lunes, 22 de octubre de 2007

Babelia, tercera semana de octubre. Crítica y contracrítica

Una sola crítica esta semana en Babelia. La escribe Luis Antonio Villena (LAVG) sobre un libro de Hiperión titulado "Poeta de la pasión", de la poeta japonesa Akiko Yosano.

Nuestra valoración subjetiva sobre la independencia del crítico respecto a la editorial no es demasiado alta en este caso: 3,5 / 10.

Nuestra objetividad sobre la poeta es total, como no podía ser menos. Sobre el crítico, no creemos que pase del 3 sobre 10.

Respecto al libro, Akiko Yosano pasará a la historia por el revuelo que causó en la cerradísima sociedad japonesa su libro Pelo Enredado (el título de Pelo Revuelto nos parece una mala traducción). El revuelo, circunscrito a la sociedad japonesa obviamente, se produjo por el simple hecho de asumir su sexualidad de una manera nada escandalosa, por cierto. Como poeta, como ocurre con buena parte de la poesía japonesa del siglo XX, especialmente de su primera mitad, carece del cualquier atisbo de originalidad, y se encuentra unos 50-75 años atrás de lo que se estaba escribiendo en occidente en ese momentos. Es una poesía inspirada en el movimiento romántico europeo, promovida en Japón por Kitamura Tökoku primero, con el modelo de Byron como fondo, y por Shimazaki Töson posteriormente. Akiko, dentro de este movimiento, no llega a la altura de ninguno de estos otros dos poetas, que en cualquier caso carecen de interés si tenemos en cuenta lo que se estaba escribiendo en otros países del mundo.

Se equivoca por completo LAVG cuando dice que la revolución de las formas en Japón vino por Akiko Yosano. Si él mismo dice que Midaregami está escrito en tankas. ¿Cómo va a ser Yosano quién llevara la revolución de las formas poéticas a Japón?. Eso ocurrió algún tiempo después, señor crítico. Y por otros poetas.

Una crítica de las peores que recordamos a LAVG, que parece que habla, en nuestra modesta opinión, de algo que no domina demasiado. Y de ahí que la crítica tenga cero proteína y mucho relleno bibliográfico y versicular.

Respecto al libro, si alguno de vosotros es una fashion-victim y le apetece llevar un libro bilingüe japonés-español en algún sitio visible, el libro no es demasiado caro y pesa poco. Su interés poético, para nosotros, es muy bajo. Hay cuarenta libros japoneses más interesantes que éste.

Valoración del libro "Poeta de la pasión": 3,75 / 10.

Y la semana que viene, nuevo Babelia. Nos gustaría ser optimistas pero, con el mes que llevamos, con el, como dice uno de vosotros, sistema planetario a pleno gas, es difícil.

Besos y abrazos.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay algo del nuevo Babelia que estoy seguro de que no va a cambiar. Van a ser los mismos críticos y las misma editoriales una y otra vez, en ese proceso de retroalimentación tan bueno para las dos partes. Y ninguna voz crítica contra el sistema planetario y sus derivaciones.

Montse dijo...

Pelo revuelto sólo lo puede traducir un tío. Y probablemente con problemas capilares, o con el pelo corto :p

Es broma. LAVG debería ser más comedido a la hora de aceptar críticas de algo que no controla.

Saludos chicos

Anónimo dijo...

en la página contigüa había una crítica de Maillard titulada "Pintar el poema", a un libro de François Cheng sobre poesía china. Ya sabemos que es ensayo, pero como el tema del mismo es la poesía hemos echado en falta alguna alusión.

Saludos

Addison de Witt dijo...

Es verdad. Haremos un pequeño inciso al comentario de esta semana para hacer mención.

Marta, creemos que te confundes de blog. Aquí no se hace nada que no sea tratar de mejorar la limpieza de los premios y críticas de poesía. Las amenazas como la tuya, IP incluida, las dejamos en un cajón. Por mucho que os fastidie a algunos y a vuestros privilegios, la inmensa mayoría terminará cambiando el statu quo por algo mucho mejor. Cuando veas algo que no te guste, dilo y tendrás cabida en estas páginas. Pero amenazas como la tuya o son una niñería o algo mucho peor. Seamos optimistas y quedémonos con la niñería, a pesar de tu edad.

Ana dijo...

Bah, nos os preocupéis Witteros. Cuando alguien amenaza es porque no tiene argumentos de ningún tipo. Y porque, como decís, ve amenazados sus privilegios.

Ni caso.

Larga vida a la poesía.

Poetas jóvenes dijo...

Este blog, u otro cualquiera que salga de él, es imparable amigos. Todo el mundo os lee y le gusta la idea. Estaremos o no de acuerdo con algunas de las contracríticas, pero todos coincidimos en las cosas principales que os preocupan.

Fmdo: Diez poetas jóvenes

poetas dijo...

¿Dónde tenemos que dar nuestros DNI y direcciones postales como apoyo?.

Aquí se dan opiniones sobre libros y premios, como se dan en otros sitios. La diferencia es que decís lo que os gusta y lo que no. Nada más.

Muchos os leemos, aprendemos, muchas veces en silencio, a veces alguno participa.

Y nosotros podemos decir lo que pensamos. ¿Qué más quieren?. ¿Silencio?.

Aquí ya nadie tiene derecho a callar a nadie. Eso se acabó.

Lo que necesitéis, pedirlo.

Cazafantasmas dijo...

Está claro que algunos todavía echan de menos una sola televisión, una sola línea editorial en los periódicos, un solo pensamiento. Y la fuerza que unía todo aquello.

Tiempos que no volverán

Anónimo dijo...

Afilamos nuestros versos compañeros. Se os quiere y se os respeta. Animos y adelante. Ellos son la estricta, acomodada minoría y nosotros la mayoría.

Fmdo: Muchísimos más de los que ellos se piensan

j dijo...

Me gusta vuestro blog. Y conozco a otros poetas que lo siguen y le gustan. Creo que las amenazas son algo cotidiano en la sociedad que nos rodea y lo mejor es no prestarles atención, salvo que sean graves.

Voy a haceros una pequeña crítica constructiva.

A mi entender, el blog sería mejorable si no fuera anónimo, aunque también puedo comprender vuestras razones para que no lo sean. Pero ganaríais en credibilidad. No creo que sea un tema de cobardía como se dijo hace tiempo. Las palabras valentía y cobardía son muy masculinas y tienen muchos matices. Pero eliminaría dudas que algunos tenemos respecto al objetivo final del blog. Este parece loable pero es normal que alguno de los "afectados" os ataque por ahí, porque es vuestra gran debilidad.

Creo que además, al menos, deberíais de tener una especie de buzón de quejas, por si alguien se quiere comunicar con vosotros por cualquier motivo y no quiere hacerlo de manera pública.

Todo es mejorable, premios, crítica, suplementos, y por supuesto, vosotros.

Saludos

Addison de Witt dijo...

Agradecemos mucho los comentarios y apoyos que nos habéis dado, tanto los que hemos publicado como lo que no hemos podido por ser "demasiado efusivos".

Tenemos algo más de mil quinientas visitas al mes, lo cual no es para tirar cohetes, pero teniendo en cuenta lo pequeño que es nuestro mundo, no está nada mal. Mientras tengamos visitas, no cerraremos.

J, siempre hemos dicho que nosotros somos los primeros que debemos mejorar.

Nos parece una buena idea poner un email por si la gente tiene alguna queja seria y concreta y se quiere poner en contacto con nosotros. Lo pondremos en la columna de la derecha.

Respeto a ser anónimos, todos contáis que sentís más o menos lo mismo que nosotros pero aquí nadie da la cara. Llegará el día en que eso cambie. Mientras tanto, entre permanecer con los brazos cruzados callados y mantener este blog, que cuesta mucho tiempo y da cero dinero, optamos por mantenerlo. Como decimos en la columna de la derecha, nuestro objetivo es que esto algún día sea innecesario. O que la gente, de manera colectiva, tome la palabra y diga en voz alta lo que por ahora sólo se atreve a decir en voz baja. Ese día enterraremos a Addison.

Gracias a todos.

Ben Clark dijo...

Bien, veamos.

Sigo este blog desde hace mucho. Mucho tiempo. He participado en él, he hablado de cosas con las que estoy de acuerdo y de otras con las que no lo estoy tanto. Creo que es un espacio necesario y, por supuesto, mejorable. Como todo, afortunadamente. No sé si soy el primero, pero quisiera firmar, de una vez, con mi nombre, como una protesta cívica contra el anonimato del blog. El blog es de los Señores (y señoreas?) Addison y tienen todo el derecho del mundo para hacer lo que les apetezca y les salga del, en fin, lo que les apetezca. Claro. Ahora, yo quisiera, como 'usuario' de este espacio y como persona a la que, potencialmente (modestia aparte) podrían criticar, manifestar mi desacuerdo cada vez mayor con el anonimato. No me ha gustado en la contestación última de los señores (y señoras?)Addison se mencione que este blog no da dinero. Claro que no da dinero. Pero, ¿debemos entender, por su comentario, que otro gallo cantaría si lo diera? No creo que sea así y supongo que se debe a un error en mi lectura. Naturalmente. Respecto a los diez poetas jóvenes (y en parte por ellos) qusiera decir que hay que empezar a apechugar, a firmar de una vez. Firmar todos. Yo tengo mis defectos, como persona y como poeta. Pero hoy, por una vez, voy a firmar. Gracias. Ben Clark.

Addison de Witt dijo...

Hola Ben,

Antes que nada, gracias por leernos.

En realidad, la primera persona que firmó un comentario fue Mario Cuenca Sandoval en referencia a un libro y a un premio que ganó, y del que nosotros realizamos una contracrítica. Lo hizo con tan buen humor que será difícil quitarle el premio naranja 2007.

Bueno, te aclaramos lo del dinero, vil metal. Lo que queríamos decir es que esto lo hacemos sin ánimo de lucro. Nos lleva mucho tiempo, y no nos da la clásica compensación que la sociedad ha impuesto. Lo cual es lo que queremos.

Mira, hemos tenido ofertas de publicidad en el blog, y no sólo eso sino que hasta hemos tenido una oferta para escribir como colectivo en un suplemento. Ver para creer. Pues no, el día que aceptemos un duro por hacer esto nos podéis escupir en la cara. El dinero lo jode todo, especialmente cuando toca el arte. Y más la poesía, que es un mundo de miserias económicas.

Pero a parte de dedicar mucho tiempo a esto, tenemos a un par de locos mandándonos mensajes cuando deberían de estar encerrados en una institución mental. Y de los cinco, dos somos tías y nos da hasta miedo.

En otras palabras y hablando más claro, es un trabajo ingrato.

Y el día que no sólo un tío íntegro como tú sino, treinta, cuarenta, cincuenta poetas jóvenes se organicen y hablen claro, pongan las normas mínimas que ellos aceptan en los premios, manden un código ético a los suplementos o si no, no dejan que sus libros se reseñen, nosotros cerramos y os pasamos el testigo. Y nos dedicamos a escribir poesía, que es lo que nos gusta.

Mientras haya tanto loco por ahí suelto, y tanta gente, poco acostumbrada a la libertad, con ganas de cortarnos la yugular mientras sonríen de oreja a oreja, tendremos que seguir así. Aunque suene a tópico, nosotros nos sentimos mal encerrados en este antifaz, bozo o como lo quieran llamar.

Ojalá gente como tú haga que pronto las cosas en España funcionen con la tranquilidad, serenidad, limpieza y objetividad que el arte se merece.

Addison de Witt dijo...

en blanco por superstición

Ander dijo...

De acuerdo en los comentarios anteriores; aunque las intenciones son buenas, el anonimato resta fuerza moral, así como el seleccionar los comentarios que proponéis. Hace poco un amigo mío ha dejado de participar, y con razón, porque no le habéis incluido un mail suyo en que os criticaba constructivamente por lo que consideraba un excesiva obsesión por los premios. Me ha pasado el mensaje y no había razón para no publicarlo: era totalmente correcto y razonable. Con todo el respeto que me merecéis, esta actitud os resta crédito, y os reto a que, como valientes que sois, pongáis este mensaje y al menos deis la cara así. Por mi parte, si lo hacéis, os respetaré aún más. Si no, me temo que no volveré a pasar por la página, pues entendería que coartais una libertad fundamental, y es que quien critica debe estar dispuesto a recibir críticas. En eso reside su fuerza moral.

Espero vuestra respuesta y gracias de corazón.

Addison de Witt dijo...

Ander,

Los únicos comentarios que no se publican son los que contienen insultos o similares, sean a favor o en contra.

Como verás, este post está llenito de comentarios que de una u otra manera son críticos. El tuyo es un ejemplo.

Así que o la tecnología no ha sido eficaz o no sabemos que habrá pasado con tu amigo.

Sugerencia: volver a mandarlo.

Anónima dijo...

Me gustaría saber por qué algunos son más críticos con el blog que con las causas que hicieron que surgiera este blog.

Para empezar, no sé si alguien se habrá dado cuenta, pero yo hace ya mucho tiempo que no leo críticas firmadas por críticos que han sido premiados por la misma editorial del libro que están criticando. Eso antes era habitual y ahora hace meses que no lo veo. No sé si será casualidad pero podría ser que tuviéramos que dar las gracias a esta gente por ese pequeño pero importante paso.

A mi lo del anonimato me da igual. Siempre y cuando no se insulte me importa poco. Entiendo que a alguna editorial y crítico le interese pero a mi me importa poco que sea Juan, Pedro o Almudena.

Y además, desde que salió esto hace meses que es así. Si alguien le resulta insostenible, que no lo lea. ¿O es que es lectura obligatoria?. Sólo dos personas han firmado sus comentarios desde entonces. Podríamos hacernos la misma autocrítica nosotros, que además no hacemos nada por resolver algunos de los problemas de nuestra poesía salvo decir que todo es mejorable. Bonita obviedad.

Realmente el que algunos, desde el anonimato por cierto, dediquen tantos esfuerzos en criticar la forma cuando en el fondo hay lo que hay, denota de donde pueden venir ciertos comentarios.

En fin, que yo os apoyo chicos, entiendo vuestro anonimato en estos momentos, y más después de lo que habéis contado, y espero que poco a poco, como ha pasado con las críticas que decía antes, las cosas vayan a mejor.

Un beso

ander dijo...

Gracias, Addison: valoro y mucho vuestra actitud positiva. Ya le diré a mi amigo que vuelva a enviar su mensaje.

A anónima le diría que no es que se sea más crítico con este blog que con las causas que lo engendran. Addison ha puesto el dedo en la llaga muchas veces, con gran acierto y, por qué no decirlo, con mucha gracia y estilo. Pero a veces se ha pasado, o se extralimita, a mi entender, con juicios sumarísimos a la totalidad de una obra, despachada sin más con frases lapidarias, como en el caso de Hilos y la entrevista a Maillard. No se entiende que una intelectual de primera línea reciba un trato tan superficial. Otras veces en cambio, hay un equilibrio encomiable, en que se sopesan los pros y los contras, como en el caso de Olvido. Esto es lo que a mí me gusta y me atrae: los blancos y los negros, el juego de grises que Addison es tan afortunado/a en explorar. En cambio, frases como "entrevista facilona y sensiblona, y que no aporta nada" parecen producto de una lectura rápida -prescindiendo del contexto- y con escaso interés por el tema tratado. Una frase así no aporta nada. Y Addison nos tiene acostumbrados a sutilezas que a veces, y esto no acierto a explicármelo, brillan por su ausencia.

Y repito que quien critica debe ser el primero en aceptar ser criticado. Constructivamente. Desde la palabra y el respeto que Addison se ha ganado a pulso.

Quien insulta o agrede se define a sí mismo: el silencio es la mejor respuesta

Aprovecho para mandar un gran abrazo a Addison y alentarle en su gran labor.

PD: respecto al anonimato, pues alguna vez he participado como anónimo, y ahora firmo con mi nombre. Para poner un granito de arena, aunque soy un ser anónimo, no soy poeta ni escritor ni crítico, no importo en ningún ámbito. Al menos firmo como lector...

Addison de Witt dijo...

Ander,

Esperaremos el comentario de tu amigo y lo publicaremos como publicamos todo menos los insultos/amenazas etc, que a veces van contra nosotros y otras contra terceros. Un día deberíamos de hacer una antología de insultos recibidos como hace el Gran Wyoming en su programa. Menos mal que nuestras madres tampoco lo saben...

Mira, y perdonar si os hablamos de tú pero esto es como una familia moderna, tienes bastante razón con lo que nos dices de Chantal. No fuimos objetivos cuando realizamos esa crítica. La hicimos en caliente. Por eso nos hemos autoimpuesto ahora el ponernos nota a nosotros mismo sobre nuestra objetividad en cada crítica. Para recordarnos una y otra vez que o somos objetivos o no sirve de nada.

¿Por qué no lo fuimos en aquella fecha? Bueno, sabes que no nos gusta mucho que los poetas hagan crítica en los suplementos culturales (tienen otros lugares magníficos para hacerlo). En el caso de Chantal al menos no hace crítica de poesía en el suplemento, lo cual es un paso bastante importante. Pero nosotros nos preguntamos en ese momento: si Chantal no fuera colaboradora de este medio, ¿tendría toda esta cobertura mediática? Nosotros creemos que no. Y eso fue lo que nos cabreó y afectó a nuestra objetividad. A parte de que la entrevista, es verdad incluso leyéndola ahora, no era una buena entrevista.

En otras palabras, si Julia Uceda, otra premio nacional, sacara un libro. ¿Tendría la cobertura mediática de Chantal en Babelia?. Creemos que no.

Pero no es una excusa. Deberíamos haber dicho eso pero también haber comentado con mayor profundidad y objetividad el libro de Chantal quitándonos de encima nuestro "enfado".

Así que, crítica admitida. No fuimos objetivos y nos equivocamos. Como penitencia, en los premios que convocaremos pronto, volveremos a leer en profundidad el libro. Dentro de los mejores libros que votéis vosotros seguro que estará Chantal. En nuestra selección no lo sabemos todavía pero lo volveremos a leer con la mayor objetividad posible.

Y por supuesto que a nosotros, contracríticos, se nos puede y debe criticar. Si de los golpes ya no tenemos hígado. Sólo nos queda foie no comestible.

En fin, Ander, otro abrazo para ti.

Anónimo dijo...

Chic@s, una reflexión pequeñita en forma de broma, y a la postre de que leía algo de los últimos premios hiperión, ya que uno se asoma por aquí y para que también lo piense, y que habla mucho de estos últimos años... ¿no han notado que así como el modelo esconómico actual español nos macdonaliza, la poesía española por otra parte se endecasilabiliza)

Chic@s, sigan tal kual.

Lobito

Ander dijo...

Hola de nuevo,Addison:

me admira tu sinceridad, tu franqueza y ecuanimidad. Por todo ello, una sola palabra: GRACIAS

Respecto a la cobertura mediática de Chantal en Babelia quería añadir algo. Y es que esta mujer no sólo aparece en ese medio; otros muchos periódicos, revistas de poesía, programas de radio, incluso la contra de la Vanguardia en alguna ocasión, se hacen eco de ella cuando publica, y aun sin publicar. La veo un poco por todas partes, y no creo que su presencia en Babelia se deba exclusivamente a que es colaboradora del diario (ojo, no digo que eso no influya). Insisto en que la VAnguardia le otorga siempre un trato de favor y no escribe en ese medio, por poner solo un ejemplo. Su presencia de debe, creo, a tres factores: el primero es que su obra, al margen de que guste más o menos, le resulta original y refrescante a mucha gente. Son muchos los que piensan que tiene un estilo propio y personal (sobre todo en los diarios, que son el centro de su obra, para mí muy por encima de sus versos) y ha abierto muchos caminos. En ese sentido me parece una figura más inclasificable y en principio más atractiva que Julia Uceda, que también me parece una muy buena poeta, pero de otro perfil. La segunda razón salta a la vista: y es que Chantal no es sólo poeta, tiene una larga trayectoria ensayística, como conferenciante e investigadora, se mueve por el extranjero, participa en muchos seminarios con la flor y nata de la indología (los Panikkar, etc) y otras ramas del orientalismo. En realidad la poesía es la faceta que menos cultiva, no es a lo que ha dedicado su vida. Esto le confiere otra perspectiva, otra visibilidad añadida. Bien, la tercera razón también me parece obvia: y es que su persona, su biografía, se presta a cierto exotismo cultural, por así decir, y como hay una imbricación total entre vida y obra, es una fácil y atractiva portada de suplemento cultural, sin que ello reste méritos a su obra, de la que soy seguidor y recomiendo sobre todo sus volúmenes de diarios. Quien quiera leer algo diferente, nuevo y distinto, que pruebe con "Diarios indios", un librito poliédrico y fascinante, que no se puede adscribir a ningún género y que considero una obra maestra. Si Chantal fuera francesa, no os queda ninguna duda de que por libros así la canonizarían al otro lado de los Pirineos, como han hecho con Pascal Quignard y otros.

La entrevista a Babelia coincido en que no es una buena entrevista, pero tiene sus momentos y, en cualquier caso, una entrevista es tan responsabilidad (o más) del periodista que del entrevistado. Y lo de sacar en la entradilla lo de la muerte del hijo y sonsacarle de esa manera me pareció fatal, buscar el puro morbo. El libro Hilos es un libro de duelo y en ningún momento se menciona el trágico suceso, pero está ahí, latente y sangrante. Yo creo que por eso el libro es así, un libro astillado, hecho trizas... como debe quedar uno por el suicido de un hijo, que imagino es la experiencia más atroz que le pueda pasar a un ser humano. Por eso esas acusaciones de frivolidad, de que el libro es un timo que he visto por algún lado... antes conviene saber el contexto e intentar comprender, desde la empatía, el dolor del otro. He visto a gente llorar en una lectura de Chantal, y eso no se consigue a base de frivolidad. Y corto ya que me estoy enrollando.

Quería añadir que la contracrítica que le dedicáis a Olvido -por cierto, muy amiga de Chantal- es una pequeña obrita maestra. De lo mejor que puede leerse no sólo en este blog, sino en cualquier blog. Impecable.

Un abrazo y seguid siendo tan filibusteros (o filibustera, sospecho que eres chica y solo una) como siempre. Por aquí seguiremos leyéndoos.

Ben Clark dijo...

Lobito,
¿Endecasílabo Homini Lupus? No lo creo. Afortunadamente la 'poesía española' que usted menciona no se encuentra representada de forma justa en los premios Hiperión... Yo te recomendaría que investigaras más,Lobito: hay mucho cordero descarriado por ahí que no utiliza endecasílabos!.

De todas formas, y ahora un poco más en serio, si nuestro mayor problema fuera el decidir escribir o no con endecasílabos -que, por cierto, tampoco son BigMacs- yo creo que nos encontraríamos ante un debate interesante y agradable, digno de ser empapado con Ribera de Duero. Este otro debate, en cambio, el debate que ocupa este blog contracrítico, es un debate farragoso y ciertamente estresante. Ya quisiera yo tomarme algo con usted, amigo Lobo, y que nos insultaramos a carcajadas con endecasílabos blancos.

Ojalá que la forma fuera el fondo/
de todos los problemas que tenemos.

Salud!

Addison de Witt dijo...

Hola,

Gracias por tu comentario, Ander. En realidad no somos uno ni una, aunque algunos piensen lo contrario. No creemos en el número uno, un dios, un presidente, un premiado, un jefe de estado, un novio...Es una obsesión la de la especie humana por el uno que no compartimos. Y además es aburrida, ¿no?.

Ben tiene razón. Somos unos cuantos los descarriados que no escribimos en endecasílabos, no porque sea una importación italiana, también lo es el belén de navidad y todo el mundo lo encuentra tan español que la única aparición del jefe del Estado cada año es con el belén al lado, sino porque a estas alturas de la ciencia métrica, seguir como hace 500 años nos parece... Ojo, que respetamos los señores que lo hacen, pero la métrica clásica se la han cargado a nivel teórico-experimental y algunos parecen no querer darse cuenta.

Respecto a la macdonalización, Lobito, hace tiempo que llegó a nuestro país gracias a que los dos partidos que se alternan en el poder tienen la misma política económica, con muy pocas diferencias. Pero lo peor no es la brutal redistribución de renta que ha habido hacia el capital frente a las rentas del trabajo en los últimos 25 años. Lo peor es que vamos hacia la chinización, que es un capitalismo todavía más brutal que el americano. Nos hemos salido de blog. Perdonar.

Y Ben, que este blog no te estrese, por favor. Tomate unas cañas a la salud de la poesía. Y disfruta de Ibiza tú que puedes. Qué envidia.

La gente está muy cabreada, sobre todo con lo ocurrido con el premio Melilla. Tampoco es una novedad pero bueno...Nos hablan, se quejan, maldicen y claro, no podemos decir quienes somos. Deberíamos hacer una fiestas de carnaval y relajarnos todos mucho...

Besos (esto lo escribió una chica, no "la" chica)

Anónima dijo...

Voy a dejar una última perla antes de irme para animar esto un poquito más.

Ander, si es verdad lo que comentas de que Chantal y Olvido son muy amigas, a lo mejor eso explica el salto que da Olvido desde una pequeña editorial a nada menos que Tusquets. Sus anteriores libros también eran buenos, ¿no?.

Lo que espero es que ahora no comencemos una nueva época de amistades, como la que vivimos en los 90 entre los Montero, Benítez Reyes, Marzal, Gallego, etc que eran tan amigos que hasta, casualidades, se copiaban premios.

Lo digo no sólo por Olvido sino también porque Miguel Galanes, su marido, tiene más amigos que el relaciones públicas de Pachá.

Vale, Chantal y Olvido son mejores que los señores de la experiencia pero eso no les da patente de corso. Así que espero que sigan escribiendo tan bien pero que no copien a sus colegas. Por favor, las chicas no hacemos eso :p

Y por último, he visto libros dedicados cariñosamente al último premio Melilla en un mercado de 2ª mano muy popular de Madrid. Esas cosas, querido señor, son muy feas. No están prohibidas ni son delito pero son feas. Si no le caben en su casa, regalelos a una biblioteca o a una ONG. ¿Los poetas no eran personas sensibles?.

ander dijo...

Hola anónima:

no estaba insinuando una amistad mafiosa entre ambas autoras. Por lo que sé es una amistad per se, al margen de su trabajo y afinidades poéticas. Tanto Chantal como Olvido dieron un salto desde editoriales relativamente modestas a Tusquets, pero alegar compadreo es resignarse al móvil más simple. Más bien parece que esos libros gustaron a la editorial por la calidad de los mismos. Y Olvido era una poetá magnífica antes del premio, y lo seguirá siendo con y a pesar del premio.
A veces hasta la gente buena en su trabajo y honrada resulta premiada, qué le vamos a hacer. Ésta es, al menos, mi opinión.

Lo que señalas en el último párrafo es una cosa bien triste... siempre se ven cosas así en tiendas de segunda mano o rastros. Me espeluzna que alguien venda de saldo un libros con dedicatorias de gran contenido sentimental, no me lo explico... y en este caso en concreto, además, clama al cielo. Sin más comentarios, un saludo

Anónima dijo...

Hola Ander,

Hombre, ya sé que no hay una amistad mafiosa entre ambas. Esa palabra es muy fea. Lo que quería decir es que es muy posible que Chantal ayudara a Olvido a entrar en Tusquets. A ver, si yo publicara en Tusquets y tuviera un amigo que creyera que tiene la calidad suficiente para publicar en esa editorial (y ojo que Tusquets también ha publicado a los Montero, Marzal, Benitez Reyes y demás amigos que no es que me entusiasmen precisamente), seguro que hablaría de ella en la editorial e intentaría que la publicaran. Eso no es mafia. Creo que entra dentro de lo normal de la amistad. Y de lo justo o injusto que tiene la propia vida. A lo mejor, y digo a lo mejor, si Chantal no hubiera ganado el nacional y fuera amiga de Olvido, ésta no habría publicado en Tusquets y no sería ahora tan conocida ahora mismo. Seguiría con su pequeña editorial autoeditándose (si no me equivoco, varios de los libros de Olvido eran de una editorial que tenía con su marido). Sería tan buena poeta como es ahora pero sería conocida por un 10% de la gente que la conoce ahora.

Y esto quiere decir también que es muy posible que existan unos cuantos poetas que no tienen la suerte de publicar en una editorial con la brutal fuerza de distribución de Tusquets, su mayor fortaleza, y que pueden ser tan buenos como los mejores nacionales.

Y respecto a lo de vender los libros que recibe en su casa dedicados por poetas humildes, creo que define al personaje por si sólo.

Otro saludo para ti.