domingo, 14 de octubre de 2007

El Cultural, segunda semana de Octubre 2007. Crítica

Una sola crítica esta semana de poesía en El Cultural a parte de ensayo sobre Manrique, interesante pero que por su contenido no es criticable para nuestra página. Por cierto, Babelia va a hacer cambios. Será interesante ver si El Cultural reacciona.

El libro de esta semana en El Cultural es La errancia, The Errancy, de Jorie Graham. La crítica la realiza Ainhoa. Publica DVD Ediciones. Julián Jiménez Heffernan traduce. DVD suele tener un buen trato en El Cultural.

Independencia de la crítica en este caso: 5 / 10

Ainhoa hace una labor bastante descriptiva del libro, en la que resulta impresionada no se sabe si por la calidad de la poesía de Jorie o por su vasta cultura. De nuevo surgen comparaciones superlativas con Eliot, Shakespeare, Whitman, y sólo para decir "sí" nos nombra el famoso diálogo del Ulises de Joyce. Qué decir que no hayamos dicho ya.

La foto de Jorie, por cierto, podía ser mucho más actual. Que manía de editoriales y prensa de quitar décadas a los escritores para no se supone bien qué.

Conocimos casi de casualidad, gracias a un comentario del afilado y también anónimo Juan Palomo, a Jorie Graham, cuando la leímos hace unos meses en una antología de poesía norteamericana contemporánea más que recomendable a pesar de su título: La Diferencia entre Pepsi y Coca-Cola. Inmediatamente compramos por Internet, entre otros, los dos libros de Graham que aparecían en dicha antología: The Dream of the Unified Field: Selected Poems 1974-1994, que fue Pulitzer del 95, y Overlord. Ambos libros son claramente mejores que The Errancy, pero sin duda todo lo que escribe esta señora es interesante.

Jorie Graham es profesora de retórica en la Universidad de Harvard, es una erudita y sus poemas son excelentes. Como aviso, no es una poeta fácil. Es una poeta bastante difícil, en la que cada poema es un mundo propio que hay que descifrar, y en el que sólo segundas o terceras lecturas comienzan a desvelar la enorme profundidad y carga lírica de esta poeta, condenada a los círculos más selectos de la poesía por su hermetismo, sus largos versos, sus yuxtaposiciones y una retórica complejísima que, en su invisibilidad, da idea de la categoría poética de esta señora. Quizás, por el lado negativo, tanto virtuosismo y tanta técnica oscurecen a veces el lado más humano de su poesía, que en ocasiones resulta fría, distante, como si fuera un ejercicio de un universitario con un cerebro privilegiado e insondable.

En cualquier caso, libro recomendable, bien editado, con una traducción complicada que salva Julián Jiménez Heffernan.

Valoración de La errancia: 7 / 10

También recomendable, y con una buena crítica de Francisco Díaz de Castro, el ensayo de José María Ortega Cézar sobre la influencia de ese poeta brillante llamado Jorge Manrique en la poesía.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vais a tener que utilizar la psicología negativa o a este paso sólo va a haber una persona haciendo crítica en El Cultural. ¿Dónde está el resto de críticos de este medio?. ¿Ahora esta señora hace literatura inglesa, norteamericana, española, latinoamericana?. Impresionante.

Anónima dijo...

El rumor es que ha cierto malestar entre los crítico de El Cultural por este tema y algunos otros. Veremos si hay cambios.