lunes, 14 de enero de 2008

Campeonato Mundial de Poetas Pesados 2008 - Salamanca - 25 de enero

El amigo Ben Clark nos ha pasado su anuncio de campeonato mundial de poetas pesados. Dado que el ambiente está enrarecido, nos ha parecido buena idea relajarlo con este video y su propuesta. Por supuesto, quienes tengan la suerte de estar por Salamanca el día del combate, creemos que valdrá la pena.



http://delversoyloadverso.blogspot.com/2008/01/poetas-pesados-2008.html

24 comentarios:

Ana dijo...

Oye, Ben, para los que nos queda lejos Salamanca en estas fechas, hacer un buen video. Y daros de verdad!!!!!!!!! :p

Besos gamberros

Helena dijo...

jajaja. Qué bueno.

Gracias Ben por aportar buen rollo, tío. Si puedo, me paso, claro que sí.

Jordi dijo...

Voy a hacer un comentario machista, pero, ¿por qué no hay tías luchando contra vosotros, Ben?. Con lo que se liga en Salamanca. Ir a ver sólo tíos luchando no es lo mismo. Tampoco estoy proponiendo un recinto con barro y esas cosas, pero un poco más de pimienta no vendría mal para atraer a las masas.

Vamos, que o se apuntan poetisas o os veré por video, que el AVE está todavía atascado aquí en Barcelona.

Pasarlo bien!!!!!!

Anónimo dijo...

Una pregunta, ¿la selección ha sido por peso corporal o por pesadez simple y llana?

Ghandi dijo...

Estoy en contra de la violencia en general pero como todos sabemos que las generalizaciones idiotizan, sin duda una exhibición pública de agresiones y peleas entre poetas ayudará a reducir el nivel de hipocresía, hipotiroidismo e hipertensión de la poesía patria. Por favor, dense bien fuerte a ver si con un poco de suerte se desahogan y si algún crítico o editor se asoma, subanlo al ring y atícense de nuevo. Y si ven a alguien con máscara y en grupo de cinco, peguenles con fuerza porque no son miembros del Pressing Catch mejicano.

La violencia en el ring, en casos extremos como la poesía española, es necesaria.

Los que se van a dar dijo...

Esa es presiamente la idea. Frente a la palabra sobre la palabra (RIP maestro A. G.)nosotros proponemos el puño sobre el puño. ¿Hay algo más poético que cuatro poetas, que ya merecerían una soberana zurra por su condición, dándose los unos a los otros para acabar, de una vez por todas, con sus diferencias poéticas?

Ante todo, queremos aclarar que rechazamos la violencia en cualquier caso, bueno, en casi cualquier caso.

Desde aquí animamos a la consolidación del primer torneo mundial de Críticos Pesados. Igual habría más leñazos.

Salud!

Descartes dijo...

4 tios dandose de leches...estuve...no entendí nada...alguien me lo explica?

Anónimo dijo...

Tenga usted una explicación:

http://www.lavozdesalamanca.com/article3184.html

descartes dijo...

regustillo a farsa, a estafa, es lo que le queda a uno...

Anónimo dijo...

Más que estafa, habría que hablar de tontería.

El por qué cuatro supuestos poetas hacen esto sólo tiene un motivo: hacer publicidad de sus nombres, publicidad que no consiguen a través de su obra.

Para mi lo peor no fue el espectáculo bochornoso que dieron los cuatro. Lo peor fue el aroma a machismo rancio y recalcitrante que se respiraba.

Resulta curioso que algunos llamen a esto instalación y otros performance. Yo lo llamaría simplemente entretenimiento de unos niños bien, que no saben que hacer para que su ego salga a flote.

Anónimo dijo...

quiero decir que desde hace años no veia algo diferente en salamanca, que es una de las ciudades mas desesperantemente rancias en cuanto a poesia que conozco, y me parece ridiculo hablar de estafa o tonteria, a mi lo que me sorprende es que el ben clark haya estado metido en la movida considerando el bodrio que ha montado en la sala marte, por cierto, lo de yolanda castaño disfrazada de madonna y diciendo cada 5 minutos que trabaja en la tele fue una estafa o una performance?

anónimo 2 dijo...

¿Yolando Castaño?. La leche. ¿Y eso era una crítica al establishment?. ¿Alguien me puede explicar que coño hacía esa tía allí, para mi, la peor poeta que hay en estos momentos en España y a la que sólo salva su cara bonita?.

Sin es con Yolanda Castaño con quién vamos a acabar con toda la mierda, vamos de culo. Me quedo con que esto fue un acto de publicidad a los varios egos de los participantes.

Iba a salir en defensa del grupo, sobre todo por Ben, que es un tío cojonudo. Realmente no sé que hostias pintabas allí. Vaya amistades de bajura poética que te estás buscando.

aludido/a dijo...

Sólo aclarar que Yolanda Castaño no estuvo en el Campeonato de Poetas Pesados, que no tuvo nada que ver. Anónimo se refiere a un recital de Yolanda Castaño en Salamanca que, efectivamente, fue coordinado por Ben Clark. El resultado del recital, que cada cual considerará como le parezca oportuno, no tiene nada que ver con el Campeonato de Poetas Pesados, sino con la programación de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura. Quería aclarar eso.

Anónimo dijo...

yolanda castaño no tiene nada que ver con los poetas pesados, no ha estado alli, lo que decia era para contestar a la persona que dice sentirse estafada. que a lo mejor hubiera preferido ver el espectaculo, ese si realmente estupido que dio yolanda castaño en la sala marte

anónimo 2 dijo...

Vale, o sea que Yolanda no llevaba los cartelitos. A ver si nos explicamos mejor, colegas.

Retiro lo dicho sobre la velada. Mantengo todo sobre la tal Yolanda, presentadora de TV ¿local? y poeta oficial de la línea Lancome. Por que tú lo vales, di que sí.

Addison de Witt dijo...

Hola a todos:

Antes que nada, sentimos no haber podido publicar tu dos primeros mensajes, anónimo2, pero contenían ataques personales a otras personas, así como temas de sus vidas privadas, que no tienen lugar en este blog.

Nosotros sólo hemos podido ver, y la calidad de los videos no es muy buena, lo que hay en youtube.

Realmente jamás pensamos que fuera a ser un combate de verdad. Creímos que era algo más bien simbólico pero los poetas han optado por ser consecuentes con el anuncio.

A nosotros, se lo hemos comentado a Ben en privado, nos parece un acto fundamentalmente dadá, y como tal, cualquier reflexión posterior pensamos que va en contra del propio acto. Lo que contenía el acto estaba allí y no debería tratar de explicarse sino dentro del caos e irracionalismo que supone el anti-arte dadaísta. Dadá es rechazo a todo, y como tal, el enorme rechazo que parece haber consensuado este acto, no es sino reflejo de que, como acto hijo de Tristan Tzara, ha sido un rotundo éxito.

Todo lo que sea salirse de las normas nos parece perfecto. Si todas las semanas se hiciera esto, perdería todo su sentido, pero como algo aislado, sin preparación, improvisado casi, nos parece perfecto. No le busquemos 5 pies a la irracionalidad. O acabaremos pegando con un bate de beisbol cualquier cuadro de expresionismo abstracto.

La pena, realmente, es no haber tenido a Yolanda retransmitiendo como periodista para su tv local o donde trabaje. Habría sido todavía mejor. Una vuelta al Cabaret Voltaire!!!!!!

Y respecto al supuesto machismo, nos pareció más bien una parodia del mismo.

Besos

Descartes dijo...

Completamente de acuerdo -y esto no suele pasarme- con Addison.

Anónimo dijo...

A ver si esta vez pasa mi comentario quitando los nombres propios y alguna cosa más. Tercer intento y no me voy a cansar...

Sólo quería decir que un grupo en el que uno de los participantes es conocido y no precisamente por su poesía, sino por realizar movidas cuyo mayor cometido es llamar la atención, por haber estado con una premio planeta...Me parece una persona que va de buen rollo marginal pero que en realidad, lo que le pasa, es que tiene un ego gigante, escasísima habilidad poética, está dispuesto a lo que sea por ser conocido y a utilizar el piolet de la forma que sea para subir no sabe muy bien dónde. Alguien le ha dicho a este chico que es un agitador cultural, se lo ha creído y se gusta.

Evidentemente es sólo una opinión, pero cosas de este tipo me parece que sólo se organizan para hablar de ellas y de sus protagonistas. Marketing de guerrilla.

Teniendo en cuenta las características de los lectores de poesía, dudo que este tema no tenga consecuencias negativas para los boxeadores poetas, en uno de los actos, si se me permite, más ridículos de la historia. Menos focos, menos purpurina de bote y más curro, tíos.

Ana dijo...

El amor es ciego, Anónimo. Si lo has conocido alguna vez sabrás que no elegimos nosotros sino que nos elige él. A partir de ahí, todo tu argumento se construye sobre el resquemor. Y sobre él descansa.

Anónimo dijo...

¿Y por qué es incompatible ese ''curro'' con realizar actos de este tipo anónimo? ¿Por qué los ratos de silencio, concentración, escritura y, digamos para entendernos 'dedicación' poética son incompatibles con hacer este tipo de cosas? ¿Acaso crees que estos poetas -y no entremos en nombres porque tú no lo has hecho- se pasan todo el día dando saltitos por allí para llamar la atención? Puedo asegurarte que curran, en el sentido que tú dices, ahí están sus obras, en las librerías y bibliotecas. Pero es que, además, curran en otros sentidos. Curran y experimentan. Y merecen mi aplauso por ello.

Julio Reija dijo...

En mi humilde opinión, y más allá del dadaísmo formal del evento, una de las connotaciones de este acto es la de denunciar que en España (más conocida como "¡Qué país!"), y más concretamente en la españita poética, nunca pasa nada (al menos, nada que no sea absolutamente previsible, es decir, rutinario; y, como cualquier sereno diría, donde no pasa nada que no sea rutinario, simplemente no pasa nada): los premios se los llevan los de siempre, con lo de siempre; los recitales y las ponencias se los dan a los mismos, con más de lo mismo...
Aplicando un pelín de razonamiento estético (con su componente, por tanto, estomacal y subjetivo), es fácil inducir de este acto una denuncia del vacío de las palabras de nuestros queridos y odiados poemadores y poemadoras de hoy en día, o también que da igual lo que digan: lo único que el público quiere (basta con oír los gritos en los vídeos) es sangre, ya sea brotando de las plumas de los críticos, o bien de las propias bocas de los recitadores, que no suelen perder oportunidad (y es una tradición que nos viene de lejos: recuérdense los puyazos que se metían mutuamente las grandes estrellas del verso de la Edad de Oro).
También puede inducirse, claro, que quieren darse bombo, pero no es lo más evidente: si estos chavales hubiesen estado buscando su glorificación personal, habrían estado afilando sus jabones para hacer visitas a los editores de renombre, o llamando a las puertas de grandes medios de comunicación como El País o Público, donde me consta que alguno de ellos tiene contactos que podría utilizar si sintiese algo menos de pudor o indiferencia.
No digo que estos púgiles sean inocentes adalides de la posmodernidad, pero los trepas (y todos conocemos a alguno, por desgracia, sea en el ámbito que sea) no salen a darse de leches (corriendo el riesgo de quedar en ridículo) por criticar a nadie, ni por el mero placer del acto creativo-destructivo absurdo: prefieren dar sus lametazos en la sombra de los agujeros negros.

Ah, por cierto (soy nuevo en esto de los foros de discusión internéticos), tanto anonimato y seudónimo bloguero... ¿para qué? ¿Teméis que os alcancen los puños metafóricos, o que la gente os estigmatice por vuestras ideas? Es un miedo comprensible en nuestra España cainita y tribal, pero las ideas, en mi opinión, tienen que defenderse de cara, si es que verdaderamente se cree en ellas. Aunque se sostengan por sí solas, el interlocutor siempre agradecerá la honradez de una cara (nombre, en este caso) descubierta.

Saludos a todos y a todas, y que siga la contienda.

María dijo...

Cuanta testosterona machista y cuanto ego desproporcionado a tu sombra, Julio Reija.

Qué triste la vida del macho del XVI en el XXI, Julio Reija.

En la nada, en la violencia, presumiendo de nombre: Julio Reija

Buscando siempre un espejo, un lugar para firmar: Julio Reija.

La Identidad: Julio Reija

Ben Clark dijo...

Siempre me sorprende que en este blog se critique al que firma. Ya tuvimos esta discusión y no debe ocupar más espacio del estrictamente necesario. Y ese espacio ya existió en los comentarios de otro post. Pero sigue sorprendiéndome igual. Respecto a lo que ha dicho el señor Reija, quisiera realtar algo, ya obvio: los participantes nos exponíamos a hacer el ridículo (según los cánones generales del ridículo, que puede que no aceptemos todos). Todas las reacciones en los distintos foros apuntan a que algo hicimos, no sabemos si el ridículo -mucha gente opina que sí- pero algo hicimos. Qué pasaría si nunca pasase nada?. Igual se lo deberíamos preguntar al publicista de Madrid. La cuestión es que lo hicimos, que podemos ser criticados por ello, que podemos ser insultados por ello, que podemos ser cantados y maldecidos. Porque lo hicimos. Y eso, después de todo, es lo que cuenta (para nosotros). Y algo de respeto puede que se merezca.

(sí, otro comentario lleno de ego y testosterona, pero estamos recibiendo más 'golpes' después del combate que durante. Parece que en un país que no se paraliza por la portada de un diario nacional con la foto de un cadáver apedreado en Kenia, la violencia enmarcada en una performance debe ser duramente criticada. Ya basta señoras, señores. Ya basta de critiar todo lo que se mueve, por el simple hecho de moverse.)

Addison de Witt dijo...

Antes de nada, efectivamente la discusión es vieja, Ben, tratada mil veces y sin posibilidad de resolución. Como Julio no ha estado por aquí todo ese tiempo, no lo sabía. Creemos que no se le ha criticado por firmar sino por establecer una especie de legitimación teórica sobre la firma contra el anonimato tan refutable o irrefutable como la legitimación de la falta de identidad. El asunto no merece más atención porque ya hemos escrito sobre él ad nauseam. Pero si hubiera firmado sin decir nada, no creemos que nadie le hubiera dicho nada. Y tampoco está tan mal. Joder, se lleva un poema. Regular, querida María, pero un poema.

Y sobre el segundo comentario de Ben, la gente tiende a hablar de lo que le queda cerca. Forma parte del genoma humano.

De la misma forma que el acto llevaba una cierta carga de ruptura con muchas cosas, y por tanto de crítica, era lógico que suscitara rechazo por una parte importante de la gente. De hecho, no pensamos que creyerais que algo así no os iba a ocurrir, porque los cuatro, sin llegar a la inteligencia estratosférica de Andrés, sois inteligentes.

Como hemos dicho antes, nosotros vemos el acto desde el más puro dadaísmo, lo cual no sólo nos agrada sino que os debería de llevar a pensar que el rechazo de la mayoría es un éxito. Es un éxito. El error está, en nuestra modesta opinión, tanto en racionalizar el acto como en racionalizar el rechazo. El acto se explica solo, en su totalidad, de manera autónoma e irracional. Todo lo demás sólo lleva a la masturbación mental, a la confrontación gratuita, y lo que es peor, a la frustración, y cabreo por lo que parece, de los participantes.

Creemos que en estos momentos, más que pensar en el pasado, en el análisis sesudo y en el ruido de fondo, deberíais pensar en cuál es el próximo follón a organizar.

Ana tenía razón sobre un comentario que, aunque muy recortado por nosotros, nos sigue planteando dudas de si debe estar ahí. Pero en caso de duda, primamos a la libertad de expresión.

Lo que dice anónimo debajo de Ana, es cierto. Es una extrapolación de una lógica poco trabajada. Una deducción naif en el mejor de los casos. El que alguien haga este acto no significa que no trabaje. Nos perdemos en el hilo lógico y deshilachado entre una cosa y otra.

Y para acabar, con Descartes, nos alegramos de estar de acuerdo en algo, y sobre todo esperamos que cuando no lo estés, nos lo digas también. Nosotros no somos boxeadores. Somos punching balls!!!

Besos y paz chicos. Por nosotros cerramos ya este tema, pero si queréis seguir, vuestra es la palabra, por supuesto.