlos Abril, que está haciendo una tesis sobre García Montero, y el propio Montero, presuntamente censuraron estas críticas a M.

De Luis Antonio, todo lo literario que teníamos que decir, ya lo hemos dicho. A nosotros Paris-Hilton, como personaje mediático, nos parece mucho más interesante. Literariamente no tenemos conocimientos de que la chica escriba poesía, por el momento. Aunque sus videos son bastante líricos. Y sobre Manuel Rico, que cada vez que hablamos de él escribe en su blog que le atacamos y que somos una especie de anticristo, el comentario nos parece exagerado. Al menos cuando habla en público, se entera. Otra cosa es que a nosotros no nos guste ni como poeta ni como crítico. Pero eso no es atacarte, Manuel. Es decir lo que pensamos. Se llama libertad de expresión y es algo poco común en nuestro país, pero las nuevas generaciones vienen guerreras, como se puede observar en lo que está ocurriendo últimamente. Quizás en vez de preocuparte tanto de nosotros, que no somos nadie salvo un sitio de Internet con cierto éxito (y el éxito en poesía y la nada es lo mismo), deberías de preocuparte de otros que crees amigos, a los que reseñas a veces, y que no nos hablan bien de ti como crítico, ni que decir como poeta. Nosotros no somos tu enemigo porque ni hemos sido amigos ni tenemos fobias, por mucho que insistas en insultar. Cuando tengamos que hablar bien de tus críticas lo haremos y cuando nos parezca que lo has hecho mal, también. Pero ellos sí que puede que lo sean, y lo peor es que se hacen pasar como amigos. Ya sabes como es la gente. Qué te vamos a contar.

Comenzamos por Bartleby, venga. Libro de jaikus, de Jack Kerouac. Edita Bartleby. Traduce Marcos Canteli.

En este libro creemos que no sólo vamos a hacer una contracrítica sino que vamos a ir a contracorriente.

Y decimos a contracorriente porque, primero, Jack Kerouac es un autor que vende mucho en España, y sin duda el libro va a resultar atractivo para todos sus seguidores. Segundo, porque los haikus, con h o j, siguen estando de moda. Así que la combinación moda y Kerouac creemos que va a ser un éxito editorial.

Pero nosotros no estamos aquí para alabar las estrategias comerciales de las editoriales sino para hablar de los libros. Así que hablemos. Comencemos por Kerouac, un pope intocable para muchos. A nosotros nos pasa como comentaba hace poco uno de nuestros lectores refiriéndose a otro autor. Cuando leímos On the Road hace diez años nos gustó bastante. Hoy se nos cae un poco de las manos.

En general, la generación beat no ha envejecido literariamente demasiado bien. Sin llegar a la palabras que Harold Bloom utiliza para referirse a On the Road ("it's a worthless piece of trash", es un pedazo de basura sin valor), lo cierto es que una parte importante y cualificada de la crítica americana tiene una opinión bastante mala sobre la calidad de la mejor obra Kerouac. Nosotros creemos que con cierta razón. Y en su faceta poética, el consenso sobre la baja calidad de su poesía es bastante elevado.

Por supuesto que la generación beat ha tenido y tiene una importancia histórica indudable, que no sólo se extendió a la propia literatura, sino también a la música y al cine. Pero pasados cincuenta años, y sin la melancolía que pueden sentir otras personas de mayor edad, creemos que literariamente, con alguna excepción brillante como el poema Howl y algo de Ferlinghetti, el resto no ingresará en ningún canon literario riguroso.

De esta generación nos interesan mucho más las vidas de los personajes que la mayor parte de lo que escribieron. Su forma de pensar, y de vivir, es donde está su verdadera literatura.

Así que, nuestra opinión sobre el libro de jaikus de Kerouac, al margen de la importancia histórica del personaje, es que es un libro de poesía de un nivel medio-bajo, que si no llevara el nombre de Jack en la portada, dudamos que se hubiera reimprimido. Por supuesto, que entre tantísimos haikus, hay alguno bueno, o incluso muy bueno. Pero el tono general no deja esa plenitud que un haiku produce. Escritos bajo la idea budista de que el mejor pensamiento es el primer pensamiento, lo cual se relaciona con la escritura automática de Kerouac, y con su dejadez a la hora de corregir un poema o un texto, su lectura nos deja indiferentes, y no produce ni de lejos esa sensación orgásmica que parece que produce en otros critic@s de este país. Afortunados ellos.

La traducción de Marcos Canteli, correcta.

Sobre la crítica de Ainhoa, no nos vamos a molestar en hablar demasiado de ella. Hiperbólica, mitómana, exagerada en sus alabanzas...No nos gusta. Y nosotros a ellos tampoco.

Eso sí, buena nota de objetividad respecto a la editorial (9/10). No creemos que tanto con respecto al autor. Y respecto a nosotros tenemos ganas de poner una buena nota a un libro esta editorial. Aunque no se note. Pero tampoco vamos a mentirnos ni a mentiros para ello. Ya llegará. Y a lo mejor, pronto.

En resumen, una idea editorial que funcionará muy bien, pero que a nosotros nos interesa bien poco. Hojeen el libro en la librería y ya nos contarán.

Valoración de "Libro de jaikus": 5 /10

Seguimos. El poeta Agustín Delgado presenta el libro "¿Y?". Edita Del Oeste Ediciones. La crítica es de Túa Blesa. Sin inconvenientes sobre su objetividad.

Objetividad del crítico a priori según nuestra opinión: 9 / 10

Nuestra objetividad en este caso es similar. La crítica de Túa en este caso es corta pero aceptable. Para nosotros se trata del mejor libro de Agustín Delgado hasta la fecha. Lo cual, para un señor que nació en 1941, significa que todavía hay esperanza. Este fundador de la revista Claraboya, donde participaba gente tan interesante como Luis Mateo Díaz o Angel Fierro, al menos hasta lo que habíamos leído de él hasta ahora, tenía una línea poética bastante más conservadora de la que percibimos en este libro. Agustín hace una apuesta decidida por el riesgo poético, por situar cada verso en el filo de lo imposible, y aunque algunas veces se pueda cortar, la mayoría de las veces es él quien desgarra ese espacio que hay entre el lector y la página. No hay dioses léxicos ni sintácticos. Queda la poesía frente al lector. Nos ha gustado el libro Agustín. Y nos encantan los maduros rebeldes. Sigue por ahí.

Valoración del libro ¿Y?: 7 / 10

La siguiente crítica es más una reseña y también la realiza Túa Blesa. En este caso, se trata del libro de
Fernando Gómez Aguilera, poeta y director de la Fundación César Manrique, editado por Icaria y titulado Manchas Ciegas. Túa ha tenido una pequeña relación con Icaria, aunque no creemos que sea significativa. No tenemos noticias de relación personal entre los dos. Hay un texto por otra parte de Fernando en El Cultural como articulista, pero tampoco pensamos que exista una relación especial.

Valoración a priori de la objetividad de la crítica en este caso: 6 /10

Como la reseña es corta, la contrareseña lo va a ser. Tiene razón Túa cuando dice que es el mejor poemario del autor. Aunque habría que preguntar si eso significa que el poemario es bueno o simplemente significa que es mejor que los anteriores. A nosotros, personalmente, nos ha parecido un poemario de los que uno lee, con no demasiada pasión, y deja sin ningún tipo de problema en el olvido. Demasiados lugares comunes ya leídos. Demasiadas versos que nos suenan a reescritos. Sí, algunas veces el poeta logra momentos que nos levantan la mirada, pero el conjunto se hace repetitivo. Falta pálpito poético, poesía.

Valoración del libro Manchas Ciegas: 5 / 5.

Y finalmente llegamos a la sorpresa de la semana. El libro se titula "Música para sueños", lo escribe José Cereijo y edita Pre-Textos. Túa Blesa decide "darle caña" a un libro y lo hace, además, con cierta impiedad, aunque se excusa en el hecho de que "Cereijo llegará a escribir un buen libro" y por eso escribe la reseña. Nos imaginamos que con intenciones didácticas. Cómo son los profes...Teniendo en cuenta la de libros "flojos" que a este señor le han encantado y a nosotros nos han horrorizado, tendremos que leer a José Cereijo con atención, no sea que el señor Blesa sea uno dividido nuestro gusto. Y decimos tendremos porque no disponemos del libro todavía, la amable distribución, y no podemos leerlo. Cereijo es un poeta bastante clásico, lo cual iría en contra de nuestro gusto general, pero sabemos de gente muy respetable que ha leído este libro y le ha gustado. Así que tenemos interés en conocerlo y dar nuestra opinión. Creemos que Cereijo es una persona, por lo que nos cuentan, que trata de pasar por la poesía casi de puntillas y sin hacer ruido, todo lo contrario que algunos de los personajes que ha elogiado este señor. Resulta por tanto curioso que la primera crítica negativa que leemos de este señor en este blog sea al débil, al silencioso. Qué valentía.

Y con esto acabamos esta larga contracrítica. Señores de El Cultural, ni tanto ni tan calvo, por favor. .

19 comentarios:

Ander dijo...

Estimados Addison de Witt:

me ha alegrado mucho cómo describís el libro de Kerouac y lo que significó este hombre en su generación. No puedo estar más de acuerdo en que es una de esas lecturas imprescindibles en cierto momento vital (juvenil), que luego, a medida que nos hacemos "adultos" (aún no he descubierto qué significa eso, pero al menos parece que es pasar de una ingenuidad a otra), aquel brillo primero se atenúa y se notan demasiado las costuras. Desde hace años he pensado que Kerouac es un autor sobrevalorado, y al leer la reseña de El Cultural, antes de acabar, ya sabía que Sáenz de Zaitegui, con su hipérbole sistemática, con su habitual fundamentalismo exegético y falta de matices, se decantaría por expresiones como "No es Merlín: es Midas. Sus versos se calibran en quilates. Más que haikus, universos. Más que un poeta, una fuerza de la naturaleza". Estas revelaciones dogmáticas resultan sencillamente "irrespirables". La crítico va del blanco al negro, y del negro al blanco, nunca hay moderación ni objetividad (la reseña zafia al libro de Chantal queda para una "historia provinciana de la infamia", como lector me dolió bastante). Se puede alabar sin hipérboles que desacrediten nuestro discurso; se puede criticar sin ser mezquino, con elegancia. Este blog es un ejemplo de ello (sin querer hacer la pelota a Addison, creo que es verdad).
He estado hojeando el libro de Kerouac y se cae de las manos. Vivimos en un mundo en el que cualquiera tiene la pretensión de escribir haikus, parece que por escribir "corto" ya tenemos un haiku, y no es así: para llegar a esa depurada forma poética es necesaria una dilatada experiencia vital y sensorial, no cualquiera llega a esa concreción, a ese nivel de depuración "espiritual". Por eso los haikus escritos por autores occidentales parecen sospechosos. Los de Kerouac, desde luego, se alejan muchísimo de esa virtud. Tiene razón Addison cuando dice que de no llevar la "marca Kerouac" el libro no se habría reimpreso jamás. Creo que es bueno y saludable relativizar los cánones vigentes, y huir de todo servilismo. Tampoco quiero pontificar demasiado, no tengo ninguna autoridad, no soy poeta, ni escritor, ni profesor ni nada. Sólo un lector anónimo, con sus fervores anónimos y sus tristezas.

Las críticas de Túa Blesa tampoco me gustan. Pero como apunta Addison, habrá que buscar el libro porque si lo pone tan mal no sería extraño que tuviera más de una virtud...

Y sin más un abrazo.

Anónima dijo...

Hola,

Yo tengo un libro de poesía del señor Kerouac titulado "Pomes all sizes", con prólogo de Allen Ginsberg y editado nada más y nada menos que por City Lights. Y el libro me parece infumable, una tremenda tomadura de pelo.

No estoy del todo de acuerdo en la valoración que hacéis de Kerouac como narrador, aunque en absoluto lo considero un clásico del siglo XX, ni yo ni ningún crítico de prestigio internacional, pero admito que su poesía es mala de solemnidad.

Enhorabuena por vuestro valentía a la hora de decir las cosas. Parece que nuestro país la crítica del "establishment" realiza sus valoraciones basándose en lo mitos que ellos mismos se importan y modelan. Por eso no llegan a la altura ni de lejos de gente como Bloom, que tiene las santas narices de decir lo que piensa de todo dios, sin importarle ni el nombre ni el pedigree.

El Cultural habrá hecho cuatro reseñas/críticas esta semana pero hay críticos que en mi opinión podrían hacer un trabajo bastante mejor que el realizado por este señor y señora. Para eso, prefiero las fotos de Babelia.

Y estoy de acuerdo que el futuro de la crítica está en Internet. Cada vez estos suplementos suenan a más viejos y caducos.

Besos.

Juan dijo...

Pues yo, entre la anorexia poética de Babelia, que se repite esta semana por tercera vez, una mínima columna, me quedo con el hiperbólico Cultural.

Independientemente que me gusten o no sus críticos, pienso que los mejores como Antonio Colinas deberían de escribir mucho más, al menos nos enteramos de libros que pueden ser interesantes, como el que decís de ¿y?, y que de otra manera pasarían desapercibidos.

Interesante lo que mencionáis de Clarín. La pena es que no tiene web para leerlo.

Un abrazo

Francisco dijo...

El libro de José Cereijo es una joyita que ustedes deberían de leer, porque merece mucho la pena.

Y respecto al libro de Kerouac, a mi sí me ha gustado. Me ha pasado un poco a la inversa que ustedes. Hay algunos jaikus que no me gustan, pero la mayoría me llegan y bastante fuerte. No creo que se puedan comparar los jaikus orientales y los occidentales porque parten de bases culturales distintas. Y sinceramente la opinión del señor Bloom me parece también hiperbólica.

Gracias por dejarme expresar y un cordial saludo.

Anónimo dijo...

¿El diario Clarín no es el que dirige el controvertido crítico de ABC José Luis García Martín?.

Esto suena a vendetta...

Me uno al resto de lectores. Tal y como está Babelia, estaría muy bien incluir a ABC.

Javu dijo...

"Y respecto a nosotros tenemos ganas de poner una buena nota a un libro esta editorial. Aunque no se note". Pero ¿qué os pasa con esta editorial? Me he perdido...

Anónimo dijo...

Claro. y el tal M. no es otro que Martín López-Vega, antiguo redactor de El Cultural ¿os cuadran ahora los números? Pues el tal M. es autor de DVD Ediciones. Eso explica también el trato de favor que recibe esta editorial habitualmente en el Cultural ¿o es que los del colectivo Addison os mordéis la lengua cuando os interesa?

Mr. Froy dijo...

He leído el artículo de Clarín y puedo decir que el autor censurado exculpa por completo a García Montero. Ha sido un error de "Juan Palomo" expresar la cuestión de esa manera.

Y, sí, viendo cómo está Babelia, que parece el MP3 de los viernes, estaría bien meter el ABCD, aunque sus críticos sean tan... de aquella manera...

Addison de Witt dijo...

Bueno, como están algunos ánimos, incluyendo los reales...

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Ander, estamos de acuerdo en casi todo. Gracias, sobre todo, por leer poesía. Personas que no son poetas y leen poesía deberían de salir en la película de Al Gore como especie en enorme peligro de extinción.

Anónima, nos pasa un poco lo mismo que con Ander, aunque preferimos leer a ciertos críticos que las páginas a toda imagen de Babelia, que esta semana, salvo que no hayamos mirado bien, trae sólo una brevísima reseña. En esto parece que coincidimos con tu comentario, Fran.

Francisco, gracias a usted por su comentario. Si usted ha disfrutado con el libro de jaikus, no podemos decirle nada salvo que enhorabuena. Porque cuando uno disfruta de un libro de poesía, es una sensación especial.

Anónimo, sí, Clarín lo dirige García Martín. Lo de vendetta no sabemos por qué lo dices, pero tienes este foro para aclararlo.

Javu, quizás te hemos producido nosotros la desorientación. Un libro de Bartleby fue de las primeras contracríticas de este blog y les sentó muy mal. A partir de ahí, tenemos la sensación de que piensa que les tenemos manía. Nada más lejos de la realidad. Fueron los primeros, cada uno se toma las críticas como mejor quiere y ellos se enfadaron mucho, y es verdad que tenemos ganas de que se reseñen libros de esta editorial que nos gusten, hay varios de este año que nos han gustado y no se han reseñado, para que les quede claro que ni tenemos manías ni nada por el estilo.

Y ligando esto con el comentario de Anónimo, gracias por la información sobre la identidad del poeta, a pesar de ese tono agresivo. No tenemos Clarín ni somos suscriptores, así que utilizamos el mismo M. que usó El Cultural. Si nos sigues, sabrás que no nos mordemos la lengua incluso con nosotros mismos. Y respecto a DVD, no hemos notado ese trato de favor de El Cultural que sí hemos notado, de alguna manera, con otras editoriales como Visor. Pero, de nuevo, tienes estas páginas para ampliar esa información y explicar por qué crees que es así. Y si tienes razón, seremos los primeros en decirlo.

Mr. Froy, muchas gracias por tu información y colaboración. Si tuvieras tiempo y ganas, podrías hacernos un resumen del artículo para todos, y así estaríamos mejor informados. Nick chulo.

Vamos a tener que ampliar la "plantilla" si tenemos que cubrir ABC, señores. Porque además vamos a sacar novedades que nos van a suponer más tiempo. Se admiten nuevos addison.

Gracias a todos por vuestra participación. Un beso a todos.

Addison de Witt dijo...

El texto lo ha puesto el propio poeta en su blog:

http://yoetc.blogspot.com/

Javu dijo...

Pues eso es un trabajo de hemeroteca. Podéis tomar el último año o año y medio como referencia y sacar vuestras propias conclusiones...

Javu dijo...

Un detalle a destacar: entre el blog de M. y la edición impresa que publicó Clarín hay un espacio en blanco. Imagino que esto es autocensura. O maquillaje. O, simplemente, que el poeta antipoética ha pensado que tal vez midió mal sus alusiones. Mirad:

Publicado en Clarín:

"Espero que nadie se haga muchas ilusiones con este preámbulo: la verdad es que no me meto tanto ni con tantos. Además me parece que todos con los que se supone que me meto —incluso Manuel Rico— son más inteligentes que él y seguro que no hubieran dicho nada. En fin.)"

Publicado en su blog:

"Espero que no te hagas muchas ilusiones con este preámbulo: la verdad es que no me meto tanto ni con tantos...
Un abrazo
Martín"

La pregunta es: ¿el añadido lo metió de su propia cosecha algún pupilo de García Martín, enemigo acérrimo de Manuel Rico desde hace tiempo?¿lo puso el mismo MLV y luego lo quitó? ¿lo ha quitado ahora como señal de disculpa tal y como reconoce en sus comentarios en el blog del mismo Manuel Rico?¿utiliza el gremio del crítico García Martín todos los resortes posibles para ajustar cuentas con aquellos que no comulgan con sus capillitas? Por cierto, claro, ¿en qué editorial publican García Martín y Martín López Vega?¿qué últimos premios de poesía ha ganado M.?¿quién los edita?

Anónimo dijo...

Oiga, Javu, esa defensa numantina que usted hace de Manuel Rico, ¿no será que lo que usted critica de Martín, su pertenencia a un "gremio", su "comulgar en su capillita", es exactamente lo que usted hace con respecto al señor Manuel Rico?. ¿No será usted alguien muy cercano al señor Manuel Rico, por casualidad?.

Lo digo porque no sé si el señor García Martín será enemigo del señor Rico pero lo contrario sí parece evidente.

Un cordial saludo.

Javu dijo...

Pues no lo sé. La verdad es que no me lo había preguntado. Entiendo que este blog anónimo sirve para quitar máscaras. Y entiendo que no es un secreto en el mundo poético que MLV es un discípulo de G. M., crítico que depara grandes amistades o idénticas enemistades. Y tampoco es un secreto que M. R. y G. M. mantienen posiciones teóricas opuestas, porque así lo han manifestado por escrito y en foros públicos. Sobre los hechos de cada quien, serán ellos los que respondan. Pero, vamos a ver, ¿quién escribe en un blog como este? ¿mi vecina que va a hacer la compra al mercado y lee el Pronto o gente interesada en la poesía? Y ¿cuántos interesados en la poesía existen en nuestro país? ¿cincuenta o sesenta personas? No creo haber defendido a nadie: simplemente os he señalado las diferencias entre lo que publicó Clarín y lo que publicaba MLV en su blog. Todo público e impreso ¿verdad?

Pablo dijo...

Yo creo que en la poética de la que habla este poeta, hay elementos discutibles, pero uno puedo estar más o menos a favor. Y me gusta que la gente hable alto, claro y sin cortapisas. Pero pierde buena parte de lo ganado cuando habla de sus poetas favoritos actuales en España, y nombra a unos cuantos de sus amigos. En otras palabras, crea un nuevo gremio, después de criticar a los gremios.

Que al final es el problema de las antologías, de todas, origen de este pequeño follón, y que son una simple reunión de amigos sin mayor interés salvo para los incluidos, que corren a llenar sus propias páginas de wikipedia con una nueva línea. Pura vanidad y cero interés poético.

Además, no me gusta que en la web de este poeta se vea un comentario borrado en referencia a su artículo. Si nos quejamos de la censura públicamente, no podemos censurar lo que se nos antoje y dejar sólo los comentarios de los colegas que suelen escribir todas las semanas en su blog.

Y a todo esto, la poesía, en coma. Cuanto tiempo perdido.

Addison de Witt dijo...

Por zanjar un poco el tema Martín por nuestra parte.

Antes que nada, como alguien había comentado que se había censurado un comentario en su blog, tanto el propio Martín como mr. froy han aclarado que se trataba de un comentario borrado por un lector, en este caso, mr. froy.

Y respecto al artículo, no vamos a comentar nada. Está ahí para quién lo quiera leer. Ojalá tuviéramos tiempo para hacer contracrítica también de revistas. Creemos que es bueno que la gente diga lo que piensa y también que reflexione antes de decir lo que piensa. Criticar es legítimo y hasta un derecho, pero hay que intentar hacerlo sin generalizaciones y siendo lo más preciso posible. Es de agradecer también el sentido del humor utilizado a veces por el poeta.

Por aquello de que somos independientes y no nos casamos con nadie:

Para nosotros, el señor Rico y el señor García Martín no son tan distintos. Ambos incluso podrían ser para algunos las dos caras de una misma moneda. Parece que tanto el uno como el otro ven el mundo poético dividido en dos: mis amigos y mis enemigos. Y no hay término medio. Y eso parece concluirse atendiendo a sus antologías y a las personas que eligen para hacer reseñas (en el caso de García, las positivas).

El consenso entre nuestros amigos y amigas poetas es que, y ahora estamos generalizando nosotros, a la gente le da miedo una crítica de García Martín, porque GM sí hace crítica de los libros/autores que no le gustan, y les "da caña". Y respecto al señor Rico, parece que en general los poetas prefieren que la crítica de sus libros se la escriba otro crítico de Babelia, porque piensan que Manuel no saca el jugo que debiera de sus poemarios. Pero no le temen porque dicen que no suele reseñar lo que no le gusta.

En fin, como hemos dicho muchas veces, para pocos que somos, no tan pocos como dice Javu, no nos podríamos llevar "mejor". Y lo peor es que personas más jovenes, y que deberían de tener un espíritu más crítico contra el Sistema poético, se apunten en bandos, y hagan la pelota, con tal de conseguir ver su nombre en una antología o en una microreseña de Babelia. Eso sí, a la espalda, luego hay mucha bilis, queridos críticos. Como para hacer una cámara oculta.

Por supuesto, esto no es un pontificado. Sólo nuestra opinión, que puede ser perfectamente errónea y no está basada en un muestreo científico. Que opine, como siempre, quien quiera.

Vamos con retraso con Babelia.

Abrazos.

Anónimo666 dijo...

¿Por qué no habéis investigado un poco más esta vez teniendo en cuenta lo que decía Javu? ¿Hay algo que esconder?.

Veamos un poco a vosotros que tanto os gustan las casualidades.

Martín López-Vega ganó en 2002 el premio Alarcos de poesía. Casualidades, uno de los miembros del jurado era José Luis García Martín, según la resolución de 29 de abril de 2002 de la Consejería de Educación y Cultura de Asturias.

Otra casualidad. ¿No dice Martín López Vega que García Montero no ha tenido nada que ver en la censura aunque era lo que le decía su compañero de antología?. Pues et voilà, García Montero también estaba en ese jurado. No tirarás piedras contra tu propio tejado, dicen. Y Montero está en una parte importante de jurados de este país, así que no interesa nada llevarse mal con él, aunque haya que tragar, ¿no?.

Sigo. También se puede tildar de causalidad que las antologías que ha hecho su amigo García Martín, Martín López sea un asiduo. Casualidades.

Y también lo será no sólo el hecho de que DVD tenga en su nómina de poetas a unos cuantos poetas/críticos, sino que le vaya tan bien en las reseñas.

Y también que Martín López ganara el premio Hermanos Argensola, que es uno de los pocos premios que tiene DVD, después de haber publicado varios libros en esta editorial. Dos casualidades en los dos premios que tiene.

En fin casualidades de una persona que antes de hablar en alto, podría haber comenzado por mirarse a sí mismo y hacer algo de autocrítica. O mucha.

Y como poeta, sin comentarios. Juzguen ustedes cuando tengan ocasión.

Anónimo dijo...

"No es Merlín: es Midas". La verdad es que las críticas de A. Sáenz de Zaitegui tienen unos indudables valores líricos. Aunque creo que aún era mejor la de la semana anterior, sobre un libro de una tal Sara Herrera Peralta, de la que, por cierto, no hicieron ningún comentario la pasada semana (qué lástima). En ella decía "...no hay palabras para expresar lo que sentimos". En fin, supongo que , cuando un libro no le complace dirá algo así como: "desaprovechamos muchas ocasiones en el primer tiempo y eso al final se paga".
Cambiando de tema, hace unas cuantas entradas, dije que había un crítico (uno solo) del ABCD que me parecía bastante interesante. Me refería a Jaime Siles. Claro que la colección de Garcías que suele acompañar (García Martín, García Jambrina y García Posadas) no me convence mucho.
Saludos.
Joaquín

Addison de Witt dijo...

Anónimo 666:

La verdad es que no tenemos tiempo para poder hacer una investigación de cada historia que está viendo en nuestra entrañable poesía. Efectivamente hay muchas causalidades en lo que comentas, lo cual tampoco invalida la presunta censura que este señor ha recibido. Gracias de todas maneras por tu intento de aportar más luz sobre este tema. Necesitamos comenzar de cero con el asunto de los premios en España. O terminar con ellos.

Querido Joaquín, tiene usted una ironía realmente elegante. Parece que no salió el comentario de Ainhoa porque era un breve pero lo comprobaremos.

Tenemos los mismos gustos y disgusto con los críticos de ABC que los que usted tiene. Y de hecho, esa es una de nuestras reticencias a la hora de hacer contracrítica de este medio.Sería una guerra constante.

Gracias por vuestros comentarios.

Abrazos